Caer y levantarse


"Dejarlo ir y levantarse de nuevo. Lo más difícil para mí después de una mala carrera ocurre justo al cruzar la línea de meta. El desánimo es monumental justo en este punto. La primera persona que ví a la llegada fue Meb (nota: ganador de la última maratón de Nueva York). Le dí un abrazo y le felicité por la victoria. Si hay un tipo al que yo he apoyado es Meb. Me enseñó cómo es el corazón del campeón en los tiempos duros, ahora era mi hora para tener el mismo corazón en mi derrota.

Ha sido difícil no cuestionarme mi estado físico, mental y espiritual en los últimos días, así como la preparación y táctica de carrera. Soy mi máximo crítico, pero hay un punto en que debo de parar y dejarlo ir. Ha sido duro dejarlo ir, pero ahora tengo una oportunidad para visualizar la carrera y aprender de mis errores, es hora de seguir y mirar hacia el futuro.

Los primeros tres días después de la maratón haré algo de rodaje muy ligero para eliminar lactato y otros residuos de mis piernas, y luego me tomaré dos semanas de descanso de correr.

Cuando estaba rodando suave en Central Park el día después de la maratón comencé a poner mis ojos en la maratón de Primavera. Iré con una mentalidad algo diferente, y mi entrenador y yo haremos algún cambio al plan de entrenamiento. He aprendido mucho de esta carrera y no ha sido todo negativo. Una de las cosas positivas que me llevo es que puedo correr duro incluso si no tengo mi mejor día.

Cuando era un niño y veía las Olimpiadas por televisión me preguntaba qué se necesita para ser olímpico. Ahora que lo soy se que una de las principales características es la "elasticidad" (nota: indica el deformarse y volver al mismo lugar), no es el caer lo que mide la grandeza, sino cuantas veces uno cae y puede volver a levantarse. Una de mis citas favoritas de la Biblia dice: "Aunque el hombre justo caiga siete veces, se levantará". He caido muchas, muchas veces a lo largo de mi carrera y no siempre he sido capaz de levantarme inmediatamente, pero por la gracia de Dios siempre he encontrado la forma de levantarme. Ahí es donde estoy ahora, en el suelo tras un tropezón."


Ryan Hall.

Ryan Hall es Olímpico norteamericano de maratón.
Ha sido recientemente cuarto en la maratón de Nueva York con 2:10:36
Ryan era favorito para ganar la carrera.
Todos tendremos algún día malos resultados, preparémonos para encajarlos con deportividad, elegancia y sabiduría.

Share this:

CONVERSATION

5 Comentarios:

  1. Hola Gonzalo, bonita entrada para compartir, cuando lees estas entradas comprendes que los atletas de elite tambien son humanos...

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar
  2. Qué tal Gonzalo? Bonita entrada y está bien leer este tipo de cosas.
    Después de una maratón trotar tres días suaves y después dos semanas de descanso suena bien para seguirlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Gonzalo,
    Te deseo que al menos no te caigas demasiado.
    Aunque seguro que te levantarias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Una de las muchas cosas positivas que tiene el hecho de estar vivo es que siempre podemos aprender leyendo o escuchando a los demás; de las palabras de Ryan Hall se pueden sacar muchas lecciones, todas ellas superedificantes; gracias por facilitarnos su lectura.

    ResponderEliminar
  5. Leche, vaya cambio de imagen del blog tío...... Mola. Me gusta. Ahora voy a leerme la entrada... jajajaja.

    Un abrazo niño.

    ResponderEliminar