Manuel y el reloj suizo


Ayer salí de trabajar a las 7, llegué a casa, bañé a mi pequeña princesa de tres años y salí a correr como casi todos los días. Me tocaba un día duro, la primera sesión de calidad de la semana. 14 kilómetros repartidos en 3 + 2x3000 + 1x2000 + 3 me esperaban.
En el primer descanso después de la primera serie me encuentro a Manuel , cerebro detrás del apasionado blog objetivo42k. Me alegró verlo de corto. Manuel está saliendo de una lesión que le ha pillado justo en la mitad de su plan de entrenamiento de maratón. Todo runner saber lo duro que es estar lesionado, casi como si te cortaran las alas. El blog de Manuel se subtitula "camino de un corredor paquete hacia el maratón en 6 meses", con ese título no es difícil legar a la conclusión de que es un blog hecho con ilusión desde el camino para conseguir un objetivo soñado.
Cuando tienes el objetivo tan cercano, relatas con ilusión tu trabajo para conseguirlo para que siempre lo recuerdes, para que nunca olvides que eres capaz de hacer cosas grandes en la vida, una lesión puede hundirte. Pero no es así en el caso de Manuel. Lo ví sonriente, contento porque su rodilla había aguantado unos kilómetros, ilusionado por la mejora, optimista, sabedor de que debe salir de la espiral poco a poco pero siempre manteniendo la sonrisa. Mucho más importante que los fisios es la actitud que muestras ante una lesión, con una actitud optimista llegarás antes a la recuperación. Animo Manuel.
Cambiando a temas menos humanos, ayer me ocurrió algo que nunca en mi vida de runner aficionado me había pasado. Clavé las dos series de 3.000 a exactamente el mismo tiempo, con un parcial de 4:32 el kilómetro, ni un solo segundo arriba ni abajo. Pero lo mejor no es eso, cuando después de la recuperación comienzo la tercera serie, esta vez de 2.000, noto que no voy bien, que me cuesta más que las primeras, pero sigo tirando con el juego mental de que es la última serie. Acabó la serie y ¿qué piensan que ocurrió?, miro el Garmin y me marca 9:04, otro nuevo parcial de 4:32 min/km. En mi vida me había pasado clavar tres series largas en exactamente el mismo tiempo, siempre he tenido diferencias de algunos segundos arriba o abajo en el mejor de los casos, pero lo de ayer me sorprendió. No sé si es bueno o malo, pero creo que con la edad (38) me estoy convirtiendo en "diesel".

Share this:

CONVERSATION

6 Comentarios:

  1. Soprendente cambio de diseño, es muy original, casi tanto como los temas que vas sacando.

    La verdad es que es un alivio esto de poder salir a correr y sacarse un poco la ansiedad de encima. Al principio de la lesión te quedas un poco tocado, pero después te das cuenta de que más allá de los objetivos a corto plazo lo que quieres es correr ... nada más.

    Muy buen entreno y me alegro de verte tan "fino" para el maratón. Ánimo que lo que queda pasa en un suspiro.

    ResponderEliminar
  2. Buenos entrenamientos. Clavar tres series en un mismo día tiene poco de casualidad, puede que sea algo anecdótico pero ahí se intuye una referencia para trabajar en adelante.

    La verdad es que el entrenamiento para Maratón te "dificulta" correr rápido, y es normal, el cuerpo se prepara para correr una distancia larga a un ritmo constante. Otra cosa es el Medio Maratón que ahí el ritmo ya no es constante o los diezmiles.

    Yo a veces corro con gente que solo va a milla y diezmiles y son de otro mundo, incluso con otra mentalidad.

    Nota: me he dado un repaso general por tu blog desde el verano y espero que todo esté controlado.

    ResponderEliminar
  3. Coño, pero tú cuántas veces cambias el aspecto del blog??? jajajaja.

    Oye, alucinao me has dejado con la efectividad del reloj suizo que tienes por piernas... O_o

    ResponderEliminar
  4. ¿4:32/km y dices que corres despacio? Oh my God!!!!!!!
    B&A

    ResponderEliminar
  5. Es bueno clavar el ritmo de las series; se llama regularidad, cualidad importantísima en una maratón; para las distancias largas no hay nada mejor que ser un diesel; estamos con Manuel, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A mí me parece un síntoma estupendo yo en mi vida he conseguido eso.

    Me gusta más el blog así.

    ResponderEliminar