Pepe el chulo y la acumulación del ácido láctico

Una de las definiciones de paradigma es acepciones de ideas, pensamientos o creencias incorporadas generalmente durante nuestra primera etapa de vida que se aceptan como verdaderas o falsas sin ponerlas a prueba de un nuevo análisis. Pues bien, esta semana ha caido uno de los paradigmas deportivos de toda mi vida: las agujetas.
Siempre he pensado que las agujetas eran la cristalización del ácido láctico que después de acumularse tras un esfuerzo mayor del normal generan el típico dolor en forma de agujas. Pues no, esta semana me entero que eso es simplemente una falsa creencia que pasa de boca en boca y que las agujetas son en realidad microroturas de fibras (la teoría existe desde 1902). Resulta que el ácido láctico que acumulamos al "hacer el bestia" se disuelve en una horas y además los cristales de lactato cristalizan a -5º, con lo que o corres la maratón del Polo Norte o hay pocas opciones de que tu dolor se deba a cristalización de ácido láctico.
Al descubrir esto esta semana se me puso una cara cómo si me hubieran estafado durante años. Todo lo que sé de fisiología del deportista lo he aprendido en internet o libros de running en los últimos dos años. Antes de esto vivía de los recuerdos de las clases de gimnasia en el colegio. De pequeño tenía un profesor de gimnasia llamado Pepe (el chulo). Ya en aquella época tenía un aura especial de no tener ni puta idea de nada, y eso que impresionar a niños de quince años no debe ser difícil. Cuando alguno de los niños le hacía alguna pregunta técnica de deporte siempre contestaba que tenía un libro en su casa y que lo iba a consultar (y eso que un niño de quince años no te va a preguntar por el efecto de las mitocondrias en el deportista de fondo precisamente). La realidad es que nunca venía con ninguna respuesta.
Que las agujetas eran cristales de ácido láctico era uno de sus paradigmas y de las enseñanzas que nos llevamos del colegio para toda nuestra vida. Estoy convencido de que el 99% de mis antiguos compañeros de colegio aún lo piensan. Caerán otros paradigmas en mi vida, pero cuando te enteras de que lo que siempre has pensado es falso no puedes dejar de poner cara de que te han estado robado la cartera durante años.

Share this:

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

0 Comentarios:

Publicar un comentario