El coste de las zapatillas de deporte

No hay corredor bloguero que se precie que no haya opinado alguna vez sobre el precio de las zapatillas de running. Periódicamente vemos discusiones en internet sobre el precio de las zapatillas de deporte, el último en abrir la caja de los truenos ha sido Risco. Las opiniones suelen variar por un lado entre los que consideran que los precios actuales son un robo y los que lo ven razonable para el número de horas de satisfacción que nos dan. Y por otro lado los que piensan que cada nueva zapatilla es la más tope-guay y mejor que el modelo anterior, y los negacionistas entre los que me incluyo que piensan que nos toman el pelo continuamente con nuevos lanzamientos de zapatillas cada seis meses.

Si bien hay infinidad de opiniones sobre el precio de las zapatillas, encontramos pocas sobre el coste de las mismas, quizás porque las multinacionales del calzado deportivo son poco dadas a enseñar sus cartas.

Hace poco se ha publicado un estudio de 11 organizaciones de consumidores sobre el coste de las zapatillas de running y el efecto de las multinacionales en los paises productores. Voy a dejar a un lado los factores socioeconómicos en los países productores y me voy a centrar en comentar la parte relacionada con el coste de las zapatillas que es lo que más nos afecta como consumidores. Sobre los efectos de la multinacional Nike por ejemplo produciendo en Nicaragua, yo lo tengo bastante claro: a pesar de los bajos salarios y el número de horas trabajadas, los nicaraguenses sin Nike estarían aún peor, no habría otra alternativa realista que les hiciera ganar más y trabajar menos (se aceptan puntos de vista diferentes).

Pero vayamos a lo que nos interesa, runners. En el estudio de estas organizaciones de consumidores se invitó a 10 multinacionales del calzado deportivo a participar. Adidas, Mizuno, Reebok, Puma y New Balance accedieron sin problemas, mientras lamentablemente Asics, Nike, Saucony y Brooks prefirieron no participar. Aparte de producir un extenso informe sobre factores socioeconómicos de la relación de estas industrias con los paises productores, fue posible obtener datos sobre los diferentes costes implicados en la fabricación de un par de zapatillas de deporte.

El gráfico de arriba refleja la estructura de costes para un par de zapatillas tipo de alrededor de 100 euros de las marcas que decidieron participar en el estudio. Del gráfico de arriba sacamos las siguientes conclusiones básicas:

  • De los 100 euros que pagamos por unas zapatillas sólo 17 euros son coste directo, es decir lo que vale la producción incluyendo materia prima, trabajadores, margen de la fábrica y transporte.
  • De cada zapatilla de 100 euros, 0.40 euros van a pagar el salario de los trabajadores que las producen.
  • El 11% de lo pagado por cada zapatilla de deporte va a Desarrollo de Producto, es decir a esos tipos que inventan las nuevas chorradas incorporadas con nombres rimbombantes que nos hacen pensar que nunca nos vamos a lesionar.
  • El gasto de ventas y marketing es mayor que el coste de toda la zapatilla producida y puesta en el país del consumidor. Se gastan más en patrocinar carreras, poner anuncios de la nueva zapatilla que nos hará volar en las revistas, etc., que lo que vale en sí la zapatilla.
  • El margen medio de la multinacional del calzado deportivo es de un 32.6% ¿no está mal, no?

En resumen, recuerda que cada vez que te compres un par nuevo de zapatillas:

1) Un 0.40% de tu dinero irá a pagar a los trabajadores que la han hecho.

2) 17 euros es el coste real de lo que tienes en los pies y por lo que pagas 100 euros.

3) 11 eurillos se los pagarás a un grupo de tipos con gafas de pasta, que en algún laboratorio del mundo piensan qué inventar para engañarte haciéndote creer que han introducido la nueva panacea del running que evitará que te lesiones y que mejorará tus tiempos.

4) 18.50 euros los "donas" para que sigan poniendo bonitos anuncios en el Runners World sobre los nuevos productos.

5) Casi 33 eurillos van directamente a la cuenta de resultados de la empresa.

Si has robado tu último par de zapatillas en unos grandes almacenes, que no te de remordimiento. Si te han regalado unas Asics en un circo ambulante de medición de la pisada, no pienses que la empresa lo va a pasar mal por ello. Y sobre todo piensa que cuando te rebajan un 30% o 40% en rebajas, la empresa no está perdiendo dinero.

Share this:

CONVERSATION

11 Comentarios:

  1. A ver como le explico yo ahora a mi mujer que quiero unas zapatillas para Reyes.

    Enhorabuena por como te curras los artículos.

    ResponderEliminar
  2. Pedazo estudio... -ya me imaginaba yo algo así. Seguiré con las kalenji y cuando me mosquee compraré en el LIDL y si no descalzo.
    Atajo ladrones!!!
    Slds

    ResponderEliminar
  3. Buen análisis... pero no descubres nada nuevo: es LO MISMO para cualquier producto (deportivo o no).
    Y sacar un margen de un 32% es poco. Algunos productos están por encima del 70%. Una cosa es el coste y otra el precio.
    Slds

    ResponderEliminar
  4. Estoy con la opinión de Fer, a cómo se paga la producción de un kilo de tomates y a cómo lo paga el consumidor en la gran superficie? El mundo del material deportivo no es diferente a cualquier otro.

    ResponderEliminar
  5. Buen trabajo, detective Quintana. Me dejas de piedra.

    ResponderEliminar
  6. Leches, ahora que se me estaba olvidando del último palo que me metieron, vas y me lo recuerdas.
    También uso kalenji, pero para el monte y van de P.M.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Sosaku,

    buen blog!lo acabo de descubrir días pasados y mira por dónde tratamos la misma entrada (de distinta forma).

    Te añado a mi lista de preferidos...sigue así

    Saludos desde la otra orilla

    ResponderEliminar
  8. También hay que considerar la creación de puestos d etrabajo directos o indirectos que generan esas industrias, la reducción del gasto médico que supone el acceso y fomento del deporte y el nivel de satisfacción general de las personas.

    Son grandes industrias y hay que echar mucho aceite a la maquinaria para que funcione bien, a veces es una pasada, pero por favor que nadie se ponga a hacer alardes de sus Kalenji sin saber cómo tarbajan en el grupo Auchan, estos franceses son la releche para estas cosas y se pueden quedar alucinados de los márgenes y costes reales.

    Por cierto, desde aquí un recuerdo para Samuelson que ha fallecido recientemente, espero que se haya llevado su puñetero librito con él. En Derecho flipábamos con el tema.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo con Fer, el margen realmente no es escandaloso. Estas proporciones de gastos de publicidad, investigación, distribución ...son extrapolables a cualquier producto.

    Yo trabajé en una empresa de colonias, cosmética y cosas así, y el precio que pagábamos los empleados por los productos sin que perdieran dinero era como mucho la cuarta parte del precio de venta.

    Por cierto ayer me compré unas Nimbus 11 algo rebajadas (y tuve la 10 y la 9) y, sinceramente, me duele más cuando me gasto el dinero en otras cosas.

    ResponderEliminar
  10. Hola Gonzalo, pedazo de entrada te has currado, mira tu que me has abierto los ojos...

    Ahora cuando me pille las siguientes zapas, le diré al dependiente que no veo anuncios y que tampoco quiero que sigan investigando...haber que me dice...

    Un saludo y muy interesante
    Quique

    ResponderEliminar
  11. Yo me niego a pagar 150 del ala por unas zapatillas, principalmente porque la economía la tengo muy nazi y no me da, así que todas mis zapatillas han caído entre rebajas, outlets, semanas fantásticas, descuentos de carreras y demás...

    Pero también habría que ver que sale si hacemos una encuesta entre el mundo runner, a elegir menos investigación e innovación o menor precio, creo que nos dan lo que el mundo runner demanda, ni más ni menos.

    Un saludo, buen análisis

    ResponderEliminar