Correr no es deporte de admiración

Hace poco leía una reflexión de Dean Karnazes con la que estoy bastante de acuerdo. Dean es una celebrity en Estados Unidos, famoso por sus correrías de ultramaratón. Se gana la vida corriendo más que nadie, que no más rápido. Nunca lo veremos en campeonatos del mundo o en Olimpiadas pero se gana la vida con pruebas físicas de carrera no accesibles al resto de los mortales. Es famoso por correr en cinta en Times Square 24 horas seguidas o por haber corrido 50 maratones seguidos en 50 días seguidos en 50 estados americanos.
Me siento bastante identificado con su filosofía de vida y carácter. Comentaba que lo pasaba peor con las entrevistas post-maratón que en la propia prueba. Tiene un carácter reservado y de ahí que la vida le haya llevado hacia el running que es un deporte puramente solitario. Por mucho que intentemos entrenar en grupo, las largas distancias son un deporte puramente solitario. Este Dean Karnazes muchas veces sale a correr durante toda la noche, o hace tiradas largas de 4-5 horas sin ver a nadie por parajes naturales. Mis tiradas más largas son de 2 o 2.30 horas los domingos y a pesar de salir a rodar solo, no te sientes intimidado por la soledad en ningún momento, eres tú, tu música y el recorrido.
Correr tal como lo ve Dean y cosa que yo comparto, no es deporte de admiración, fenómeno de fans, es deporte de práctica. Los runners no seguimos a las estrellas del running de la misma forma que se sigue a las de fútbol o baloncesto. Sentimos una admiración por sus resultados porque sabemos lo que cuesta haberlo conseguido, e intentamos enfermizamente saberlo todo sobre métodos de entrenamiento, nutrición, etc., para aplicarlos a uno mismo, para mejorar.
Cuando uno admira a los jugadores del Madrid, a Gasol, a Fernando Alonso, etc., no intenta saber lo que comen o cómo entrenan, simplemte admiramos su desarrollo como espectáculo. "A´int no business like show business". Salvo a los die-hard fans, a nadie le interesa saber lo que come Raúl o que método de entrenamiento sigue Cristiano Ronaldo. En el running es diferente, uno siempre quiere saber cómo lo hacen para aplicarlo a uno mismo. Es por ello que correr no es deporte de admiración, sino de práctica.

Share this:

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

0 Comentarios:

Publicar un comentario