Outliers, la regla de las 10.000 horas

"No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni si quiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos".

Will Smith (En busca de la felicidad)


Malcolm Gladwell es un periodista-investigador social americano que escribe para la revista The New Yorker. Sus artículos son lectura obligatoria en muchas escuelas de negocios. Su último libro "Outliers"(traducido en España como "Fueras de Serie") es altamente recomendable y ha sido un pequeño y polémico boom. En una cultura como la actual donde se valora por encima de todo el talento, Malcolm Gladwell defiende que hay más esfuerzo que genio en los que llegan arriba.

Gladwell afirma que los grandes personajes del deporte, las finanzas, la música y muchos otros campos le deben tanto a su genio particular y esfuerzo como a las condiciones sociales que permitieron su despegue. Esto no es extraño, pero Gladwell agrega es que son las fuerzas sociales las que también explican por qué, dadas ciertas oportunidades, algunas personas van a trabajar más duro para aprovecharlas.

Lo que se ha hecho más famoso de este libro es su "Regla de las 10.000 horas". Este es el número medio de horas de práctica en el que uno obtiene la maestría en algo. Uno de los ejemplos que pone Gladwell en su libro es el caso de Bill Gates. Cita una serie de estudios que han encontrado un número mágico de horas para volverse muy bueno en algo: 10 mil horas de práctica. Según Gladwell, la práctica no es algo que se hace una vez que se es bueno en algo. Es lo que se hace para volverse bueno en cualquier campo. ¿Nos suena esto a algo en el running?

En el caso de Bill Gates, Gladwell muestra cómo una serie de eventos afortunados le permitieron llegar con más de diez mil horas de práctica al momento en el cual abandonó sus estudios universitarios en Harvard para armar su empresa de software. Por ejemplo, Gates fue a una escuela privada con una terminal de ordenadores sofisticada en un momento en el cual pocas lo tenían e Internet era incipiente. Segundo, su casa estaba cerca de la Universidad de Washington, entonces, cuando el ordenador de la escuela no fue suficiente, tuvo acceso relativamente fácil a uno más potente. Así, hasta nueve eventos que ayudaron a Gates a despegar. Cuando Gates fundó su empresa, llevaba siete años programando sin parar. Quizás había otros chicos igual o más dotados que Bill Gates, pero al no tener la posibilidad de juntar 10.000 horas de práctica no llegaron arriba. El determinismo de Gladwell ha sido muy polémico y le acusan de "reducir a William Shakespeare a un mero producto de fuerzas sociales".

Tengo especial simpatía por las teorías de Gladwell llevadas al mundo del Running. A pesar de que este es un deporte donde el componente genético-fisiológico juega un papel primordial, estoy plenamente convencido de que todos los cracks de las últimas décadas han salido más por esfuerzo que por talento. El dicho de "si quieres triunfar en el Running debes elegir bien a tus padres" es totalmente cierto, la genética marca parámetros fisiológicos de VO2, composición muscular, etc. que nos llevarán o no a la élite, pero una vez recibida esa genética de tus padres, sólo el trabajo duro te hará llegar a lo más alto.


Esto es igualmente válido para el corredor popular, da igual el nivel físico con el que hayas nacido, la obtención de buenas marcas te vendrá por el trabajo duro más que por el talento que tengas, cada uno a su nivel . Todos conocemos seguramente casos de compañeros que de niños en el colegio eran portentos físicos pero hoy en día les sacamos decenas de minutos en una carrera popular. ¿Por qué? Porque nosotros sí hemos entrenado duro.

Gebreselassie, Wanjiru, Bekele, Paula Radcliffe, etc., han nacido con unas características físicas (talento) que los diferencia del resto, pero únicamente el esfuerzo y la regla de las 10.000 horas les ha hecho triunfar. Por cierto, llevado a nuestro pequeño mundo terrenal, si entrenamos por ejemplo cinco horas por semana (tres rodajitos más una tirada larga), esto nos daría un resultado de 38 años entrenando para adquirir la maestría. ¿es esta regla algo excesiva para el running? Quizás no tanto. Nos dice que en la cincuentena un corredor popular es cuando ha adquirido su plenitud de maestría en el running, no sus mejores tiempos que obviamente dependen de la juventud y fisiología, sino maestría en saber leer carreras, conocer su cuerpo, aplicar entrenamientos adecuados, reconocer qué hacer para evitar lesiones, etc.

Y para un atleta de élite que empieza a correr en categorías inferiores con 12 años y que entrena 12 horas por semana, las 10.000 horas se cumplirían sobre los 28 años. Quizás la regla aplicada al Running no sea tan descabellada. Si estás preparando una maratón o cualquier otra carrera, recuerda las teorías de Gladwell, hay más de esfuerzo que de talento en la marca que consigas. Sigue machacando.

Share this:

CONVERSATION

18 Comentarios:

  1. "si quieres triunfar en el Running debes elegir bien a tus padres" me encanta la frase.
    Muy buena entrada y muy buena recomendación he leído varios artículos sobre Gladwell y sus teorías, pero no he podido leer el libro. Estoy totalmente de acuerdo, si que es cierto que 10.000 de running son muchas horas y que también se lucha contra el desgaste físico.
    Hay quien dice que bastan seis meses de trabajo especíco y concentrado sobre una conducta para modificarla de por vida.
    Interesante como siempre Gonzalo.

    ResponderEliminar
  2. Había oido esta regla en una entrevista de Punset, y un colega y yo hemos tratado de aplicarla al golf que es una actividad (no voy a empezar a discutir si es deporte o no, aunque piense que sí) que puede llegar a ser frustrante el 95% del tiempo ... y en eso estamos. Dentro de 9920 horas les comento :-)

    ResponderEliminar
  3. Interesante, me gusta, imprimo... no para mi, pero si para aplicar a mis hijos, para que sepan que han elegido bien a su padre...

    Slds

    ResponderEliminar
  4. Pues la de horas que tiene que haberle echado mi jefa en sus ratos libbres para llegar a ser así de "maja" y eficiente, supongo que eligiría a sus padres :)

    Sobre esa teóría hay todo tipo de debates, desde los que hacen todo tipo de cálculos de como Mozart pudo llegar a los 7-8 años con 10,000 horas de práctica musical, a los que usan el debate para discutir el viejo tema de siempre: qué es más importante: los genes o la cultura-educación (nature vs nurture)... yo soy más de los de cultura.

    ResponderEliminar
  5. Si quieres triunfar en el Running debes elegir a tus adversarios en las competiciones entre aquellos que no hayan elegido tan bien como tu a sus padres... Eso te dará una ventaja a pesar de que no llegues a las 10.000 horas de trabajo duro...

    ResponderEliminar
  6. Aún estoy con Jack Daniels, cuando termine empezaré con Gladwell.
    La genética además de buena ha de ser específica, yo soy hijo y nieto de deportistas de élite pero no se dedicaban al atletismo.

    ResponderEliminar
  7. Buen post Gonzalo. Nos estás acostumbrando a lo bueno.

    Bien, opino que sí aunque este autor no descubre nada nuevo. Hasta ahora a las 10.000 horas se le ha llamado experiencia, horas de vuelo, madurez... De hecho la nueva psicología con Daniel Goleman introdujeron el concepto de inteligencia emocional que también recomiendo.

    El libro no lo he leído (aún) pero sí conocía la referencia. Prometo leerlo (si puedo que con tanto maratón!!).

    Llevando al tema eléctrico (me encanta), Eddie Van Halen, Paco de Lucía, Satriani, Hendris, Page, Ray Vaughan... se metían o meten largas horas de masturbación al mástil. Eso además del talento (oído musical, imaginación, etc. ), es lo que los hace diferente.

    También los griegos sabían todo esto, recuerda "Conócete a ti mismo".

    Y eso aplicado a lo nuestro y más a la larga distancia, pues eso es echar no horas sino kilómetros y kilómetros (horas y horas).

    Saludos desde la otrao orilla

    Keep on rockin'

    Buen tema Gonzalo, de los que motivan.

    ResponderEliminar
  8. Esta tarde saldré a hacer una tirada de 10.000 horas...

    Para mí lo que Gladwell denomina "Regla de las 10.000 horas" es el factor llamado Experiencia traslado a números.

    ResponderEliminar
  9. Se lo he contado a mi padre y me ha dicho que él hizo lo que pudo.

    Interesante artículo

    ResponderEliminar
  10. Gonzalo un placer saludarte, en cuanto a lo del Mapoma, si voy iré a rodar los kilometros que pueda, lo de acabar el crono etc... no es algo que me preocupe,será un placer conocerte personalmente.
    Un día me agarro el Fred Olsen y corremos por la avd. de la playa las Canteras, pero recuerda ritmo 8 minutos-km.
    Un saludo amigo. Que tal la tormenta por ahí todo bien.

    ResponderEliminar
  11. Muy buen post.
    Para llegar arriba supongo que hace falta una mezcla de las tres cosas talento, esfuerzo y suerte.
    Lo que ocurre es que todas las combinaciones de las tres son posibles,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Jejeje. Me gusta tu blog y estas polémicas. Puedo estar de acuerdo en parte con el determinismo genético (la regresión a la media suele destrozar esas teorías), pero por llevar la contraria a los que han opinado, recuerdo lo que dijo Einstein, si quieres resultados diferentes prueba cosas diferentes. Se puede ser un burro en cualquier faceta de esta vida, después de haber dado 10000 vueltas a la noria. En el puro logro humano, ¿donde ubica Gadwell el concepto de inteligencia emocional? Hay genios como Gates que no pasaron de la categoría de freakies. Y tampoco creo que nuestros atletas entrenen menos duro que los africanos. Sí estoy de acuerdo en algo, sin esfuerzo las cosas no se consiguen pero no es condición única- Saludos!!

    ResponderEliminar
  14. Lo que si tengo claro, es que el trabajo te lleva al éxito, ¿diez mil horas?, no sé, solo son números.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hum, qué insipirador. Lo de las 10.000 horas lo conocía de Kirai (http://www.kirainet.com/aprender-en-10-anos/), pero se me había olvidado. Buscaremos el libro.
    ¿Aplicado a correr? Me ha gustado mucho el enfoque que le has dado: puede que no corras más por otros factores, pero serás más sabio corriendo.
    Gracias una vez más, me encantan este tipo de entradas tuyas.

    ResponderEliminar
  16. He oído hablar de este libro antes y estoy muy interesado en ella. Me dan ganas de prisa y registro de 10.000 horas!

    ResponderEliminar
  17. Vi uno de los comentarios del Golf que va casi llegando a las 10000 hs y no va del todo bien, eso aplica tambien a una Frase de Michael Jordan, que decia entrena tirando mal y seras un experto en tirar mal.

    ResponderEliminar
  18. Lo mas importante para hacerte un profesional en algo, es estar apasionado en esa actividad. Cuando haces una actividad con mucha pasion y gozo las horas se "van volando". Entonces aqui la clave mas importante es hacer lo que a uno mas le gusta porque invariablemente completaras el ciclo y eso te llevara a la maestria.

    ResponderEliminar