Chop Suey de cerdo

Las carreras cortas me dejan machacado. Ayer salí a hacer un fartlek con la inestimable compañía de System of a Down. El fartlek es al running como el Chop Suey a la comida china, una mezcla variada de cosas que juntas están buenísimas. El lunes había tenido las molestias habituales de tendones que tienes tras un esfuerzo corto y exigente y no salí. No es el daño muscular del golpeo con el suelo miles de veces, sino el dolorcillo de los tendones que han sido puestos a tope de revoluciones bajo máxima exigencia.

Quería hacer un fartlek al estilo Daniels. Para mí es el entrenamiento perfecto para la vuelta, sea de una semana de mucha carga de kms y poca calidad o sea pretemporada. Tres kilómetros de calentamiento y luego unos 9-10 kms a razón de cuatro minutos fuertes seguidos de tres minutos suaves. Es droga dura, lo haría cada día.

Acaba el calentamiento y comienzan los primeros cuatro minutos exigentes. Doy la primera zancada y "ainnnsssss". Noto los tendones de las rodillas que se quejan. No es lesión es machaque, ya lo he vivido otras veces. Dudo un segundo si parar y seguir rodando suave, pero esto se quita con más machaque, así que continúo. Después de 500 metros la molestia es tolerable y continúo el entrenamiento.

La tos de pecho que llevaba arrastrando estos días ha pasado a la nariz. Tenía ayer la nariz muy cerrada y estaba en el lugar perfecto para entrenar snot rockets en carrera. Para los no iniciados, el snot rocket consiste en taparse un orificio de la nariz y expulsar a propulsión mientras corres. Llegas a adquirir maestría en este arte si sales a correr resfriado habitualmente. Pero tiene un problema, cuando la nariz está muy cargada no funciona. Ayer mi nariz estaba muy cargada.

Para no ser catalogado como el cerdo del parque (y no por los rodajes cochineros, precisamente), miro que no venga nadie detrás y que haya bastante espacio hasta que alguien viene de frente. Me tapo un orificio nasal y expulso por el otro. No funciona, maldita sea, estoy muy cargado. Aquello se queda colgando. Con la carrera se me viene hacia la cara, me lo quito con la mano y se queda pegado ahí. Me pongo nervioso, uso el otro brazo y al final tengo moco pegado en cara y brazos. Hago gestos para quitarme aquello de encima y ya hay corredores de frente y detrás que se dan cuenta de todo. Momento Mr. Bean.

Acaba la última serie de 4 minutos pero voy bien de tiempo. Cuando sales a entrenar por la noche siempre vas bien de tiempo, te da igual hacer 14kms o 18, a esa hora el día ya ha acabado y no tienes nada mejor que hacer que entrenar, ducharte, cenar y leer un poco en tu ebook. Así que me digo "one more". Hago una última serie, esta es la que más duelen los tendones de la rodilla. Es como si las rodillas tuvieran conocimiento de que ya había acabado el entranamiento y el "one more" las hubiera cogido por sorpresa. Un par de kilómetros de vuelta a la calma y el señor Burns vuelve a casa con sus achaques. 


Share this:

CONVERSATION

23 Comentarios:

  1. "Corriendo con el moco rebelde" por el Sr. Quintana

    ResponderEliminar
  2. tuvo que dar gusto ver el momento Mr. Bean jejeje Tus tendones se quejaron pero aún así pienso te faltó "one more" ale a recuperarse para la próxima

    ResponderEliminar
  3. El inefable Daniels siempre al rescate! Ahora a recuperar y librarse del constipado.

    ResponderEliminar
  4. Vaya momento el vivistes..jejeje , hay que recuperarse del todo, aunque viene bien expulsar todo en los entrenos.Cuidate, saludos.

    ResponderEliminar
  5. Cuídate esos tendones y esa congestión, una buena receta es el buen humor que tienes, eso es infalible para casi cualquier mal... :)

    Salud compañero...

    ResponderEliminar
  6. Cuando llego a casa lo primero que me dice mi señora es , "" Limpiate la cara jodido guarro "" jajaja ya sabes porque

    ResponderEliminar
  7. Escatológica entrada, si señor. El fartlek al estilo Daniels ha quedado para siempre incorporado a mis rutinas, es un gran entrenamiento

    ResponderEliminar
  8. Perdona pero he estado fuera de blogs desde que empecé las vacaciones, pero me acabo de leer todas tus entradas atrasadas...tio es que no paras de publicar.
    Lo del "snot rocket" lo he vivido muchas veces, aunque desde que me operé los cornetes este año me han puesto un auténtico cañón (sobre todo el izquierdo) por el que sale todo "bicho viviente".
    Ah, y recojo el guante para el año que viene y los 100K de Segovia.

    ResponderEliminar
  9. perdon pero me he reido bastante con lo del snot rockets! que bueno, me he imaginado la escena y es como dices mr bean total ... o pepe viyuela que es mas nacional.. jeje
    saludos.... y animo que falta poco para enero!

    ResponderEliminar
  10. Respecto al momento Mr. Bean, bien se podría hacer un paralelismo con la hora del tiempo en el telediario:

    - Mucosidad variable en vez de nubosidad variable.

    - Mocada a fuerte Mocada, en vez de marejada a fuerte marejada.

    A mí me ha pasado todo eso y mucho más. Y hasta aquí puedo redactar...

    ResponderEliminar
  11. Solo te ha faltado el ataque del punto 8. No te machaques tanto, deja algo para el otoño.

    ResponderEliminar
  12. Gonzalo, leer tus entradas es lo mas...todos nos sentimos identificado con tus experiencias. Ya tengo ganas de entrenar al estilo de Daniel, que tanto halagas, haber si al fin traducen algún libro suyo.
    Un abrazo
    Paco Montoro

    ResponderEliminar
  13. A mí las carreras cortas me dejan baldados. Pi peor postcarrera fue después de mi única milla y los 10km también me dejan tocados.

    Podemos ir rápido pero nuestros cuerpos nos recuerdan que somos unos diesel.

    ResponderEliminar
  14. Me he reído un montón con el moco rebelde, me lo imaginaba como un hilo de mozzarella jajajaj. Cuida esas piernas...

    ResponderEliminar
  15. ¿Entonces finalmente donde quedo el moco? Mejor no, prefiero no saber los detalles...

    ResponderEliminar
  16. Después de esta inefable crónica, el "snot rockets" quedará incorporado para siempre en la rutina de mis entrenamientos: seguro que en plena carrera o en la llegada a meta te abres hueco de esta forma!!!
    José Lobillo

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bueno! El "moco indomable" ataca de nuevo... A mi lo de los "snot rockets" me pasa más en invierno, es un clásico. jaja

    ResponderEliminar
  18. Gonzalo , ya ando por el parque , o mas bien corro , jajaja, asi que a ver si quedamos para unas series o un farlek , o para el largo del domingo, te dejo mi correo ,pcargu1@gmail.com.
    Un saludo y animo.

    ResponderEliminar
  19. Gonzalo, el tema mocos hay que entrenarlo tambien..je,je que bueno!!!

    Me ha gustado mucho la frase "no es lesión es machaque", me siento identificado.

    Un saludo crack
    Quique

    ResponderEliminar
  20. Cuida los tendones y ligamentos que no tenemos mas. En alguna ocasion he tenido momento one more. Terminar con las series previstas y no poder con la vocecita que te invita a hacer una mas. Es inevitable. Un abrazo mr bean

    ResponderEliminar
  21. Que grande Gonzalo, con molestias en los tendones y te haces un one more!! jejeje
    Pero bueno, esas ganas que le echas, se ven reflejadas después en los buenos resultados que vas obteniendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Jejeje, un snot rocket accidentado... :) Es lo que tiene hacer esas cosas en marcha, yo prefiero parar, sentarme y resolver mis problemas de expulsión de materiales de deshecho debajo de un puente y acuclillado... ;)

    Gracias por el enlace del runner del geocahing! Y felicidades por el one more, de parte de rus tendones rotulianos!!! Cuídalos que los necesitamos en perfecta forma...

    ResponderEliminar
  23. Yo no sé cómo a la noche aún tienes energía para esos entrenos y encima te "regalas" un extra, del tema mocos todos podríamos contar nuestras experiencias :) bueno, mejor no ;)

    Runner del geocaching...... me gusta como título alternativo del blog :)

    ResponderEliminar