De cómo me encontré corriendo una Media en mi día de descanso, un martes a las 10 de la noche


Ayer era martes, un martes cualquiera como los de las últimas 12 semanas que llevo entrenando para Liverpool. Pero hay dos cosas que lo hacían especial, por una parte sigo de vacaciones, aunque en casa. Y por otra parte, me tocaba día de descanso total. Entre domingo y lunes 40 kilómetros y el cuerpo pedía tregua.

Necesito un par de días de descanso total a la semana para poder llevar dignamente el entrenamiento. Ya tengo 40 años y las animaladas se pagan. El otro día leía a Don Fink, y veía cómo la mayoría de sus planes son de seis días. Eso sí, introduce mucho cross-training, incluso defiende que se pueden sustituir el beneficio de las series de running por series en elíptica o bici, lo cual tiene lógica. Trabajamos a las mismas pulsaciones mientras descansamos los músculos que utilizamos para correr. Bueno, pues yo necesito dos días de descanso total para mantener el equilibrio entrenamiento-descanso.

Pues ayer ocurrió una tercera cosa que hizo el día completamente especial. Eran las 9:30 de la noche y me dirigía al punto de encuentro. A pesar de que era el día de descanso, a última hora quedamos para vernos. El estaba de vacaciones en Las Palmas y no siempre es fácil quedar a una hora determinada. Propusimos a las 10 de la noche por la zona de San Cristóbal. Y yo como soy defensor de la ecología decidí ir hasta allí corriendo. Pero, para un momento...son seis kilómetros desde mi casa por la Avenida, eso significa que me voy a meter 12 kilómetros sólo por ir y volver al punto de encuentro, en plan los niños keniatas cuando hacen kilómetros para ir al colegio...¿somos maratonianos o somos ratones?...allí me ví yo corriendo los 6 kilómetros hasta San Cristóbal.

Al llegar allí estaba él puntual, Alvaro "Gulez" el cerebro detrás del blog El Velofondo y representante de la aristocracia runner-bloguera madrileña. Decidimos correr una media hora que se extendió hasta los 10 kms, llegamos hasta el Tritón que es donde nos sacamos la foto de arriba. Se supone que detrás nuestra en la oscuridad hay una gran escultura de un Tritón de unos 12 metros, pero no había iluminación.

Ahí estuvimos hablando un poco de todo y un mucho de Running durante 10 kilómetros. Me hubiera gustado avisar a los capos blogueros locales, pero salió este encuentro casi de repente y no tenía teléfonos de contacto. Despedida y buenos deseos y continúo corriendo. Alvaro es un tipo cojonudo. Espera un momento, llevo ya 16 kilómetros y me quedan entre 5 y 6 más para volver a casa. Joder, son casi las 11 de la noche. Me sentí como un pequeño Karnazes en sus historias de come-pizza runner de medianoche, no había un alma en la Avenida y ahí estaba yo un martes cualquiera volviendo hacia casa.

Volví a casa sobre las 11:20 de la noche, cené a toda prisa y me metí en la cama hasta hoy. Pensaba que podía tener algún problema para dormir, pero nada de nada. Fueron 21 kilómetros muy especiales, pero hoy necesito descansar. De Domingo a Martes llevo una media de 20 kms diarios. Un día, sólo pido un día. Valió la pena, esto es maratón.

Share this:

CONVERSATION

30 Comentarios:

  1. Que maravilla...runner en estado puro...que envidia, de la sana,eh??.

    ResponderEliminar
  2. Un buen rato de charla con un buen amigo bien vale una media. Y si la charla es corriendo mejor que mejor.
    Me encantan esas salidas "anti-calendario" salgo porque me lo pide el cuerpo y punto... Eso, también es maratón.

    ResponderEliminar
  3. Tiene pinta de que tuvo que ser un gran rato!!!
    No está mal eso de echarse una media maratón como si nada en el día de descanso...más de 60 kms en 3 días!...mamma mía espero que hoy descanses

    un abrazo y a seguir dando caña

    ResponderEliminar
  4. Si es que menuda pareja.

    No me extraña que acabaras con una media improvisada en el cuerpo.

    ResponderEliminar
  5. No dejas de sorprendernos, tienes razón por un momento he recordado al Sr. Karnazes jejeje.
    pero..... ten cuidado, tu mejor que nadie sabes que no se pueden descuidar los descansos, un saludo compañero

    ResponderEliminar
  6. Sorpresas te da la vida, estás que te sales.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Gonzalo. Me has empujado literalmente a hacer rmis series de hoy. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ya has cumplido los cuarenta y yo sin felicitarte, pues eso que a seguir corriendo y a disfrutar de esas tiradas improvisadas, nocturnas y acompañadas.

    ResponderEliminar
  10. Una media como quien no quiere la cosa, si es que los kilómetros en compañía saben mejores.
    Recuerda descansar no vaya a ser que te lien y hagas otros 20k!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  11. Eso no fue un entrenamiento, eso fue un regalo para el cuerpo y el alma, seguro... :) Descansa y día y sigue saboreando el grato recuerdo que te habrá quedado de esa noche única.

    Cada vez leo más bondades sobre los entrenamientos cruzados, mejora de cardio y recuperación física al mismo tiempo, interesante (pero aburrido). En casa tengo una elíptica, de cuando no tenía cataplines para salir a correr a las 5:00am en invierno, y creo que la voy a desempolvar y meterle caña alguna tarde en casa.

    ResponderEliminar
  12. Espera un momento, llevo ya 16 kilómetros y me quedan entre 5 y 6 más para volver a casa. Joder, son casi las 11 de la noche. Me sentí como un pequeño Karnazes en sus historias de come-pizza runner de medianoche

    ¡Me encanta! Hay algo maligno en observar como hasta los metódicos -sobre todo los metódicos; los locos ya sabemos que lo hacen un día si y otro también- se saltan las reglas del juego. Es como cuando estabámos en clase y veíamos con regocijo que al empollón le pillaban haciendo chuletas... La bajada al averno, saltarse las reglas, no respetar los descansos., todo esto tiene un aura la mar de interesante, muy de malo, malote... En todo caso no te pases.

    pd: Yo no puedo dormir después de los dobletes fitness-running, puedo quedarme dando vueltas en la cama hasta las tantas, en eso sí que tienes suerte, pero lo curioso es que no me levanto especialmente cansada.

    ResponderEliminar
  13. Correr con amigos no es entrenar, es un gustazo. Como tomar unas copa pero más sano...y si hace falta después se toman. El número de kms que os metísteis nos dan la idea de la de cosas que hablásteis...

    ResponderEliminar
  14. SIII,,, esos encuentros runeros molan...

    ResponderEliminar
  15. Segun te iba leyendo me estabas recordando a Karnaces, así que me ha encantado tu comparación. Estás historias que salen sin planearse y estos entrenamientos que salen de la manga como si tal cosa son muy gratificantes. Disfruta de tu descanso.

    ResponderEliminar
  16. Pero cuando sale asi, se disfruta mucho mas y eso es por lo que corremos, entrenamos y competimos, por estas cosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Grande. No sé si rápido pero seguro que divertido. Menos mal que no era Ra.

    ResponderEliminar
  18. que fue una carrera tarde! Nunca podré hacerme correr a altas horas de la noche. nada más allá de 7 a 8 pm es demasiado tarde para mis hábitos de la abuela:)

    ResponderEliminar
  19. Pues correr a esas horas por las islas tiene que ser una gozada....encima en buena compañía!!!

    ResponderEliminar
  20. Esas son las carreras especiales, sin mas ni mas, cuando ves, ya sacaste caña.
    Un abrazo mi buen Gonzalo!!!

    ResponderEliminar
  21. Buena e improvisada media, Gonzalo.
    A ÁLvaro lo conocí en un entrenamiento de Corredores Solidarios hace ya muchos meses. Me pareció un buen tipo.
    ¡Un abrazo y ánimo con la preparación de Liverpool!

    ResponderEliminar
  22. Hola Gonzalo,
    buena salida, con esto demuestras que eres incansable !!! vaya y en tu día de descanso

    Un abrazo y suerte.
    Gustavo

    ResponderEliminar
  23. Gonzalo una casi una media en el dia de descanso!! ya digo yo que no paras.

    ResponderEliminar
  24. Fue un placer correr contigo, se hizo muy breve (yo solo corrí 10 km). Espero coincidir de nuevo, la próxima vez que vaya para Las Palmas.
    Me ha servido de motivación, para entrenar más, no y mejor, pero no creo que vaya a hacer 22 km en mi día de descanso.
    Pegasus, como pasa el tiempo, fue hace más de un año ya, cuando todavía vivía por Madrid.

    ResponderEliminar
  25. Yo de todo esto no sé nada pero sólo de leerlo estoy fatigada. ¡Y a los 40! Menudo crack.
    Salud.

    ResponderEliminar
  26. "Me sentí como un pequeño Karnazes en sus historias de come-pizza runner" jejeje, muy bueno.
    Algún día tendremos que probar la técnica.
    Por cierto, muchas gracias por la opción maratón clandestina ;)

    ResponderEliminar