Choose your weapon


Cuando era niño tenía una afición especial por el baloncesto americano. Era una época en la que apenas llegaba información de la NBA a España, tenías que conformarte con las fotos en blanco y negro que venían en la revista Nuevo Basket y con las que forraba mis carpetas del colegio. Casi como las películas clásicas americanas, aquellas fotos de Julius Earving, Kareem Abdul Jabbar, Larry Bird, James Worthy, Kevin McHale, etc., emanaban clase, técnica, arte en movimiento. Tenía fotos de mis idolos de la infancia sin haberlos nunca visto jugar.

Hoy nos compramos zapatillas de running de 140 EUR y las reventamos en seis meses. En aquella época todo era más modesto, las marcas eran puramente españolas, las zapatillas extranjeras estaban sólo en manos de unos pocos elegidos. Recuerdo el día que me compré mis Converse de Magic Johnson, con aquellas zapas en los pies ya me parecía algo más a mis idolos, era invencible, el rey del colegio. Si la vida se forma a partir de experiencias que uno va viviendo, sin duda la compra de mis Converse de niño está en un escalón alto, a la altura de la entrada en meta de mi primera maratón.

Lo que opino hoy sobre cómo nos engañan con las zapatillas de running lo publiqué hace algún tiempo. Ayer estrené nuevas zapatillas, lo tenía planeado. Llevaba meses con unas adistar ride que había comprado al 50% en Julio (no estoy tan loco por ahora como para gastarme 140 EUR en unas zapatillas), esperando a ser estrenadas. Ahora que el plan de maratón va a entrar en su último ciclo es hora de reforzar la amortiguación para minimizar las molestias de tendones normales de la carga de kilómetros.
Aquí va mi pequeño homenaje a las Supernova Glide que han muerto este fin de semana (traducción libre del "This is my rifle", himno de los marines norteamericanos, donde se cambia la palabra rifle por zapas).

"Estas son mis zapas, hay muchas iguales, pero estas son las mías.

Mis zapas son mis mejores amigas, son mi vida. Debo controlarlas como controlo mi vida.

Mis zapas sin mí no son nada. Sin mis zapas, yo tampoco soy nada.

Debo usarlas bien, correr más que el rival que está tratando de ganarme.

Debo ganarle antes de que me gane a mí. Lo haré.
Mis zapas y yo sabemos que lo que cuenta en esta carrera no son las zancadas que demos, sino a cuantos corredores podamos adelantar.

Mis zapas son tan humanas como yo, porque son mi vida. Descubriré su fortaleza, sus debilidades, sus partes, sus accesorios. Las resguardaré de las inclemencias del tiempo y del daño de la misma forma que guardo mis piernas, mis brazos, mis ojos y mi corazón.

Las mantendré limpias y preparadas en todo momento. Seremos cada uno parte del otro."

Share this:

CONVERSATION

9 Comentarios:

  1. 140€ y más caras las he visto y como tu dices para seis meses, creo que voy ha empezar a entrar descalzo a ver si para el Mapoma ...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la entrada sobre como nos engañan... Respecto a esa écpoca dorada de la NBA, sus zapatillas,el Nuevo Basket, me trae nostálgicos recuerdos. De zapatillas, de narices pegadas a escaparates de tiendas de deporte...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hay que comprar en las rebajas de verano y de Navidad o en los almacenes de oportunidades de las grandes marcas.

    Normalmente las versiones del año anterior suelen ponerlas a un precio muy bueno, hasta el Corte Inglés se pone competitivo en precio, allí me compré las Nike Vomero 3 por 100€, y las Skylon las vi por 50€.

    Eso si, ningún parecido con las zapas de niño.

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre aprovecho las rebajas aunque en ese momento no las necesite.

    Por cierto, yo también era un flipadillo del basket (lo sigo siendo) por ese época. Ver a Magic y Bird me trae muy buenos recuerdos de esa época.
    Por cierto yo era de los Celtics, Dennis Jhonson, Danny Ainge, Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish, !que quinteto¡.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra saber que muchos hacen lo que yo. Compro en rebajas con un 30-40% de descuento y las guardo hasta que las necesite. Ahora en Enero comparé seguramente las que estrenaré en verano.
    Manuel: si quieres ser un verdadero runner debes dejar a los celtics para siempre y convertirte a la verdadera religión del basket: los lakers. Ah, y deja cosillas sin sangre en las venas como Coldplay y pásate al rockn de verdad.

    ResponderEliminar
  6. Yo también viví mucho el basket, estuve desde los 12 años y hasta los 20 jugando en liga regular, llegando a jugar en la 2ª división nacional.
    Sobre las zapatillas decirte que incluso no me llegan a esos seis meses. Me cuestan sobre los 100 y 125 €, ahora sí que estaré atento en las rebajas dado el consumo que tengo de zapatillas.

    ResponderEliminar
  7. Ya sabía yo que tú tenías que ser de los Lakers, somos como el yin y el yang.
    Tengo que reconocer que desde que Pau está por allí soy de los Lakers a muerte y Kobe hasta me cae bien (antes no lo podía ver).

    ResponderEliminar
  8. Os acordáis de las Reebok Pump ¡¡¡Se inchaba la lengüeta!!! (que todos sabemos que es super útil).

    Respecto a lo de las zapas, yo de vez en cuando compensó comprándome unas Joma (que están bien de precio). Eso sí, tengo la casa llena de zapatillas "nuevas" con la suela destrozada.

    ResponderEliminar
  9. Yo tuve las de los Lakers.
    Ya nos engañaban entonces que me costaron 11.000 Pts.

    Un saludo

    ResponderEliminar