Día de descanso activo: Lady Dottie & the Diamonds



Ayer tocaba descanso activo. El descanso es tan importante como la carga, sin un buen descanso es imposible la regeneración muscular para curar pequeñas microroturas de fibras, necesitamos el descanso como necesitamos el entrenamiento. Básicamente hay dos tipos de descanso físico: el activo y el pasivo (abstenerse bromas sobre los dos tipos de descanso).

Como ejemplos de descanso pasivo podemos quedarnos en el sofá todo el día o podemos ir a la playa y no movernos sino para ir al agua. Como ejemplo de descanso activo podemos nadar, salir a dar un paseo suave con la bicicleta o ir a un concierto de blues-rock. ¿Que un concierto de blues-rock no es descanso activo?, eso es que no has visto a Lady Dottie & the Diamonds.

Anoche rompí la rutina del corredor. Los runners llevamos una vida metódica, ordenada, rutinaria, de otra forma no podríamos asimilar los kilómetros que hacemos cada semana. No nos saltamos un entreno salvo que esté escrito en el plan la palabra DESCANSO y aún así revisamos dos veces por si el entrenador se hubiera equivocado. Pues bien, ayer tenía yo esa palabra escrita en el mío y me fuí a ver a Lady Dottie & the Diamonds. Un pequeño resumen de esta fantástica banda de blues-rock: Dottie Mae es una señora de 66 años que ha colaborado como corista con la élite del blues y el rock, desde Otis Redding a ACDC. Monta una banda simplemente por afición en San Diego, con un grupo de jóvenes que podrían ser sus nietos. El boca-oreja les va dando fama como excelente banda de directo. Tienen una fuerza impresionante en vivo y la señora Dottie Mae emana buenas sensaciones allá por donde va. Aún me suena en los oidos el apotósico final con el "Proud Mary" de la Creedence Clearwater Revival.

Igual que esos señores de 70 años que nos pasan en las carreras y que no sabemos de donde sacan las energías, Dottie Mae es un ejemplo de superación. Tuvo una vida muy difícil con un montón de hermanos llegando incluso a tener que recoger algodón. Sigue cantando por afición, porque disfruta con ello, porque no sabe hacer otra cosa. No tiene nada en común con el 99.99% de las señoras mayores americanas y seguirá en los escenarios hasta que se muera. Esa extrema pasión por una afición la podría haber convertido perfectamente en runner, pero supongo que en los años 40 una negra corriendo en Alabama no hubiera sido considerado socialmente correcto. Ella eligió la música, y no hay música que case tan bién con el running como el rock. ¡Oh yeah, the Blues is alright!

Share this:

CONVERSATION

7 Comentarios:

  1. ¡Di que sí, yo hay conciertos de los que salgo más sudada y cansada que de una carrera!
    Baci e abbracci

    ResponderEliminar
  2. Tremenda la señora, gran descubrimiento que me apunto para mi archivo abriendo página del bluesrock.
    Mi portación personal: Lo último que me ha sorprendido es Robert Plant & Alison Krauss (Raising Sand). Nada más y nada menos que el cantante de Led Zeppelin con una señora reina del Bluegrass, la mezcla es muy interesante.
    Bueno, me animo y te pongo sobre la mesa otra "rareza", el último de Iggy Pop "Préliminaires", haciendo jazz en francés, no te digo más.

    ResponderEliminar
  3. RA, cada vez me caes mejor.
    Plant es un dios intocable, alguien que es leyenda viva y que ha sido la voz de la mejor banda de rock de la historia (con permiso de los Stones) no puede hacer algo malo. Es un muy buen disco, la pena es que de su brazo a torcer para la reunificacion de Led Zeppelin.
    Iggy la Iguana, otro de los grandes. Me gusta su faceta más agresiva punk-rock, lo que ha hecho con los Stooges es grande, muy grande. En fin, son ejemplos de que uno puede llegar a viejo con señorío y haciendo lo que a uno siempre le ha gustado. Por cierto, Iggy se pasa de vez en cuando por mi mp3 en mis entrenamientos.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, bueno, bueno, me ha aparecido una sonrisa a ver a nuestra querida Madame de Chevreuse por aquí. Esta entrada seguro que le ha encantado más que a nadie a nuestra gran divulgadora de la buena música.

    Por cierto, se me ponen los pelos como escarpias al volver a escuchar Proud Mary. Hacía muuuuuucho que no la oía.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hola Gonzalo, pues ese descanso activo es de los mejores...eso cura cualquier rutura fibrilar.

    Menudo ejemplo de juventud eterna....yo de mayor quiero ser como Lady Dottie...

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar
  6. Nada Gonzalo, comentarte que me gusta el nuevo formato del blog y que sobre todo me gusta leer tus comentarios, siempre completos y muy ameno. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. He buscado a esta señora en Spotify, me está gustando. Y luego iré con Robert Plant & Alison Krauss. Yo no puedo llevar una vida metódica y ordenada, pero aun así la intento ajustar para los entrenamientos :)

    ResponderEliminar