Nike Oregon Project


Estamos viviendo unos momentos magníficos en estas Olimpiadas. Una de las cosas que más me ha sorprendido ha sido la victoria de los pupilos de Alberto Salazar en los 10.000 metros. Cuando todos daban por vencedores a los etíopes, salen Mo Farah y Galen Rupp y dan el hachazo definitivo a 300 metros consiguiendo medalla de oro y de plata y dejando a los Bekele con cara de tontos.

A pesar de que Mo Farah es inglés y Rupp americano, ambos comparten entrenador (Alberto Salazar) en el Nike Oregon Project. A Salazar casi todos lo conocemos, una leyenda del maratón en los 80 de origen cubano y nacionalizado americano.Pero lo que quizás no conozcamos todos es el Nike Oregon Project donde se entrenan estas criaturas.



El Nike Oregon Project es un centro de altísimo rendimiento que está en Portland muy cerca de las oficinas centrales de Nike. Fue creado por la multinacional Nike en 2001 para promocionar las carreras de fondo después de muchos años de fracasos por los corredores de fondo americanos. 

Hoy en día es un auténtico laboratorio donde los corredores viven en casas especiales con filtros que extraen oxígeno del ambiente y simulan la sensación de estar en altitud. Utilizan las famosas cintas para correr de antigravedad y muchísimos otras técnicas de entrenamiento no convencionales. 

Las agencias antidopaje han rondado el Nike Oregon Project en los últimos años poniendo en cuestión algunas de sus técnicas como la simulación de la vida en altura, pero todo siempre ha quedado en nada. También se ha criticado el hecho de que a Rupp (el rubio de la foto de arriba) se le "secuestrara" en el instituto para llevárselo a vivir al Nike Oregon Project sin pasar por la universidad, algo raro pero al estilo de lo que hacen los equipos de baloncesto con aquellos jugadores que destacan sobremanera en el instituto. 

Los resultados están ahí, los dos compañeros de entreno copan las medallas dejando a los todopoderosos etíopes fuera. Salazar envió la noche anterior un email recordando el plan de carrera, debían mantenerse pululando en las posiciones de arriba pero sin mandar y a 300 metros dar el hachazo del que estaban muy seguros. Si revisas la carrera puedes ver a los Bekele mirando hacia atrás y gritándose porque su plan no les estaba saliendo. Por cierto, los Bekele son atletas de Nike y se comenta que han estado a punto de entrar también en el Nike Oregon Project o contratar a Alberto Salazar directamente.

Ay, por estas historias es por lo que me gusta este deporte. Luego volveré a mi casa llena de oxígeno hasta las trancas, me calzaré mis adidas quemadas con agujero en pie izquierdo, y saldré a hacer algunas cuestas sobre duro asfalto. Yo es que soy muy de la vieja escuela.



Share this:

CONVERSATION

24 Comentarios:

  1. Menudo carrerón! escuché que compartían entrenador pero no conocía el resto de la historia, gracias Gonzalo!

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada! Me parece muy interesante todo lo que rodea al Nike Oregon Project.
    No hay duda que sus atletas brillan a grandísimo nivel pero también tienen sus detractores (independientemente de las dudas sobre la limpieza del mismo). De hecho una de las grandes antiguas promesas del mediofondo estadounidense, Alan Webb, salió del proyecto por piernas. La salida fue muy "polite" y cordial pero...hay gente que dice que no quiso pasar por el aro del dopaje y por eso se largó.

    ResponderEliminar
  3. Toda la élite se dopa??? Esa es mi sensación. Sigo con emoción todas las pruebas atléticas pero siempre me queda la duda de la limpieza.

    ResponderEliminar
  4. Vaya papelón que están haciendo keniatas y etíopes...son los mejores y les están virlando un montón de medallas en 10000, 1500, 3000 obst....Si en el 10000 se hubiesen decidido a tirar y a correr en menos de 27 minutos dudo que los chicos del Oregon Project hubieran podido aguantarles pero al ritmo que se corrió y se está corriendo en todas las carreras de fondo estos llegan al último 400 como si todo lo de antes fuera un calentamiento

    y ojo con el Maratón porque seguro que habrá sorpresas y seguro que vemos a algún blanquito en el podium

    ResponderEliminar
  5. ¡¡muy interesante entrada!!
    todo lo que se llama Oregon me suena a tecnología total, como el termómetro que tengo en casa jajaja, que haciendo chiribitas se entera de temperatura de fuera jajaja

    ResponderEliminar
  6. Había leído sobre el Oregon Project, y siempre supuse que era más una campaña de marketing de la firma Nike que una realidad, pero visto lo visto parece que estaba equivocado...

    Saludos desde la vieja escuela...

    ResponderEliminar
  7. Mi casa también está repleta de oxígeno. Demasiado. A veces huele a "fritango". Genial entrada Gonzalo. La comparto por Twitter.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena entrada Gonzalo!
    En el 1500 de ayer paso lo mismo...el americano acabo con un petardo en el culo.
    Levanto todas mis sospechas. Mandaré mi CV a ver si me cogen jajaja
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Gracias por toda la imformacion , estas en todo, el vale ,vale ,saludos

    ResponderEliminar
  10. Casi prefiero la vieja escuela donde no había tanto tufillo a cosas raras.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena la entrada Gonzalo, no tenia ni idea del Nike Oregon Project y me he quedado flipando.
    Que bueno es tener dinero!!! jejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hay que ver lo que se aprende leyéndote.

    Sí les están mojando el morro bien a keniatas y etíopes. Acabarán cobrándoselo a base de bien en el maratón... o quizá no

    ResponderEliminar
  13. Yo también estaba investigando para hacer un post, me lo has quitado de la boca!! Llamativo lo de las cintas antigravedad, se supone que permiten entrenar mas sin tanto machaque articular, una lastima que cuesten unos 60.000 eurillos

    ResponderEliminar
  14. jajaja date una vuelta por mi blog para que veas donde voy a correr en un par de días. Por cierto, que tienen una pista buenísima abierta al publico. Allí entrenaba yo cuando estudie COU. Pero no de la mano del Salazar, ya me gustaría :) Por cierto, no se si has leído su libro, "14 Minutes: A Running Legend's Life and Death and Life". Te lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  15. Lo que aprende uno leyendo al Sr. Sosaku, interesante entrada. Gracias

    ResponderEliminar
  16. No sabía lo de las dudas sobre el tema del dopaje. Lo que sí sé es que utilizan mucha tecnología para entrenar como las cintas de ingravidez o las cintas sumergidas en una piscina.

    ResponderEliminar
  17. Este año vi el 5000 de la Diamond en Eugene y se veía venir que o los africanos ponían un ritmo insostenible (complicado en competición oficial) o esta pareja se los iba a pulir sin piedad.

    Era curioso ver después del meeting a Farah y Rupp hacer una sesión de "entrenamiento" sobre la misma pista que habían competido. Supongo que es en esa pista donde esta el cuartel general de este Oregon Project porque es la casa de Nike. Esto lo pude ver vía Twitter gracias a la cuenta de la organización, para algo debe servir esa aplicación infernal marxista-leninista ;)

    Mo Farah al principio me cargaba un poco pero es tan bueno que no queda más remedio que admirarlo. Sin embargo, Galen Rupp me enganchó desde el principio, es como si el atletismo retrocediera 25 años y cualquiera pudieran ganar independientemente de su país de origen.

    Me ha encantado la entrada.

    ResponderEliminar
  18. Kenia iba para ganar las 12 medallas de oro desde los 800 al Maratón en hombres y mujeres y se la están pegando, menos mal que les queda Rudisha y los maratonianos ( y estos que no se descuiden).

    ResponderEliminar
  19. muy interesante gonzalo,la foto del vencedor mirando para atras y llevandose las manos a la cabeza cuando ve al americano blanco detras es de premio,un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Interesantísimo, ni idea tenía yo de este proyecto. Pero con estos medios, ya podrán, ya.

    ResponderEliminar
  21. En cuanto cruzaron la meta me compré el libro de Alberto Salazar y me enteré del proyecto. Ay, si tuviéramos aquí algo así...

    ResponderEliminar
  22. La nike de Steve Prefontaine y la delgada linea roja que separa la limpieza deportiva del dopaje. Son muchos mas de los que nos podemos imaginar los que hacen trampas. Es el precio del espectaculo.

    ResponderEliminar