Persigue tus sueños

Acabamos de asistir este fin de semana a una nueva muerte en una carrera popular, esta vez en la Media Maratón de Madrid. Inmediatamente internet se ha llenado de mensajes de solidaridad y comentarios. Ya se ha dicho todo, desde este humilde blog únicamente mi pésame a la familia.

Desde el pequeño universo del corredor popular es normal que ante una tragedia de este tipo pensemos que podíamos haber sido nosotros y nos replanteemos cómo afrontamos nuestro hobby. Se escuchan en los blogs comentarios sobre la necesidad de hacerse chequeos médicos periódicos, sobre tomarse las carreras como una fiesta, sobre tomarnos las cosas con calma.


Es normal que nos den ganas de tirar la toalla, de rendirnos. Sabemos que desgraciadamente muertes habrá más. Pero de la misma forma que nuestro controlador central al que yo llamo cariñosamente "mi pequeño mini-yo" viene programado de fábrica para mantenernos con vida (de ahí los mensajes de stop en el km. 36 cuando estamos sufriendo), hay otra parte de nuestro cerebro que nos empuja a tirar hacia adelante y perseguir nuestros sueños. Esta parte que nos ayuda a conseguir metas más altas no está igual de evolucionada en todos y es lo que al final diferencia a un luchador de alguien que se rinde fácilmente.

El mismo día de la muerte de este chico en la MM de Madrid, Richard Whitehead (arriba en la foto) acaba de batir nuevamente su propio récord del mundo de maratón para doble amputados en más de cinco minutos, en Rotterdam con 2:45:47.


Richard nació sin piernas, se dedicó inicialmente a la natación. Es recordman del mundo en Maratón y Media Maratón siendo la primera persona sin piernas que baja de 3 horas en Maratón. Estoy absolutamente convencido de que en su vida ha escuchado muchas veces mensajes del tipo "Tómate las cosas con calma, es sólo una afición" o "Para qué te vale tanto sufrimiento?", pero hay algo dentro de él que le empuja a seguir poniéndose objetivos, a seguir logrando sus retos, a hacer que sus sueños de niño se hagan realidad. Algo que muchos compartimos. Richard es un luchador ante todo. En estos días de tristeza, recuerda que por cada episodio trágico hay otros de superación y de inspiración. Persigue tus sueños.

Share this:

CONVERSATION

24 Comentarios:

  1. El fallecimiento en carrera se le puede denominar Accidente o bien Imprudencia en función de si te has hecho un chequeo previo o no. Creo que era Platón quien dijo que el valiente es quien afronta el peligro sabiendo a lo que se expone pero si se enfrenta a ello sin saber nada es un tonto.
    Hay que ir a por todas pero con los deberes hechos antes de ponerse las zapas.
    Lo del tío con doble amputación es una maravilla saber que se enfrenta a diario a lo mismo que nosotros pero con esa limitación...¿qué limitación puede tener un tío de 2:45?

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada es genial, de las de calidad suprema, lo que hacía falta de verdad, la cara después de ver la cruz de la moneda. Me parece genial ya que es un canto a mirar hacia adelante, como debe ser.

    Gracias Gonzalo de verdad por escribirla y bueno es verdad que el afán de superación debe ser el leitmotiv que nos mantenga en permanente estado de excitación.

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Siempre esos sueños son a los que nos tenemos que agarrar. Creo que son lo que nos hace más felices, los que dan más sentido a nuestras rutinas, lo que en definitiva nos hacen mejores personas con nosotros mismos y con los que tenemos alrededor. ¿Que sería de nuestra vida sin sueños?

    Vivimos en las tierras de Itaca. Sabemos que como punto "final" nunca alcanzaremos Itaca. Pero en ese camino, entre esos sueños, es dónde queremos vivir nuestra vida.

    gracias por una entrada tan positiva que seguro va a animar a mucha gente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Suscribo 100% tus palabras. Después de una muerte siempre pensamos millones de cosas, pero lo que nos mueve a continuar es nuestro afán de superación. Yo, siempre me divierto corriendo, pero lo que me motiva todos los días a ponerme las Asics son las ganas de demostrarme que puedo hacer todo lo que me planteé (siempre con cabeza).

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Una preciosa entrada, como siempre, para ayudarte a pensar.

    Estamos bastante de acuerdo. Aunque no comparto la épica del sufrimiento y del heroismo, estoy de acuerdo en la necesidad humana de buscar límites y pelear por nuevos retos, pero siempre desde el conocimiento y la prudencia.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reflexión, yo estoy contigo, disfrutar y superarse en los límites adecuados, sin sobreexponerse y haciendo todo lo posible para prevenir; aunque accidentes los hay y los habrá. Todos conocemos el dicho de "eso sólo le pasa a los demás", como los accidentes de coche o que te toque la lotería, pero tocar, toca sobre todo si llevas muchas papeletas.

    ResponderEliminar
  7. Supongo que la virtud está en el equilibrio, acercarnos a nuestro límite sabiendo en que momento vamos a sobrepasarlo.

    Sin duda nos gusta avanzar en cada carrera y entrenamiento y demostrarnos que día a día somos más rápidos y más fuertes.

    No hay que abandonar los sueños, pero hay que hacerlos realidad disfrutando del camino hacia ellos y preparándonos o mejor posible para alcanzarlos.

    ResponderEliminar
  8. Grandisima entrada Gonzalo,para quitarse el sombrero.Tienes toda la razon,la motivacion es nuestro motor,es la que nos permite ir o no ir a por un objetivo.Lo de las muertes es complicado porque le pasa al mas preparado y al menos,al mas viejo y al mas joven,al que tiene certificado medico y al que no,al que se hizo la prueba de esfuerzo y el que no,es muy complicado,es un tema genetico que da la cara demasiado tarde.Hay gente que busca sus sueños,los persigue y lleva su cuerpo hasta el limite por ellos y triunfa y otros que tienen la mala suerte de fracasar por un simple tema genetico,aunque sea un punto de vista muy simplista asi lo veo,unos tuvieron la suerte de que la genetica acompaño sus sueños y a otros les dio la espalda,pero en ambos el esfuerzo,teson y ganas de alcanzar su objetivo seguro que fueron encomiables y todo comienza con una simple palabra MOTIVACION.
    Sin motivacion no hay objetivos,ni hay nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cuanta razon!!!Sabias palabras, pero siempre...con cabeza

    ResponderEliminar
  10. totalmente de acuerdo en todo,ya te llegará tu hora mientras tanto disfruta cuanto puedas y sufre con moderacion.salu2

    ResponderEliminar
  11. Lo de este chico quizás no lo hubiera evitado ningún reconocimiento previo, eso sólo te garantiza que aparentemente está todo normal, sólo hay que ver lo que les ocurre a algunos deportistas que están requetemirados.Podría haber tenido algún tipo de malformación congénita, sufrir un síncope, o simplemente que su destino era ese, como el de Filípides, el de la épica.
    Respecto al fenómeno sub 3 no tengo palabras, es un ejemplo más de lo que la superación humana puede hacer cuando se emplea para bien.
    Tengo claro que hay que seguir hacia adelante con las aficiones, con cabeza y disfrutando, pero con ambición, superarse a sí mismo, como decía Carles Aguilar estos días en sentido metafórico "is a fight against yourself" y en el fondo me parece acertado, siempre tomando lo de lucha en el sentido metafórico del término.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena.
    La vida son esas pequeñas cosas que vamos consiguiendo con esfuerzo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Genial, pienso lo mismo... el esfuerzo para conseguir tus sueños, corriendo.

    ResponderEliminar
  14. Brillante como siempre Gonzalo, hay que tratar superarse día a día, semana a semana con esfuerzo y también con conocimiento; sin esponerse a situaciones límite.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por tus felicitaciones. Tú sabes muy bien quien es Ale, pues ese sigue siendo como es, humilde y luchador. Quería más que nada que supieran quienes somos esos runners anónimos que día a día salimos a salir a entrenar con el único motivo de pasarlo bien y estar en forma. Gracias más bien a ti por todo los consejos que me has dado y que me darás. Tu última entrada nos ayuda mucho a reflexionar. Un abrazo Gonzalo.

    ResponderEliminar
  16. Gonzalo como siempre tus entradas, dejan huella, yo personalmente creo en la superación personal, en el esfuerzo, en el sacrificio, pero como herramientas para crecer como personas, y no para obsesionarnos con mejorar el crono, todos tenemos un límite físico que no es mejorable, por ejemplo en mi mejor versión, 1h 34m en media-maratón y con 26años, intentando mejorar eso me destroce el tendón de Aquiles, ahora doy gracias que fuera eso lo que aconteciera y no un paro cardíaco en medio de una sesión inhumana de series.
    Por lo tanto cabeza, esfuerzo y superación, pero sobretodo disfrutar.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  17. !Joder, Gonzalo! Tu mini-yo es un portento; dale un abrazo de mi parte y felicítalo;

    ResponderEliminar
  18. Ya sabéis lo que pienso. Es fundamental dominar la psicología de uno mismo para poder llegar unos metros más allá.

    ResponderEliminar
  19. Muy buena reflexión. Sigamos persiguiendo sueños.

    ResponderEliminar
  20. Creo que el sufrimiento no puede erradicarse de esta actividad; otra cosa es conocer los límites o que sean inevitables, por un problema físico, este tipo de accidentes. Luego pasa un tiempo y nos olvidamos.
    Pero de alguna manera, todos buscamos esos instantes de sufrimiento porque al superarlos nos hacemos más fuertes ¿o no es así?
    Y porque al sufrir al lado de otros, nos hacemos más solidarios, más humanos porque nos sentimos más cerca ¿o no es así?
    Saludos
    JUAN

    ResponderEliminar
  21. Hay que ver que expectación tienen tus entradas. La verdad es que están muy bien, felicidades por ésta Gonzalo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Gonzalo, estoy contigo, los sueños hay que perseguirlos con prudencia y sadiduria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. A ver, yo lo de los chequeos lo veo muy cogido por los pelos, cada caso es particularísimo. Este verano, por ejemplo, murió Jarque, un chaval de ventitantos años, deportista de élite, sometido a constantes chequeos médicos. Y se murió, de repente de un infarto. No he oído nada sobre hacerse un chequeo médico antes de jugar al fútbol.
    Baci e abbracci

    ResponderEliminar
  24. Lomejor es no pensar y lo importante es disfrutar...
    Un excelente post amigo...
    Un saludo

    ResponderEliminar