Dómame, papito

Así se doma a "la montaña"


Esta es la primera semana en la que introduzco cuestas y fuerza en mi régimen de entrenamientos. Como es de suponer, las sensaciones han sido malas. Hasta que uno asimila la introducción de ejercicios de fuerza, al principio sientes como si te hubieran puesto un peso extra en las piernas, todo cuesta más y notas los pinchazos en músculos de tu cuerpo que no utilizabas.

El martes y miércoles salí una horita a ritmos de 4:45 min/km aproximadamente para recuperarme de la Media dell domingo pasado. El viernes, por ser viernes, metí lo que hago últimamente los viernes noche: Tabata y cuestas. Y hoy domingo salí una hora y media hacia la parte alta de la ciudad cogiendo todas las cuestas que veía y con sensaciones malas, piernas muy cargadas de los nuevos ejercicios de fuerza que he empezado a hacer en casa. Espero que esta sensación pase pronto y que asimile lo que estoy haciendo.

"Tío Wiggle" no me ha traido aún lo que le pedí la semana pasada, así que aún no he ido a rodar por terreno pedregoso. Mi idea de aquí a Octubre es continuar ejercitando la fuerza, con un par de días de calidad, rodajes en cuesta y rodajes por terreno irregular como entrenamiento básico. Además de una carrerita al mes para irme habituando. Ya me pondré en modo maratón de nuevo a partir de Octubre.

Hasta ahora, siempre que he corrido una carrera de montaña he tenido la sensación de ser un muñeco de pim-pam-pum a merced de la montaña. No he tenido la sensación de controlar la carrera, sino de que la carrera me controlaba a mí. Esta vez quiero ser yo el que dome a la montaña, pero antes tengo mucho trabajo por delante. 

Share this:

CONVERSATION

28 Comentarios:

  1. a 4:45 para recuperarte eh, OMG!

    De mi etapa vital sobre dos ruedas sin motor, afrontar una prueba de sube/baja sin saberte el perfil de memoria, es un horror, te pones a merced del perfil en todo momento.

    Supongo que ahi, ser competitivo estará en la media entre poder ir rápido y saber cuando hacerlo...

    ResponderEliminar
  2. Conociéndote, seguro que la montaña acabará rendida a tus pies y no le darás opción a que te aplaste.

    ResponderEliminar
  3. Curiosa forma de recuperarte tienes... Cuales son esos ejercicios?? Pienso serán tobillos a tope.

    ResponderEliminar
  4. Dices que tienes mucho trabajo por delante... espero que no tengas tanta faena como el de la foto, si no sería una gran faena!! jejeje ánimo campéon,
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Gonzalo,...¡Como echaba de menos volver a la blogsfera y leer tus posts! Con tu permiso te sigo bajo mi nueva identidad,...Poco a poco iré importando las antiguas entradas del blog y dándole calidad al nuevo... Mi blog anterior era http://motivacionrunner.blogspot.com. Pero lo estoy migrando a http://desafiorunning.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Buenas noticias saber que te tiras al monte, espero interesantes entradas respecto al tema... Estaré atento por si escribes alguna sobre cómo fortalecer los tobillos :)

    ResponderEliminar
  7. Poco a poco irás cogiendo la forma, tú sabes como hacerlo...esos tiempos de rodaje son buenos.Cuidate y a disfrutar de esa vuelta a la montaña.Un saludo

    ResponderEliminar
  8. No me gusta la montaña. Decidido.

    ResponderEliminar
  9. La montaña la reservo para cuando haya colmado mis expectativas en ruta y para eso aún queda mucho. Tómatelo como un entretenimiento, para fortalecer cuadriceps pero no creas que un corredor de montaña se forja en una sola carrera.

    ResponderEliminar
  10. La montaña siempre será más grande y nosotros muy pequeños, pero con ganas y trabajo, puedes deslizarte sobre sus piedras, compartir zancadas con los animales que las habitan, compartir sus olores a romero, tomillo... y entonces sabrás que ella te ha domado. Disfruta, ya sabes que para mí la montaña es el mejor sitio para correr y soñar

    ResponderEliminar
  11. Con esas fotos y esos títulos de entradas, debes tener visitantes en el blog muy, muy particulares. Ayer salí a la Sierra, menos mal que no vi esa montaña.

    ResponderEliminar
  12. Montaña subir y bajar, pero ojo no ahi que olvidarse del llano...visita es pagina, que tiene artículos muy pero que muy interesantes. http://www.corredordemontana.com/component/content/frontpage

    ResponderEliminar
  13. ¡Ánimo, Gonzalo! Te veo en la Transvulcania el año que viene.

    ResponderEliminar
  14. Seguro que si sigues por ese camino en hacer buenos entrenos de cuestas seguro que la montaña se te hace pequeña, saludos compi.

    ResponderEliminar
  15. Ni una semana de respiro Gonzalo!!...Con tu esfuerzo seguro que este año domas a la montaña....a ver si te acompaño en alguna de tus aventuras (al menos para saludarte en la salida)

    ResponderEliminar
  16. AL final seguro que te haces con la montaña y coges un buen fondo. De eso se trata. Mucho animo y a por ello.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Actualización: hoy me han alegrado la mañana con una cajita de wiggle. Tenía dentro una mochila camelbak y unas adidas RIOT. Están pidiendo que las dome.

    ResponderEliminar
  18. Dentro de mi humilde opinión y corta experiencia te recomiendo que añadas entrenos en montaña con subidas y sobre todo bajadas duras. En éstas es donde se sufre de verdad cuando no se ha entrenado lo suficiente. Por lo demás yo lo veo perfecto.

    ResponderEliminar
  19. Duro reto la montaña pero que coño... Eso lo superas tú con un par....

    ResponderEliminar
  20. Madre mia yo que empiezo ahora a coquetear con ella creo que nunca podre domarla, es demasiado grande para mi, pero me gusta que me zarande todo lo que quiera,yo como Rocky ,ganar no ganare pero que jodido lo tendra para tirarme.

    ResponderEliminar
  21. Bonitas zapas Gonzalo, ya nos contarás qué tal te tratan por los caminos. Para no cogerle manía a la montaña, sal a disfrutarla olvidando los tiempos y marcas, párate a contemplar el paisaje y en las cuestas andarás más que correr, es otra forma de correr, muy distinta al asfalto, espero que te guste tanto como a mí.

    ResponderEliminar
  22. Qué le has pedido a tío wiggle?, ¿Unas buenas chanclas para trepar?. Yo tuve la misma sensación el otro día subiendo a cuatro patas

    ResponderEliminar
  23. Si eres capaz de domar esa rubia eres capaz de controlar una montaña o todo lo que se te ponga por medio.. Ahora que domar la rubia no va a ser nada fácil...

    ResponderEliminar
  24. Conociéndote, si te lo tomas en serio (y teniendo en cuenta que has comprado un camel y zapatillas esto no lo pongo en duda) pronto domarás a la montaña.

    La parte física es sólo un trámite, el acondicionamiento mental es más complicado porque por ahora eres carne de asfalto y te encanta flagelarte a ritmos rápidos.

    Yo creo que asfalto y montaña son compatibles y que incluso puede irte bien de cara al maratón de Gran Canaria.

    Nos vemos por esos caminos pedregosos.

    ResponderEliminar
  25. La montaña es un terreno bastante curioso, en la misma carrera te puedes sentir que la estas dominando, para después sentirte un muñeco a sus anchas y de nuevo volver a recuperar lo suficiente para sentirte que allí mandas tu.

    Yo normalmente, siempre tengo un momento de bajón importante en las carreras de montaña que me pone en mi sitio. Para después seguir "controlando" lo que la montaña te permita controlar.

    Es como el chiste, en casa yo soy el que toma las decisiones importantes, pero es ella quien decide cuales son importantes o no, jeje.

    ResponderEliminar