Lunes mierdoso


Ayer me incorporé de nuevo al trabajo después de vacaciones. En teoría no debía ser algo demasiado traumático. Además de un aumento de asuntos urgentes que había que poner a caminar no ocurrió nada extraordinario. Es curioso cómo si te vas un mes de vacaciones la gente se busca la vida para sacar cosas adelante, pero si te vas sólo 15 días esperan por tí.

No sé si fue el efecto del primer día, el café de la oficina o el gazpacho que tomé al mediodía, pero por la tarde tenía el estómago completamente descompuesto. Y los runners sabemos perfectamente que si el estómago no funciona, nada funciona. Podemos correr cansados, con dolor de cuádriceps, con molestias en los gemelos, con dolor de espalda, incluso con gripe, pero como tengamos mal el estómago lo pasamos mal de verdad.

Me disponía a hacer 14K de esos de los lunes que salen más o menos rapidillos. Salgo como siempre corriendo desde casi la misma puerta de casa y cuando llevaba tres kilómetros recibo la primera señal negativa, el ipod muere definitivamente. Me las veía muy felices porque había podido recuperar sus constantes vitales introduciéndolo casi un día completo en un vaso con arroz para que absorbiera la humedad, un truco de boyscout que había visto en internet. Después de decirle "vamos campeón, tú puedes, vuelve a respirar" el ipod funcionó y lo saqué a rodar un rato. Pero no llegó más allá de los tres kilómetros y medio. Justo a mitad del "Been caught stealing" de Jane´s Addiction se apaga. (adiós amigo, hasta siempre). Ya puedo firmar el acta de defunción, hoy mismo lo reemplazo por uno nuevo. Cuando corría con el ladrillo-walkman en la mano hace años esto no ocurría, un walkman me duraba años, lo tiraba por viejo pero nunca por roto. La nueva tecnología no me dura nada, no me aguanta los kilómetros, ya no los hacen como antes. Igual que las zapatillas, de niño te comprabas un par y te duraba todo el año. Las usabas todo el día y para todo. Ahora nos hemos hecho unos blandengues y las cambiamos cada tres meses (algunos).

Sobre el kilómetro 7, ya corriendo sin música, segunda señal negativa: el estómago no va. Maldita sea, las molestias van a más, me fuí motivando para por lo menos hacer un rodaje de dos dígitos. Estos tres últimos kilómetros salieron con muy malas sensaciones, motivándome contínuamente y preguntándome cuál era la razón para seguir adelante. El pequeño mini-yo desde lo más profundo de mi cerebro reptiliano se reía a carcajadas, había ganado la batalla del abandono. Llega el kilómetro 10 y paro, había salido el rodaje a 4:52 min/km. No more.

Esta semana me tocan un par de días de calidad "interesantes", incluyendo el último exprime-limón del plan que promete ser divertido porque hay aviso de ola de calor a partir de mañana. Además, estoy notando el típico picorcillo pre-resfriado en la garganta. Y deseo que legue ya el tapering para que se lleve de mí las molestias en los talones. En fin, una mierda de lunes. Pero que todo lo que tenga que ocurrir ocurra ahora, nunca dentro de un mes.

Share this:

CONVERSATION

25 Comentarios:

  1. Mucho animo empezando el curro y animo con el estomago, que no vuelva a pasar.

    Por cierto, gracias por el comentario y enhorabuena tambien.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Gonzalo el lado positivo es que:

    - has completado 10 km a 4:52 sin estar bien.
    - has llegado al curro y el curro estaba alli.
    - y vas a estrenar ipod,

    animo compi que ya no keda ná.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. El mérito es salir en esas condiciones. Todavía me acuerdo cuando te quedaban rasgos humanos.
    Cuando corras en Liverpool con 15 grados y cielo cubierto te vas a salir del mapa.

    ResponderEliminar
  4. Hay que mirar el lado positivo, volviste de vacaciones vivo y salvo,tienes trabajo "hoy dia un afortunado" y ganaste tu batalla al crono... total lunes positivo.

    ResponderEliminar
  5. Esta claro que la culpa la tiene la vuelta al trabajo...
    Ánimo que cada vez queda menos!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Yo opto por el café. Seguro que fue culpa de esos cafés cargados de máquina que muchos usan de laxante mañanero. No es una sensación agradable estar corriendo y que te entren sudores fríos y no precisamente de correr...

    Ese ipod merece un homenaje. Murió en el campo de batalla y lo hizo con honor. Podría haber durado mucho más, pero a un precio muy alto: alegrando las tardes a una adolescente mientras albergaba en su diminuto cuerpecillo canciones de Justin bieber o Hannah Montana. Peor aún, reggaeton...

    ResponderEliminar
  7. Vas a tener que asegurarte de que en Liverpool contraten una banda de música para evitar males mayores con la tecnología.... Y nada de cafés.

    ResponderEliminar
  8. Bleh, la vuelta al trabajo es horrible. A mi también me pone enferma;) Muchos animos, campeon.

    ResponderEliminar
  9. Son las consecuencias del llamado "Síndrome Post-vacacional"... Nada importante, en cuatro días se recupera la rutina habitual, horarios, comidas, etc. y todo vuelve a la normalidad...

    ResponderEliminar
  10. Oh Dios mío, qué desgracia lo del MP3. Tú porque eres de raza, pero yo sin el bicho no salgo sola. Asín de claro. De hecho estas vacaciones me pegué un monumental guarrazo con la bicicleta y al levantarme, con un diente mellado, el labio sangrando y numerosas partes de mi cuerpo raspadas hasta la carne, lo primero que pensé fue si el tío que venía de frente estaba más asustado o descojonado y lo segundo fue "menos mal, el mp3 sigue sonando, no le ha pasado nada".
    Baci e abbracci

    ResponderEliminar
  11. Todo ese lunes te hizo más duro, más maratoniano

    ResponderEliminar
  12. como dice el Abuelo ,miralo positivamente tuvistes vacaciones y vuelves al puesto de trabajo eso es maravilloso y los entrenos son fabuloso, saludos amigo

    ResponderEliminar
  13. Seguro que mañana es mejor. Pero creo que esto también es maratón.

    ResponderEliminar
  14. Más delgado, más fibrado más ligero, no hay mal que por bien no venga.
    Estrenar cosas nuevas... A ver si es el síndrome ese post-vacacional... Por muy mal que vayan las cosas no te preocupes, siempre pueden ir a peor, da gracias de que no sea así,
    saludos

    ResponderEliminar
  15. Si te has sobrepuesto a todo eso y todavia te quedan ganas de exprime-limones el veredicto está claro: estas fuerte macho...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Ya sabes que ni café ni gazpacho antes del maratón, claro que en Liverpool es más fácil que te den té y el gazpacho sólo en el recuerdo de los que han venido a veranear a España. Venga que lo tienes casi, casi hecho.

    ResponderEliminar
  17. Es cierto, todo dura cada vez menos, la obsolescencia programada... Ánimo
    con esta vuelta al curro y ese clásico primer día de leer correos.

    ResponderEliminar
  18. Buf, yo con las tripas revueltas no puedo ir a 4:52... Es el peor problema físico que podemos tener... Cualquier otra cosa se arregla apretando los dientes y aguantando el dolor. Pero nuestro aparato digestivo nos puede hacer morder el polvo vilmente...

    ¿Te pasas al iPod nano o al Touch?

    ResponderEliminar
  19. Si no puedes vencerlo únete a él. Si te esperas un poco habrías rodado a 4´10 camino del W.C.

    ResponderEliminar
  20. Uy, si sólo es este lunes ya puedes darte con un canto en los dientes.
    El problema está cuando si no es dolor de estómago es dolor de cabeza, y sino dolor de tobillos... pero como tu dices, como el dolor de estómago no hay nada, bufff.

    ResponderEliminar
  21. Ya puestos...por que no cambias también el estomago??? alguno americano a prueba de cafés???

    ResponderEliminar
  22. Toda la razón Gonzalo, lo que tenga que suceder que sucede ahora!!
    Si es que ahora todo está fabricado para usarlo no más de 2 años y luego a la basura!! una pena!!
    Espero esa crónica del exprime-limón que promete ser divertido :-)
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  23. Hola Gonzalo,
    Las cosas de ahora no son como las de antes y va para todo.....
    Es verdad si la parte digestiva no funciona bien, no estás a tu maximo nivel, lo he comprobado, si te duele alguna otra cosa, no hay problema....todo se olvida pero lo digestivo no!!
    Volver al trabajo no es nada lindo....
    Suerte y a mejorarse.

    Un abrazo,
    Gustavo

    ResponderEliminar
  24. es muy difícil de ejecutar con cualquier dolor o molestia - especialmente uno en el estómago! He tenido muchas carreras con problemas estomacales. hopefullly que sólo se producen en una carrera de entrenamiento y no en una carrera.

    ResponderEliminar
  25. Cuidate esos talones,el semiresfriado con algidol y pastillas tipo vicks que suavizan la garganta y muy bien esos 10 kms con muy buen ritmo para estar mal del estomago,estas hecho de otra pasta la que da el ser un maratoniano curtido,muy curtido.
    Un abrazo y que sigas perfecto que ya quedan muy pocas semanas.

    ResponderEliminar