Mi nombre es Arnold

Mientras continúa mi barbecho runner, calmo mi ansiedad por correr con visitas al gimnasio. Esta semana he ido cuatro veces. No recuerdo haber ido cuatro veces al gimnasio en una semana desde que me apunté un verano con mi primo hace unos 20 años. Lo mejor de todo es que le estoy cogiendo el gustillo, es una forma de probar en mi cuerpo si esto puede tener algún efecto en la mejora en carrera. Ya se verá, pero estoy convencido a continuar visitando el gimasio al menos una vez por semana.



Como ya había empezado con 1-2 visitas semanales al gimnasio desde hace un par de meses, estas cuatro sesiones las he asimilado muy bien, sin agujetas ni dolores inquietantes. Cada día hago un repaso global a los principales músculos del cuerpo, centrándome algo más intensamente en las piernas. El gimnasio no es que sea exactamente divertido, pero poner un pie delante del otro tampoco lo es. Por ahora he evitado intentar mantener discusiones sobre qué es más divertido correr o levantar pesas, no quiero problemas tan pronto.


Como esto siga así acabaré abriendo un blog paralelo de culturismo, no sé algo del estilo "Sosaku Gym" o "World Class Sosaku". Seguro que pronto empiezo a recibir comentarios del estilo "muy buenas esas series de press de banca" o "el descanso también es entrenamiento, descansa hoy y mañana tirarás más kilos". Por ahora voy tranquilo, saludo al par de caras conocidas y poco más, me concentro en lo mío y en una hora he acabado. Pero dame un mes más y me acabaré convirtiendo en el (puto) amo del gimnasio, me saludarán con puñetazos en el hombro y palmadas-cañonazo en la espalda. Es curioso que la necesidad que tengo de enchufarme el ipod cuando corro desaparece en el gimnasio. En el mundo indoor me agobia el ipod, necesito tener la mente despejada.



En cuanto a novedades sobre mi sobreentrenamiento, el viernes ha sido el primer día donde me he sentido mejor. Lo he notado subiendo escaleras y cuestas, me he esfixiado mucho menos y mis pulsaciones en reposo están volviendo a su estado natural. Noto mejoría, pero no me he probado en el terreno. Aún no lo haré, daré unos días más de descanso total de running, tengo mucho que perder y poco que ganar. Mientras tanto seguiré animando en el gimnasio con comentarios del estilo "tira más fuerte, todo está en el coco, el muro llega en la novena serie de 90 kilos, resistir es vencer".

Share this:

CONVERSATION

24 Comentarios:

  1. Yo también fui regularmente a un gimnasio hace casi 20 años... Lo mejor, que íbamos tres amigos juntos, así que ya te puedes imaginar lo bien que nos lo pasamos y lo mucho que nos reímos. Todo el mundo tenía un mote, imitábamos su forma de hablar, y sobre todo, repetíamos hasta la saciedad eso de "¿y tú de cuánto tiras?" :) A ver cuánto tardas en averiguar qué mote te han puesto los "veteranos"... ;) Lo que más me agobiaba era tener que esperar que una máquina quedara libre, pero bueno, al ser tres, esas esperas se convertían en el cachondeíto padre.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que tu problema de sobreentrenamiento vaya solucionándose y de que te tomes con calma lo de probar a hacer alguna carrerita. Las prisas en estos casos pueden ser muy malas.
    Ala, a levantar peso alegremente.
    Pd: gracias por tu comentario en mi blog, viniendo de un maratoniano experimentado como tu alegra y anima mucho.

    ResponderEliminar
  3. Gonzalo ten cuidado no le cojas el gusto al gim, que como te pongas como los de la foto luego a ver quien corre, jjejeje, un saludo

    ResponderEliminar
  4. Ahí, ahí, aguanta sin correr que luego lo agradecerás, lo mismo que esas visitas que estás haciendo al gimnasio. Yo cuando voy hago lo mío y me marcho, en 1 hora he terminado que no está el tema para perder el tiempo de charla.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno! No te creas que hay tantas diferencias entre correr y levantar peso... Ya verás. Empezarás a cogerle gusto a eso que llamamos "llegar al punto muerto" (fallo muscular) y te mirarás en el espejo el bíceps y el tríceps súper orgulloso. Amarás las agujetas sobre todas las cosas y temerás saltarte una serie pensando que, irremediablemente, te vas a deshinchar ipsofacto.

    ResponderEliminar
  6. Yo lo visito un par de veces a la semana, no se parecen mucho a lo que eran hace 20 años, bien bien cada vez se ve a más gente con camisetas de maratones y otras carreras. Los runners toman lo gimnasios

    ResponderEliminar
  7. Descansa un poco mas de correr, Gonzalo que te vendra muy bien.

    ResponderEliminar
  8. Joder Gonzalo, si vas al gimnasio es que has tocado fondo. Vamos a ordenarnos un poco, del bajón se sale con una semana o dos de descanso, de una alimentación orientada al deporte, y de salir buscando mejorar sensaciones. No se puede volar un día en un Maratón de Montaña y al siguiente pensar que se es Pocoyó con su patinete.
    El gimnasio es un complemento al running que hay que usar asépticamente. Entras, haces lo que tengas que hacer y te vas. Si puedes les dejas claro a todos que eres corredor y que nada tienes que ver con ellos. Saludas, eres educado y nada más. Esa gente respira sudor de tío horas y horas cada semana, joder eso no puede ser bueno.
    Mi humilde recomendación: búscate un 10k, un 5.000 o una milla, podrás hacer cosas diferentes y de un modo diferente. Las fuerzas están ahí y las sensaciones regresarán a base de trabajo duro.

    ResponderEliminar
  9. Esperaba un fotomontaje con el cuerpo de Arnold y tu cara........ Qué decepción, jaja.

    ResponderEliminar
  10. Te conozco, no te veo de cachas!!!

    ResponderEliminar
  11. Saludos mi buen Gonzalo!!!
    Oye, por lo menos, en esta entrada encontre una pizca de humorismo en tus palabras, se nota que lo estas disfrutando y eso es bueno, todos sabemos que la fuerza es una parte muy importante para correr, mientras no se te ocurra meterte todas esas ondas que los "charles atlas" se clavan para llegar e tener ese cuerpo lleno de musculos, pues todo esta bien.
    Recibe un abrazo hermano!!!

    ResponderEliminar
  12. Que miedo me das jeje, 4 dias de gym a la semana !!, Arnold, se te quedara corto jajaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Estoy con Ra.
    Hace cinco años me apunté para preparar la maratón y acabé levantando 130 Kgs en press de banca(con las pesas, nada de máquina). Eso no puede ser bueno. No te metas en la sala de aerobic. Mantente firme mariconazo-

    ResponderEliminar
  14. El gimnasio siempre acaba dando sus frutos, pero cuidado que no te recluten para su secta...

    ResponderEliminar
  15. gonzalo ya no es el mismo. ra, risco, propongo comprarle un chandal carrefour brillante con hombreras, unas zapas luminosas, un bote de proteinas, y abandonarle a su suerte...

    Nos lo han cambiado...

    ResponderEliminar
  16. Al menos se te ve más animado. Veras como pronto reduciras tus visitas al gym a un par de ellas. El gym es un buen complemento para la carrera.

    salu2 desde Rota

    ResponderEliminar
  17. Pues yo estoy contigo, voy cogiendole el rollo a las máquinas, ahora las dominadas se me resisten, jeje.

    ResponderEliminar
  18. Gonzalo creo que todo suma.. cuando no se puede o no se debe hacer otra cosa, el gimnasio... sirve para calmar la sed.
    Espero la recuperación sea lo mas rápida posible.

    ResponderEliminar
  19. Animo Gonzalo, escuchado no se donde que estan buscando protagonista para una nueva versio de "TARZAN" jajaja, venga lo dicho animo y recuperate pronto,saludos

    ResponderEliminar
  20. jejejejeje.este año en la playa luciras cuerpazo!!!

    ResponderEliminar
  21. Jajaja... muy buena entrada, Gonzalo... puedo visualizarte sin problemas...

    ¿Qué decir? ¿Yo también iría al gym tres o cuatro días si pudiera? Además, debes de ser de los pocos que hace algo de piernas, porque la mayoría se centra en hipertrofiar el tren superior (y así de ridículos se pavonean).

    Ya no te queda nada para volver a poner un pie detrás de otro. Mucho ánimo, musculitos :p

    ResponderEliminar
  22. Te vas a poner como un toro. Cuídate.

    ResponderEliminar
  23. Uf, todavía me acuerdo de aquellas noches interminables en las que algo tan simple como respirar o reir era toda una odisea del dolor; espero y deseo que esa molestia de la que me hablas no afecte para nada a tu habitual lucidez mental, muy necesaria por cierto; este país cada día necesita a más personas con la cabeza bien amueblada en todos los terrenos de la vida; demasiada tontería y demasiadas cosas mal hechas; para maestros, Gonzalo Quintana; un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. El gimnasio es una buena forma de sentir que sigues haciendo cosas buenas por tu estado fisico,digamos que no perderas la forma tan rapido como crees si sigues con el ejercicio a traves del gimnasio y tambien te alegrara y levantara la moral ver como progresas pudiendo levantar mas cargas o hacer mas repeticiones con el paso del tiempo,el cuerpo al final aunque a veces pida descanso y freno,es muy agradecido.

    ResponderEliminar