Por qué somos felices corriendo (y un hurón no)






Hace muchos años tuve una época en la que me dió por devorar libros de antropología. Empecé por Marvin Harris y prácticamente devoré toda su bibliografía. Libros como "Vacas, cerdos, guerras y brujas" o "Bueno para comer" son todavía hoy muy recomendables. Lo que más me gustaba de estos libros es que te enseñaban que las cosas no suceden por azar, las acciones de los pueblos que luego se convierten en costumbre tienen casi siempre un porqué.

Estos días he leído un artículo sobre un estudio reciente hecho sobre el sentimiento de bienestar de los corredores al correr, lo que se conoce en inglés como "runner´s high". Todos conocemos esa generación de endorfinas, ese sentimiento de bienestar que nos provoca el correr, esa adicción o "enganche" de la que hablan muchos. Está claro que si correr fuera doloroso y no generara ningún beneficio lo iba a hacer su padre. Esa sensación de bienestar es la razón de porqué corremos ¿Por qué nosotros sí sentimos ese bienestar y un hurón, siendo también mamífero no lo siente?

Al parecer, en un reciente estudio del Journal of Experimental Biology se ha estudiado el efecto del "runner´s high" en humanos, perros y hurones analizando sus niveles de endocanabinoides que es la sustancia que se genera al correr y que nos da esa sensación de "buen rollito".
 

Los resultados fueron obviamente que humanos y perros generan una cantidad importante de endocanabinoides mientras los hurones apenas lo hacen. Estos resultados han llevado a hacer pensar a los antropólogos que la aparcición de esas buenas sensaciones al correr fueron un mecanismo evolutivo que nos llevó a ser corredores de larga distancia porque lo necesitábamos para cazar y sobrevivir. El hurón nunca ha necesitado correr grandes distancias para sobrevivir. A partir de este punto siguió la evolución del humano y hoy se detectan hasta 24 claras ventajas competitivas para correr, desde los músculos fuertes del cuello que hace que no se nos balancee al correr hasta nuestros dedos de los pies pequeños.

Lo curioso es que al poner a personas a caminar 30 minutos no vieron ningún aumento en las sustancias que provocan el "runner´s high", sino todo lo contrario (Caminar media hora jode, correr mdia hora es cojonudo). Caminar 30 minutos no genera las sensaciones que percibimos los corredores. Es como si sólo hubiera una recompensa si corriéramos. Después de correr 30 minutos, las sustancias que generan las buenas sensaciones del corredor subieron hasta un 158%. Y en el caso del perro hasta un 228%, definitivamente el perro es el rey. ¿Has visto lo feliz que es un perro corriendo en el parque hacia todas las direcciones?

También se llegó a la conclusión de que la gente inactiva no tiene el nivel de forma necesario como para que correr le genere las buenas sensaciones del corredor. Hay que tener un mínimo de forma física inicial o sufres más de lo que disfrutas. Es por ello que hay que empezar poco a poco. Como conclusión, existe un porqué en la necesidad que tenemos de correr. El Flow o las buenas sensaciones al correr son con casi total seguridad un mecanismo evolutivo de supervivencia que nos ha hecho corredores de larga distancia porque era algo placentero. Pero, y yo me pregunto si ahora que en este mundo de Playstation, Facebook, Whatassap, música indie y tanta tontería no necesitamos correr largas distancias para sobrevivir (los supermercados suelen estar cerca y vamos en coche), ¿no se irá perdiendo poco a poco ese "runner´s high" que nos da tantas buenas sensaciones?. Bueno, estamos nosotros aquí para seguir corriendo, dar ejemplo a los niños y evitar que este mecanismo evolutivo desaparezca.

Share this:

CONVERSATION

42 Comentarios:

  1. Seguramente si que se vaya perdiendo, a razón de unos microdecimales cada X miles de años. Pero como no estaremos aqui... Who cares?

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo eso Gonzalo, dar ejemplo a los niños, no es que correr en particular y hacer deporte en general sea la solucion a todos los problemas, pero desde luego mientras practiquen deporte no estarán haciendo mal a nadie ni a ellos mismos, además de aportar a su vida los beneficios que todos conocemos.

    ResponderEliminar
  3. A ver si convenzo a mi hijo para que haga un Tabata... Bueno articulo

    ResponderEliminar
  4. Probablemente, cualquier antropólogo, desde un punto de vista evolutivo te dirá que de seguir con nuestros hábitos sedentarios (aunque salgas a correr 1 hora todos los días, probablemente hayas estado sentado en la oficina otras 10...), nuestra genética cambiará dejando de producir en tamaña cantidad ese doping.

    Pero mientras lo tengamos... oju!! como mola!!
    Me gusta tu artículo!

    ResponderEliminar
  5. Muy buen articulo. Yo soy de los que hacen incapié en coger el coche lo mínimo. Es más, cuando voy a algún sitio y está dificil aparcar, no me importa aparcar más lejos, aunque tenga que caminar. Ya se que no da ese flow, que el correr, pero es más sano que estar ahí echado en el coche.

    ResponderEliminar
  6. Excelente artículo. Pués eso, seguiremos dando ejemplo sino en cientos de años......
    Y dejaré de sacar al hurón a pasear.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante el articulo. Correr es realmente addictivo por eso supungo.

    ResponderEliminar
  8. Buen artículo! La verdad que siempre nos ha llamado la atención, y hemos discutido varias veces sobre ello, la sensación de bienestar que genera al correr, aunque no sea igual en todos. También interesante el hecho de que lo que echa pa' tras a la gente es "ir a correr", es decir, tener que llegar a 30 min para generar "droga" y que esto no se alcanza de un día para otro. Pero todo es superación!!!!

    Tres abrazos! y felicidades de nuevo por el post

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante la entrada caballero, como todas las suyas. y gracias por el enlace al artículo original.

    ResponderEliminar
  10. Eso eso, tenemos que hacer que no desaparezca ese mecanismo evolutivo! Qué recuerdos Marvin Harris, Nigel Barley, Margaret Mead... tengo que retomar viejas lecturas definitivamente, y comprarme un hurón que el de la foto me parece monísimo.

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado el artículo, siempre se aprende algo, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  12. Has dado en la diana, para disfrutar hay que estar en buena forma, sino es un suplicio.
    Pd:. Conozco algún perro por debajo del nivel del hurón.

    ResponderEliminar
  13. Siempre me gustaron los hurones, buena entrada.

    ResponderEliminar
  14. Interesante entrada. La antropología a mí también me ha gustado siempre, se pueden encontrar respuestas a muchas cosas del comportamiento humano que hoy en día parece que no tienen sentido. Y comparto contigo que con la vida que se lleva actualmente estemos en riesgo de perder algunos beneficios de nuestra evolución.
    Puestos a imaginar y soñar voy a pensar que los corredores y corredoras estamos contribuyendo a una nueva rama de esa evolución,...el homo-runners.

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante. Lo que aprendemos con tu blog. Siempre aportas novedades.
    Como dice Miguel Mij-Mij. Para disfrutar hay que estar en forma y cuanto más en forma se está más se disfruta.

    ResponderEliminar
  16. Para saber si algo está lejos o no yo lo calculo en tramos de 10 en 10 kilómetros y mi hijo lo hace en tramos de 400 metros que es lo que mide la pista de atletismo. Mi hijo es corredor de cuarta generación, mi abuelo lo era, mi padre también, yo algo parecido. Supongo que mi hijo y yo mismo algo de carga genética debemos de llevar, no todo el mundo disfruta con esto como nosotros, de hecho hay gente que hace lo mismo y no lo vive igual, no son matemáticas, no vale eso de tanto corres tanto disfrutas. Creo que debe de haber predisposición para el deporte (competitivo). Salir a trotar es una capullada lo que da placer de verdad es salir a batallar, a mejorar: más alto, más lejos, más fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Otra gran entrada,ahora entiendo por que me gusta tan poco andar...aunque a correr no le he sacado todo el provecho que deberia,pues son pocas las veces que he sentido el flow,demasiado pocas,claro ahora tan gordo como estoy que corra su madre,pues en mi caso a mayor gordura,peores sensaciones y menos opciones de sentir el flow.Me temo que vuelve a tocar sufrir hasta dar con el flow.
    Un abrazo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. También puede pasar que en un momento dado colapse el sistema (que al paso que va…), y retrocedamos miles de años tecnológicamente, (lo que quizás sea bueno para la humanidad), y volvamos a nuestros orígenes de corredores por naturaleza.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ja, ja, ja,..! Y yo que creía que había agotado mi capacidad para sorprenderme... Lo del hurón ha sido fenomenal.

    ResponderEliminar
  20. muy buena entrada Gonzalo.....yo no solo corro sino que siempre que puedo voy a todos lados andando y en efecto después de una caminata larga llegas siempre con un puntito de felicidad

    ResponderEliminar
  21. O sea que ahora aparte de corredor canabico, me comparan con un hurón.

    ResponderEliminar
  22. no creo que se acabe esto del correr, siempre quedaran locos el mundo como nosotros.... hay quien ve zombies como Isidro y quien estudia los urones... como decia el ad de aquarius... el ser humano es sorprendente (no se si decia eso, pero si la idea)
    Un saludo
    Jose
    Viv@ la Vida
    jjvicfer.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Lo siento, pero no me cansaré de llamarte Maestro; ya sé que no te gusta nada éste apelativo, pero mientras siga existiendo la libertad de expresión lo seguiré utilizando siempre que lo crea conveniente; así que ya lo sabes: continúa instruyéndonos.

    ResponderEliminar
  24. Muy buena entrada Gonzalo, todavía estoy bajo el efecto "endocanabinoideo" de hoy :-), con respecto al correr el efecto de bienestar es indiscutible, pero los "pateos" también tiene su cosita, aunque creo que ahí importará más si el paisaje es digno de contemplar, no es lo mismo andar en ciudad que hacer senderismo. Entiendo que elijan a un perro, pero a un hurón? con la de bichos que hay?!?!?!

    ResponderEliminar
  25. Por cierto: es "por qué somos ..." :-)

    ResponderEliminar
  26. Un equivalente a la carrera, sin tener que ser marchador, sería una travesía: caminata en montaña, a ritmo exigente un par de horitas. Os haría igual de felices.

    Probad y veréis!

    ResponderEliminar
  27. Genial, simplemente genial.
    No conozco muchos hurones pero tengo perro y sé que media hora corriendo nunca le ha hecho feliz. Claro que no sabe que es un perro. Pero voy a experimentar. Mañana, correré detrás de algo para matarlo.No sé, un elefante o algo así.

    ResponderEliminar
  28. Ahí estamos nosotros para intentar mantener la evolución humana, pero epiezan a llamarnos locos y obsesos de esto...
    Espero que esa mudanza haya ido bien y que no hayas perdido tus zapas.

    ResponderEliminar
  29. No solo no se perderá sino que aumentará esas ganas de correr y esta afición por el running; Un poco de educación por parte de los padres ayudaría. ¡¡MENOS WIIS MÁS SERIES!!

    ResponderEliminar
  30. Buena entrada, seguro que se mantiene la evolución...cada vez somos más a los que el correr nos provoca muy buenas sensaciones. Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Muy interesante!! lo de caminar 30' o correr 30' es un hecho ... menuda diferencia!!! definitivamente hay que estar fuerte para disfrutar y sentir ese running high! :-)
    Hace varios fines de semana fui a un campeonato de atletismo en pista en Madrid y me sorprendió ver que no todo está perdido, muchos jóvenes corriendo y dándolo todo, sé que son minoría si lo comparamos con la cantidad que está enganchado a FB, twitter, etc, pero no todo está perdido!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  32. Increible entrada Gonzalo.
    No me acostaré sin aprender un cosa nueva.
    Acabo de descubrir que de un tiempo a esta parte me he transformado en un hurón. Espero pronto volver a ser humano o, porque no, perro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Te iba a comentar la vez que le gané corriendo a un hurón, pero como estás sensible con ese tema me guardo la historia para el blog.

    Habría que descubrir que actividad hace que el hurón segregue esos endocanabinoides, a lo mejor es más listo que nosotros.

    ResponderEliminar
  34. Manuel, si lo piensas el hurón se parece bastante más a un corredor de lo que piensas. El hurón es por naturaleza cazador de conejos, se mete en sus madrigueras y los asusta. Nosotros somos cazadores de liebres, los acojonamos imponiendo ritmos infernales.

    "Corredor y hurón casi lo mismo son".

    ResponderEliminar
  35. Muy interesante y mucha razón tienes con tu afirmación final, de la cual estamos cada vez más lejos con nuestras extensas jornadas laborales casi siempre sentados, aparte de desplazamientos, etc

    ResponderEliminar
  36. Corriendo mucha veces me cruzo con gente que camina plácidamente con su perro, y cuando éste me ve intenta salir corriendo... Pobre bicho... No merecen ir cochineando con su dueño... :) Sino ser felices corriendo.

    ResponderEliminar
  37. Estos análisis, de donde coño los sacas!!! eres un fenómeno recopilando información.
    Gonzalo tenemos alguna maratón en mente?

    ResponderEliminar
  38. Fenomenal entrada.
    Lo que dices que puede ir desapareciendo puede que si, pero la evolución es lenta y tarda miles de años en cambiar cosas, así que yo no me preocuparía, eso si a seguir corriendo.

    ResponderEliminar
  39. La diferencia con el hurón —y con el perro, también— es que ellos no tienen un blog para contar sus experiencias :)

    Chico, siento la avalancha de comentarios reprimidos, pero es que mi ordenata me deja ahora comentar, y antes no :D

    ResponderEliminar