Intervalos

Esta semana de entreguerras ha acabado con 38 km acumulados con 1 de rodaje largo, 1 rodaje de 60 min. y un día de series, más un día de gimnasio. No está mal para no tener objetivos cercanos, aunque me faltó un día más de carrera.
Lo que me deja mejor sabor de boca en la semana es que después de dos meses he completado un día de series, cortas pero series. Un mes antes de Mapoma sufría una sobrecarga de cuadriceps que me hizo olvidarme de las series hasta el final de la preparación. Si una maratón se puede preparar sin series, pues no era custión de lesionarse.
Después de mapoma tuve molestias en el tendón femoral derecho por lo que lo de esta semana ha sido un test para ver como estaba. Al final salieron 8x500 con 500 de recuperación entre intervalos. Es una sesión que alguno llamaría fartlek, pero al consistir en una serie de intervalos iguales, yo prefiero llamarlo Intervalo.
El día de series es muy exigente y hay gente que lo pasa muy mal. Otros directamente las ignoran y no hacen nada parecido durante el año. A mí las series me provocan una sensación agradable de trabajo bien hecho. Mientras las realizas estás sufriendo, pero ese punto de obsesión de los corredores te ayuda a acabarlas y no rendirte. Si ese día tocan 8x1000, ten por seguro que se harán. Además de trabajar la potencia anaeróbica, trabajas el coco que se acostumbra a sufrir. Cuando acabas te invade una sensación de imbatibilidad, te sientes más fuerte, invencible, y te vas a casa a ducharte con una sonrisa de oreja a oreja. Es el trabajo bien hecho, la satisfacción de haber acabado algo que sabías a priori que era duro.
Continuaré con series de 500 durante este mes y aumentaré en longitud a partir del mes que viene. Seguiré sintiéndome invencible un día entre semana, eso sí con cuidado de no lesionarme, tenemos que seguir corriendo hasta los 70.

Share this:

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

0 Comentarios:

Publicar un comentario