9

El Running a la RAE ya!


El año pasado la RAE (Real Academia Española) cumplió 300 años. Desde 1713 se encarga de regularizar la lengua española promulgando normativas de unidad idiomática. La RAE se hace famosa en los medios cada vez que en alguna de sus reuniones decide actualizar su diccionario con palabras cotidianas usadas ampliamente. En Octubre por ejemplo entraron palabras como tuit, tunear o mileurista. Es decir, se precia de ser una institución que está cerca de los ciudadanos para incluir en su diccionario palabras que se usan habitualmente.

Vivimos dentro de una absoluta burbuja runner. Pan runner, libros de running, casas comerciales cuyas ventas crecen a dobles dígitos cada año, aumento de ventas de GPS, dorsales que se acaban en minutos, carreras que baten récords de inscritos año tras año, etc. Cuando empecé a correr hace ya más de 20 años, a mi parque habitual ibamos tres, hoy casi hay que pedir hora. Seas o no corredor, las palabras RUNNER y RUNNING se han convertido en términos cotidianos. Cualquiera sabe hoy lo que es un Runner o lo que es el Running. Cualquier tienda de deportes tiene sección de Running, algo que antes no existía. El cuñao que pasa las tardes en el bar, tu madre, tu abuela, tu vecina, todos saben lo que es el RUNNING

Es cierto que desde que Frank Shorter ganara la Maratón Olímpica de 1972 y comenzara el primer boom del running, este deporte a nivel popular ha cambiado de nombre. Primero fue footing, luego jogging y ahora Running. ¿Y a qué viene toda esta historia sobre academias de la lengua, runners y running? Pues a que nuestra querida RAE se ha quedado desfasada y no ha incluido la palabra RUNNING en su diccionario.

¿Pero cómo? ¿qué Running no está en el diccionario de la RAE? Pues no, puedes buscarlo en su página de internet y te dirá que no existe. Lo peor del caso es que las palabras JOGGING Y FOOTING sí existen. ¿Cómo? ¿que sí incluyen términos desfasados y que hoy se utilizan casi como peyorativos (jogger y futinguero)? Pues sí.

Para la Real Academia de la lengua el RUNNING no existe. No sólo es que no esté incluida en el diccionario, sino que al menos yo no he encontrado sinónimo que represente lo que es el RUNNING con exactitud. La RAE define footing y jogging como "paseo higiénico que se hace corriendo con velocidad moderada al aire libre"


¿Higiénico? Hombre, muy higiénico no sé si es. Como haga calor y humedad y vayas resfriado lanzando mocos por la nariz ya verás si es higiénico. ¿Con velocidad moderada? Según la RAE si siempre corres con velocidad moderada eres un jogger o futinguero. No lo he dicho yo, lo dice la RAE. ¿Y al aire libre? Pues los que corren en cinta dentro del gimnasio no son ni joggers, habrá que buscarles otro nombre.

Parece evidente que la RAE se ha quedado desfasada para describir lo que es el RUNNING, seguramente ninguno de ellos corra y no tengan la sensibilidad hacia nuestro deporte de mejora, superación y bienestar físico. ¿y qué podemos hacer para que el Running sea incluido en la próxima revisión? Pues enviar un email a unidrae@rae.es solicitando la entrada de las palabras RUNNER y RUNNING y explicando que son términos actuales. Yo al menos lo voy a hacer. Por un tratamiento justo para el RUNNING, a la RAE ya!

33

I Maratón de Santa Cruz de Tenerife: Mi crónica




Que se anuncie una nueva Maratón en la región donde vives siempre es una gran noticia. Es una organización compleja la que hay detrás de una carrera de este tipo, además de la incertidumbre de número de inscritos y apoyo popular. En este sentido, tanto en apoyo de la sociedad como en participación, creo que Tenerife ha pasado la prueba con éxito para ser una primera edición. Es una carrera modesta, sin cajones organizados, sin puntos kilométricos, sin excesivo número de voluntarios en la calle, pero desde fuera se percibe la ilusión y el cariño de los organizadores. Las carencias y fallos suelen ser habituales en primeras ediciones, fáciles de mejorar y pulir. Lo importante es que saliera el proyecto y éste ha salido. Tenerife necesitaba una Maratón.

Cuando se anunció ya estaba apuntado a la maratón de Munich sólo cuatro semanas antes. Pero dejar pasar esta primera edición no era opción. Me armé de valentía, me beneficié de los 15€ de oferta de lanzamiento para los 42K y me dije que ya se preocuparía el futuro. Y el futuro llegó. Desde Munich había tenido una semana de descanso total, un par de semanas donde corrí algo incluyendo la Media Maratón de LPANightRun y una semana de tapering. Obviamente iba a correr Tenerife con las rentas del plan anterior.

Además de una celebración deportiva, el fin de semana se convirtió en una celebración de amistad. Nos juntamos muchos corredores de Gran Canaria que viajábamos para correr, era la oportunidad para coincidir también con muchos corredores de otras islas a los que vemos muy poco, sólo en ocasiones como esta.


Al matadero se va con el estómago lleno


La tarde nos dió la bienvenida a Tenerife con lluvia y fresco. Tiempo ideal (para ser Canarias) para correr una Maratón, pero corríamos al día siguiente y podía cambiar. De esta forma los primero que hice al levantarme el domingo de la carrera fue mirar por la ventana. No había rastro de nubes, las lluvias de la tarde anterior habían sido un espejismo. Había amanecido un día magnífico para rodar un spot turístico de Tenerife, pero no necesariamente para correr.

"¿Son cosas mías o el día ha amanecido soleado?"
Vamos al meeting-point y todo son risas y fiestas hasta que nos damos cuenta de que son las nueve de la mañana y ya el calor aprieta.

La inocente felicidad de no saber lo que nos espera
Hace algunos días me preguntaron por mi lista de reproducción musical para esta carrera. Con tantas canciones que sonaron en mi ipod, ha sido fácil utilizar algunas de ellas para identificar puntos kilométricos concretos. ¡Ladies and Gentlemen, mi Maratón de Tenerife!

Salida: Crazy Train (Ozzy Osbourne)
Estamos colocados en los cajones imaginarios (no existían). En un momento dado nos hacen apartarnos para que desfile una comparsa que anima a ritmo de carnaval y hace que la espera pase rápido antes de que me vuelva a subir al "Crazy train" de los 42K. Será mi maratón número 13. Además, terminando Tenerife obtendría la "triple corona", las tres maratones de las Islas Canarias completadas. La estrategia la tenía muy clara. Hace sólo cuatro semanas que había finalizado otra maratón, así que esto va a ser hoy una tirada larga donde se te va un poco la mano. No pienso bajar de 5 min/km en toda la carrera.

Pero hay un detalle que nos preocupa y que comentamos. Hace calor, estamos sudando sin empezar a correr. La carrera empieza a las 9:30 (tarde para el corredor, temprano para el público) y ya cae la gota gorda por el rostro. Quizás en la Media no se note mucho, pero en la Maratón puede ser demoledor. El sol quema a esa hora hasta el punto de que sería necesario ponerse crema protectora (que yo no llevé). Dicen que si en la salida de una maratón ya notas calor, los últimos kilómetros van a ser un infierno, y aquí se cumplió esta máxima.

Km 2: Bad Medicine (Bon Jovi)
No hay demasiados corredores y la carrera se abre pronto. Unos mil corredores en total entre Media y Maratón. La campaña de oferta inicial con precios escandalosamente bajos (15€ para Maratón) ha tenido posiblemente el efecto "Easy Comes Easy Goes" donde muchos se apuntaron a ver si llegaban y no se presentaron. Hay 300 no presentados. Yo me aislo de las alegrías del resto de corredores y pongo el piloto automático sobre los 5 min/km sin obsesionarme mucho. La carrera es muy larga. Me gusta correr maratones, es como una Bad Medicine.

Km 5: Dancing in the Street (David Bowie and Mick Jagger)
Hemos pasado ya las cuestas de la muerte (6% de desnivel durante 400 metros entre otras) y estamos en la parte más urbana del recorrido. En las cuestas intenté no cebarme e ir pendiente del nivel de esfuerzo. Queda mucho, vamos bailar en la calle durante muchos kilómetros.

Este es el perfil criminal de la primera vuelta de la Maratón. Hay que repetirlo.

Km 8: Till the World Ends (Britney Spears)
Sobre el kilómetro 8 salimos de la zona urbana en dirección a San Andrés. Nos queda una recta interminable en falso llano que pica para arriba durante seis kilómetros. Voy eufórico y choco las primeras manitas de los voluntarios. Sigo a mi ritmo de 5 min/km y tengo la sensación de poder seguir así hasta el fin del mundo.

Km 10: Hey Ya! (versión Supersuckers)
Miro a mi derecha y veo un señor que calculo debe de tener por encima de 60 años. Va a mi ritmo. Le miro el dorsal y es de color rojo. Hey Ya! está corriendo la maratón. Paro el ipod y hablo con él.

- ¿Qué número de Maratón está haciendo?
- La diecinueve
- Mis respetos
 
Km 15: Barco a Venus (Mecano)
Este es un kilómetro psicológico porque damos la vuelta en San Andrés. Llegado a este punto me digo que cuando esté aquí en la segunda vuelta ya sólo quedarán unos seis kilómetros hasta la meta. Pero vamos poco a poco, ni nadie ha ido a Venus en un Barco ni nadie ha considerado una maratón controlada en el kilómetro 15.

Km 18: Fighting the World (Manowar)
Los kilómetros pasan y casi ni me entero. El sol sigue pegando en la piel y sé que eso está haciendo que parte de mi sangre que debe transportar oxígeno va a la piel a refrigerarla. Las sensaciones son buenas, he salido a ritmo conservador. Seguimos luchando.

Km 21: Pégate a mí (Loquillo)
El paso por la media es el momento de hacer control de riesgos. No tengo daños aparentes, voy bien de caja. Miro hacia adelante y sólo veo el asfalto solitario. Es la hora en que los héroes, los maratonianos comenzamos la segunda vuelta. Hacia adelante sólo veo la soledad del corredor de fondo (Hay unos 290 maratonianos repartidos en 42 kilómetros). Pero he tenido suerte, he encontrado a un corredor que va a mi ritmo, un oasis es este pozo de soledad en el que se va a convertir la segunda vuelta. Me pego a él y sigo tirando.

Km 25: Don´t stop believin´ (Journey)
Una vez pasas la media hay que contar hacia abajo, miras lo que te queda, no piensas demasiado para que los kilómetros pasen pronto. He superado el tramo de "cuestas de la muerte" y ahora queda lo más fácil. Este segundo tramo de cuestas se me ha clavado en los cuadríceps como puñales, pero se ha superado. Continúo con mi compañero accidental (luego me enteraría que lo sigo en Twitter y no sabía que era él).




Km 28: Wild is the Wind (Bon Jovi)
En el 28 ya empiezas a pensar que no queda tanto, que lo que falta es una salida cualquiera, que lo superas. Pero las sensaciones no son iguales que al principio. A pesar de ir reservón y a ritmo fácil para mí, los kilómetros pesan y la carrera se está convirtiendo en algo salvaje. Pasamos por contrameta y sigo, pero ver caras felices de corredores de la Media y 8K que ya han acabado, y las terrazas llenas en un día fantástico de sol, hace que sea duro continuar desde el punto de vista psicológico. Continuamos.

Km 31: Hit me with your best shot (Pat Benatar)
Las piernas pesan, no puedo seguir el ritmo de nadie, llevo un rato donde ya no puedo bajar de 5:15 min/km. Estamos en zona donde la carrera pica hacia arriba durante varios kilómetros. Muscularmente no tengo demasiadas fuerzas. Es el muro, me ha dado con su mejor golpe. Sabía que esto podía pasar, me digo que soy gilipollas, que si me gusta sufrir. ¿pensaba que se puede correr dos maratones en un mes entre risas? El sufrimiento acaba de comenzar y lo peor es que sé lo que me queda, ya he pasado por aquí.

Km 33: Every Rose has its thorn (Poison)
Estoy en medio del muro, tengo que hacer paradas para caminar. El falso llano en el que me encuentro es el Tourmalet para mis piernas. La Maratón tiene estas cosas, es bonita de correr pero tiene su espina. El sol aprieta cada vez más. La combinación de perfil duro y día de calor excesivo está haciendo mella en todos. El 90% de los corredores que veo tanto hacia arriba como los que vuelven hacia abajo tienen que caminar a ratos. Únicamente los 7-8 primeros de la clasificación que ya he visto bajar iban corriendo, el resto debe caminar. Esta imagen no la he visto nunca en ninguna de mis 12 maratones anteriores.

Km 35: Somebody Save Me (Cinderella)  
Comencé haciendo paradas breves caminando, pero ahora las paradas deben ser un poco más largas. Hasta el final va a ser un Ca-Co (caminar correr) contínuo. Todos lo hacemos, nadie me pasa, no paso a nadie. Estamos en una caravana de cadáveres. Los avituallamientos parecen de montaña, con una decena de corredores parados bebiendo y buscando descanso. En el último avituallamiento me bebí una botella de 33 cc. de un sólo sorbo. No hay nadie para ayudarme, lo que queda es pura cabeza.

Km 36: Sunday Bloody Sunday (U2)
Está siendo un domingo sangriento verdaderamente. Hay muchos corredores que he visto retirarse. Otros caminan torcidos, como zombies. El calor y el perfil nos está destrozando. Casi todos caminan y trotan a ratos. Yo ya no puedo trotar más de 500 metros seguidos antes de parar de nuevo.

Km 37: No Fun (Sex Pistols)
Un poco delante mía una chica casi se cae al suelo retorciéndose de dolor. Los servicios médicos están muy cerca y acuden. Esto no es divertido.

Km 38: If you have ghosts (Ghost)
La cabeza no piensa con claridad como al principio. Debo tener bastante mala cara porque Protección Civil me ha mirado con gesto serio y me ha preguntado si voy bien. Les he dicho que sí sólo porque quedan cuatro kilómetros, porque es evidente que no voy bien. La carrera sigue pareciendo una caravana de fantasmas.

Km 39: Los rockeros van al infierno (Barón Rojo)
Los pensamientos de que el muro me dió duro por correr dos maratones en un mes ya han desaparecido. Todos estamos igual, aunque hubiera llegado fresquísimo también hubiera caído. Hablas con el de al lado que camina igual que tú, el te anima y tú le animas. A ratos tú adelantas mientras trotas y a ratos te adelantan, pero  nadie corre seguido hasta el final. El sufrimiento en común une más que la alegría.

Km 40: Remedy (Black Crowes)
Quedan sólo un par de kilómetros hasta el final, esto sería como un calentamiento cualquier día, pero hoy es una distancia que aún parece casi insalvable. No puedo correr seguido más de 300 metros sin parar. Hace ya rato que cuando llego a 300 metros comienzo a hiperventilar y me preocupo. Me da igual llegar cinco minutos antes o después, mi mentalidad ahora es de finisher, sólo pienso en terminar. Queda poco o mucho según como se mire y no hay otro remedio para este sufrimiento que avanzar.


Km 41: Magic Touch (Aerosmith)
Estamos a mitad del kilómetro 41. Hay algo de sombra por los árboles de la Avenida Anaga. A pesar de que no he podido correr en los últimos 2-3 kms más de 300 metros seguidos, ahora saco mi toque mágico y enfilo meta como puedo. A correr hasta el final, el público hará que no me pare.

Llegando a meta

Meta: Saved by the Bell (Backyard Babies)
He llegado a meta, me ha salvado la campana. Los últimos 10 kilómetros han sido muy duros, todo el mundo caminaba-corría. El sol y el perfil han dinamitado las esperanzas de los maratonianos de hacer un buen crono. Yo he hecho 3 horas y 52 minutos netos, más de media hora que hace un mes. Hay gente que se ha ido más de una hora por encima de su marca normal en maratón. Estoy contento por haber luchado. Hoy hemos hecho historia en la Maratón de Santa Cruz de Tenerife.


Epílogo: Con algo más de fuerzas después de ducharme y mientras tomaba un refresco en una terraza a 300 metros de meta, veía entrar a los últimos maratonianos de la carrera. Pensaba que esos corredores llevaban casi cinco horas sufriendo el asfalto y el sol y me me erizaba la piel. Todos somos compañeros en esto, independientemente del tiempo. Hoy hemos sufrido todos y el sufrimiento une.

La carrera fue una debacle total. Sólo 233 finishers en la Maratón con un porcentaje de abandono en carrera de un 20% (lo habitual es un 5%). El porcentaje de abandonos es como si en Madrid o Valencia abandonan 2.000 corredores, una barbaridad. Es una Media bonita y entretenida pero una Maratón demoledora si hay que dar dos vueltas. Las nueve y media es tarde para comenzar si toca un día de calor como el que tocó. La carrera debe ser algo más "friendly" si quieren que crezcan los inscritos a la distancia reina.

Dentro de la debacle, mi carrera no fue tan mala. A pesar de ir muerto, adelanté 30 puestos del km 21 al 35. Fuí mejorando posiciones desde la Media hasta el final, mi posición en carrera fue siempre en progresión. Es decir, yo iba muerto pero el resto también y un porcentaje muy alto más muerto que yo. Un 20% de abandonos en carrera es demasiado se mire por donde se mire.

En cuatro semanas he hecho dos maratones. En los últimos 12 meses me he cascado cuatro maratones, siendo tres de ellas las tres maratones canarias: Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife. Tres maratones muy duras sólo por la climatología, pero la triple corona ya está en casa y soy feliz. No sé si hay alguien más que tenga las tres completadas, sólo pudo ser alguno de los 233 finishers de ayer. A falta de majors, bienvenida sea la triple corona maratoniana canaria.

La mente viene de fábrica preparada para olvidar lo malo. El dolor durará unos días y luego se irá y sólo recordaré un fin de semana fantástico. Esta Maratón hay que cuidarla para que continúe creciendo.

Nos volveremos a ver pronto, y lo sabes

12

Nuevo récord del mundo de la Beer Mile


Es muy gratificante escribir sobre  un nuevo récord del mundo, en especial cuando es uno tan caro de batir como ha sido este. Hacía 17 años que no se rompía el récord del mundo de la BEER MILE femenino. 

Chris Kimbrough, de 44 años y madre de 6 hijos ha mejorado el récord del mundo de la BEER MILE femenino en 13 segundos, obteniendo el 2 de Noviembre un impresionante 6 minutos y 42 segundos, mejora realmente notable para una distancia tan corta. El antiguo récord se había conseguido en 1997. Esta competición que comenzó entre universitarios en Canadá, se ha hecho cada vez más popular y ya compiten incluso atletas de élite.


Si alguien tiene interés en saber las reglas, las tiene en este link Básicamente son cuatro vueltas a la pista donde antes de cada vuelta debes beberte una cerveza de lata. Esto que parece fácil, te confirmo desde la experiencia que no lo es. Cuando vas a tope la última vuelta sólo tienes ganas de vomitar. 

Cuando estaba en la universidad organizábamos como parte de unas "jornadas deportivas", un BEER CONTEST. Bebías un litro de cerveza lo más rápido posible e ibas pasando rondas. El que ganaba tenía que haber pasado 5 o 6 rondas eliminatorias. Era usual terminar y vomitar todo allí mismo. Como anécdota, el ganador de un par de estos concursos, mi amigo Conrado González, es hoy maratoniano y está a punto de correr en San Sebastián. Como moraleja, estos concursos de cervezas y el Running están muy conectados y son para tipos duros. Así que todos esos grupos de amigos runners a ir a la pista más cercana y organizar una competición de estas, es muy divertido.





Así que todos mis respetos a esta corredora, Chris Kimbrough por batir ese récord tan complicado. Estas competiciones son usualmente para chicos de 20 años que corren en pista, y Chris con 44 años (y seis hijos) ha dado un tremendo golpe de autoridad. Chris es corredora master y estuvo incluso clasificada para los trials de Maratón en 2008 donde quedó en el puesto 39.

Chris acudirá ahora a los campeonatos nacionales de BEER MILE. A pesar de que muchos le dicen que entrene con agua, ella no está muy segura de que sea el entrenamiento adecuado y prefiere hacerlo con cerveza real. Una chica dura. Mis respetos a Chris Kimbrough.

Si alguien tiene interés en ver el récord del mundo de BEER MILE, aquí está el video.


 

13

Hey Soul Sister


Tengo una hermana que vive en Madrid. Lleva allí casi 25 años. Fuimos a estudiar juntos y se quedó, yo volví. Viene bastante a Canarias, pero en cuanto está unos días ya desea volver de nuevo.

Con 18 años era buena jugando al squash. El padel aún no estaba de moda. Competía en campeonatos, llegó a estar en la selección de Canarias. Una vez me regaló un chándal de la selección de Canarias de Squash y yo lo llevaba a los campeonatos universitarios que yo jugaba en el club Castellana en Madrid. Era un club de pijos, así que nos ponían los partidos los viernes a las 10 de la noche, cuando ya no quedaban pijos jugando. La hora nos daba lo mismo en aquella época, yo iba con mi chándal. Era postureo simplemente porque yo nunca estuve en ninguna selección de nada. Pero era pura estrategia. El otro equipo como pensaba que yo era un crack me ponía un paquete a jugar porque daban el punto por perdido y así ganaba mis partidos. Eramos 5 y teníamos que ganar 3 partidos.

Mi hermana dejó de hacer deporte con 18-20 años. Nunca más hizo nada. Cogió algo de peso. Ha hecho infinidad de dietas. Comenzó a fumar también. Nada inusual, lo hace mucha gente. En mi casa el máquina es mi hermano. Sub-3 en maratón, 7 ironmans, infinidad de podios en carreras de montaña. Hoy hace barranquismo y nada. De ha aburrido de la marquitis. Está dando la vuelta a la isla de Gran Canaria a nado. Por etapas, claro. Mi hermana desde que fue a Madrid siempre ha estado a la cola en lo que a deporte se refiere.

El otro día vino y me dijo que estaba corriendo. Había empezado a correr para mantener peso y hacer alguna actividad. Fue una sorpresa, no nos lo esperábamos, simplemente sucedió. No nos pidió consejo. Como no tenía ni idea de por donde empezar, se apuntó con un entrenador personal en el Retiro. Va tres veces por semana. El entrenador al parecer es muy bueno, dirige grupos de entrenamiento de diferentes niveles y para diferentes distancias. Parece que se ha enganchado.

Los grupos de entrenamiento y los personal trainers no son para mí. Yo crecí como corredor siendo un cowboy solitario y así moriré. Pero reconozco las ventajas de los grupos de entrenamiento, todo el mundo no tiene 20 años para encontrar su camino como los tuve yo. 

Mi hermana comenzó a correr-caminar. Cuando corría lo hacía muy lentamente. Ahora va tres días al Retiro con su grupo y uno más en solitario a hacer deberes de Running. Técnica de carrera, progresiones, estiramientos, un poco de todo. Si ella puede todos podemos. El otro día me dijo orgullosa que había aguantado un entrenamiento de 58 minutos. Me hizo sentir orgulloso también a mí. 

23

Fórmula Daniels para corredores


Pasé corriendo como jogger desde los 16-17 años hasta que tuve los 35 aproximadamente. Corría simplemente porque me gustaba, unas 3-4 veces por semana sobre 45 minutos y siempre al mismo ritmo. Fuí especialista durante muchos años en lo que se llama ritmo EASY. Quizás por haber hecho tantos miles de kilómetros suaves construí una base sólida para nunca lesionarme después.

Es una historia larga, pero un día sentí "la llamada" y decidí correr más distancia. Hice tres o cuatro Medias Maratones y me estrené en un trail de 42 kilómetros de forma bastante imprudente. Acabé a duras penas y entonces me propuse hacer una maratón de asfalto, pero bien entrenado, siguiendo un plan.

En aquel momento no tuve acceso a grupos de entrenamiento o a uno de esos personal trainers que veo en mi parque cada noche, era la época pre-burbuja, así que busqué en internet algún libro que pudiera hacerme de entrenador y dí con DANIELS RUNNING FORMULA. Tuve suerte al dar casualmente con este libro porque podía haber dado con alguno de autoayuda barata de Josef Ajram o de alguna celebrity de la prensa rosa #atopedepower y convertirme en un cuqui-runner.

Cada uno tenemos una forma de aprendizaje diferente. Unos prefieren preguntar a otros, otros probar consigo mismo, etc. A mí me gusta leer, releer y seguir lo que hacen los expertos. Este libro fue de gran ayuda. Escrito por Jack Daniels, un fisiólogo americano del ejercicio de la antigua escuela formado en Suecia. Ha dirigido a corredores olímpicos. Hoy ya es bastante mayor y se ha vuelto a hacer famoso recientemente por entrenar al maratoniano Ryan Hall. No es un libro de autoayuda ni de historietas runner, es un libro técnico. Como tal hay que releerlo bastantes veces para sacarle todo su jugo. Te explica el por qué de cada entrenamiento e incluye sus famosas tablas que te dan los ritmos de entrenamiento de cada tipo de entreno según alguna marca reciente. Esto me pareció interesantísimo y todavía lo consulto. Y termina con un montón de planes de entreno para distancias desde el 5K hasta Maratón.

Mi copia es una segunda edición (hay tres ediciones) y está garabateado y con páginas sueltas después de tantos años. Pero me gusta así, le da un sentido real y auténtico. Con los años he leido muchos libros técnicos de correr y este sigue siendo mi favorito. Vale mucho la pena. He probado otros planes de entrenamiento, pero mis primeras maratones fueron con Jack.

Si pones en Google "SOSAKU JACK DANIELS"  ta saldrá una pantalla como esta. Hasta seis entradas le he dedicado durante los años, signo de mi respeto por el viejo entrenador.




Hasta ahora el libro estaba únicamente en inglés. Me han preguntado muchas veces si estaba en español y la respuesta siempre era negativa. La buena noticia es que se acaba de editar traducido al español y se encuentra en amazon.es por unos 24€. No me suelen gustar los libros y revistas de Running, pero este vale mucho la pena. Te hará mejor corredor. 

8

The Running Man


De un tiempo a esta parte han proliferado los programas de TV de Running en España. La runner lo aguanta todo por ahora, desde el pan runner (cierto, existe pan runner), revistas de Running de todo tipo, cuqui-carreras a cada cual más absurda, hasta programas de radio y TV de Running. 

He de admitir, que salvo programas técnicos de entrenamiento tipo #almaratonconserrano, no veo ninguno de estos programas de TV. De hecho he perdido la cuenta de los que han aparecido y desaparecido en el último año. Cada vez que he visto uno me ha dado la impresión de perder el tiempo. Me pasa igual con las revistas de Running. Durante una época compré la RUNNERS pero pronto me dí cuenta de que me aburría, se repetían y estaba llena de incongruencias. Existen modos más directos e inmediatos de estar al día de lo que ocurre en el Running (páginas web especializadas, blogs, twitter, facebook).

Habiendo libros maravillosos, películas que no se pueden ignorar, música fantástica y otros entretenimientos culturales, ¿cómo voy a perder mi tiempo viendo programas de TV de Running que pronto desaparecerán?. De vez en cuando buceo en youtube y acabo viendo frikadas maravillosas de todo tipo. Desde conciertos antiguos imposibles de localizar en otra época, colaboraciones extrañas de cantantes, videos raros de Running, capítulos antiguos de alguna serie B americana, capítulos de The Twilight Zone, de Godzilla, etc. Lo último con lo que me he topado es The Running Man.


Esta tontería coreana comenzó en 2010 y ya lleva la friolera de 220 capítulos. Es un show familiar que se emite los domingos en Corea (la del Sur, claro). Comenzó siendo un programa de carreras y gymkanas urbanas para convertirse hoy en una especie de reality. Sus personajes son pequeñas celebrities en Corea.





Han llegado a rodar algunos de los programas en escenarios internacionales como Tailandia, China, Hong-Kong, etc. Los coreanos son muy muy frikis, y tiene cierta gracia verlos hacer el payaso. 


¿Y esto qué tiene que ver con el Running de verdad? Pues nada. Es simplemente un pensamiento sobre nuestra idiotez para consumir cualquier producto que lleve la etiqueta Running encima, desde ropa técnica que no necesitamos, hasta "pan Runner" que no nos va a hacer correr más, o absurdos programas de televisión sobre Running. Correr es importante en nuestras vidas y nos da equilibrio, pero ahí fuera hay un montón de actividades que merecen que le echemos un vistazo.


      

17

LPANightRun 2014: Mi crónica


Venga, hoy tengo ganas de venirme arriba y lanzar una de esas frases lapidarias que adoran los haters para descargar su furia. "LPANightRun es la mejor carrera de asfalto de Canarias, y si no desmiéntemelo". Ya me he quedado a gusto!

En esta segunda edición se ha dado un importante paso adelante en apoyo popular, tanto de corredores como de público en las calles. No hay carrera en Canarias que genere tanto seguimiento en redes sociales ni tanta expectación entre corredores y familiares. Las semanas previas el número de corredores en la calle había escalado de forma bastante notable, parques llenos. Para muchos de los que el sábado corrieron LPANightRun esta era su cita del año, algunos no volverán a correr de forma seria hasta el año que viene, otros se engancharán al mundo de las carreras populares empezando por esta. Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad preciosa de noche, la combinación de fiesta, deporte y nocturnidad le da a la carrera un carácter único de celebración.

Respecto al año pasado mi opinión es que se ha mejorado, sobre todo en respaldo popular. Fallos y áreas de mejora los hubo, pero siempre aspectos de menor importancia como las botellas grandes con tapón en avituallamientos (se tiran casi llenas y cuando tienen tapón al pisarlas pueden ser muy peligrosas. Preferible dar vasos de cartón o botellas más pequeñas sin tapón) o el exceso de oscuridad en la salida/llegada que reduce espectacularidad. Si hoy enviaran un cuestionario de calidad a los corredores estoy convencido que los resultados serían muy positivos. Enhorabuena a voluntarios, organización y patrocinadores.

Recogida de dorsal y bolsa del corredor
Dentro de mi particular reto otoñal de "corra usted dos maratones y una media maratón en 5 semanas", LPANightRun era la etapa dos. Había corrido la maratón de Munich hace 12 días, así que había que tomárselo con calma. Mi objetivo estas semanas es recuperar para llegar a la Maratón de Tenerife con fuerzas y sin lesiones el 16 de Noviembre, así que no quedaba otra opción que tomarme la carrera con mucha calma. Así que pedí uno de los cajones traseros para no molestar a los que quieren correr rápido y se ponen delante.

Esta foto está llena de máquinas, lo digo muy en serio

Aquello era "el infierno", dicho con todo el cariño. Cientos de camisetas naranjas que daban un aspecto de llama diabólica encendida en la noche, cuerpos sudorosos sin espacio para moverse, el infierno de Dante. No cabíamos todos en los cajones. Yo tardé como un minuto en pasar por el arco de salida, que al estar mal colocado en curva dificultaba aún más el lanzamiento de la carrera. Se está quedando corto el espacio de salida para tanto corredor. Me comentaba un amigo que decidió salir al final que tardó unos cinco minutos en pasar por el arco y eso es excesivo para sólo 3.200 corredores, el espacio de salida se queda pequeño.

Pero si para unas cosas era "el infierno" para otras era "el paraiso". Los toyboy-runners, corredores que corren con su pareja, eran visibles por todas partes. Me encuentro un amigo del colegio allí en "el infierno" del cajón 3 y me dice que había venido acompañado pero que su amigo tenía una novia nueva e iba a correr con ella, Toy-boy rules!

Salí tranquilo, robótico, sin dejarme llevar por la adrenalina de los que salen disparados. No había ni calentado, no me era necesario. Además la noche no invitaba a muchas marcas, demasiada humedad, así que no me quedaba ningún remordimiento de marquitis. Utilicé unas cuantas veces el recurso de postureo-runner de "voy tranquilo porque hace 12 días corrí una maratón". Como concepto de postureo-runner es insuperable.

Me asombró el público de los primeros 10 kilómetros. La carrera de 10K pasa por la zona más cerca de meta-llegada y atraviesa por las Canteras que es zona de tránsito nocturo un sábado. Es fácil ir a la salida y luego desplazarse a ver a los corredores en alguno de los puntos de paso. Muchísima gente en la calle, la noche invitaba. No he visto tanto público en ninguna carrera de Canarias. En la zona de Puerto-Canteras casi no cabían en muchas partes del recorrido. Increible!

A pesar de la animación yo iba a lo mío, freno de mano puesto y ritmos cercanos a 5 min/km que me darían 1h:45min. en la Media Maratón. A ese ritmo podía mantener una conversación sin problemas, iba muy bien "de caja" aunque las piernas algo pesadas muscularmente por los excesos de los 42K.

A partir del km 8-9 comienzo a alegrarme un poco y los ritmos bajan a 4:45 min/km más o menos. Del 10 al 15 continúo en progresivo, las piernas respondían bien. Los ritmos mejoran y estoy algunos kilómetros a 4:30 min/km. A partir del 15 volví a bajar velocidad, aquella no era mi guerra. Los kilómetros pasaban muy rápido, la carrera se me estaba haciendo muy corta. En la segunda parte de la carrera hay menos público y menos corredores, pero aún así bastante gente. Para los que estaban en la calle tomando algo como cualquier sábado, la carrera era un entretenimiento más.


Soy el de la camiseta verde.

Y llegamos a los últimos tres kilómetros y voy muy sobrado de gasolina. He guardado demasiado en el tanque. Llevo media hora que no me adelanta nadie, a ratos hasta aumento los ritmos a 4 min/km para probar las piernas y quitar carbonilla. Y así llego a meta en 1:40:08. Primera mitad proyección 1h:45m y segunda mitad proyección 1h:35m. La hago más lenta que la primera media de la Maratón de hace 12 días, objetivo cumplido sin daños.

Carrera fantástica, fresca, divertida, muchísima gente conocida donde algunos ni sabía que corrían. Muchos retos conseguidos. Salí del avituallamiento final cuando se acabó la cerveza, si no es así todavía estoy allí hablando con unos y con otros con la birra en la mano. Esta carrera le da definitivamente vida a la ciudad, el año que viene volveré a participar sin duda.

Y todo son risas en esta crónica hasta que me doy cuenta de que el próximo 16 de Noviembre vuelvo a correr 42K en Tenerife Maratón. Esto es un sinvivir!

 
Hasta la próxima!