La Maratón y los 10 secretos de la felicidad


Hace poco leí un artículo sobre las diez reglas para ser feliz. Si escribes "reglas para ser feliz" en google te saldrán miles de páginas y artículos relacionados. El ser humano sigue buscando desesperadamente cómo ser feliz en su corta existencia en este mundo.

Después de leer sobre este tema he llegado a la conclusión de que para ser feliz lo mejor es correr una maratón.


Los 10 secretos de la felicidad

1.- La Actitud

La Felicidad es una elección que puedo hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Mis pensamientos son los que me hacen sentir feliz o desgraciado, no mis circunstancias. Sé capaz de cambiarte a ti mismo, y el mundo cambiará contigo.
Recuerda que lo único que puedes controlar en el mundo son tus pensamientos...

Elegir una buena maratón para correr lo puedes hacer en cualquier momento y lugar. Apuntarse es lo que te hace feliz, no el hecho de que puedas entrenar más o menos (circunstancias). Controlar los pensamientos negativos en los duros días de entrenamiento es clave.

2.- El Cuerpo

Mis sentimientos son influenciados por mi postura. Una postura adecuada genera una disposición feliz.
Es importante también que hagas ejercicio, éste nos libera del estrés y genera la secreción de endorfinas, que hacen que nos sintamos bien. Mira siempre hacia arriba y solo podrás reír, pues no conozco a nadie que haya podido llorar en esa postura.

Busca la postura adecuada al correr. Fortalece espalda y abdominales. La mirada al frente mientras corres, no mires al suelo, no conozco a nadie que pueda hacer series mirando al suelo. Machácate en los entrenamientos como si no hubiera un mañana, llegarás a casa feliz por el trabajo realizado.

3.- El Momento

La felicidad no esta en los años, meses, en las semanas, ni siquiera en los días. Solo se la puede encontrar en los momentos. "Hoy es el mañana de ayer"... además la vida siempre tiene derecho a sorprendernos, así que aprende a vivir el presente sin ninguno de los traumas del pasado ni las expectativas del futuro. Recuerda que la Felicidad no es una meta, sino un trayecto. Disfruta de cada momento como si en él se combinaran tu pasado,
tu presente y tu futuro.

La mayor felicidad está en el momento de pasar por el arco de llegada después de los 42,195 metros. Tu marca de hoy debe ser mejor que la de ayer, aunque la Maratón tiene derecho a sorprendernos. Disfruta del camino para obtener la felicidad plena al acabar la carrera.

4.- Nuestra Propia Imagen

Debo aprender a amarme a mi mismo como soy. Creer en ti mismo da resultados. Cuanto más te conozcas, mayor será tu ventaja con respecto a los demás.
Hammarshold decía: "El camino más difícil es el camino al interior"... pero, al menos una vez en la vida, debemos recorrerlo.

Sin comentarios, esto es pura Maratón.

5.- Las Metas

¿Sabes cuál es la diferencia entre un sueño y una meta?
Una meta es un sueño con una fecha concreta para convertirse en realidad. Un sueño es solo un sueño, algo que esta fuera de la realidad... así que atrévete a soñar,
pero atrévete también a lograr que esos sueños se hagan realidad!. "Apunta hacia la Luna, pues aunque te equivoques, llegarás a las estrellas..." Y cuando te pongas una meta difícil o creas que tienes un sueño imposible, recuerda que el éxito es solo la recompensa, pues lo que vale es el esfuerzo.

Si crees que puedes correr una Maratón entonces puedes hacerlo. Apúntate y da el paso. Una vez te hayas apuntado ya no será un sueño sino una meta.

6.- El Humor

La sonrisa es muy importante para mejorar la autoestima. Cuando sonreímos, aunque no sintamos nada, nuestro cerebro lo entiende como una señal que todo va bien y manda un mensaje al sistema nervioso central para que libere una sustancia llamada beta-endorfina, que da a la mente una respuesta positiva. Dicen que una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero que da más luz. Además, con cada sonrisa siembras una esperanza.

Abre un blog de running, sé divertido. Si eres divertido generarás comentarios divertidos y se formará una bola de nieve que te ayudará a estar motivado cada día que salgas a correr.

7.- El Perdón

Mientras tengas resentimientos y odios, será imposible ser feliz. Lo maravilloso del perdón no es que libera al otro de su eventual culpa, sino que te libera a ti de un sufrimiento.

Si tu vecino, tu primo o tu amigo te ganan en una carrera entrenando menos que tú, perdónalos. No los mires con resentimiento. Simplemente machácate más y mejor que ellos y se lo devuelves en la próxima.

8.- Dar

Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar, sin esperar nada a cambio. Las leyes de la energía te devolverán con creces lo que des. Si das odio, recibirás odio, pero si das amor, recibirás invariablemente amor.
Solo el que aprende a dar está en camino descubrir la verdadera felicidad.

Aprender a "dar el hachazo", esa es la base última de la felicidad del runner. No importa la marca, sino ganar. Te pones detrás de tu vecino / amigo / primo y vas así toda la carrera, cómodo. A falta de un kilómetro le das el hachazo definitivo. Aunque no hagas tu mejor marca, la sensación de dar un hachazo al final es insuperable. "Dar el hachazo" es el camino para descubrir la verdadera felicidad.

9.- Las Relaciones

La sinergia es unir fuerzas y caminar juntos para conseguir cosas. Siempre que dos o más personas se unen en un espíritu de colaboración y respeto, la sinergia se manifiesta en forma natural. Entiende a las personas que te rodean, quiere a tus amigos como son,
sin intentar cambiarlos, porque cuando te sientas mal, el verdadero amigo estará allí para apoyarte y brindarte todo su amor. Así que cultiva tus amistades, ellas nos son gratis!. La amistad, al igual que la mayoría de los sentimientos, debe fluir de manera natural.

En cada carrera organiza una kedada bloguera. Intercambia anécdotas, estrategias, bromea. Te ayudará a estar más motivado y a que se pase el nerviosismo.

10.- La Fe

La fe crea confianza, nos da paz mental y libera al alma de sus dudas, las preocupaciones, la ansiedad y el miedo.
Pero no te asustes cuando dudes, pues bien decía Miguel de Unamuno: Fe que no duda es fe muerta". Dicen que el hombre llega a ser sabio cuando aprende a reír de si
mismo. Ríe, ríe alegremente... y el mundo reirá contigo.

Si crees que puedes acabar o conseguir tu mejor marca lo harás. En el running el componente mental es más del 50%. Aprende a aguantar el sufrimiento.

Share this:

CONVERSATION

35 Comentarios:

  1. Menuda entrada te has marcado Gonzalo, estás "sembrao" muy buena :-)
    lo que me reído con lo de dar.... según lo leía iba yo encaminado por otros lares... dar abrazos, dar agua en las carreras, dar consejos... pues no: Dar un hachazo jajaja que bueno, la verdaz que los hachazos molan, lo malo es cuando los recibe uno.

    Sin lugar a dudas el componente mental es tan importante como cuentas, he vivido en mis propias carnes en un maratón allá por el km 30 el constante: NO puedo No puedo no puedo y luego en el 40, justamente lo contrario con pensamientos del tipo: vamos! lo voy a conseguir, etc. definitivamente querer... es poder.
    una abrazo crack.

    ResponderEliminar
  2. Espectacular entrada Gonzalo!...La felicidad que te da una Maratón es increíble, yo ahora mismo estoy como el amigo de la foto

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, muy buena entrada Gonzalo. En lo del humor es cierto, me ha hecho reir este post y me ha hecho sentir más feliz.

    ResponderEliminar
  4. Espero que el 22 de Abril sea triplemente feliz.

    ResponderEliminar
  5. Llevas toda la razon, gran portada Gonzalo , lo del hachazo acojonante y cuando se cruza el arco de meta, el paraiso,saludos

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo. Mis próximos 42 y pico a ver si los preparamos a la par. Pensar en esto seguro que me ayuda a recuperar más y mejor je,je. Por cierto, parece que tenemos alguien en común, otra que hace unos años le pico esto del correr. Es mi cuñaaa Luisa, cuando la veas le das un abrazo de mi parte je,je. Gracias por tus ánimos en mi blog. Ciao pescao

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo con muchas cosas aunque lo del hachazo .... Prefiero superarme a mi mismo cada vez (que puedo). Por cierto "Señor de las tabatas" la nueva versión del Endomondo PRO (programa que usamos los corredores novatos sin Garmin) incluye por fin entrenamientos por intervalos, y entre ellos están las Tabatas! Al verlo no he podido por menos que pensar en usted y animarme a poner un comentario. Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  8. Lo siento pero falta la 11: escuchar a los grandes: Hendrix, Gallagher, Van Halen, Ray Vaughan, Jimmy Page, Richards, Marr... ahí está el Nirvana total.

    Y lo puedes hacer mientras corres maratónes !!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Esta me gusto "achácate en los entrenamientos como si no hubiera un mañana".

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado, cada día estoy más convencido que una maratón es un contrastado camino de autoayuda

    ResponderEliminar
  11. Los diez secretos de la maratón o los diez mandamientos de la maratón. Ambos conceptos creo que se aplican aquí también.

    Gonzalo: ¿te has planteado escribir un libro?

    ResponderEliminar
  12. Aúpa Gonzalo¡¡¡

    Me has hecho disfrutar del momento, que es de lo que se trata, ¿no?

    ResponderEliminar
  13. Le vas a quitar el sitio a Punset con estas reflexiones. A mi la mitad de mandamientos me valen para ser feliz corriendo

    ResponderEliminar
  14. Vale, queda como los "Canones del gran Sosaku Runner" y las reglas de la vida.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  15. me ha encantado!! que grande eres!! y cuanta razon tienes

    ResponderEliminar
  16. Ya sabes que cuando estoy en las últimas cuatro semanas antes del Maratón (masculino singular) eso de ser feliz me la suda, solo quiero correr. Si esto lo hubieses publicado en otro momento seguramente te diría que la felicidad maratoniana no existe, que si existe será pequeña y breve, pero a su vez será suficiente para saciar varias vidas, como el agua que un hombre perdido puede encontrar en el desierto.

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo en casi todo. El No. 2 de tu lista no es aplicable en Caracas. O miras al suelo o te matas. Aquí un amigo se fracturó una pierna en una acera y estaba caminando. Si hubiera estado corriento no quiero ni pensar si todavía tendría 2 piernas. Yo ya perdí la cuenta de las veces que me he caído. La última fue en el Km 9 de un entrenamiento de 10K.No tuve tiempo ni de meter las manos. Hice un tremendo aterrizaje con mi labio superior arrastrándose por la acera. No se como no me rompí los dientes y todavía no recuerdo qué fue lo que pasó ni con qué me tropecé. En Caracas a veces correr se vuelve un deporte extremo.

    ResponderEliminar
  18. Añadiría la de Punset. La felicidad es la ausencia de miedo.

    ResponderEliminar
  19. Buena entrada y casi de acuerdo con todo. La 5 me ha encantado, supongo que se nota que soy primeriza.

    ResponderEliminar
  20. Como dijo aquel: somos lo que creemos que somos

    ResponderEliminar
  21. Esta entrada me recuerda que tengo un blog y sería bueno escribir algo en él.

    Como me he reido con el dar. :D

    ResponderEliminar
  22. Genial, y totalmente de acuerdo, es cierto el maratón te da felicidad, si sale bien porque sale bien, si sufres y acabas porque lo conseguiste aun en un mal día, si no acabas porque te da más fuerza para el siguiente.

    ResponderEliminar
  23. Grandes verdades,gran entrada,que se pueden trasladar al maraton y a la vida misma.En lo dar el hachazo estoy completamente de acuerdo,jajajaja.En lo demas tambien eh???,jajaja.

    ResponderEliminar
  24. Gonzalo, la entrada es genial. Hay que tener mucha creatividad para relacionar, no una sino diez veces, esas ideas filosofales genéricas, con la distancia atlética de la maratón.

    Recuerdo una vez que di un "hachazo". Era un 5.000 metros marcha en pista y me esperé, como Abascal en los JJOO de Los Angeles´84, a dar un cambio a falta de 500 metros.

    Funcionó francamente bien, pero....pasados unos días pensé que no había marchado 5 kilómetros, sino medio, ya que el rival lo había hecho por mí, al limitarme a ir detrás de él y su esfuerzo.

    En fin, puritanismos...
    Un saludo!
    Pepe

    ResponderEliminar
  25. jejeje, buenísima la entrada!!
    Me quedo con la de "dar el hachazo" :D el camino para descubrir la verdadera felicidad, jejeje.
    Y da igual si es un entrenamiento o una carrera, el instinto competitivo esta siempre en modo on ;)

    ResponderEliminar
  26. que puedo decir que no se haya dicho ya. Genial la entrada Gonzalo, lo de un blog divertido, si uno es un sieso, que le va a hacer, pero se intenta. Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Sencillamente, MAGISTRAL entrada. Nuevamente, me arrodillo ante ti.

    ResponderEliminar
  28. Muy bueno! Yo tengo que aprender a "dar el hachazo" en el ultimo km ;)

    ResponderEliminar
  29. Fantástico, Gonzalo, aunque con cumplir la mitad de esas reglas ya tienes garantizada una buena ración de felicidad. Lo malo es que la vida que llevamos no nos deja a veces ni pensar en ello...has hecho que reflexionemos todos un poco. Enhorabuena otra vez, tío.

    ResponderEliminar
  30. Muy bueno, si señor, si nos lo aplicáramos todos, no estaríamos como estamos...
    El domingo termine mi primera Maratón y como dices me sentí feliz... aún no se me ha quitado la sonrisa de la boca...jajaja
    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Esos diez secretos, los vive un maratoniano muchas veces cuanta razón tienes... muy buena la explicación eres genial.
    Que sepas que Barcelona 2013 te esta esperando!!

    ResponderEliminar
  32. Me ha gustado tu entrada, y la verdad es que tienes razon. Todas las razones son muy validas y a tener en cuenta.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Jajaja, excepcional, qué crack... :) Estaré obsesionado con el punto 8, pero en este caso, me quedo con tu punto 8. Sublime ese concepto de "dar" el hachazo... :)

    Una vez leí que la felicidad son esas pequeñas satisfacciones que a veces te da la vida. Y de eso a los maratonianos la vida nos da muchas...

    ResponderEliminar
  34. Muy buena entrada, estaba seguro que en dar ibas a decir "dar el hachazo", nada puede hacer más feliz.

    ResponderEliminar