XXXI Dublin Marathon: mi crónica




Epílogo

La mañana después de la Maratón era muy corta, tenía que coger un avión y tan sólo disponía de una hora para conseguir mi fetiche. Ese día se ponía a la venta "Life", la autobiografía de Keith Richards. No era cualquier libro, era la vida contada en primera persona de su satánica majestad Keith Richards, si hay alguien que puede contar de verdad los entresijos del Rock de las últimas décadas ese es el amigo "Keef" y yo lo tenía que tener antes que nadie.

Me presenté en la librería más cercana minutos después de abrir, husmeé por si veía el libro y nada de nada, me pongo nervioso y me decido a preguntar. La chica duda unos segundos y luego dice "Sí, es verdad, se publica hoy. No lo tenemos aún ni expuesto, hay restricciones muy fuertes, pero ya hoy se puede vender". Llama a un compañero y sube de los almacenes unas cuantas copias del libro. Ahora sí que era feliz, mi misión en ese pais ya se había completado.
72 horas antes

Dublín me recibe con mucho frío y lluvia. Abrigo, manos en los bolsillos y a recorrer la ciudad. El tiempo hasta la carrera seguro que cambia, no hay motivo para preocuparse aún. Intento descansar por la tarde para no pasar el día caminando y agotado. Además de pasar por (casi) todos los típicos enclaves de turistas, rebusco en el ambiente musical de la ciudad y me saco una foto con la estatua de Phil Lynott (para tí Jan) y con el famoso teatro Olympia donde han tocado todos los grandes (para tí Miguel).



Los irlandeses son los negros de Europa, se respira música y blues por todos lados. Pero ese fin de semana se respiraba también Maratón. Una ciudad 10 veces menor que Madrid que organiza una maratón un 20% mayor en número de corredores que Madrid tiene a la fuerza que respirar Maratón. Se veían carteles en los supermercados sobre la carrera, grupos de turistas "finos" que sabías que iban a correr nada más verlos, corredores en los hoteles, etc. Mucho ambiente maratoniano por las calles.

Hacer algo de turismo me evade de los nervios pre-carrera. Pero necesito saber algo más de mi enemigo, necesito encontrar dónde vive, a qué se dedica. Mientras tanto me acerco a la feria del corredor. Todo muy bien organizado y salgo de allí bastante rápido sin ninguna compra. Tengo tiempo de dejarle un mensaje en el "Muro de Adidas" donde los corredores escriben mensajes de motivación.

Cuando ya pensaba que no lo iba a ver, ahí estaba, un gordo leprechaun con cara de bonachón y con un mazo que tenía especialmente guardado para mí y que quería sacar en el kilómetro 32 para atizarme. Le arrebaté el mazo y le dije que aquello no era nada personal, que no tenía nada en contra de los enanillos verdes, pero que había ido allí desde tan lejos para capturar uno en una carrera justa, saliendo los dos al mismo tiempo. El tenía le ventaja de que conocía el terreno y el clima, yo ponía el coraje.



El día de la carrera

Me levanto temprano y después de desayunar lo habitual, nada de experimentos, salgo a la calle y lo primero que hago es mirar hacia el cielo. Hacía mucho frío, 3-4 grados, pero estaba despejado, eso eran buenas noticias. Camino despacio y en silencio hacia donde empieza la carrera como para no malgastar energías y comienzan a salir corredores de todas las calles. El centro de Dublín no es grande y 13.000 corredores se hacen notar fácilmente. El momento crítico es cuando uno tiene que dejar la bolsa, ahí me desprendo de chandal y jersey y me quedo simplemente con un gorrito polar, una camiseta técnica sin mangas, una camiseta de algodón desechable y una bolsa de basura por encima. Se notaba el frío, mucho frío. Tiritaba y miraba a mi alrededor pensando "estos cabrones están todos acostumbrados a correr con frío y yo no".

Me voy hacia la zona de salida y siguiendo algún consejo que me han dejado en el blog me coloco con los "titancillos" entre el globo de 3:15 y el de 3:30. La salida es en zig-zag y si sales muy atrás puedes perder mucho tiempo. El Garmin obtiene señal sólo en unos segundos, también es buena señal. Suena "Eye of the Tiger" tocada por una orquesta, himno irlandés y se da la salida. Tardo sólo unos 30 segundos en pasar por el arco de salida. Salgo a buen ritmo pero controlando la euforia, con mi gorrito y mi camiseta de algodón para tirar aún puesta. Poco a poco iba entrando en calor y en el kilómetro 5 decido desprenderme ya de la camista y el gorro. Corro un kilómetro más y noto que me falta ritmo, voy bien pero no llevo el ritmo, me falta algo. Meto la mano en el bolsillo trasero y saco la vaselina para la segunda media y el ipod. La vaselina sólo me da para unos 21 kms cuando sudo mucho, necesito llevar repuesto. Empiezo a desenredar los auriculares del ipod y se me cae al suelo la vaselina. "Bye, Bye vaselina, que sea lo que Dios quiera", ya improvisaré si tengo problemas.


Con la música obtengo rápidamente un ritmo constante. No me obsesiono mirando el reloj continuamente, sé que voy bien y por debajo de 4:58 que es lo que me llevaría a 3:30, así que adelante. La carrera entra en Phoenix Park, dicen que el parque urbano más extenso de Europa. Mirabas a ambos lados y sólo veías cesped hasta donde te llegaba la vista. Se seguía notando el frío, me sorprendía ver el vapor de la respiración de cientos de corredores con el frío al mismo tiempo.

Después de unos 6 kilómetros en el Phoenix Park, la carrera discurre por pueblecitos de las afueras. No es llana, hay bastantes cuestas pero de perfiles no demasiado pronunciados. Cada vez que se entra en un pueblecito uno se encuentra con mucha gente animando y ofreciendo ositos de goma y chocolate. No cojo nada por si acaso.

En el kilómetro 10 ya le había sacado un minuto a mi tiempo objetivo, pero no tenía la sensación de estar realizando un gran esfuerzo y continúo al mismo ritmo. Llego al kilómetro 15 y me digo "ya hemos hecho más de un tercio y vas fenomenal". Llega la media y la paso sobre 1:42:00, demasiado rápido, empiezo a temer que el Leprechaun saque el mazo y me dé fuerte. Pero las sensaciones son buenas, no noto gran esfuerzo, estoy fresco como una lechuga que es como se debe pasar la media, así que me digo que tengo que arriesgar, que escuche mi cuerpo y que no tenga miedo, que sigan pasando los kilómetros y que si la cosa se pone mal, ya tengo 3 minutos de reserva ganados para el 3:30.

Siguen pasando los kilómetros y seguimos pasando por pueblecitos residenciales con pequeñas casas unifamiliares y niños ofreciendo pastillas de goma. A mitad de carrera ha salido el sol y la temperatura ha subido hasta unos 12-13 grados calculo yo, es una temperatura fantástica para correr, el día está luminoso y sientes siempre la sensación de ir refrigerado. No me salto avituallamientos y alterno agua con isotónica. Dan unas botellitas pequeñas de 250cl con tapón deportivo que te puedes llevar e ir bebiendo poco a poco. Estos sí que saben, nada de vasos.

En el kilómetro 25 saco mi barrita de cereales con chocolate, nada de geles, esto es lo que me sienta bien, qué más da de donde vengan los carbohidratos. Llego al kilómetro 30 y no bajo el ritmo, las piernas aún no me dan señales de rendición y me digo a mí mismo "Créetelo, créetelo, vas a hacer la carrera de tu vida, créetelo". Pensaba que con lo que tenía ganado, muy fuerte me tenía que dar el leprechaun para tumbarme. Quedan sólo 12 kilómetros y eso lo he hecho muchas veces.

Cuando quedan unos siete kilómetros las piernas empiezan a pesar algo, pero nada comparado con otras maratones, sigo con buenas sensaciones pero no quiero estar mirando el reloj cada pocos minutos y agobiarme. Veo una antena de comunicaciones como a unos 3-4 kilómetros y me repito que no voy a mirar el reloj hasta que llegue allí, me concentro en la música. Efectivamente cuando llego a la antena de comunicaciones quedan sólo unos tres kilómetros. La carrera empieza a internarse de nuevo en el centro de la ciudad y el público triplica lo visto hasta el momento. Ya nada me puede parar.
A unos dos kilómetros veo una gran bandera del Atletic de Bilbao me alegra el sufrimiento durante unos segundos. Les grito "Atletic!" y se quedan dos chicas mirandome pasmadas como sorprendidas de que hubiera más españoles por allí aparte de los que ellas animaban. Me dicen algo que no escucho por la música y continúo pensando que ya no me para nadie.

No había ido pendiente del tiempo todo el rato, a estas alturas de carrera sabía que haría sobre 3:26:00 o por ahí y estaba feliz. A falta de menos de un kilómetro veo a mi mujer y me saca la foto que abre esta entrada. Ya estamos ahí, encaro Nassau Street, la última recta. El público se cierra y parece una de esas etapas del Tour, casi no se puede adelantar, van entrando los héroes del día uno detrás de otro. Veo el reloj y me doy cuenta de que voy a ser sub 3:25, no, sub 3:24, mucho mejor que la mejor de mis expectativas. Delante mía hay algo de apelotonamiento, quiero la gloria de la foto para mí solo, no quiero compartir esa décima de segundo con nadie. Aprieto simplemente para salir en la foto yo solo, para tener mi momento de gloria personal. Levanto las manos con los pulgares hacia arriba, cierro los puños con fuerza y vuelvo a levantar los pulgares, ahora sí que me lo creo. 3:23:51 prácticamente toda la carrera al mismo ritmo, como los campeones, primera media a 4:47 min/km, segunda media a 4:48 min/km.

Cuando volvía al hotel iba paralelo a Nassau Street donde entraba un corredor detrás de otro, jóvenes, viejos, mujeres, hombres... Pienso que cada uno de esos corredores que entraban tenía detrás una historia de duros entrenamientos, de cientos de kilómetros con frío y con calor, de esfuerzo y de sueños conseguidos y tengo que controlar el que no se me derrame una lágrima.

Al día siguiente la portada de uno de los periódicos principales de Irlanda era una gran foto de una señora de 75 años que había completado el maratón. Daba igual quién hubiera ganado, lo importante para el periódico era esa señora y comunicar el mensaje a todos los populares de que con esfuerzo y dedicación se puede conseguir todo, me sorprendió mucho que no mostraran al ganador, sino a esta señora. Todo un mensaje a tener en cuenta.

En el avión de vuelta, lo que uno puede esperar en estos casos. Los pasajeros manteándome, el avión cantando "campeones, campeones", las azafatas bailando la Conga, yo fumándome un purito con la medalla de finisher puesta, el piloto invitándome a la cabina, las Escolas Do Samba brasileñas desfilando por los pasillos, los gaiteros escoceses tocando el "Scotland the Brave", vamos lo típico en estos casos. Mi mujer dice que este último párrafo no ocurrió, que fue un sueño, pero para mí fue todo un sueño muy real.

Share this:

CONVERSATION

52 Comentarios:

  1. GRAN ÉXITO SÍ SEÑOR...ME HA ENCANTADO TU CRÓNICA...UN BUEN CONTROL DESDE EL PRIMER KM,UNA TEMPERT MUY BUENA,MUCHO AMBIENTE Y LO MÁS IMPORTANTE QUE TÚ LO TENÍAS CLARÍSIMO....HAS SUFRIDO POCO,HAS DISFRUTADO MUCHÍSIMO Y EL MURO SE HA QUEDADO BAJITO EN ESTE RETO DE DUBLÍN PARA TÍ.....ENHORABUENA POR TODO DISFRUTALO QUE TE LO HAS GANADO CON CRECES Y A POR EL SIGUIENTE QUE EL MAZO PAR TI NO ES.....saludos kiko

    ResponderEliminar
  2. Lo has bordado Gonzalo, estoy impresionado por la crónica y por la carrera, del 1 al 42 al mismo ritmo, sin desfallecer, la carrera que todos querríamos tener. Muchísimas felicidades y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. enhorabuena,carreron si señor.me alegro cantidad porque te lo curraste bien.muy buena cronica y el tio del mazo no pudo seguirte para zumbarte,genial.yo aposté `por ti a 3:23,he revisado las entradas anteriores porque creia que te lo habia comentado en algun post y no lo encuentro ,seria esas veces que tienes que repetir comentarios porque no entran y se perdió pero esa era mi apuesta.felicidades de nuevo y objetivo cumplido,a pensar en otro y a recuperar.un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bravo, bravo, bravo!!! La mitología celta pronto hablará de un canario que se fue a cazar Leprechauns y volvió con un pedazo de maratón en sus bolsillos!

    Emocionante la crónica, con agujetas y dolor en la planta de un pie me han entrado ganas de salir corriendo para celebrar tu carrera, que subidón de adrenalina, vaya pedazo de carrera y vaya pedazo de crónica! Felicidades, como bien has dicho, has hecho la carrera de tu vida, y seguro que volverás a hacer la carrera de tu vida en otro lugar y en otra maratón pronto, nada te va a parar.

    Qué ganas tengo de sentir eso en una maratón... Te has ganado la recompensa de "la carrera perfecta", ritmo constante, sin muro, sin mazo, el fruto de un duro entrenamiento enlazado maratón tras maratón, para conseguir la carrera de tu vida... Te la mereces!!!

    ResponderEliminar
  5. Señor, Enhorabuena de todo corazon.
    El esfuerzo de tantos entrenos y disciplina, se han reflejado en un carreron y en un tiempo de altos vuelos.
    Enhorabuena¡¡

    ResponderEliminar
  6. Joder Gonzalo, no me pude resistit y vi tu éxito desde la el site oficial del Maratón de Dublín. Eres grande y ya perteneces al club de los 3:30. Me alegro mucho porque he visto la tota metamorfosis.

    Desde luego que con sosakus como tú, correr, entrenar, competir, bloguear es todo mucho más fácil porque tienes el don de 'mover' la escena.

    No sé si te das cuenta de hasta qué punto eres un puntal en el mundo bloguer, y muy merecido.

    No sé que más añadir pues es difícil expresarlo así por escrito. Te puedo decir, que ese sub 3:3O, me alegra tanto por ti como si lo hubiese conseguido yo. De verdad que ha sido emocionante ver cómo desde el inicio ibas día a día preparando la caza del leprechaun.

    Bueno, corto ya. Sólo pedirte que no nos dejes pues estaríamos muy desamparados sin Sosaku runner.

    Keep on rock y ahora voy a leer tu pedazo crónica. No es la norma pero esta vez he posteado antes de leer.

    Saludos, fuerza y mucho rock!

    Eres muy grande tío!

    ResponderEliminar
  7. Gonzalo! quiero disculparme porque me olvide de ti y de desearte suerte y animos ....lo siento.
    ENHORABUENA macho !!!! vaya cronica mas guapa y que maraton tan bien corrida!! me encanta!!! pedazo tiempo,parece facil pero como cuesta!
    Tu trabajo ,sacrificio, dolor, constancia y amor estan reflejados en esas 3h23.
    Un abrazo, disfruta de tu exito y de tu viaje para siempre!

    ResponderEliminar
  8. Grande la carrera, grande la crónica y muy grande el corredor. El leprechaun, en cambio, se ha quedado pequeño. Felicidades Gonzalo, eres grande.

    ResponderEliminar
  9. Bien Gonzalo, bien. Una maratón digna de ti, la que te merecías, la que todos soñamos.
    Miguel lo ha escrito muy bien, tú y tu blog sois un referente. Por tu pasión, por lo que amas este deporte y por el respeto que le tienes a la maratón.
    Yo también entré en la página para saber de ti y me alegré de que todo saliese bien. Con tu carrera y tu crónica me has dado otro empujoncito para reincidir.
    Me alegro un montón no tanto como tú que eres el que te has comido los entrenamiento.
    Felicidades

    ResponderEliminar
  10. Me quito el sombrero Gonzalo. Hubiera apostado mi dinero por un resultado como el que has conseguido. Se veía venir. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  11. PLAS, PLAS!!
    Gran carrera como Jack manda. Controlando y sobre todo disfrutando. 3 horas 24 minutos oyendo a Shakira.¡Qué tío!.

    ResponderEliminar
  12. ENORME! Has hecho un carrerón! 3:23:51! No se a que esperas a poner un cartel en tu piso y cuando la gente lo vea dirán... ahí vive uno de los grandes! Felicidades, de verdad me alegro un montón!

    Un abrazo!

    P.D. Que suerte que el piloto te dejará entrar en la cabina ;)

    ResponderEliminar
  13. Una gran crónica, como corresponde a una gran carrera. Me alegro mucho, un premio a la constancia y saber hacer. Y me uno a los que lo relacionan con la calidad del blog
    Un abrazo
    JUAN

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena, te lo has currado muchísimo y has obtenido un gran resultado. Mí mas sincera felicitación.

    Bonita crónica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena!!!, Gonzalo... -lo sabia, tus entrenos avalan todo lo que has conseguido.

    ResponderEliminar
  16. Has doblado Gonzalo, y eso en una maratón, independientemente de la marca, lo es todo. Tu registro magnífico, enhorabuena y un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Cuando vi ayer tu tiempazo (fue lo primero que hice por la mañana) me dio un alegrón enorme. Porque si alguien se merece este exitazo, eres tú, con tu ejemplo y tu constancia.

    Y la foto con Phil es una pasada.

    Enhorabuena, que pasada.

    ResponderEliminar
  18. Uffff Gonzaloo que crónicaaa!! Me ha emocionado un montón!! Fresco como una lechuga toda la carrera! !ué bien la controlaste en todo momento y además la disfrutaste.

    ENHORABUENAAA!! Disfrutaa mucho de esa conquista!!

    Bss

    ResponderEliminar
  19. GUAUUUUU... ENHORABUENA GONZALO!! Ahora a disfrutarlo amigo... joder que regularidad de ritmos... en fin lo dicho eres sub3h24 y eso son palabras mayores...

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. ¿¿¿Comoooo??? También tú tuviste samba y gaiteros en el viaje de vuelta... Mmmm,... pensé que esas cosas sólo me pasaban a mí... jajajajaja!!!

    Bueno, pues celebro como el que más la caza del jodido leprechaun (o como quiera que se escriba). Robarle el mazo el día antes te dio sin duda más de una ventaja. Luego os hizo un día soleado y de temperaturas suaves y la animación era de primera división...

    Lo de esprintar para la gloria fotográfica lo hice yo en Calella (jejeje). Mi complicidad por ello, claro que sí.

    Bueno, Gonzalo, que muchas felicidades por dos cositas: una es el marcón, que hay que correr para tener esas cifras en el bolsillo. Lo segundo es tu modo de vivirlo y de contarlo. ¡Eres un fenómeno!

    Fortísimo el abrazo y mis respetos a su señora, esa que le baja de la nube de las ensoñaciones atléticas cuando corresponde ;-)

    ResponderEliminar
  21. me tienes con el último párrafo! pensé que era un vuelo loco. Lástima que sólo era un sueño.

    felicitaciones por tu carrera! un 3:23, WOW! Estoy impresionado. que sin duda trabajó duro para vencer el leprechaun.

    contenta de que había un viaje seguro y una gran carrera!

    ResponderEliminar
  22. Mi sincera ENHORABUENA Gonzalo!!! qué crack!! tiempazoooo!!
    Excelente crónica, has disfrutado, bajado marca, y turisteado, viaje perfecto!!
    El último párrafo ... de película jeje
    Ahora a seguir disfrutando y descansa,
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  23. GRANDE, GONZALO, MUY GRANDE!! Estupenda carrera y excelente crono, de libro.
    Tu preparación, entrega y duro trabajo nos sirve de estímulo para los que estamos en esta guerra.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  24. Cuánto me alegro de leerte, Gonzalo. Qué experiencia tan bonita y tan grande. Y, además, con tiempazo.
    Date unos días de descanso. ¿Cuál es el siguiente, por cierto?
    Un besazo, campeón...

    ResponderEliminar
  25. Tus carreras son jodida ciencia.

    Éxito es igual a Esfuerzo más Entrenamiento multiplicado por Tesón y Constancia.

    ResponderEliminar
  26. Buenísima la crónica, que carrera más plácida (excepto por el momento vaselina claro). Sólo una incorrección, ni tú te crees que haya sido la carrera de tu vida ¿sabes los que viene después del sub 3:30?... exactamente el sub 3:20, vete hablándolo con Jack :-)

    Si es que con los entrenamientos que hacias debajo de 5:00/km con la gorra no quedaba otra posibilidad.

    Por cierto, los periódicos irlandeses igualitos que los españoles. Después del MAPOMA sólo hablaban de la carrera de 10km de Gebre, sin el más mínimo respeto a los maratonianos.

    Muchas felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  27. Pedazo de carrera y pedazo de resultado, amigo, te lo has currado y te lo mereces, estás ya a otro nivel.

    No sabes cuanto me alegro, enhorabuena. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena Gonzalo!!! No tenia ninguna duda de que lo conseguirías...es un pedazo marcón!! Ahora descansa, disfruta del momento y a pensar en el siguiente...o ya lo tienes en mente?? Felicidades

    ResponderEliminar
  29. Gonzalo grande!!!!!!!!!!!!!!!

    Menuda carrera, controlando, un sub 3:24.

    La justicia se ha hecho y has obtenido el resultado de la buena preparación que te has currado.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  30. Felicidades Gonzalo, pedazo de carrerón, manteniendo el ritmo todo el rato, eso no esta al alcance de cualquiera, y además sin apenas sufrir y disfrutando todo el trayecto. Impresionante.

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado la crónica, cojo fuerzas...

    ResponderEliminar
  32. La mejor cronica de Maraton Popular jamas contada....

    Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  33. Bien Gonzalo... Lo cierto es que me hubiera sorprendido que regresaras de Dublin sin el sub 3:30 bajo el brazo.. Por lo que explicas deduzco que tuviste la mente lo suficientemente fría como para dosificar el esfuerzo y centrarte en un ritmo uniforme para no caer en errores anteriores.. Eso demuestra fehacientemente que has crecido como maratoniano y que estás ya en un escalón mas alto en tu trayectoria deportiva.. Así que muchas felicidades por tu Maratón...!! Ahora hay que asimilarlo y dejarse llevar unos cuantos días sin ninguna presión...

    ResponderEliminar
  34. Felicidades por esa constancia,la carrera no empezo el lunes,empezo hace 18 semanas,casi nada de entrenamiento obligado que te ha llevado a ganar al enano verde,que se joda...gran carrera controlando el ritmo de principio a fin saltando el muro como si fuera la comba.Grandisima cronica y gracias por compartirlo con nosotros.De experiencias nos nutrimos todos.No hay mayor alegria y goce que perseguir durante muchas semanas un objetivo y alcanzarlo,estaras feliz,descansa y regodeata en tu exito.
    Un ABRAZO CAMPEONISIMO¡¡¡.

    ResponderEliminar
  35. Que emocionante Gonzalo, mi más sincera enhorabuena!!! Me ha encantado tu crónica y tu triunfo personal. Felicidades no sólo por el resultado sino por el trabajo de entrenamientos y el esfuerzo que te a llevado a él.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Por cierto,mantener esa constancia tanto en el entrenamiento como en la carrera a la hora de fijar tu ritmo y mantenerlo hasta el final demuestra esas influencias orientales.Tienes una grandisisima fuerza mental para no desfallecer.
    FElicidades de nuevo por esa grandisima carrera Gonzalo y disfruta tu victoria Samurai¡¡¡.

    ResponderEliminar
  37. Tremendo Gonzalo.
    Desde el principio de tú preparación, viendo tus ritmos, siempre pense que estarias más cerca del 3:20 que del ansiado 3:30.

    Como me gusta ver que el trabajo bien hecho frutifica con un gran éxito. Lo mereces compañero.

    Lo tipico descansa/disfruta y a completar el circulo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Lo sabía,sabía que con tus entrenos era cuestión de tiempo el bajar de 3:30, pero es que has bajado de 3:24 qué ... máquina. He de decirte que, como algunos de los que me preceden, no me pude resistir a verte dándolo todo en los vídeos el mismo martes (porque el lunes de noche no funcionaba bien la web site) y disfruté con tu éxito, ya que no por esperado fue menos emocionante.
    Bueno lo dicho, a disfrutar de tu momento de gloria, a descansar merecidamente, a disfrutar de y con la familia, ¡ah!, y cuidadín con la depresión post maratón.

    ResponderEliminar
  39. FELICIDADES Gonzalo. Ahora a disfrutar, que seguro que estás aún en la nube. Bravo.

    Y luego, a pensar en la siguiente, que no decaiga.

    ResponderEliminar
  40. Congrats! Great race report. Dublin's a great city to run a marathon.

    ResponderEliminar
  41. GRACIAS !!! Durante estos meses sin correr, he entrenado mentalmente contigo tu maratón. Hoy leyéndola, he corrido mi maratón. Gracias por compartirla y por hacerme sentir que estuve allí.
    besotes campeón!!

    ResponderEliminar
  42. Enhorabuena Gonzalo!En Inglaterra tambien venden periodicos irlandeses con la maraton en primera plana. Al verlo me acorde de ti. Brindo con una pinta de Guiness por tu exito tanto corriendo como escribiendo.

    ResponderEliminar
  43. Estimado Gonzalo, había empezado a asustarme según iba leyendo, pero... ¡¡¡lo has conseguido!!! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  44. Enhorabuena. Ya sabes que el que empieza yo no lo puede dejar.
    Un saludo
    Javi Sanz

    ResponderEliminar
  45. Cómo me alegro de que te haya salido tan bien, Gonzalo. Bueno, ¡mejor que bien!

    Has hecho la carrera de tu vida... hasta el momento. Te creo capaz de esto y de mucho más (y no es que esto me parezca poco, no).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Enhorabuena Gonzalo, no había leido tu gran triunfo....me alegro mucho porque te lo mereces, gran marca para un tio grande como tu....me quito el sombrero..

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar
  47. Disculpa por no haber escrito antes, no he podido, pero ahora si lo hago. Que pasada lo merecías, te lo currastes y ese el premio. Me alegro un montón, que experiencia y que tiempo. Has dado un gran paso adelante, bajar de 03:30 no es fácil, esto es muy duro ( lo digo con experiencia). Disfruta amigo, ese premio debes saborearlo al máximo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  48. No había tenido tiempo de leer la crónica, excelente crónica y aún mejor maratón!!!!

    ResponderEliminar