3

Marathon, Florida

Welcome to Marathon

Tengo escrito como lugar de estudios en mi perfil de Facebook Marathon High School. En Twitter mi lugar de nacimiento es Maratón (en griego). Son pequeños guiños inofensivos a la que es mi carrera favorita, que tiene como efecto colateral que alguien haya podido alguna vez confundirse al leerlo. 

Hace algún tiempo quise saber más acerca de la ciudad de Marathon y sobre todo me interesaba saber si había alguna historia detrás de aquel nombre. Como esas personas que buscan durante años parientes de los que no saben nada, yo me dediqué a buscar información sobre Marathon en Florida. A pesar de que hay un par de ciudades llamadas Marathon en Estados Unidos, una separada de Athens pocos kilómetros en Wiscounsin, la que yo elegí está en los Cayos de Florida, esa línea de islas paradisíacas conectadas. Allí se encuentra Marathon High School, "home of the Dolphins". Este High School es un instituto absolutamente normal, famoso por tener un buen equipo de fútbol americano juvenil, los Dolphins. 



Marathon se encuentra un poco más al sur del famoso Cayo Largo, que muchos conocerán por la película de Humphrey Bogart y Lauren Bacall. Residen aproximadamente 10.000 personas en Marathon y es un paraiso para la pesca deportiva. En tripadvisor he encontrado incluso una sección con "las 30 mejores cosas que ver en Marathon", destacando un centro de delfines y salidas en barco a pescar. Poco más que hacer por allí salvo tomarte una piña colada en la playa.


En mi búsqueda me seguía intrigando cómo en un lugar a priori tan poco maratoniano como los cayos de Florida, con muchísimo calor y terreno fragmentado y limitado, alguien se le había ocurrido llamar a una ciudad Marathon. Y como en esas novelas en las que parece que la trama se desatasca al final, encontré la respuesta.


A principios del siglo XX (1912) se finalizó el ferrocarril que llevaba el tren de Florida hasta los cayos. Tuvo que ser un trabajo bastante complicado unir aquellas islas, debía ser muy duro ir conectando los railes con buena parte sobre el agua. Los trabajadores tenían que trabajar noche y día debido a retrasos en el proyecto, así que se cuenta que llegaron a decir "esto se está convirtiendo en un Maratón" y llamaron Marathon a la estación más cercana que tenían. Así aquella zona acabó llamándose Marathon.

Me ha parecido una historia preciosa que he descubierto por casualidad, por hacer el tonto en facebook poniendo que estudié en "Marathon High School". Un grupo de trabajadores sudorosos haciendo jornadas larguísimas a principio de siglo en el ferrocarril y uno de ellos se queja de que "aquello parece un maratón" para que 100 años después un tipo al que le gusta correr descubra esa historia de esfuerzo y superación. ¿Qué es si no una maratón sino una historia de esfuerzo y superación?  

Ahora lo suyo es pinchar "Working on the highway" de Springsteen, deleitarse con algunas fotos de Marathon e imaginarse a los trabajadores del ferrocarril trabajando en esta zona a principios de siglo. 


12

Correr es un juego




 

Esta semana he tenido una experiencia diferente relacionada con el mundo del Running. El padre de unos alumnos del colegio Jaime Balmes, que además es un gran corredor y maratoniano, consideró que podía ser interesante que los niños recibieran una charla sobre nuestro mundo del Correr y pensó que yo podía darla. Y ante un reto como este no me podía negar.

Durante algunos días pensé qué clase de información podía darles a niños de 12 años. Obviamente nada muy técnico, muchas historietas, anécdotas, fotos de carreras, todo con un trasfondo de los valores del esfuerzo y el trabajo y la mirada del largo plazo.

Lo cierto es que iba con cierto respeto. Con 12-13 años los niños entran en esa etapa donde comienzan a pasar de todo. ¿les interesaría lo que les iba a contar? ¿prestarían atención? Esto no es fútbol ni baloncesto. 

Comencé preguntándoles yo a ellos. Quería saber el conocimiento y hábitos de la audiencia que tenía allí. ¿quién hacer deporte? ¿qué deportes? ¿quién lo hacía y lo ha dejado? ¿por qué practicamos deporte después de clase?. Hay una estadística que dice que el 40% de los niños de 12-13 años no hace deporte, si lo hicieron antes un porcentaje alto comienza a abandonarlo a esta edad. 



Preparé una presentación de powerpoint para que sirviera de guía y captara su atención con fotos, anécdotas, etc. La títulé "Correr es un juego" que creo definió bien el concepto global que pretendía trasladarles. Esa idea con la que crecimos todos de que correr era el castigo cuando te portabas mal en clase de gimnasia es algo que sabemos no tiene demasiado sentido.

La charla transcurrió entre los beneficios del deporte, el trabajo duro mediante la explicación de la teoría de las 10.000 horas de Ericsson, las diferencias entre deporte y educación física, pequeñas historietas sobre por qué corremos en sentido contrario a las agujas del reloj, por qué algunos animales no necesitan correr y a nosotros nos hicieron corredores, historia del Running como el porqué de la distancia de la milla o la historia de la maratón, etc.

Creo que supe captar su atención. Sus caras mostraban interés, preguntaban de forma inteligente y me sorprendió que algunos había corrido con sus padres la sansilvestre, carreras benéficas, etc. Conocian algunos la Transgrancanaria, la Transvulcania, etc. Eso de ir corriendo a través de las montañas grandes distancias llamaba mucho su atención.

Les hizo mucha gracia el sobrenombre de "Súper Paco" cuando hablamos del gran Paco Contreras, nuestro corredor de 77 años. Y de todos los tipos de carreras que comentamos (pista, asfalto, trail, temáticas, etc.) la que más les ilusionó fue la Spartan Race. Eso de saltar obstáculos y arrastrarse por el barro les llamó mucho la atención a los niños. Llegaron a preguntar si existía versión de niños en la Spartan Race y les contesté que sí, claro (la Spartan Race Kids).

En definitiva, una tarde inolvidable que se sitúa muy alto en el ranking de mis experiencias del mundo del Running. Quizás cuando vean a alguien corriendo en la calle mañana, lo miren de otra forma. Y quizás un día sientan también "la llamada", comiencen a correr y recuerden vagamente que un día en el cole un señor les dijo que "Correr es un juego"