La dieta musical disociada

Seguro que todos hemos oido hablar de la dieta disociada previa a la maratón. Básicamente consiste en vaciar tu cuerpo de hidratos desde 7 días más o menos antes de la maratón comiendo únicamente proteínas y vegetales, para cargar con hidratos casi exclusivamente los tres o cuatro últimos días. Todo muy sano.

No voy a entrar en lo recomendable o no de esta preparación dietética previa a la maratón, que cada uno utilice lo que le venga bien. Lo que me parece más curioso es que los mismos gurús del running que te dicen que el día de la carrera no dejes nada a la improvisación y que no estrenes nada, te dicen que hagas una dieta disociada que no haces habitualmente. La última semana vas justo a hacer experimentos con tu estómago. Todo muy recomendable.

Vaya por delante que nunca he hecho este tipo de dieta, únicamente comer algo más de hidratos de lo habitual los últimos dos días. Pero de nuevo, que cada uno haga lo que tiene comprobado que le funciona. Yo por ejemplo, en mi vida he ido a un fisio u osteópata, apenas estiro, no hago técnica de carrera, no conozco las gomas y sí me gusta ir al gimnasio al menos un día por semana cuando no estoy cercano a una carrera. Pero volviendo a lo que le sienta bien a uno, siempre hago antes de una carrera lo que yo llamo "dieta musical disociada".

A falta únicamente de 5 salidas antes de la maratón hoy comienzo mi "dieta musical disociada". Obviamente está indicada únicamente para los que corremos habitualmente con música y consiste en lo siguiente: Alrededor de una semana o algo más anterior a tu carrera cambia totalmente tu dieta musical pasando a escuchar cosas que no te motiven demasiado. Si habitualmente escuchas canciones con ritmo, pasa a escuchar desarrollos instrumentales jazzísticos, clásica, LPs completos con música más o menos tranquila, discos de pop de los 80 que hace tiempo que no escuchas, básicamente lo contrario que realmente te inspiraría para correr a 4 min/km.

Así con este tipo de música relajada te pegas las últimas 4 o 5 salidas y preparas toda la artillería para el día de la carrera. Para el gran día selecionas los "temazos" que te van a hacer volar, buscas caña y ritmo. El efecto de llevar 10 días sufriendo mentalmente con música suave y pasar a escuchar lo que te motiva para correr al tiempo que se da la salida de la carrera es demoledor, casi como si hubieran tenido a un lobo enjaulado sin comer una semana y lo sueltan de repente al campo. A mí siempre me ha funcionado este efecto mental-musical. Igual que se reduce kilometraje para salir con "hambre de kilómetros", yo también reduzco la calidad musical para salir con "hambre de ritmo".

Dicen los que entienden de esto que las últimas dos semanas antes de la maratón debes reducir el kilometraje pero no el ritmo, ya que las sesiones de calidad de los últimos días te darán la chispa de potencia necesaria. Pues bien, hoy tengo un par de dosmiles entre rodaje que regaré con una buena dosis de dieta musical disociada. Me he planteado incluso ponerme algo de brit-pop estilo Coldplay estos días para castigarme la mente antes de la carrera. Aunque mejor no, creo que eso sería demasiado, me freiría los sesos de tal forma que me costaría incluso ponerme en línea de salida. Experimentos sí, pero en entornos controlados, Coldplay sería demasiado.

Share this:

CONVERSATION

23 Comentarios:

  1. Lo mismo te digo compañero. Cuando más seamos aprenderemos muchas cosas más los unos de los otros. Nos seguimos leyendo. Un fuerte saludo de un chicharrero.

    ResponderEliminar
  2. Yo corro siempre sin música. Me gusta oir el gorjear de los pajaritos, el murmullo de los ríachuelos, el tintineo de las gotas de rocio contra las hojas recién caídas... y el estruendo de los coches y motos con el tubo de escape roto...

    Para correr suave, te recomendaría discos relajados, cantautores (Silvio Rodríguez, Aute, Leonard Cohen, Suzanne Vega), clásica contemporánea y minimalismo(Arvo Part, Wim Mertenes, Jan Garbarek), pop-rock tranquilo (el Automatic for the people de Rem, Lambchop, Swell Season)...

    Y para el gran día, si quieres caña caña, la discografía de Bad Brains, Minor Threat, Black Flag y el primer disco de Napalm Death... con esta dieta de ritmo rápido acabas en 2.05 minutos como mucho...

    por cierto, me encantó el último disco de Dayna Kurtz que me comentaste hace unas semanas. Acepto nuevas recomendaciones.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Curiosa esa dieta musical disociada, nunca la había oido. ¿De verdad aguantáis los 42 kilómetros escuchando música? o hacéis descansos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A través de tus palabras denoto un elevado estado de ánimo y un fino y elegante sentido del humor, señal inequívoca de que estás más que satisfecho con el resultado de tus entrenos hasta la fecha, cosa que me alegra enormemente; por cierto, prefiero mil veces más la dieta que propones a esa otra dieta que la verdad nunca he probado y creo que no probaré; tendrías que patentarla; mucha suerte y nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  5. Gonzalo eres un crack de los grandes!!! Menudo post te has currado! Increíble!

    Te voy a hacer caso y todo. Yo creo FIRMEMENTE en la dieta musical disociada...el poder de la MÚSICA.

    Te recomiendo que incluyas "Walk this way" de Aerosmith...cada vez que me salta en el mp3 es increíble. Menudo TEMAZO.

    Keep on rokin'

    Eres una máquina

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo.. Los experimentos con gaseosa y mucho menos una semana antes del Maratón... Respecto a lo de la música, sin lugar a dudas es una fuente de motivación... Pero yo no entiendo correr un Maratón con los auriculares enchufados... El Maratón es demasiado importante como para no vivir su entorno con los cinco sentidos y no aíslado con la música... Insisto en que es una apreciación personal.. Yo acostumbro a entrenar con mi MP3 un dia a la semana o, como mucho, cuando voy sólo.. Si entreno en compañia o me encuentro a alguién automáticamente lo desconecto... En todo caso intuyo que estás muy bien orientado a que tu Maratón sea un éxito... Adelante...!!

    ResponderEliminar
  7. La música es parte del entrenamiento en solitario pero en carrera no estás solo. Oyes a la gente que anima, hablas con los corredores, puedes darte dolor de cabeza, despistarte del ritmo de carrera, y sobre todo, es una variable que introduces en la carrera que "puede" fallar, quedarse sin batería o simplemente molestarte o irritarte la piel o el oido. Yo cuando corro solo siempre llevo música pero en carrera nunca.

    ResponderEliminar
  8. Uhm, lo de la dieta alimenticia disociada, también se puede experimentar antes de un maratón, por ejemplo, cuando se vaya a hacer la mayor tirada de entrenamiento, semanas antes. Lo de entrenar con música, está bien, yo lo he hecho, pero competir con ella... nunca. Opino como Ra, llevar música en competición puede condicionarte negativamente.
    Pero bueno, como se suele decir "cada maestrillo, tiene su librillo".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. sin duda mucho más interesante la dieta musical asociada que la otra...

    genial la comparación!

    yo tampoco suelo correr con música ,pero entiendo a la perfección tu planteamiento... mejor reservar los temazos!

    me encanta esa foto de coltrane...

    ResponderEliminar
  10. Yo con la música a otra parte. En el coche, a 40, con la ventana bajada, cervezas, chicas y Rock&Roll...
    Con la dieta, he pecado mucho con ese tema, lo tengo muy claro, el cocido de siempre...
    Cada uno es cada uno.
    Slds

    ResponderEliminar
  11. Para mi, hay días y hay días para la música, hay días que necesito motivación y salgo con el mp3, pero otros días no la necesito!

    He probado la dieta esa del vaciado y me funcionó, pero no sé, si fue casualidad o que, tengo que intentarlo nuevamente!
    Me gusta tu idea musical, la probaré!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  12. Hola Gonzalo,
    Peso 84 kilos y mido 1,84. Llevo corriendo cerca de dos meses seguido y tengo 31 años de edad. ¿Sabes en donde puede estar el problema de mis lesiones? Esperando tu respuesta, te mando un fuerte y cordial saludo compañero. Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  13. Yo entreno con mp3 pero a las carreras no me lo llevo, aunque para la maratón me lo estoy planteando.

    Cada uno es diferente, y a cada uno le va bien una cosa.

    ResponderEliminar
  14. Muy guapa la foto de John Coltrane aunque creo que para correr no es el más indicado.

    ResponderEliminar
  15. Hola Gonzalo, yo disocie hasta el mismo día del Maratón... primeros km tranquilos para no pasarme de ritmo (brit-pop, algo de tecno...), para pasar a rock cada vez más duro según se acercaban los últimos kilometros...

    ResponderEliminar
  16. Hola Gonzalo, estoy totalmente deacuerdo contigo y yo hago algo parecido, creo que es lo mejor para dejar la mente lo más liberada posible, así llegas con hambre de carrera y kms el dia D.

    Un saludo y muy buena la entrada
    Quique

    ResponderEliminar
  17. Bien.
    Música que no te motive.
    Deja que piense mi sádica mente.

    Zapato veloz, Las Spice Girls y Enrique Iglesias en doble dosis mañana y tarde. Así volarás el día de la maratón.

    ResponderEliminar
  18. Haré lo mismo estos días, estaré entrenando sin música para que ese día me motive más y me lleve a la línea de meta.
    Sobre la alimentación, yo hago algo intermedio, no dejo de tomar hidratos de carbono pero si que lo hago de forma controlada (solo al mediodía) tomando proteinas por la noche. Cuando falte tres días habrá hidratos de carbono de calidad en cada toma.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Gonzalo, tienes un don para encontrar temas que generen polémica sana, estoy contigo en lo de la dieta alimenticia, pero no en lo de la música, tres horas, casi cuatro con unos auriculares zumbando sin parar no creo que pudiera aguantarlo, un saludo y ánimo que creo que ya te queda muy poco.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué poquito te queda Gonzalo! De nuevo una entrada muy entretenida. Mis mejores deseos para estos días hasta la carrera con o sin dieta y/o música disociada.

    ResponderEliminar
  21. Pero hombre Gonzalo, como vas a correr un maraton con musica!!!!!!
    Me parece una locura perderse todos los ruidos de un maraton, y eso que se que en este maraton vamos a estar en muchos tramos solos de publico, pero no de compañeros y ruidos de zapatillas.
    Para mi cada maraton es una experiencia TOTAL, que ella por si sola tiene vida propia, por lo que no me gustaría perderme ni un solo segundo de su corta vida (son solo 42km 195m!!!)
    Esta es mi recomendación para todo el mundo, pero claro está, que cada uno haga lo que mejor le parezca.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Yo no he corrido nunca una maratón, espero remediar eso pronto, pero nunca he corrido una carrera con música ni creo que lo haga. Necesito estar totalmente consciente. Para entrenar si la utilizo, pero no siempre. Soy capaz de oir cualquier cosa, a veces corriendo música que jamas me pondría en casa o en el coche.¡Y a veces canto mientras corro!

    ResponderEliminar
  23. Buenísima idea lo de ponerte a dieta de música! Yo soy de las que corro con música cuando no corro con compis, aunque sólo en los entrenos y en las maratones, no me preocupes porque, pero ni en las de 10km ni en las de 21km soy capaz de correr con música, quizá pq al correr a un ritmo más rápido, estoy más pendiente de toda la gente q me rodea. En una maratón, en cambio, me aislo más.
    Tampoco corro la maratón entera con música, voy alternando, pero cuando me dan los bajones esos de "qué hago aquí?", "no puedo más", poner alguna canción motivante me da alas :-)

    ResponderEliminar