Cuentos del Japón Viejo


Un día salió a la mar, pero en vez de pescar un pez,
¿qué pensaréis que sacó? Una magnífica tortuga de
cabeza arrugada, concha dura y cola pequeñita.
Debo advertiros (pues probablemente no lo sabéis)
que las tortugas viven exactamente mil años:
al menos las tortugas japonesas.

Tengo en mis manos una de esas maravillas que se editan sólo fruto de una serie de agradables coincidencias. El 3 de Febrero de 2009, víspera del solsticio de Primavera se acabó de imprimir el libro que ahora tengo en mis manos: "Historias del Japón viejo".
Hace más de un siglo, un español ve un anuncio en el periódico y viaja a Japón como profesor. Era el año 1906 y el español es Gonzalo Jiménez de la Espada, discípulo predilecto de Giner de los Ríos. Desde la restauración Meiji en 1868 Japón es un pais en plena transformación y se siente cada vez más atraído por occidente. En torno a Jiménez de la Espada se reúne un grupo de hispanistas nipones y hacen la primera traducción del Quijote al japonés. A Gonzalo se le encarga traducir al español una serie de cuentos tradicionales japoneses que se editan sólo en Japón en una encuadernación de lujo con papel japonés e ilustraciones de maestros grabadores de ukiyo-e de la época. Cuentos de samurais y de habitantes de los bosques.
En 1938 ya de vuelta en España muere durante la guerra civil. Su hija Ana guarda todos sus libros hasta su muerte a los 99 años en mayo de 2008. Gracias a sus hermanos se ha reeditado en España esta maravilla "Cuentos del Japón viejo" que recomiendo a cualquiera con algo de sensibilidad. está editado en la editorial Langre.
Ah, y cómo es de recibo que encontremos alguna conexión runner, Gonzalo Jiménez de la Espada era un gran aficionado al senderismo y al alpinismo, llegando a subir al Monte Fuji.

Share this:

CONVERSATION

1 Comentarios:

  1. Muy interesante! Estoy buscándolo ahora mismo por internet, me lo pido!

    ResponderEliminar