Gran Canaria Maratón 2011: Mi crónica


You can't always get what you want
You can't always get what you want
You can't always get what you want
But if you try sometimes you might find
You get what you need


No siempre puedes obtener lo que quieres,
pero si lo intentas alguna vez podrías encontrar lo que necesitas.
(Sus satánicas majestades, The Rolling Stones)

La Maratón es capaz de darte y de quitarte todo en un abrir y cerrar de ojos, juega contigo, deja que coquetees con ella, que te ilusiones, deja que corras a su lado, que hagas cábalas sobre cuando será tuya. Y cuando menos te lo esperas te deja tirado y te hunde en una espiral hacia los infiernos, haciéndote ver lo imbécil que has sido y como la has dejado escapar. Y volvemos a caer y a repetir errores del pasado, pero con la satisfacción de que hemos luchado hasta el final dando hasta la última gota de energía que llevábamos dentro. Esto es la Maratón.

La Maratón es una combinación principalmente de tres variables: el entrenamiento, la estrategia y circunstancias exógenas (climatología, enfermedad, etc). Cuando una de las tres falla algo muy probablemente estarás lejos de conseguir tu mejor marca personal, y en el peor de los casos el simple hecho de terminar la carrera puede convertirse en un acto titánico. Cuando algún lado de este triángulo falla, lo tienes que sustituir por coraje.

En mi caso, me presentaba a mi quinta maratón con los deberes hechos, mis entrenamientos de mis últimas semanas habían sido los mejores de mi vida. Tenía una estrategia bastante clara y conservadora (pasar la Media entre 1:40 y 1:41) e intentar doblar tiempos. Y la climatología, siendo invierno, aunque en Canarias, no debía ser muy contraria a los intereses de los maratonianos que allí nos encontrábamos.

La mañana amaneció con dos señales no demasiado esperanzadoras. Me dió por probar el Garmin que había dejado cargado al 100% la noche antes, y éste estaba casi descargado. Por alguna extraña y desconocida razón se había descargado. Nervioso, lo puse a recargar a toda prisa apurando la salida de casa hasta llegar con sólo 10 minutos a mi cajón de salida. Al menos lo llevaba al 50% de carga y pensaba que sería suficiente. Primer error.
Por otro lado, en cuanto la luz del día dejó ver la realidad, me dí cuenta de que el día iba a estar un 90% despejado. Eso hacía prever que la segunda vuelta sería muy dura (la Maratón local son dos vueltas). Entre las 11 y 12 de la mañana tendríamos 24 grados con sol directo en la piel y todos sabemos que eso indefectiblemente te hace reducir tus posibilidades de acabar entero. El fantasma de Mapoma 2010 volvía a sobrevolar. Cuando las circunstancias exógenas (lluvia, viento, sol, etc) no son las apropiadas, hay que tener la cabeza fría y cambiar la estrategia de carrera, hay que leer la carrera antes de salir y adoptar una estrategia más conservadora. Eso es lo que dicen los que saben de esto. Pero sin arriesgar no ganas y decidí mantener mi estrategia que consideré que no era demasiado suicida. Segundo error.

Llego a mi cajón de salida casi sin tiempo de nada, me encuentro al gran Carmelo y le doy un fuerte abrazo alegrándome de que sus problemas de salud le hayan dejado correr la Media. Salimos en punto y en apenas diez segundos estoy pasando el arco de salida. El hecho de mezclar la salida de una Media con una Maratón es peligroso ya que estás tentado a seguir a los que corren la Media y que van a ritmos superiores. Hay que tener la cabeza fría y echar el freno de mano, así hice. Pero me encontraba muy bien y el ritmo de 4:43 - 4:42 salía sin esfuerzo aparente, debía mantenerlo y aunque perdiera algunos segundos por km en la segunda vuelta conseguiría mi objetivo (La Maratón me dejaba coquetear con ella y yo sin darme cuenta).

El día estaba precioso para correr a las 9 de la mañana, muy luminoso, sin viento, el paso por la Avenida de la playa de Las Canteras espectacular, día casi de verano, para hacer una tirada larga y sentirte en el cielo. Era uno de esos días que enamoran a los que visitan estas afortunadas islas, pero no era necesariamente el mejor día para pagar tributo a Filípides. Juro que llegué a sentir el "flow". En el kilómetro 13 paso por delante de casa, sonrisas, saludos, todo marcha, el ritmo se mantiene. Paso el kilómetro 20 apenas sin esfuerzo, voy bien (La Maratón seguía dejándome coquetear con ella).


Paso la Media en 1:39, un minuto mejor que mis expectativas. Esto me llevaría al Olimpo o al Averno, era quizás demasiado rápido, había que resistir. El paso por la Media es duro psicológicamente, de los casi 1.900 corredores, 1.500 paran y a los maratonianos les hacen pasar por un pequeño arco a la izquierda. Lo duro no fue ver a la mayoría de corredores acabar, sino ver que delante tuya te espera la soledad que dan trescientos y poco corredores distribuidos en 21 kilómetros. Apenas se forman grupos, sólo se ven corredores espaciados luchando contra la carrera, estás tú y el asfalto. Los segundos 21 kilómetros los completé totalmente solo. El calor comenzaba a apretar, especialmente el sol castigando en la piel. Me motivo pensando que es la hora de los Centuriones, sólo unos elegidos se enfrentan con Filípides en los próximos 21 kilómetros, es el momento de la verdad.


Sobre el kilómetro 25 muere el Garmin, la batería no ha sido suficiente. Me quedo solo, con el calor apretando y sin referencias de a qué ritmo iba. La única referencia eran las sensaciones, sabía que iba más lento, pero no cuanto. Estaba ciego en carrera.


Sobre el kilómetro 30-32 empiezo a sentir las primeras señales de agotamiento muscular. Lo que nunca había sentido en Dublín (iba siempre como refrigerado) comenzaba a sentirlo ahora, era algo parecido a lo de Mapoma 2010, pero más suave, no tan extremo. Maldito calor. Cualquier pequeña pendiente se hacía durísima, había que apretar los dientes. El Sol seguía castigando, los corredores buscaban las sombras, las tangentes en las curvas daban ya lo mismo, sólo querías sombra. Demasiada gente caminando en el kilómetro 30, estas escenas tan pronto en carrera no son normales. El Sol hacía estragos principalmente en aquellos incautos que no habían rectificado su estrategia de carrera como un servidor.


Cuando quedan 7 kilómetros paso de nuevo por la puerta de casa, el pequeño mini-yo me tienta a dejarlo todo, subir las escaleras y tomarme algo fresquito. Ahora no puedo dejarlo, resistir es vencer. Apenas puedo decir un "ya casi no me quedan fuerzas" y saludo con la mano a la familia. Hasta la victoria siempre.


Pasan los kilómetros lentamente, sé que pierdo mucho tiempo. El sol castiga y hago juegos mentales para motivarme. Queda muy poco. Cuando me doy cuenta estoy a quinientos metros, ya estoy seguro de acabar, mi cuarta maratón en un año y mi quinta en total, una más a la buchaca. Enfilo la línea de meta, el público aplaude de forma robótica, con desgana, casi por obligación. Levanto las dos manos y les hago signos de que aplaudan fuerte y eso es lo que hacen. Estoy en el Olimpo, dedos índices arriba, miro el crono del que hacía 15 kilómetros que no tenía referencia y veo 3:26:51. Qué grande es este deporte.


Epílogo:


Muy buena organización. 3:26:51, puesto 61 de unos 350 llegados a meta. Una carrera muy dura en su segunda mitad por los efectos del calor y el sol. Contento por haber luchado hasta el final, sabedor de que si mantengo la capacidad de lucha, la MMP caerá antes o después. Las carreras duras tienen un plus de épica, independientemente del tiempo. Al acabar fotos con los más grandes: Pablo Villalobos que hizo mejor marca de la temporada en Media Maratón (ojo a Sevilla), Manuel y Carmelo. Esto es Maratón.




Nota: foto de cabecera cortesía de Iván , cerebro detrás del blog http://canaryrunner.blogspot.com/ . No he encontrado una foto más descriptiva de lo que ha sido la Maratón de Gran Canaria 2011, con el público agotado por el sol tumbado en el asfalto. ¿Cuántas oportunidades tienes de tomar el sol en el asfalto?















Share this:

CONVERSATION

45 Comentarios:

  1. Me ha encantado. Con final sorpresa y todo. El calor no te para.felicidades

    ResponderEliminar
  2. Estas crónicas maratonianas parecen escritas directamente desde Vietnam o desde la batalla de las Ardenas. Es otro motivo para correr maratones, poder describirlas. Enhorabuena por la carrera y por la crónica.

    Jaal

    ResponderEliminar
  3. Gran carrera Gonzalo, 3:26 no se hace así por las buenas, has entrenado muy duro y sólo los que han hecho sus deberes con buena nota pueden permitirse salir a arriesgar, tenías derecho a hacerlo y después de la gran carrera que hiciste en Dublín casi te voy a decir que la obligación de intentarlo, sólo los grandes pueden permitirse mirar un poco más adelante e ir a por todas, tú lo has hecho y eso es digno de admiración, y sé que volverás a hacerlo y que te saldrá mucho mejor.

    Mi admiración por tu carrera, todo se puso en contra pero no agachaste la cabeza, saliste a mirar a la maratón a la cara, te provocó y no bajaste la mirada, los elementos fueron más duro de lo que pensaste pero no te tumbaron, hiciste un sub 3:30 que no es fácil y resististe y venciste.

    Enhorabuena, volverás a mirar a la maratón de tú a tú, buscando el límite como los valientes, y saldrás victorioso superando esa increíble carrera que hiciste en Dublín, con todo a favor, y esta hazaña de Gran Canaria, con todo en contra.

    PD: Tu crónica me recordó mucho mi primera maratón... Qué duro es el momento en el que ves que 9 de cada 10 runners lo dejan en la media, y te quedan todavía 21 kilómetros en solitario. Pero qué grande te sientes al acabar.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Gonzalo, eres un grande en esto de correr y escribir. Cuatro en un año y luchando como solo saben luchar los campeones. La batalla que acabas de afrontar y ganar, sin duda te hará más fuerte para la próxima.

    Mis mas sincera enhorabuena, llevo desde ayer esperando poder leer tú crónica, como el que espera que llegue al quiosco su revista favorita.

    Salu2 desde Matraquilandia.

    ResponderEliminar
  5. Gonzalo, te has vuelto a superar, en la crónica y en la carrera. Pocos habrían superado esos contratiempos, sobre todo el ir ciego de tiempos, sin haberla pifiado y tú has conseguido otra sub-3:30'h. Muy grande. Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Gonzalo, enhorabuena por el 5º maraton, muy buena marca, pese a los contratiempos, la crónica estupenda como siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Si el Maratón es grande, tu eres más... pedazo carrera bien currada... genial!!! me ha encantado!!!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades Gonzalo. Gran carrera y muy buen estudiada.
    Al principio el párrafo de Sus Majestades me hizo temer lo peor pero el final me ha encantado. Has cumplido tu sueño. Has cumplido el sueño de cualquier maratoniano: acabar una maratón.
    Desde luego que tu MMP la batirás. Seguro.
    Felicidades de nuevo, crack.

    ResponderEliminar
  9. Gonzalo: nunca he corrido una maraton,pero de la manera que tu has escrito esta me he metido en ella y pienso que hay que tener dos muy bien puestos para acabarla como tu has echo, en solitario y sin referencias de ritmo ni velocidad mi mas sincera enhorabuena,saludos

    ResponderEliminar
  10. ENHORABUENA GONZALO...otro a la buchaca...ya tendras otro, donde la MMP, caerá seguro, no tengo duda alguna...

    un abrazo y ahora a descansar.

    ResponderEliminar
  11. Que pedazo de crónica, sencillamente genial. Ahora que se acerca mi primer maratón si todo va bien no hago más que dejarme aconsejar por todo aquel con experiencia y tu crónica seguro que me ayudará también.

    Un saludo crack!

    ResponderEliminar
  12. Otra gran crónica llena de enseñanzas, para enmarcar
    Enhorabuena no sólo por acabar, sino por esa capacidad de sufrimiento y resistencia
    Un abrazo
    JUAN

    ResponderEliminar
  13. Felicidades, Gonzalo.
    Sub 3:30 en esas condiciones es un merito.
    un abrazo,campeon.

    ResponderEliminar
  14. Estupenda crónica. Muy bien luchada la carrera. El calor no es nuestro mejor amigo.
    Ahora, a descansar.

    ResponderEliminar
  15. Me pregunto si en la segunda vuelta, la de la verdad, la maratoniana, detuviste tu dieta musical. A esa hora aún la ciudad desquitándose del sueño, semidespierta y por tanto con poquita gente por las calles. Más aún con los cortes de calles y cruces preparados para el evento. La multitud de la media que te había acompañado en la primera vuelta están ya en casa desayunando. Y tú, sólo contra el asfalto. Me parece que sería algo así como pisadas y respiración. Una especie de mantra deportivo. Se me ponen los pelos de punta de pensarlo...
    Felicidades por lo logrado!!!

    ResponderEliminar
  16. Gonzalo muchas felicidades por la 5ª.
    Es tremendo ver como todo el mundo va parando, te quedas prácticamente en solitario y las condiciones se van endureciendo, pero tu has seguido y al final sin ningún tipo de referencias, paras el crono a 3' de tu MMP, marcando otro sub 3:30.
    Desde luego eres grande, 4 Maratones en un año es algo tremendo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Estimado Gonzalo,

    ¡Enhorabuena! Bajar de 3h30 no es fácil en una maratón. El calor hace que se pierda tiempo sin piedad en una carrera tan larga. Ya advierte JD los problemas que ocasiona el calor.

    Sin lugar a dudas la maratón es la carrera más ingrata. Te tiras meses preparando la prueba, haciendo entrenamientos brutales y llega el día y algo lo fastidia: el calor, una molestia, un ritmo inicial mal medido, ... Es, realmente, lo más parecido a una mujer, por eso siempre será LA maratón.

    Ánima y levanta bien la cabeza que has hecho un carrerón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Muy grande Gonzalo!!! Has hecho otro sub 3h30 con los elementos en contra. Estas hecho un titán, 4 maratones en un año, amigo, ahí está eso.
    En esta ocasión los elementos estuvieron en tu contra, pero con los entrenos que tenias en tus piernas, le echaste un par y miraste cara a cara a nuestra amiga.
    Mi mas sincera enhorabuena. Ah, y una crónica de 10. Sigue así amigo.

    ResponderEliminar
  19. AGGGGGGGGGG.... siento no haberte deseado suerte antes de la Maraton! perdona macho!
    ENHORABUENA,me ha encantado el relato, como lo escribes y como se desarollo todo.A pesar de todo vaya crono...
    Coincido en un apunte, a parte del triangulo amoroso...hay que saber rectificar dentro de la carrera.Eso lo vamos aprendiendo con las Maratones.
    La foto que te choca la mano es de revista, es buenisima!
    Bueno Gonzalo, me alegro y ahora a por la proxima, seguiras tb a Jack, o dejaras el alcohol definitivamente..... ;D

    ResponderEliminar
  20. No puedo decir otra cosa que felicidades! Has logrado hacer una gran marca pese a las adversidades. El calor será más o menos soportable pero correr sin referencias puede ser muy difícil. No has logrado MMP como tenias en mente pero has luchado frente a frente con Maratón.

    Ahora descansa mucho y planteaté hacer una carrera en otoño donde no hará tanto calor. Ahí la MMP dirá basta!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  21. Cada carrera es un mundo, la misma distancia pero suceden cosas diferentes y nos comportamos cada vez de un modo distinto. Comparada está crónica a la de Dublin no se parece en nada. Desde luego la base es el entrenamiento que llevabas, casi mejor que la de Dublín, pero también hay que echarle un par cuando la cosa se pone fea.
    Pedazo de carrera, una muesca más. ¡A por la siguiente¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  22. Muy buena carrera Gonzalo, con una maraca que muchos ni soñamos. Para mi lo peor sería correr sin referencias. ¡Cuatro en un año tío! Eres un monstruo.Me ha encantado la crónica.

    ResponderEliminar
  23. ENHORABUENAA GONZALO!! Me he quedado emocionada con la crónica.

    Bravo por la capacidad de lucha que tienes siempre y que cada vez es mayor. Lo que has hecho no lo hace cualquiera. Tienes toda mi admiraciónnn!! Joo y perdona no haberte dicho nada antes, estoy con las oposiciones y no entro mucho...

    Besoss.

    ResponderEliminar
  24. No hay palabras para agradecerte los consejos que has ido dejando en mi blog durante los últimos meses. Correr una maratón sólo esta al alcance de los más grandes. Espero poder acompañarte algún dia. canaryrunner.

    ResponderEliminar
  25. Acabar una maratón en las islas siempre tiene mucho mérito, la humedad y la calor le acaban pasando factura a cualquiera,
    felicidades

    ResponderEliminar
  26. Curioso lo del publico por el suelo...has conseguido una gran marca dadas las circunstancias,esta claro que con temperaturas mas suaves y logicas para una maraton habrias hecho marca personal asi que si tienes una media o una carrera de 10 kms cercana aprovecha y mejora tus tiempos en esas distancias.Algo asi me paso tambien a mi,tenia la opcion de hacer marca personal, en la media del año pasado, pero el calor trunco mis opciones y me dio un pajaron,aunque en tu caso no has tenido tampoco un pajaron si no una bajada de ritmo,porque has llegado bien y sin andarte parando,felicidades por esa nueva maraton que hay que valorar mucho.LO dicho disfruta y si puedes aprovecha tu gran momento de forma.Por cierto una gran crónica, en tu línea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Dadas las circunstancias has hecho la mejor marca posible... Y creo que por ello puedes darte por satisfecho. Aunque ya sé que siempre queremos un poco más. Tu MMP la llevas en las piernas y no creo que tarde demasiado en caer..
    Por cierto leyéndote he recordado las sensaciones que vivimos en el último MAPOMA, el calor es un enemigo impiadoso... Felicidades..!!

    ResponderEliminar
  28. CARRERON !!! CARRERON!!! Gonzaaaaaaaaaa!! Una vez más lo conseguiste!!!!
    Diossssssss....me alegro!!!

    ResponderEliminar
  29. Felicitarte Gonzalo and you get what you want: MARATÓN! Me alegro!

    Rock your town!

    Nos vemos

    ResponderEliminar
  30. pedazo crónica y vaya carrerón. Con ese calor y esa soledad bastante bien lo hiciste...

    Un fuerte abrazo, y ahora a preparar la siguiente, que es....????

    Lo del gps parece que es una epidemia canaria...

    ResponderEliminar
  31. Bueno, bueno, bueno...
    Lo primero es felicitarte por el carreron,FELICIDADES CAMPEÓN !!!!
    Me ha gustado mucho lo de las tres variables, pues como viste a mi una era claramente negativa pero al ser mi 9º maraton me hizo menospreciar la distancia, y claro la sobra de Filípides es muy larga, y a mi me dio una gran lección. Una vez y no más, aprendido queda.
    Lo tuyo me parece de gran merito, no solo por todos los incovenientes que relatas, sino ya que soy un conocedor del circuito, se que esa 2ª vuelta es terrible, así que solo puedo mi mas sentida felicitación.
    Veo que has cogido mi frase paraste tipo de CARRERA, que ahora vulevo a poner con mayúsculas pues no es una cualquiera un MARATON, de RESISTIR ES VENCER ( nose si sabes su origen) y si, tu lo hiciste, VENCISTE, eres todo un GANADOR, FELICIDADES!!!! a mi me toco esta vez perder, pero ojo, aveces es mejor saber cuando encajar un golpe, para tú dar el tuyo conmás fuerza y llevar al contrario a la lona (por eso lo hice, MAPOMA promete ser mi batalla final de la gerra).
    Pues nada, lo dicho otra vez, MIL FELICITACIONES PUES CREO Y AFIRMO QUE HAS REALIZADO OTRA GRAN GESTA, NI MAS NI MENOS QUE VENCER!!!!

    ResponderEliminar
  32. Felicitarte Gonzalo por lo conseguido en el último año. Simplemente espectacular.

    De nuevo gran Maratón cumplido y no dudes que vales mucho más que la marca conseguida.

    Me alegro mucho.

    ResponderEliminar
  33. El primer objetivo siempre tiene que ser terminar, así que muchas felicidades!!!! lo has conseguido una vez más.
    Esta maratón no es fácil, ninguna lo es por supuesto, pero el inconveniente de tener que dar una segunda vuelta al mismo recorrido y con el calor que hacía, se hizo muy duro para muchos, lo cual da mucho más valor a tu quinta maratón.
    Enhorabuena de todo corazón Gonzalo.

    ResponderEliminar
  34. Felicidades Gonzalo; el que la sigue la consigue. Gran carrera y gran crónica. Ahora a descansar que te lo has ganado

    ResponderEliminar
  35. Buena carrera, buen relato, con emoción hasta el último momento y buena marca con tanto contratiempo. Felicidades, finalmente conseguiste cerrar el círculo.

    ResponderEliminar
  36. Gonzalo eres un crack! no me cansaré de decírtelo! excelente crónica como siempre y enorabuena por ese tiempazo, sin referencias y con calorazo!
    Vas a tener que escribir un libro eh!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  37. A ver Gonzalito, hagamos un ejercicio de memoria. ¿Recuerdas el tiempo que hiciste hace un año? Pues sí, sensiblemente superior ¿Y el tiempo que hacía? Exactamente, perfecto para correr ¿Y el circuito? Hay sí, la cuestita de la Catedral no estaba ¿Y la participación? Ahhh que eran unos cuantos más en la segunda vuelta.

    Pues entonces está claro que has hecho un carrerón, has ido a buscar la marca personal y te ha salido un marcón que en Dublín hubiera sido de escándalo.

    Muchas felicidades amigo, ha sido un honor compartir el asfalto contigo... aunque fuera a lo lejos ;-)

    ResponderEliminar
  38. enhorabuena gonzalo,genial la cronica y la carrera epica con gran dosis de sufrimiento e incertidumbre,a`pesar de todo chapeau.paralelamente y sin habermelo planteado, el 13 de febrero pagaré tambien tributo a filipides en mi 4º maraton en un año como tú ,otra cosa mas en comun y espero que tambien tenga un final feliz,a descansar ,un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  39. que fue un excelente momento! me tenía en suspenso las cosas se habían disuelto en el pensamiento durante la carrera.

    Tienes razón en que no sabemos qué va a pasar el día de la raza. es por eso que se ejecutan en todos los climas y condiciones, ¿no?

    ResponderEliminar
  40. Felicidades por tu carrera y por tu cronica, excelentes.
    Que envidia esos 24º (aunque te prjudicaron), aqui estamos a -5ºC.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  41. Mis felicitaciones Gonzalo, la crónica es de lo mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. Me acordé mucho de tí el domingo...
    Enhorabuena, Gonzalo, me parece un tiempazo teniendo en cuenta todo lo que cuentas y sin tenerlo en cuenta.
    Tres minutos no son nada.
    ¡Un abrazo, campeón!

    ResponderEliminar
  43. Enhorabuena Gonzalo!!! No es fácil hacer lo que has hecho, tu trabajo tiene recompensa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Muchas felicidades Gonzalo! Disfruté mucho leyendo tu crónica, que emocionante! Y tu tiempo es todo un logro, asi que doble felicitación. Pues te cuento que me inscribí al NYC Marathon en noviembre, estoy en la loteria y me avisan en unas semanas si quedo. Ya estoy entrenando. Te estaré leyendo y por lo pronto me han motivado tus hazañas. Saludos!

    ResponderEliminar