Badwater Ultramarathon: ¿reto o utopía?


Uno de los primeros libros que leí sobre este mundo de desquiciados que salen a correr en pleno verano fue el "Ultramarathon Man" de Dean Karnazes. Que una de tus primeras lecturas de running sea un libro de un ultramaratoniano puede afectarte sobremanera y freirte las neuronas, puedes llegar a pensar que eso es lo normal y plantearte hacer un ultramaratón a las bravas, sin demasiada preparación. Afortunadamente, posteriores lecturas me devolvieron a la realidad del humilde corredor popular.

Uno de mis recuerdos de aquel libro fueron las experiencias de Dean Karnazes en el Badwater Ultramarathon, la que dicen es la carrera más dura del mundo. Después de leer la cantidad de retos que había conseguido el bueno de Dean, hasta estar incluso corriendo durante dos noches seguidas, y cómo había sufrido en Badwater, pensé que aquello sí que tenía que ser realmente duro. Recuerdo la "anécdota" de corredores que preparando Badwater habían metido una cinta de correr dentro de una sauna.

La carrera comienza en el Valle de la Muerte (Death Valley) y llega hasta el monte Whitney en California, con un total de 217 kms y 60 horas para ser terminada. Hasta aquí no dejaría de ser un ultramarathon duro. Pero lo que hace a esta carrera especial es que las temperaturas en carrera son literalmente "infernales" llegando a los 55 grados centígrados. No me he equivocado, 55 grados centígrados. Son famosas en esta carrera las fotos de corredores que parecen astronautas con trajes de blanco que les cubren toda la piel del cuerpo. Y así 217 kms, y nos quejamos del "calorcito" que tenemos ahora en nuestras horas de entrenamiento habitual.


Una de las noticias de running que más me ha impactado últimamente es la de un abuelo de 75 años que se está preparando para correr Badwater, la maratón del Valle de La Muerte. Pero hay truco en la noticia, el abuelo se llama Mr. Deness y ya es la persona de más edad que ha acabado Badwater, la ha terminado 11 veces, un tipo duro. El señor Deness empezó a correr a los 45 años cuando dejó de fumar y hasta ahora ha corrido más de 150 maratones, incluyendo 14 maratones de Londres. Mucha suerte.

Hace unos años hice un viaje desde San Francisco hasta San Diego bordeando la costa. Cuando pasé Los Angeles pensé por un momento desviarme al Valle de la Muerte para ver los famosos Joshua Trees, pero la prudencia me hizo continuar a terrenos menos hostiles como las playas de San Diego. Me asustaba quedarme sin gasolina o que me fallara el motor del coche en el Valle de la Muerte, quizás había más de leyenda que de realidad, pero me daba respeto. Años después me entero que allí se realiza un Ultra.

He oído en la radio que este fin de semana nos llega una ola de calor con calima a estas latitudes. Siempre es duro, pero cuando llega en verano es mucho más duro. El Domingo me toca "exprime-limón", combinación de series y rodaje en un mismo entrenamiento, será duro pero me acordaré de los bravos ultramaratonianos que pronto estarán durante casi tres días sufriendo alucinaciones en el infierno de Badwater.

Share this:

CONVERSATION

14 Comentarios:

  1. Interesante entrada, aunque 'eso' es canibalismo! Conocía la carrera y aunque la respeto jamás haría algo así,jejejej

    Gonzalo, tú siempre buscando esa motivación extra en los momentos bajos.

    Buena entrada y a la vista esta en las fotos... sí, hay gente muy rara que corre!

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ese libro es tremendo. Me lo lei hace un año o así y me pareció impresionante... El otro día lo comentaba en la quedada del orgullo. Sobre todo me impresionaban las fotos, los cambios de temperatura extremos... Y las pizzas que se pedía el amigo dean de madrugada desde una cabina de telefono en medio de un entreno de 50-80kms, avisando al repartidor de que en media hora estaría en el km234 (por ejemplo) de la carretera corriendo... que huevos

    ResponderEliminar
  3. Ese tipo de lecturas trato de mantenerlas alejadas por el momento. Creo que tengo capacidad y mentalidad pero mis piernas aún no están ni de coña preparadas para esas historias. Quizá un 50k, a ritmos no competitivos, pero poco más.
    ¿Donde está el placer en esas cosas?.. no lo hay, supongo, tan solo se siente la llamada y no puedes dejar de hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. Son retos de resistencia pura y dura el placer está en hacerlo no en el como hacerlo , creo que eso no es running

    ResponderEliminar
  5. Hola Gonzalo, increible lo que el cuerpo humano puede llegar a soportar, no me imagino metido en una sauna corriendo en una cinta.....creo que recogerían mis ojos y mi dentadura del suelo, porque con lo que sudo normalmente me desintegraría...

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar
  6. Eso, eso... es mi carrera! Algún día lo haré (en sueños, esta noche pensaré en ello Gonzalo).
    Y mira que me gustan a mi estos retos, pero no creo que sea capaz de llegar a hacerlos.
    De momento voy a poner los pies en el suelo e ir cumpliendo pequeños sueños como son acabar maratones.

    ResponderEliminar
  7. Suerte con tu entreno dominguero pero acuérdate de dejarle algo de zumo al limón, no se nos vaya a secar demasiado pronto.
    Nos vemos en algún otro valle

    ResponderEliminar
  8. Esto es la leche... A veces hablamos con compañeros de trabajos o amigos, y cuando les contamos que nos vamos a correr 21 kilómetros o que nos levantamos a las 6 de la mañana para ir a correr 14, nos dicen que somos unos máquinas y que estamos locos. Más o menos lo que pensamos nosotros de los ultramaratonianos, pero en este caso con razón.

    ResponderEliminar
  9. Nada amigo.... tú adelante este domingo, que nada te puede frenar; Berlín te espera y seguro que harás una buena carrera, te veo con ganas, decidido como siempre, pero el trabajo te pondrá donde mereces y seguro que será atravesando la linea de meta haciendo un buen crono. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Definitivamente esos corredores estan hechos de otra pasta, simplemente plantearse un reto así, ya es un mundo!
    Mucha suerte el domingo,
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  11. Increíble lo del señor de 75 años! Que tengas un feliz exprime-limón el domingo.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  12. A esto es lo que me refiero cuando digo lo de las malas influencias. Te lees un libro, un amigo que te aconseja, otro que escribe algo como lo que tu cuentas en un blog y al año siguiente te ves corriendo una carrera de veteasabercuantoskilometros. Si es que no aprendemos.

    ResponderEliminar
  13. Interesante entrada.
    El límite de algunos "cuerpos humanos" nunca dejará de sorprenderme.

    Oye y con temperaturas extremas pero al reves, osea por debajo del cerito, no hay nada por ahí? Seguro que alguna carrerita "a ver quien se congela antes" hay.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Acabo de hacer 14 kms montañeros en Valsequillo a 40 grados y esta entrada no me ha refrescado nada de nada. :-)

    ResponderEliminar