III Media Maratón Extrema de Las Palmas

El domingo se celebró en mi ciudad la tercera edición de la Maratón y Media Maratón extrema de montaña de Las Palmas con un sugerente "si fuese fácil lo haría cualquiera". Yo participaba en la Media Maratón. Es una carrera dura pero que compensa visualmente porque se celebra en el entorno de la Playa de Las Canteras en Las Palmas y entra la zona natural de El Confital, entrando en terreno militar.
Este era el segundo año que participaba, en un recorrido que conozco bien ya que forma parte de uno de mis circuitos de tiradas largas dentro de la ciudad. Tenía como objetivo mejorar la marca del año pasado, cosa nada difícil por cierto, y acabar dignamente sin demasiado sufrimiento ya que esta semana empiezo la preparación para la I Maratón de Gran Canaria. Quería principalmente desquitarme del mal sabor de boca del año pasado donde cometí errores de principiante como empezar muy fuerte, no hidratarme bien antes de la carrera y especialmente hacer las bajadas de montaña mucho más rápido de lo que mis cuadriceps podían aguantar.


El día se presentaba sin nubes con un sol espectacular y calor. Bañistas en la playa desde primera hora. La maratón había salido una hora antes a las 8:30AM. La Media Maratón comenzó puntual sin demasiados corredores, alrededor de 120. Partía de un extremo de la Playa de Las Canteras (abajo) y los primeros 3,5 kms se corrían por la arena de la playa. Para empezar un rompepiernas el correr por la arena.




Al acabar de correr toda la playa se sube donde se ven los edificios al final de la foto, se atraviesa un kilómetro más o menos de avenida y se entra en el parque natural de El Confital que se ve a la izquierda de la foto (la parte sin edificaciones), subiendo la segunda montaña. La maratón subía las tres montañas que se ven al fondo.
Al acabar el tramo de arena y subir a la avenida no tenía buenas sensaciones, el terreno arenoso desgasta y quizás había salido un pelín deprisa. Me notaba las pulsaciones demasiado altas y los fantasmas del año pasado volvían a mi encuentro. En ese momento me planté mentalmente y me dije "la carrera es muy larga, intenta llevar un ritmo más cómodo pero constante, al final saca todo lo que tengas dentro". Este momento de serenidad fue lo que a la postre me salvó y me llevó hasta el final más que dignamente.

Pongo algunas fotos abajo para que puedan hacerse una idea de cómo era la carrera, el entorno y los desniveles por los que se pasaba.

Km 9 (aprox.): Llevaba buen ritmo, había entrado ya en terreno de montaña con muchos toboganes, pero sin demasiado desnivel todavía. La primera foto no es el signo de la victoria, el compañero del que hacía la foto es mi amigo Juanma, sevillano muy cachondo, que me dice al pasar "debías estar haciendo la maratón", a lo que yo mostrándole un 2 con los dedos le respondo "como me mosquee hago dos vueltas, cabronazo".


Km 11 (aprox.): En plena subida de la rampa más dura de la carrera, la que llegaba hasta la montaña donde tiene un cuartel el ejército de tierra. Cartel de "zona de tiro, no pasar" en plena subida. La chica de la foto era la primera chica en carrera en ese momento, no hay nada como ir al lado de una fémina para que te saquen fotos (todas las fotos han sido sacadas de diferentes fotógrafos aficionados que comparten sus fotos gratuitamente después de la carrera). Me gocé en primera línea de fuego el duelo entre las dos primeras chicas de la carrera, la chica de la foto fue primera con un ritmo similar al mío hasta el km. 15 aproximadamente. A partir de ahí fue superada por la que al final sería la ganadora. Yo también la dejé atrás sobre el km. 17 más o menos.

Km 13 (aprox.): En plena bajada desde la montaña. El año pasado había hecho el novato bajando por debajo de 4 min/km intentando recuperar lo perdido en la subida hasta que mis cuadriceps dijeron basta. Este año me propuese bajar con un ritmo constante normal, sin acelerones y sin poner demasiada carga adicional en las piernas. Mi mp3 muere y deja de funcionar por el sudor, esta semana mismo llamo a Apple para que me den una solución ya. Foto cortesía de bichillorunner.com.

Km 15 (aprox.): Ya estábamos saliendo del terreno técnico, después de aquí un par de kilómetros de pista y luego 3,5 km de avenida de la playa, esta vez no se volvía por la arena. A esta altura fue donde el año pasado mis cuadriceps dijeron basta y veía más y más gente que me adelantaban, este año lograba ir de menos a más y apretar al final, mis piernas aguantaban.



Km 18: Entro en la avenida de la playa de Las Canteras, terreno donde se puede correr. La falta de música era un hándicap mental, tenía que buscar la motivación para los últimos kilómetros dentro de mí. Me acuerdo de mi hermano que en una Transgrancanaria, carrera de ultramaratón de más de 100 kms y que también termina en la playa de Las Canteras, me dijo una vez "da igual lo que hayas hecho hasta que llegas a Las Canteras, cuando entras en la avenida, ahí no te puede adelantar ni Dios". Aprieto los dientes y me digo "son sólo tres kilómetros, sólo tres vueltas al parque, lo has hecho miles de veces, a volar, corre a ritmo de umbral". Metí mi ritmo de umbral y acabé a 4:40 min/km toda la avenida, donde ya no me adelantó nadie. Al final 1:49:24, seis minutos por debajo de mi tiempo del año pasado, puesto 44 de 95 finishers. Buenas sensaciones, de menos a más y sin cometer errores de planteamiento. Baño en la playa reparador con los mismos pantalones de la carrera. Esta semana comenzamos la preparación específica de maratón, Enero me espera.

Share this:

CONVERSATION

3 Comentarios:

  1. ¡Envidia que me has dado! Por una cosa o por otra nunca la hago (este año me cogía empezando). Muchas felicidades por el tiempazo y animo con la preparación para la maratón.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, Gonzalo. Esta media maratón tiene pinta de ser durilla de verdad, las fotos son realmente ilustrativas.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena carrera Gonzalo, felicidades.

    Ahora a preparar el maratón de Enero :-)

    ResponderEliminar