La semana empieza el lunes


El título de esta entrada puede parecer una perogrullada, pero quizás no lo es tanto. De todos es sabido la obsesión de los corredores populares de "coleccionar" kilómetros. Todos sabemos exactamente los kilómetros que hemos corrido la semana anterior. Cuando acaba la semana los anotamos en nuestra hoja de excel, nuestra libretilla o en algún medio más sofisticado y de vez en cuando miramos con satisfacción los kilómetros hechos en los últimos meses o años.

Dentro de la semana intercambiamos el día de series o incluso la tirada larga y los ponemos los días que más nos conviene. Si el domingo nos es imposible, hacemos la tirada larga el sábado. Si el martes no tenemos el cuerpo para series, las pasamos al miércoles. Este es un sano principio de flexibilidad en el entrenamiento que a todos nos va bien.

Pero si hay un mandamiento sagrado en el mundo del "coleccionista popular de kilómetros" es que la semana va siempre de lunes a domingo. Este es un principio intocable escrito en piedra. Cuando uno está inmerso en un plan de 14-16 semanas para una carrera específica, realmente da igual que contemos las semanas de sábado a sábado, si la carrera fuera un sábado o de domingo a domingo, o incluso de martes a martes, ¿qué más da si vamos a estar cuatro meses dándole a la zapatilla?. Pero no, para un corredor popular la semana empieza el lunes y acaba el domingo y no hay nada más que discutir.

El lunes el contador se pone siempre a cero.
Si nos faltan los kilómetros que hemos estimado al principio de la semana, el domingo nos atiborramos a correr para conseguirlos, no podemos esperar al lunes, tiene que ser el domingo. ¿Y qué más da si vamos a estar cuatro meses entrenando? ¿no podríamos descansar y hacerlos el lunes?. No, porque somos coleccionistas de kilómetros y la semana empieza el lunes.

A mí me está ocurriendo algo inquietante en este plan y que no sé si a otros corredores también les ocurre. Independientemente de los días seguidos que haya salido a entrenar al final de la semana, el lunes tengo que salir. Es el primer día de la semana y tengo que sumar, aunque esté cansado, tengo que sumar. Ya sé que no es lo más correcto, pero la obsesión me puede. Destrozo completamente el principio de entrenamiento/descanso pero es que soy un pelín obsesivo. El simple pensamiento de llegar el martes por la noche con cero kilómetros acumulados y tener que hacerlos todos en seis días en vez de siete es superior a mi sentido común.

Este domingo salí a hacer tirada larga. Fueron 30 kms. Cualquier manual de running te dirá que al día siguiente debes descansar. Pero el día siguiente era lunes, comienza la semana, los contadores se ponen a cero. ¿Cómo voy a llegar al martes sin sumar? Tendría que hacer el kilometraje de la semana de martes a domingo. Y luego te ocurren cosas inexplicables, cuando se supone que el lunes voy a estar muerto después de la tirada larga del domingo, me sale un rodaje fenomenal de 14K a 4:51. Esto no hay quien lo entienda.

Ya sé que esta obsesión es completamente irracional, pero la semana empieza el lunes y da igual si llevas corrriendo de Jueves a Domingo seguido, el lunes hay que sumar y empezar la semana con alegría.

Share this:

CONVERSATION

16 Comentarios:

  1. A mi lo del lunes, no me pasa, pero obsesivo con cumplir los entrenos al maximo.
    Yo creo que es algo que llevamos encima todos los que nos gusta esto de verdad.

    Gracias por tus comentarios sobre mi plan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tienes.... Los domingos por la noche pongo el cuentakilómetros a cero, y empieza la nueva cuenta semanal... Eso sí, en general los lunes son sagrados días de descanso (excepto si durante la semana que entra sé que no podré salir algún día por viaje o marrones varios, y entonces sí que corro para completar mis 5 días semananales...)

    ResponderEliminar
  3. Gonzalo, desde luego nos obsesionamos con un montón de cosas y una de las principales es el kilometraje.
    Particularmente el lunes me gusta tenerlo de descanso, el plan que estoy siguiendo me marca como descanso miércoles y sábado y lo estoy cambiando para descansar lunes y viernes, es mi manía.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Lo jodido no es descansar el lunes, lo verdaderamente dantesco es que el martes algo se tuerza y no puedas salir y te plantes en el miércoles a 0. Eso me ha pasado a mi esta semana y estoy sufriendo

    ResponderEliminar
  5. Cierto es que ponemos el cuentakilómetros a cero el domingo por la noche y que nos reservamos la tirada gloriosa para ese día, o hacemos más kilómetros si el resto de la semana nos hemos quedado cortos. Pero curiosamente muchos también dejamos el lunes sistemáticamente como el día del descanso del guerrero.

    Pero eso nos pasa porque somos europeos. Si te fijas en el libro de Jack Daniels, él llama Q1 (quality 1, primer día de calidad) a lo que normalmente hacemos el domingo, la tirada larga. Para los runners americanos la semana empieza el domingo, y además la empiezan con energía, con un Q1 de la leche. Diferencia de mentalidad curiosa, será que los europeos empezamos descansando, vamos cogiendo el ritmo, y dejamos lo más importante para el final, y los americanos empiezan con fuerza, van moderándose, y acaban relajados... Curioso... :)

    El post me viene de perlas, porque mi primera tirada de 32 kilómetros debería ser este domingo, que estoy de vacaciones, y además es el último día. El lunes estoy en casa y aún de vacaciones, estoy pensando en hacer esa tirada el lunes, pero como bien dices, nos obsesionamos, no entra en mi cabeza que en mi hoja Excel la tirada larga no salga debajo de las otras tiradas largas, que la semana que acaba el domingo acabe con menos kilómetros...

    Creo que saldré el lunes pero lo apuntaré en la hoja el domingo, pero no se lo diré a nadie... ;)

    ResponderEliminar
  6. Joder Alex, es cierto, no lo había pensado. Si descansas el lunes y el martes por lo que sea no puedes salir...es para suicidarse.
    Compruebo que hay dos tipos de fenotipo runner popular español, el que descansa el lunes y el que no descansa el lunes. Ahora soy más sabio, lo juntaré con la distribución típica de runners que corren por encima y por debajo de 5 min / km.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno Gonzalo. Digno de una editorial del RW's americano claro.

    Por mi parte, trato de no obsesionarme, tampoco corro los lunes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Pues curiosamente, en este plan por primera vez tengo como día de descanso el lunes. El riesgo, el comentado..., si el martes te surge algo y no puedes salir toca 5 de 5 (que ya me ha ocurrido más de una vez)...

    Pero bueno las claves, flexibilidad y no obsesionarse.

    ResponderEliminar
  9. esto es totalmente mi pensamiento también. i si no se ejecutan Lunes Sé que estoy condenado al fracaso. las posibilidades son demasiado grandes que hace falta un día libre durante la semana. yo también la "necesidad" domingos de actualización de las millas a menudo.

    ResponderEliminar
  10. Esta vez descanso los lunes... prefiero recuperar bien de la tirada larga.
    Genial ese rodaje rápido!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me gusta esa obsesión. YO también soy obsesivo con lo de sumar kilómetros.

    ResponderEliminar
  12. Gonzalo te agobias tío, te olvidas que también tienes las noches para recuperar.
    Correr de noche es muy gratificante, lo has probado?.
    Siempre lo he dicho, dormir es una perdida de tiempo, no haces nada mientras duermes, y puedes utilizar esas horas para hacer otras cosas o no?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Muy de acuerdo amigo, la semana comienza siempre el lunes y termina el domingo, para mí también es así. Buena tirada la del domingo, 30 Km ya es un entrenamiento considerable y de mucha calaidad. Un abrazo y a seguir así, que vas muy bien.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, un corredor judío a lo mejor te diría que para él la semana comienza el domingo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Gonzalo,

    Estoy de acuerdo con la mayoría. La semana empieza el lunes después de una tirada larga realizada el domingo. Sin embargo, ese primer día de la semana es de descanso obligado para mí, desde tiempos inmemoriales además.

    Saludos.

    ResponderEliminar