El maratón y la crisis de mediana edad



Vivir en una isla te aporta una magnífica endogamia cultural. Tiendes a proyectar tu conocimiento del entorno local al mundo y llegas a pensar que en el resto de los sitios todo se hace más o menos igual que donde vives.

Me levanto cada mañana en una isla donde por su orografía triunfan las carreras de montaña y los ultramaratones alpinos, con muy pocas carreras de ruta y ningún cross a lo largo del año. Curiosamente en carreras de montaña encontramos una buena base de corredores jóvenes de alrededor de 30 años y menos enganchados a estos retos físicos.

Tras correr mi primer mapoma me sorprendió el número tan bajo de corredores jóvenes. La media me parecía a mí de 10 mayores de 40 por cada uno menor de 30. Sabía que el entrenamiento de fondo no es algo que apetezca a los de 20, pero esperaba un mayor porcentaje de corredores jóvenes.

Recientemente ha llegado a mis manos un estudio de los maratones de 2007 en USA que me confirma que el maratón y la crisis de mediana edad van de la mano.

Lo primero que confirma el boom de la maratón es el número de finishers que ha pasado de 299.000 en 2000 a 407.000 en 2007. El 60.5% de los finishers en 2007 en Estados Unidos han sido hombres por un 39.5% de mujeres. Aquí nos ganan de calle ya que en las carreras populares españolas nos cuesta llegar a un 15% de mujeres. Todo llegará chicas.

La edad media de los corredores de maratón en USA en 2007 ha sido de 40.5 años para los hombres por 36.5 años para las mujeres, supongo que porque los hombres aguantan más años corriendo y no porque las mujeres se incorporen antes a correr maratones. En definitiva, la edad media total es de 39 años.

Aparte de distracciones adolescentes, el estudio, el excesivo esfuerzo que conlleva preparar una maratón, etc., que impiden bajar la edad media de los corredores, yo defiendo la teoría de que estas pruebas de larga distancia están muy relacionadas con la necesidad de buscar retos en la vida durante la mediana edad. Ves que el tiempo va pasando y que la vida te ha llevado a una rutina de la que necesitas salir demostrándote que aún eres capaz de superar retos. Cuando lo logras te sientes invencible, de ahí la extrema felicidad al pasar la línea de meta en una maratón, te enganchas y sigues corriendo y sigues aumentando la edad media de la maratón para que personas como yo obtengan sus propias conclusiones años después.

Share this:

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

0 Comentarios:

Publicar un comentario