Mi enfermiza obsesión por los carritos del supermercado

Estoy un poco preocupado. Estoy desarrollando una obsesión que no me gusta nada. El otro día se lo comentaba a una nueva amistad que comienza en esto del Running, estoy desarrollando una extraña fijación en mirar lo que tienen los otros carritos del supermercado cuando voy a comprar.

Sí, ya sé que es bastante enfermo. Cuando voy al Carrefour (y antes de que alguien comente, no compro nada en la sección de textil donde se venden chándals y todo eso) miro lo que contienen los otros carritos y saco conclusiones y hago juicios de valor. Si veo una familia con sobrepeso donde el niño va comiendo un paquete de ganchitos, rápidamente miro lo que tienen los padres en su carrito y saco mis propias conclusiones. Si prolifera la bollería industrial, los productos azucarados, patatas fritas, batidos, refrescos azucarados, etc. me digo a mí mismo "Ajá, esa es la explicación, lo sabía".

No me gusta nada. No me gusta fijarme en lo que hacen los demás y menos hacer juicios de valor. Que cada uno haga lo que quiera. Lo cierto es que pocas veces me equivoco, miro a quién compra y deduzco el tipo de carrito que lleva. Y acierto muy a menudo. Al contrario, muchas veces veo un carrito lleno de hidratos de carbono de calidad, frutas, verduras, carne y pescado y pienso "Este sí sabe lo que hace".

Hay gente que disfruta mirando los zapatos de los viajeros en el metro, yo disfruto mirando lo que mete la gente en sus carritos. Tampoco es que sea un talibán de la alimentación, como casi de todo y simplemente intento comer al máximo lo que comían nuestras abuelas, es decir mucha comida de mercado. Mi hermano sí es bastante talibán, es vegano y no come absolutamente nada que tenga origen animal. Estoy deseando que el origen de la E.coli en Alemania esté en alguna granja de productos orgánicos que no utilice química para ir a rebatir sus argumentos fundamentalistas.

El otro día leí que un artículo que decía que los carritos de supermercado son el paraiso de las E.coli. Al parecer hay más bacterias en un carrito de supermercado que en el tirador de un retrete público. Esto es porque los retretes se desinfectan de vez en cuando, pero los carritos no. ¿alguna vez has visto a alguien limpiar un carrito del supermercado?. La próxima vez que vayas al Carrefour a comprar tu chándal tactel y tu riñonera para las llaves no cojas carrito, coge cesta.

Me acabo de dar cuenta de que he repetido unas cuantas veces la palabra "talibán" en esta entrada. Los rastreadores cibernéticos de la CIA se van a hacer "seguidores" de este blog. Sabuesos de la CIA: Prometo intentar corregir esta obsesión que estoy desarrollando, aunque sé me va a costar mirar hacia otro lado la próxima vez que espere mi turno en la caja del Carrefour.

Share this:

CONVERSATION

33 Comentarios:

  1. Los chandals del Carrefour son fantásticos, los bolsillos del pantalón tienen cremallera, así cuando estás sentado en el bar jugando la partida no se te caen ni el mechero ni las llaves

    ResponderEliminar
  2. Yo en vez de analizar los carritos analizo la ropa de los que van al gimnasio. Este ha hecho Judo alguna vez, este es un machaca que viste siempre con tirantes. Este en su juventud hizo piragüismo (las camisetas también dicen mucho ¿eh?). Lo de los gérmenes mejor no pensarlo porque iríamos todos con guantes por la calle.

    ResponderEliminar
  3. Yo cuando salgo a correr me voy fijando en los tenis y la ropa que usa todo el mundo con quien me cruzo (que este haciendo running) también. Supongo que al final todos tenemos nuestras manías.

    ResponderEliminar
  4. Ufff!!, Ahora mismo no recuerdo en que me fijo, pero me fijo mucho...

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja...yo tb lo hago.....incluso miro cuando lo dejan en la cinta para cobrarles...

    ResponderEliminar
  6. En general los hipermercados y no digamos los centros comerciales, me producen un aburrimiento seguido por un sueño desmesurado, motivo por el que no me fijo en nada más que en mantener la compostura y marcharme de allí cuanto antes. Soy más de sitio pequeños aunque no necesariamente más limpios.

    ResponderEliminar
  7. Yo cuando corro, soy capaz de ver a una chica en mallas corriendo delante y ¿en qué me fijo? En en las zapas y la pisada. Tengo líbido por la pronación y supinación :-) Me apunto a este gran blog, háganme sitio...

    ResponderEliminar
  8. Hola Gonzalo sí es verdad lo que cuentas ,a mí me pasa lo mismo,mi mujer me llama la atención entre comillas ,!nene que se nota!y es así lo que ves deduces y casi siempre aciertas al ver lo que hay en el cesto y el que lo compra......mierda con perdón hay más que en un palo de gallinero,y ya no sólo los carros que dan pena,si no también las cestas,es una verguenza deberían de limpiarlos bastante y en eso tenía que estar sanidad que parece no revisar los carros que bien utilizamos los clientes.......en fin tendremos que ir en cuidado con todo y mirarlo todo muy bien para prevernos en salud que es lo má importante por encima de todo,un saludo kiko.

    ResponderEliminar
  9. Me parece que van muy rápidos esos carritos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Gonzalo, buena entrada....
    Acá en Uruguay pasa lo mismo, con repecto a la limpieza, no siempre están limpios los carritos y hasta a veces las cestas. Eso que nosotros somos muchos menos, por esta razón tendríamos que tener más cuidado en eso. Creo que no va en el tamaño del hipermercado o del mini almacén si no que va en cada uno.....
    Con respecto a lo que cada uno consume, "muéstrame que compras y te diré que haces por tu salud" también va en cada uno...
    Creo que la obsesión que es cada vez es más grande nos invade sin darnos cuenta, como algo natural y sin querer hacerle daño ni criticar a nadie. Quién sabe si alguién no nos mira a nosotros y dice que estamos mal haciendo lo que hacemos.......
    Recomiendo ver video en youTube " Esos locos que corren " de Marciano Durán corredor y escritor Uruguayo
    Un saludo desde por aquí !!
    Gustavo

    ResponderEliminar
  11. Sí que somos observadores, sí. Yo me pasé tres días observando la pisada de toda la gente que me encontraba por la calle... :) Y lo de los carritos es inevitable, se nos van los ojos. Cuando ves el carrito lleno de bollería y congelados para hacer frituras, a veces cuesta morderse la lengua, uno se queda con ganas de soltar algo...

    Lo que también me despierta la curiosidad es qué pensarán "los demás" de mis carritos de con Powerade, Aquarius, frutos secos, barritas de choco banana, ensaladas, pasta, arroz, y por supuesto, vino tinto.

    ResponderEliminar
  12. Llevas razon a mi tambien me pasa lo mismo, mirando el carro de otra persona me da por imaginarme como se come en esa casa, y si voy a comprar al por mayor para el negocio, segun el carro qeu mire digo este tine un " Mexicano " o una "PIZZERIA " " Burguer " etc. el aburrimiento de la espera que es muy grande, jajaja,saludos

    ResponderEliminar
  13. Pues a mi no me da tiempo ni de ir a comprar.. hago la compra por internet, así que en lo único que me fijo, es que no me cobren de mas o me cuelen algún producto que no he pedido.

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja! pues somos varios, yo también miro, pero generalmente a los que ponen sus cosas en la cinta para pagar antes que yo, generalmente no falla, biotipo y tipo de alimentos... Con respecto al carro, mejor no pensarlo, aunque no sé yo si la cesta estará mucho más limpia... lo dicho, mejor lavarse las manos al llegar a casa.

    ResponderEliminar
  15. No te preocupes. Peor seria que echaras al carro lo mismo que llevan otros, aunque no lo necesitaras.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Qué buena entrada y qué verdades cuentas. Yo también observo mucho, sobre todo los zapatos. Soy capaz de imaginar cómo es una persona por los zapatos que lleva y cómo de estropeados y limpios estén. No falla...

    ResponderEliminar
  17. Jajaja... vaya entrada Gonzalo, cada día te superas.
    Yo también cuando corro detrás de una buena moza también me fijo en su pisada, en sus calcetines, en sus mallas ajustadas, en su camiseta de tirantes... uy, que me pierdo... ¿ya he dicho que me fijo en la pisada? :)

    ResponderEliminar
  18. Los zapatos. Me obsesionan los zapatos. Si fuese muy, muy rica tendría una habitación solo para poder mirarlos y tocarlos. Por supuesto esto hace que me fije en el calzado de todo el mundo de forma automática.
    Desde que empecé a correr, la obsesión se ha extendido a las zapatillas de runners, no es una cuestión de marca sino de quién tiene las zapas más customizadas, originales, vistosas, diferentes, molonas, etc, etc (la marca Nike suele ser la que más veces me hace exclamar ¡oh!)

    ResponderEliminar
  19. Aunque a veces, solo algunas veces, las apariencias engañan. Aunque te parezca mentira, he hecho muestreos de flora microbiana en los carros de hiper para una empresa auditora, y es obligatoria su desinfección periódica, no así en los de los aeropuertos.

    ResponderEliminar
  20. Desde luego me parece que el tema de los carritos es un clásico, aunque como dice Miguel tengan que ser desinfectados periodicamente algunos parece que lo fueron en el cuaternario.

    ResponderEliminar
  21. Tranquilo, no parece una obsesión por la que debas preocuparte... No es un comportamiento enfermizo, se trata de una "vía de escape" que es hasta sana. :DDD

    ResponderEliminar
  22. Como para ir contigo al super...me ibas a requisar todo,bueno casi todo.Curioso tu estudio sociologico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Siempre nos fijamos en algo, en ese algo que nos obsesiona!
    Yo me fijo en las piernas de todo el mundo, corredores y no corredores, no sé, es una obsesión :-))

    ResponderEliminar
  24. Para ver mi carrito del Mercadona tendrías que estar cerca y eso significar ir muy rápido y no creo que seas capaz de seguir mi ritmo demoledor por los pasillos. Puede que en linea de caja (Meta) puedas echar un vistazo rápido pero ahí descubrirías que soy el puto amo de los carritos y te darías cuenta que tengo el carro ordenado:
    1.- en función de lo que va arriba/debajo en el maletero.
    2.- Por grupos de donde se guardará en casa: lo que se guarda en la nevera (y por subgrupos alimenticios: lacteos-congelados-etc), en las despensas de alimentos, los armarios de detergentes, en los baños.

    Soy el puto amo.

    ResponderEliminar
  25. Yo desde hace un tiempo me dedico a mirar las "zapas" del personal... Si veo algo tipo Saucony o Mizuno me dan unas ganas terribles de preguntar ¿tú también?....

    ResponderEliminar
  26. en mi caso controlar lo que llevan otros es un vicio... y siendo vegetariano, aun más... cuando veo carritos sin carne ni pescado... pienso, quizás sea un compi...

    ResponderEliminar
  27. Aggg!!! Después de esto me temo que voy a acabar haciéndolo también. Y no quiero, que ir al carrefour el sábado es mi terapia para desestresarme, si lo se, suena raro.

    ResponderEliminar
  28. Yo, al igual que RA, ordeno el carrito según peso, volumen y dureza de los artículos. Después viene el embolsado donde ya voy subdividiendo en alimentacion, baño, droguería, etc. etc.
    ¿Nadie se fija en los/las que empujan los carritos?

    ResponderEliminar
  29. Soy culpable de juzgar a otros carros de compras, así! a veces la gente sana que me sienta culpable, y, a veces veo a las familias que deben piensan que su elección de alimentos.

    me preguntaba lo que se entiende por 'talibán'. Estoy seguro de que no tenía intención de la organización de Oriente Medio.

    gracias por sus pensamientos y buenos deseos con mis problemas de corazón.

    ResponderEliminar
  30. Ah, ¡qué bueno este post! A mi me encanta observar las compras de los demás e imaginar su vida. Este compra mucha cerveza, seguro que es un super fiestero, esta compra yogurt desnatada y lechuga iceberg, pero quizás come helado a escondidas. Etc, etc!

    ResponderEliminar
  31. Jajaja... Yo tenía una "obsesión" parecida: leer las matrículas de todos los coches con que me cruzaba. Llegué a saber de memoria cientos de ellas, vecinos, compañeros de trabajo, amigos..., hasta que en un punto me dí cuenta de que podría llegar a ser algo enfermizo. Me costó mucho dejarlo, pero lo conseguí. ¡Qué raros somos, jajaja...!

    ResponderEliminar
  32. Pufff! y yo que creia que era rara por mirar lo que la gente come en los restaurantes. No creo que sea normal en absoluto, pero me tranquiliza saber que no estoy sola....

    ResponderEliminar
  33. A mi me da peor que todos ustedes, me da por mirar blogs al azar y qedarme boqiabierto cando veo blogs como este... como les quedo el ojo.

    ResponderEliminar