I Trail del Norte de Gran Canaria 19K, mi crónica


 
Este sábado me acerqué a correr la primera edición de la Media Trail de 19K del Norte de Gran Canaria. Tenía que haber sido una plácida tirada larga en un perfil amable como preparación para los 50K de la UTGC del mes que viene, pero se hizo más duro de lo que esperaba. 

Cometí algunos errores de los cuales espero aprender, pero el principal obstáculo del día fue la temperatura que lo hizo todo más difícil. Según la página de la aemet, la temperatura más alta del sábado 15 de Septiembre en el observatorio de Valleseco, pueblo cercano a donde salía la carrera, fue de 31 grados a las 10:50 de la mañana. La carrera empezaba no demasiado lejos de ese observatorio a las 11. Genial. 

Desayuné a las 7 y a las 10 ya nos habían subido en autobús a la plaza de Valsendero, punto de avituallamiento de la versión larga de la carrera. Mientras pasaba la hora de espera con Pedro, me daba cuenta de que aquello iba a ser duro por el calor. Absolutamente todos los corredores se protegían en las sombras que encontraban, y cuando salías al sol te tostabas. Mi primer error fue desayunar temprano y no llevar nada de comer para la carrera. Suponía erróneamente que como salíamos de un punto de avituallamiento de la carrera larga habría algún tentempié. Nada de nada, ni agua. Y yo llevaba ya cuatro horas sin nada en el estómago y el único avituallamiento estaba a 13 kilómetros de la salida.

Muy pocos calientan, será por el sol. Se da la salida puntual y a los pocos metros ya hay una rampa de kilómetro y medio de las que castiga las piernas y abre la carrera. Se sube caminando. Intento no apretar demasiado para no quemarme de entrada, pero los gemelos duelen, estas subidas tan largas no las he entrenado. 

A partir de ahí se encadenan bajadas a cuchillo de esas en las que rezas para que no te pase nada, con llaneo y alguna cuesta. Pero en general el perfil era todo hacia abajo, del que castiga los cuadriceps, a veces muy muy pronunciado. Durante la carrera, como siempre, me superan en subidas y bajadas y recupero puestos en el llano. Sigo sin lograr tomar el control en una carrera de montaña. La sensación de control que tienes en asfalto de poder ir más rápido o más lento según tu estrategia, no la encuentro. Salgo a regular lo justo, sé que si voy a tope muero, pero aunque regules, las bajadas y subidas interrumpen cualquier estrategia y te hacen parecer un boxeador medio grogui. Sales a llevarte hostias, acabas ganando a los puntos, pero aún no encuentro la sensación de control. 

Dividiría mi carrera en dos partes. La primera hasta el avituallamiento en la cual mantuve el tipo, aunque entre los kilómetros 10 y 13 rezaba para que apareciera ya el puto avituallamiento de una vez. Trece kilómetros sin avituallarse con las condiciones climatológicas que había quizás es demasiado. En este tramo tuve mi primera caida del día. Estábamos en una bajada muy pronunciada por tierra suelta, de hecho creo que es la bajada más vertical que he hecho nunca, y tenía una estampida de búfalos delante levantando polvo. No veo donde pongo el pié, caigo hacia atrás y muerdo el polvo. Con el sudor y la tierra suelta comencé a parecerme al monstruo de la laguna negra

 Creature from the black lagoon (1954)

 Llega por fin el avituallamiento. Me tomo medio plátano, llevaba más de cinco horas sin comer nada, y unos vasos de isotónica asquerosa pero que estaba fresquita y me supo a gloria. Me costó bastante arrancar, la parada hizo que perdiera fluidez, tocaba cochinear hasta la meta.

Dos o tres kilómetros más adelante me llevo una agradable sorpresa de encontrarme al grandísimo Iván sacando fotos y que me sacó la mayoría de las fotos que ilustran esta entrada. La verdad es que a tres kilómetros del final iba bastante jodido y con los cuádriceps "en llamas", ver a Iván me dió un último empuje para ayudarme a llegar a meta. Le dediqué un Rayo-Bolt y seguí hacia Arucas ya seguro de que entraba en meta. Antes de seguir me dice Iván que me envidia por estar corriendo. Pienso: "¿Estás seguro, Iván? ¿lo has pensado bien? ¿Ves la pinta que llevo que doy asquito?"






 
Pero a unos pocos cientos de metros, cuando ya sólo quedaba lo fácil y era todo prácticamente terreno llano vuelvo a morder el polvo. Es en esos últimos kilómetros cuando más cascado vas, encuentras un pequeño obstáculo y tu cerebro envía orden de esquivarlo, pero las piernas ya no tienen demasiada energía para interpretar la orden. En definitiva, la pierna se queda a mitad de altura y tropieza con una pequeña piedra y como resultado me voy de boca al suelo estirando las manos hacia adelante y sin tiempo ni para pensar lo que te está sucediendo. Algunos pequeños cortes en rodillas y manos, pero nada demasiado serio. No viene nadie detrás, me levanto y sigo, quedan un par de kilómetros. Ahora sí soy el monstruo de la laguna negra.
 Ya se ve la meta

 Dos kilómetros no son nada, lo he hecho miles de veces para calentar, pero cómo cuestan ahora, cualquier pequeño desnivel se te clava en los cuadriceps que están bastante machacados de los kilómetros de bajada. Saco fuerzas para acabar corriendo y el monstruo de la laguna entra en dos horas y seis minutos, puesto 38 de 142 finishers.

No me gusta hablar de las organizaciones porque sé el gran trabajo que hay detrás de esto. Únicamente decir que esta misma carrera en otra época y a una hora más temprana y con un puesto más de avituallamiento sería diferente. Se notaba mucho cariño en todo momento de todos los del club Carucat, organizador de la carrera.

Mis conclusiones personales de la carrera:

1) Soy un pobre corredor de montaña, me sigue faltando fuerza, esto se adquiere con los años. Dudo de mi capacidad para controlar estas carreras.
2) Acabé con ampollas en los dedos pequeños de los pies de las bajadas. Vaselina y protección para la próxima.
3) Este no es mi ritmo en una carrera más larga, debo tener la cabeza más fría o moriré pronto.

4) Si tu carrera sale de un avituallamiento intermedio, no presupongas que te darán algo de comer en la salida. En la salida no se da ni agua. Lo más seguro es que lo cierren para que no asalten la comida los gorrones de la carrera corta y lo abran cinco minutos después de que hayas salido.
5) No pasa nada por caerse si no te das de boca contra una piedra.
6) Llegar lleno de barro hace que todos se fijen más en tí y te pregunten constantemente si te has caido.
 7) Dentro de menos de un mes tengo una carrera similar de 50K. Ya hay poco que pueda hacer y me está entrando pánico según escribo estas líneas.

 
 El monstruo de la laguna con su medalla. Costó, coño.
    

Share this:

CONVERSATION

53 Comentarios:

  1. Pues sí que pareces al monstruo de la laguna ese...menos mal que al final no me animé con esta carrera...con lo que cuentas, a pesar del perfil todo para abajo, es durita....vamos que hay que estar preparado...Enhorabuena por esa nueva medallita...

    ResponderEliminar
  2. Felicidades!!! Gonzalo, seguro que me repito. Por mucho errores que cometas y el circuito, temperatura muy cabr****, siempre estas ahí luchando para acabar como un Gran Lobo. Las fotos Geniales!!!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades artista!, yo no me veo corriendo por el monte ni a corto ni a largo plazo...soy de asfalto. Enhorabuena por esa medalla pero las verdaderas medallas son las de las rodillas...eso son heridas de guerra amigo. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Y el caché que dan estas carreras que? joder ahora te admiro un poco más!!!!

    es cierto lo que dices aqui no hay control, aqui intentas controlar todo y nunca es suficiente, aqui esa sensacion que tienes en el asfalto de poder incluso echarte una siesta mientras vas a 5:30 el mil, no existe, aqui tienes que estar en pie de guerra y con mil ojos constantemente.

    el tema comida y bebida se soluciona con la camelback, la mia es como otra extremidad más,ya forma parte de mi.

    Yo he besado el suelo varias veces entrenando en la montaña y siempre ha sido cuando está terminando el mismo, el cansancio y la falta de atencion suelen jugar malas pasadas.

    Enhorabuena por ese puesto 38, para la UTGC, tomatelo con muuucha mas calma jejeje un abrazo maquina

    ResponderEliminar
  5. jajajaja... Gonzalo, yo creo que te has dedicado a revolcarte por el suelo para impresionar a tu llegada a meta...!! En la montaña no te enfrentes a ella, toma cada obstáculo como un regalo de la naturaleza...

    ResponderEliminar
  6. O te orientas a ser sub 3.00 o estás perdido, estas carreras molan pero te descolocan la temporada. Planifica asfalto y cuando tengas toda la recompensa en carretera te apuntas a esas barbaridades ... 50k ¿estamos locos?. (y por el dios del running, espero que no hagas eso de andar-correr y sean 50k de correr, de lo contrario no podría seguir viviendo).

    ResponderEliminar
  7. Eres un toro Gonzalo, no te para nada!!
    Incluso te camuflas con tu entorno jajaja ;D
    Hay que tener fuerza mental para caerte y seguir como si nada...
    Enhorabuena por la carrera
    Salu2!

    ResponderEliminar
  8. Has podido con 19km duros! Podrás con 50km duros! Eres sosaku runnner! (y no harás ninguno andando porque sino RA no querrá recuperarse de su lesión).
    Ánimo con los 50!

    ResponderEliminar
  9. Madre mía Gonzalo! y eso que eran 19k! me imagino la cara de tu mujer cuando llegaste a casa :-) bueno me imagino que tiraste la camiseta antes de llegar a casa no? :-) dejando la broma, felicidades por la carrera! en esos 50k tendrás que llevarte más camisetas por si acaso :-)
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  10. Menos mal q a esta carrera..y a muchas otras...no me apunté porque me da que hubiera disfrutado poniendo a parir a la organización en 3 ó 4 entradas gloriosas

    Felicidades por acabar como el bicho del pantado curtiendote de lo lindo con el calor, las piedaras y demás

    ResponderEliminar
  11. Vaya Gonzalo... me tenías que haber avisado que te ibas a caer para hacerte la foto.

    Estas carreras son las mejores, llegar lleno mi... a la meta es síntoma de que uno se lo ha currado :)

    Y viendo los que llegaron detras de ti... sin duda que esos entrenos por el Confital estan dando resultados.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena crónica Gonzalo! Un gusto compartir contigo los prolegómenos de la carrera, si llego a saber que ibas con hambre habría compartido mi sandwich contigo, pero lo liquidé nada más bajar de la guagua...
    Acabas con muy buen resultado, con unas fotos épicas, y con esas nuevas lecciones que vendrán fantásticas para la UTGC.
    Saludos y hasta la próxima!

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena Gonzalo por esa carrera!, en tu cara se ve que lo has pasado bien pese a todo, piensa que esas caídas en asfalto hacen más pupa ;)

    Pero cómo se te ocurre ir sin camelback?!?! las distancias en montaña son distintas, 19km te los comes con papas en asfalto y en montaña, incluso cuesta abajo pueden ser mortales.

    Al final has acabado más embarrado que yo tras la K10 Extreme de Yaiza ;)

    Suerte en la UTGC, cómo me habría gustado ir a hacerla!

    ResponderEliminar
  14. Desde luego te has ganado esa medalla, por cierto buena posición general para no ser montañero. Felicidades creature.

    ResponderEliminar
  15. Antonio, agua sí llevaba, en forma de cinturón de hidratación. Calentita estaba, eso sí. La prueba de que llevaba agua es que estoy escribiendo esta entrada hoy lunes.

    ResponderEliminar
  16. Felicidades Gonzalo, sigue superandote a ti mismo con cada reto. Magnifica posición final. Se ve por las fotos que disfrutastes como un guarro con la carrera.... Jejejejeje. Saludos y enhorabuena

    ResponderEliminar
  17. Pues para ser un triste corredor de montaña no me parece nada malo el tiempo, te emplazo a la crónica de mi media maratón de montaña el próximo 7 de Octubre, ahí vas a ver lo que es petar, pero bien...

    ResponderEliminar
  18. Pues para caerte dos veces, llegar en la posición 38 me parece más que notable. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  19. Y que te dijeron en casa??? De todo menos bonito , no?
    Seguro que lo que has aprendido ya no se te olvida. Tenemos que tocar todos los palos, en algún. momento , supongo.

    ResponderEliminar
  20. Como decía mi madre, es llegar a casa y meterte tan cual en la lavadora. De todas formas, creo que te ha salido una buena carrera y de los errores se aprende así que, enhorabuena...

    ResponderEliminar
  21. Todo suena terrible, un horror lo que pasaste ayer... ¡me han dado ganas de haber estado alli!

    ResponderEliminar
  22. Muy buenas fotos, se te ve fino fino, preparado, y el barro queda como una metáfora de "La guerra de la montaña", muy buena crónica.

    ResponderEliminar
  23. Vaya, vaya. Asi que aqui el que escribe no es el unico terneron rodador, jajaja.

    Que asquito. Eso si, gran carrera.

    ResponderEliminar
  24. A juzgar por tu camiseta, hiciste un pedazo de aterrizaje. Enhorabuena por esa medalla. Ya tengo ganas de estrenarme en una trail, pero octubre es demasiado pronto, y además quiero hacer las Medias.
    saludos

    ResponderEliminar
  25. ¡Madre mia!, parece que vienes de la guerra..jejeje.Enhorabuena por es carrera,con esas temperaturas tuvo que ser mortal,pero tu tambien eres de otra pasta y sabes por donde andas.Muy buenas fotos.A recuperarse y a seguir...saludos

    ResponderEliminar
  26. Amigo Gonzalo de todo se aprende y hoy era un día de esos.. ahora a por los 50km, con la lección aprendida.
    Demostraste que también eres un guerrero, aunque te caíste varias veces en en la batalla... creo que ganaste tu guerra.

    ResponderEliminar
  27. La última foto es el resumen de la buena crónica.

    Saludos desde la Otra Orilla

    Miguel

    ResponderEliminar
  28. Gonzalo una imagen vale mas que mil palabras.

    Has sacado conclusiones que te van ha ser muy válidas para tus próximos retos en la montaña.

    Particularmente en pruebas de montaña, procuro comer cada hora ya que los depósitos se vacían mas rápidos que en el asfalto, lo que mejor me está viniendo son bocadillitos de jamón serrano bien con "medias noches" o con pan de molde.

    A tener en cuenta además la hidratación, los puestos de avituallamiento se encuentran mucho mas lejos que en el asfalto y hay que tomar este tipo de pruebas al menos como de semi autosuficiencia.

    Ánimo y a por esos 50 km.

    ResponderEliminar
  29. La verdad es que se ve que has luchado en esa carrera tan accidentada, y como se suele decir, una imagen vale mas que mil palabras, eres un crack, felicidades por la carrera, un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Gracias por haber corrido esta carrera. Nos has hecho disfrutar de una gran crónica de los más divertida y entretenida. Jajaja.
    En las fotos no se ve ningún corredor. A mi me da que fuiste a posar.

    ResponderEliminar
  31. Eres un monstruo sin más, ni caídas, ni estómago vacío, nada puede contigo, felicidades! quédate con esa idea de fortaleza para los 50, te hará falta en algún momento de sufrimiento extremo en la carrera, que lo habrá. Respecto a los avituallamientos, decirte que en montaña es fundamental llevar siempre líquido y varias barritas, aunque no las uses. Ten en cuenta que puedes caerte y esperar mucho tiempo por la llegada de ayuda, perderte... Ánimo y a por ello!

    ResponderEliminar
  32. Pareces venido de lsa guerra, jajaja. Esas sensaciones que cuentas son normales en los trail y en la montaña, ya irás cogiendo el truquillo. En la de 50 prepara la comida, y llevate unos geles encima, aparte de agua.

    ResponderEliminar
  33. Joder Gonzalo la ultima fotografia lo dice todo , enhorabuena ,saludos

    ResponderEliminar
  34. Mola, besando la lona y levantándose a por más. Yo últimamente en el monte me concentro más en no caerme que en otra cosa

    ResponderEliminar
  35. La camiseta habla por si sola del sufrimiento de la carrera,sangre, sudor y arena.Toreroooo
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  36. Se me han saltado las lágrimas, eres el prototipo de corredor de asfalto que se pelea con la montaña.

    De todos modos lo que no dices es el puestazo que hiciste caidas incluidas, en la UTGC vas a repetir un puesto muy bueno (pero muy bueno).

    Vas muy bien pero... ¿cuando coño piensas probarte el camelback? ¿el día de la UTGC después de desayunar?

    ResponderEliminar
  37. Por cierto... en el camel el agua no se hubiera calentado

    ResponderEliminar
  38. Acabo de darme cuesta que si pusiste el puesto... estoy zumbao

    ResponderEliminar
  39. ¡Rebozado como una croqueta! menuda carrera, Gonzalo. Felicidades y a por ese reto que te has propuesto, força!

    ResponderEliminar
  40. he vuelto a ver la foto del final y me es imposible no reir... siempre me pierdo las mejorar carreras.

    ResponderEliminar
  41. ¡Felicidades Gonzalo! Has hecho una carrera muy buena. Hace mucho tiempo que te sigo y me alegra ver como te enfrentas a las carreras de montaña, un terreno más desconocido para tí que el asfalto que lo dominas bastante. Te deseo mucha suerte para la UTGC, eso sí, en mi humilde opinión dosifica bastante pues la carrera que vas hacer es muy dura. La bajada hasta Valsequillo carga bastante los cuádriceps y luego toca subir hasta el Montañón...¡Mucha Suerte!
    Juani

    ResponderEliminar
  42. Enhorabuena por ese pedazo de carrera y de puesto! Con estos calores 19km de trail saliendo a las 11:00 es apuntarse a héroe!

    ResponderEliminar
  43. Aúpa Gonzalo¡¡¡

    Y eso que solo ibas a por una plácida tirada larga¡¡¡ jajajajajaja
    Bueno, por lo menos se nota que lo pasaste bien, eso sí, una vez que viste el avituallamiento¡¡¡
    Ale, a preparar la de 50¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  44. Pero hombre de Dios llegando como llegaste, ¿cúal esperabas que fuese la primera pregunta al verte?. En Valencia te hubiésemos preguntado donde estaba la liebre para la paella XD

    Enhorabuena por tu carrera, y menudo tiempazo y puesto pese a las 2 caídas, el calorazo, la falta de agua y el desayuno 5 horas antes.
    Míralo por el lado bueno, anda que no has aprendido cosas de cara a la e 50 km.

    Saludos

    ResponderEliminar
  45. La hostia qué pintas... Lo del avituallamiento tan tardío no tiene nombre. Bueno sí, putadón. ¡Y salir a las 11 de la mañana es de tener pocas luces! En fin, lo de caerse de esa forma (la 2ª) es típica de los trails, cuando ya las piernas van hartas de subir y bajar, los cuádriceps se quedan bloqueados y la caída tonta está servida. Hablo por experiencia, jeje.

    ResponderEliminar
  46. Mírate esa cara de felicidad que tres Gonzalo!!!
    Felicidades y linda pinta esas foticos ja ja

    ResponderEliminar
  47. Esas fotos valen su peso en oro. Sólo verlas hace que se valore la carrera. En el poco tiempo que llevo haciendo trail coincido contigo en la dificultad de controlar los ritmos. Yo estoy en la fase de conseguir la recuperación, que no es poco, pero es complicado no vaciarse. Después vienen las caídas...
    La ultra de 50 debes tomarla con mucha tranquilidad al principio, y más con el desnivel que tiene. Sin miedo, que tienes fuerza para eso y más. Y viendo tu clasificación me reafirmo.
    felicidades.

    ResponderEliminar
  48. Esa camiseta no vuelve a ser blanca en la vida...jajaja
    Lo primero felicitarte porque pese a todo, has quedado el 38, a mi no me engañas tu ibas a ganarla....
    Dicen que la experiencia es un grado y eso lo que tu has conseguido de cara al gran reto, de nuevo....Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  49. Bien, llego a tiempo para tu crónica. Felicidades, por la carrera, la pelea que mantuviste con tu "yo corredor de asfalto" y por esa estampa que tienes en las fotos...manchado de barro pero feliz.

    ResponderEliminar
  50. jajaja,en tu linea Gonzalo,un artista,estas hecho un artista y un poco un asco,al menos en la foto,el merito esta en que tienes buenos huesos porque con dos caidas yendo flojo era para hacerse mas daño,pero tu eres un tipo duro y se nota.Felicidades por ese caracter que te lleva a seguir avanzando a pesar de tener un terreno y unas caidas cabronas.Asi se curte uno y ademas de una buena competicion y un gran puesto,todo hay que decirlo,estas bastante preparado para los 50 kms y lo veremos.Y la fluidez en cuestas de subida y bajada solo se consigue entrenando en montaña asi que de cara a los 50 kms dale mas a las cuestas en montaña para sentirte mas seguro y sufrir menos.
    UN abrazo montañista¡¡¡.

    ResponderEliminar
  51. Qué suerte eso de caerse de espaldas... Yo siempre me caigo de morros y acabo con cortes en manos y rozaduras en las piernas... :)

    Yo creo que la montaña nos odia, a los que somos animales de asfalto. Nos trata muy mal, nos ensucia, nos tira al suelo y no nos deja controlar, sino que ella nos controla y juega con nosotros a poco que nos descuidemos. Pero nos gustan los retos, ¿no?

    ResponderEliminar
  52. Muchacho dónde coño te metiste. Era una carrera de montaña o ?????? Estoy seguro que con el tiempo te impondrás porque llevas mucho dentro, hay que tener fe en uno y tú eres muy fuerte. Felicidades y a por esa de 50 que será más fácil de lo que crees. Un abrazo!

    ResponderEliminar