UTGC 50K 2012, mi crónica


Este fin de semana se celebró la Ultra Trail Gran Canaria con variedad de carreras de 154, 83, 50, 28 y 11 kilómetros, todas a través del mismo recorrido. Me apunté en la de 50K como colofón a las carrerillas de montaña que he hecho este verano. Básicamente era el objetivo del verano, lo que ha dado sentido a estos meses de entrenamiento con calor. 1.500 metros de desnivel positivo y 3.200 de desnivel negativo.

Siete de la mañana y ya subimos en autobús hasta casi la cota más alta de Gran Canaria (2.000 metros aprox.). Llego reventado por haber estado bebiendo agua de una botella las dos horas anteriores. Aguantar la vejiga fue un auténtico calentamiento mental para lo que vendría luego. Fresco en la montaña y participación de carrera de pueblo (75 corredores). ¿errores de marketing?, ¿crisis?, ¿mala organización de años anteriores?, ¿saturación de carreras en el calendario?.

Mientras me embadurno de vaselina y me como medio sandwich de jamón serrano y membrillo, repaso mis puntos fuertes y débiles y la estrategia en consecuencia:

Puntos fuertes: 
- Tengo unas cuantas maratones de asfalto en las piernas, los kms no me asustan.
- Me adapto con facilidad a la estrategia acordada.
- Tengo una base de kilómetros suficiente.

Puntos débiles:
- El entrenamiento específico de montaña ha sido insuficiente.
- No he hecho tiradas largas en montaña aparte de las tres o cuatro carreras del verano.
- Llevo con gripe desde el lunes pasado. Aunque ha sido una gripe suave, hasta ayer mismo no las tenía todas conmigo.
- Carezco de fuerza en las piernas para tantos kilómetros de subida y bajada. 

Estrategia inicial:
Mis piernas no van a aguantar 50K, mi sistema cardiorrespiratorio quizás sí. Protégete durante la primera mitad de la carrera, llega fresco como si no hubieras corrido a Valsequillo, protege los cuadriceps, vigila la zancada, si pinchas muscularmente a mitad de carrera ya has muerto. El sufrimiento llegará con el paso de los kilómetros, pero cuanto más retrases el mismo, más posibilidades tendrás de llegar bien al final. Mucha cabeza y sufrimiento lo justo.



  Llanos del Garañón. 8:45 de la mañana. El matadero me espera





 Llanos del Garañón - Pico de las nieves (km 4):

Se llanea en la salida y comienza una subida fuerte hasta el Pico de las Nieves, cota más alta de Gran Canaria. Voy bastante atrás, sin música, controlo pulsaciones a ojo, no me acelero, intento no quemarme en la subida, la carrera es muy larga.

Pico de las Nieves - Valsequillo (km 21):

Ahora tocan unos 17 kilómetros de bajada. Si me acelero y alargo la zancada puedo darme por muerto. Debo proteger los cuadríceps por encima de todo. Enciendo el mp3, suena como primera canción "Life ain´t so shitty" (la vida no es tan mierdosa) de Blind Melon. Vamos a bailar como los boxeadores que van aguantando los golpes sin soltar ninguno y guardando fuerzas para el final. Busco la fluidez y creo conseguirla. Voy siguiendo corredores y no entro al trapo en ningún adelantamiento, llevo mi ritmo, es mi carrera no la de los demás.

En el kilómetro 8 la carrera me envía un mensaje y me recuerda quién manda y que no pierda la concentración. Primera caida del día, en terreno blando y sin daños. Un par de kilómetros después entramos en zona de pista con piedras y la carrera me envía un segundo mensaje por si no me enteré del primero: amago de esguince de tobillo. No se me llega a doblar del todo pero me duele algo en el empeine, sin embargo me permite seguir. 

Llego a Valsequillo (km 21) casi sin enterarme. Fresco y con fuerzas, he protegido los cuadriceps, ya tengo casi la primera mitad en el bolsillo. Esto me lo como yo con papas. It´s good to be King. Sensación de euforia, el plan funciona. Dos horas y Media hasta Valsequillo.

Valsequillo - El Montañón (km 24):

Nada más salir de Valsequillo, una fuerte subida de tres o cuatro kilómetros. Se sube caminando. La sensación de invencibilidad que tenía en Valsequillo me hace apretar más de la cuenta en la subida. Tiro mucho de pierna derecha, de esto me doy cuenta a posteriori, cuando el daño está hecho. No tengo bastones pero tengo co*¿!es. Sigo tirando con fuerza, una vez esté arriba lo que queda es pan comido. Qué grande soy, ¿qué pasa carrera, no sabes pegar más fuerte?

El Montañón - La Barrera (km 30): 

Comienza una bajada en terreno que poco me gusta, muchos obstáculos, hay que levantar mucho las piernas. Los cuadriceps responden pero algo empieza a ir mal en el flexor de la pierna derecha. Me duele en la zona del psoas y me cuesta elevar la pierna derecha. He protegido los cuadriceps pero he desprotegido los flexores en la parte de subida. He subido muy fuerte. ¿qué pensaba, que esto iba a ser un  paseo?. No he entrenado subidas tan prolongadas, ¿qué esperaba?. 

Me empieza a costar avanzar con comodidad. La carrera me lanza un segundo golpe y me vuelve a tirar al suelo. Arañazos en rodilla y codo, se me sube un gemelo. Puedo seguir, pero la pierna derecha cada vez me duele más al elevarla.

La Barrera - Montaña Las Palmas (km 33):

En el avituallamiento de La Barrera veo a mi amigo Pedro que ha estado siguiendo la carrera de su hermano. Me explica con buena intención que queda "una pequeña subida" hasta montaña Las Palmas y luego bajada de tierra. Pequeño o grande es algo relativo cuando llevas 30K y te quema el psoas. Son tres kilómetros de subida y aquí lo paso mal, muy mal. La pierna me duele cada vez más al elevarla, no hay forma de acortar la zancada, hay que subir y no puedo proteger la pierna. Los kilómetros comienzan a pesar y mi pequeño mini-yo hace entrada triunfal en el escenario: "Señoras y señores, desde lo más profundo del hemisferio izquierdo, el reptiliano, la voz de tu conciencia, tu pequeño mini-yo, que llega para hacerte sentir miserable, joderte la carrera e invitarte a abandonar".

En la subida tengo que sentarme algunos segundos en una piedra, voy muerto. Pero tengo la esperanza de que al llegar arriba todo mejore. Me consolaba pensando que en estas tan largas es común morir y resucitar hasta varias veces. Voy realmente jodido, ya me planteo seriamente abandonar en el puente de 7 Ojos de Telde. Se acabó la carrera para mí. El pequeño mini-yo sigue comiéndome la moral mientras se divierte haciéndome sentir miserable.

Llego a Montaña Las Palmas con una vista espectacular. Se ve la costa y pienso que ya está, que ya no hay más subidas, que quedan "sólo" 16K. ¿Soy un finisher o soy un ratón? Soy un finisher. Comienza la bajada, al rato se entra en carretera de asfalto. Bendito asfalto, lo que otras veces es duro y caliente ahora me encanta. No necesito elevar la pierna derecha para correr, economizo la zancada casi arrastrando los pies. Adelanto bastantes corredores que van medio muertos, he resucitado en el asfalto. Vuelo a 4:55 min/km. Me sube la moral, hasta la victoria siempre.


Puente de 7 Ojos (km 39) - La Garita (km 45):

El asfalto dura poco y llego al Barranco de Telde. En el Puente de 7 Ojos paro poco y arranco. Voy pasando un reguero de corredores por el Barranco, a pesar de no tener desnivel, el terreno pedregoso con los kilómetros que llevo encima me mata. Comienzo a caminar - correr. Me voy poniendo pequeños objetivos para motivarme: "vamos campeón, ahora corres durante tres minutos seguidos", "venga, ahora no paramos hasta que no acabe esta canción". De esta forma salgo del barranco de Telde. Aunque voy muerto, parezco correr más que los corredores que voy adelantando. Todo el mundo camina, yo camino-corro. 

Llegado al kilómetro 42 de carrera ya sé que voy a acabar, aunque lo haga caminando. Pero el orgullo hace que intente no caminar todo el rato y sigo poniéndome pequeños objetivos para animarme y que pasen los kilómetros. "Vamos, ahora a correr hasta esa estatua". 

La Garita - Meta:

Precioso paseo marítimo. Pero el calor aprieta, aquello parece una película de zombies. Todo el mundo camina con cara de sufrimiento. Me acuerdo del gran Pepe "Marcheta" que me sirve de inspiración para caminar fuerte, como si marchara. La música ya no me motiva, voy pasando temas en el mp3 hasta buscar alguno que me guste más. Hace calor pero ya estamos ahí. El Garmin muere, se me queda la pantalla en blanco. No tengo referencias de kilómetros, mis referencias serán la duración de cada canción. ¿La playa de Salinetas es antes o después de Melenara?. Voy cojeando, me sigue doliendo la pierna.

Veo corredores delante que empiezan a correr, eso sólo puede significar una cosa: la meta está muy cerca. Los imito y corro los últimos 500 metros. 6:59:32, puesto 38 de 77.

Epílogo:

En el momento de escribir estas líneas me duele algo menos al elevar la pierna derecha. Se pasará en unos días. Tengo molestias en un empeine y rasguños varios, pero las agujetas son las habituales. Protegí lo que creía mi punto débil, los cuadriceps, pero bajé la guardia en las subidas y la carrera lo aprovechó para hacerme daño. He muerto y resucitado un par de veces a lo largo de siete horas. Quizás podía haberlo hecho en media hora menos sin ese dolor, y entrenando más, pero ¿qué más da? No soy un ratón, soy feliz y ya tengo ganas de salir a correr de nuevo.  

Share this:

CONVERSATION

55 Comentarios:

  1. Felicidades Gonzalo!!..Un nuevo reto superado...después de estar 7 horas luchando cualquier maratón te sabrá a poco..me da que a partir de ahora te veremos en más de un ultra

    ResponderEliminar
  2. Joder, qué fondo. Aguantar 7 horas de lucha es una gesta de fondista nato. Saboréala. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades Gonzalo, vaya reto el logrado

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Gonzalo! el tiempo es lo de menos. Ya eres finisher de un ultra y eso es lo que importa. Ahora a descansar y disfrutar de lo conseguido.

    ResponderEliminar
  5. Tuvo que ser realmente duro aquello para que tú escribas una crónica así. Enhorabuena por la fortaleza mental. Eres un finisher, no cabe duda.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por la carrera y por la crónica, ambas épicas! Alucino con lo ponerte a correr a 4:55 al llegar al asfalto después de la paliza que ya llevabas encima! Mis objetivos son mucho más cortos pero me hace gracia porque también en momentos de debilidad hago lo de correr hasta que acabe la canción que está sonando o correr hasta una referencia del camino, ... cualquier cosa vale para no parar! Ahora descansa y recupera para la próxima

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchas felicidades, Gonzalo! Una crónica realmente impresionante. Eres un finisher con mayúscula.

    ResponderEliminar
  8. Que buena crónica,
    duele, claro que duele, nos ha jo**ido que duele, 50 km, siete horas, subiendo y bajando como no va a doler? pero la satisfacción que tienes ahora que? y veras de aqui a un tiempo el valor que le darás a esta carrera...
    Lo del asfalto me ha hecho gracia, me ha pasado muchas veces... que duro parace aveces y como se agradece correr por el en otras.

    Enhorabuena compi.

    P.D. Joder con tu Mini-Yo!!!! la caña que dá!!!

    ResponderEliminar
  9. Jesús murió y resucito una vez de entre los muertos, tu lo has hecho dos veces de entre los runner.Eres la ostia, dura carrera pero terminada con dos cojones.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades Gonzalo! Una vez más te superas a ti mismo, corriendo y narrando tu carrera.
    Lo de morir y resucitar varias veces en este tipo de carreras es increible, se puede pasar de un extremo a otro en cuestión de minutos. Pero una vez se conoce este proceso y se acepta, yo creo que sirve hasta de ayuda, porque cuando crees que estas fatal casi tienes la seguridad de que volverás a estar bien.

    Me alegro que ya tengas ganas de correr, eso debe significar que a ti esta carrera no te ha dejado ningún vacío.

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena! Tan importante es la fortaleza mental como la física.

    Víctor

    ResponderEliminar
  12. enhorabuena, gonzalo.

    Dura carrera, parece una tontería, y el perfil engaña, pero bajar durante muchos kilometros es mucho mas duro para las patas que subir, y como no se tenga la técnica bien entrenada, es demoledor.

    Los cambios mentales a cada km me recuerdan a mi madrid-segovia, un momento te sientes el rey del mundo, al siguiente una cucarachilla.

    Ahora descansa un poco y recupera bien antes de la siguiente.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena Gonzalo, vaya paliza para el cuerpo.

    De tu crónica se desprende que eres un superclase y que tienes tanta fortaleza mental como física.
    Me ha encantado el pareado que te has sacado de la manga al echar en falta los bastones.

    Has muerto y resucitado un par de veces? A partir de ahora Cristo^2 :)

    ResponderEliminar
  14. Felicidades Gonzalo! has completado tu matadero particular, aunque seguro que seguiremos viéndonos por la montaña...
    El Barranco de Telde era ya terreno conocido, de la carrera de La Majadilla, aunque en esta ocasión resultó bastante más duro.
    Ahora a cuidarte y en unos días centrado en la próxima hazaña...
    Un abrazo y felicidades nuevamente!

    ResponderEliminar
  15. Pues que quieres que te diga?? Que venciste a tu mini yo cabrón porque tienes mucha clase en las piernas, mucho corazón y calidad en la cabeza.. Etapa dura la que sufriste y disfrutaste!!! para ti queda... Ah, una carrera así necesitaba de epílogo.. Recuperaté

    ResponderEliminar
  16. Ya te han dicho todo le resto de compañeros. ¡Enhorabuena! Lo que hacen los demás siempre me impresiona más que lo que yo hago... será que sois impresionantes.

    ResponderEliminar
  17. Qué gran carrera y crónica Gonzalo!, estuve pendiente de los tiempos y cuando los vi en la web de toptimecanarias aluciné con tu tiempo, eres un crack :)

    Ese miniyo es un peligro :) , en estas carreras donde los ritmos no tienen nada que ver con los del asfalto la cabeza es algo que hay que vigilar y mucho, máxime en estas carreras de varias horas, el cansancio mental es complicado de entrenar y has demostrado que las Ultras te tienen reservado un hueco para cuando quieras volver, que espero que sea pronto.

    Me quedo con las ganas de saber tu sensación de triunfo al llegar a la meta ;)

    Recupérate de esas heridas guerreras que tengo ganas de leer tu plan de maratón.

    ResponderEliminar
  18. Brutal: la carrera, cómo la afrontaste y la crónica. Casi me duele la pierna a mi después de leerlo.
    En ese autobús, lleno de tios con coraje y solidarios que van a un ultra, con una botella vacía y una vejiga llena,... ¡yo no me lo hubiera pensado!

    ResponderEliminar
  19. Mi más sincera enhorabuena Gonzalo. Qué envidia de esas piernas y ese sistema cardiovascular!! Te has ganado un descanso... aunque tú no te lo quieras coger jejeje

    ResponderEliminar
  20. Estás muy loco.
    Cada día me recuerdas más a Ra que sin duda hubiera hecho algo parecido.

    ResponderEliminar
  21. Un corredor se parece a una catedral, en cada momento de la historia se completa bajo el estilo de la época, esta vez has pasado por una fase ultra y montañera, te dejará huella, aprenderás algo y mejorarás. Esa es la palabra, mejorarás como corredor, un tipo duro no se hace siguiendo el canal establecido siempre, a veces hay que salirse del asfalto.
    (Un poco lioso encontrar el link para poner el comentario).

    Y estira capullo.

    ResponderEliminar
  22. Risco, en carreras como estas no sirve de nada retirarse porque tienes que llegar al coche que está a 20k o sea que o la terminas o las terminas.

    ResponderEliminar
  23. Todo esto se puede resumir en que con tu cabeza y tus timbales, siempre podras dominar a tu propio cuerpo. Y es que estas pruebas, mas alla de los 42.196 metros, tratan de eso, de vencer a tu propio cuerpo. Proximo gran reto: "100 km M-S".

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Esas sensaciones me son familiares, los asfalteros por montaña sufrimos de mala manera, pero llega un momento que el "callo" y la experiencia te hacen tirar para delante, y de eso te sobra...

    Carrerón, Enhorabuena

    ResponderEliminar
  25. Bien, Gonzalo...!! El sufrimiento siempre te hará más fuerte... En esas circunstancias es cunado uno tiene que "tirar" de su fuerza mental... Es el secreto para ser "Finisher"
    Hace un año estaba ahí precisamente con vosotros y me llevé una gran recuerdo de la UTGC... Aunque tengo una deuda pendientecon la UTGC... Quizás algún día vuelva...
    Felicidades por tu capacidad de sufrimiento...

    ResponderEliminar
  26. CON SUFRIMIENTO Y TRES COJONES... APRETANDO LOS DIENTES Y ECHANDO EL RESTO AL FINAL.. GONZALO ES SIEMPRE GONZALO, NO DEJA NADA EN EL TINTERO.
    MUCHAS FELICIDADES CAMPEON

    ResponderEliminar
  27. Enhorabuena y ahora a lamerse un poco las heridas que te has ganado un buen descanso.

    Lo de la participación te diría que una pena pero seguro que casi todos los que se atrevieron eran finishers, así que mucha calidad.

    ResponderEliminar
  28. Gonzalo eres un auténtico crack. Has demostrado que terminas lo que te echen y esa fuerza mental no la tienen muchos. Felicidades finisher

    ResponderEliminar
  29. Carreron en una carrera que tiene pinta de ser divertida, dura y con una belleza en paisajes que hace que te guste mas correrla todavia. Recuperate de esas molestias.

    Un saludo y ehnorabuena

    ResponderEliminar
  30. enhorabuena gonzalo,genial la cronica.has sabido superarte y salvar los obstaculos.es primordial en este tipo de carreras donde mueres y resucitas varias veces.el dolor y las molestias de todo tipo siempre te acompañan en las ultras,lo raro seria que no te doliera nada ni tuvieras ninguna molestia,hay que saber sobreponerse a ellas y ser duro de coco como tú lo has sido.otra a la saca
    saludos

    ResponderEliminar
  31. Épico, enorme Gonzalo, como nos gusta machacarnos

    ResponderEliminar
  32. Genial, Sosaku, Genial!!!!, pero me duele todo de leerte, como has sufrido y como te lo has ganado...

    ResponderEliminar
  33. Para que tú acabes así, debe haber sido muy dura, las bajadas te machacan a golpes y las subidas te contracturan, cuando quieres echar a correr tienes las piernas como una marioneta, seguro que esta experiencia te dará más de lo que imaginas. Felicidades por ese finisher.

    ResponderEliminar
  34. Espero que llevaras algo de comer y de beber porque no hablas de puestos de de avituallamientos!!
    Agónica cronica, enhorabuena finisher, otra muesca en tu revolver.

    ResponderEliminar
  35. Eres un tipo duro Gonzalo, asfalto o montaña a ti no te acojona nada. La crónica me ha recordado a Rocky vs Apolo, muchas felicidades socio.

    ResponderEliminar
  36. Enhorabuena Gonzalo,¡vaya crónica!,eres todo un campeón,has realizado una gran carrera en la que tu fortaleza mental ha sido impresionante..eres todo terreno,da igual montaña que asfalto,corta que larga.Muchas felicidades,ahora a recuperarse bien y a seguir disfrutando.Saludos

    ResponderEliminar
  37. Siete horas dandole...que barbaridad¡¡¡ y mas por montaña que es tan dura, te veo muy fuerte de cara a tus maratones, estas mas fuerte, pinta muy bien la cosa.Felicidades por tanta batalla ganada contra ti mismo a lo largo de esos 50 kms, sales de alli mas fuerte y con mas confianza para lo que venga y las heridas de guerra solo muestran que te empleaste a fondo, como bien dices curaran, ahora a lo tuyo: EL ASFALTO y no porque no se te de bien la montaña si no porque como comentas te es mas familiar y cercano y de alguna manera sencillo el asfalto, hay menos posibilidades de sorpresas desagradables en el.
    Un abrazo y a por la MARATON.

    ResponderEliminar
  38. Felicidades Finisher!!!!! Ahí estamos, ¿quien dijo que iba a ser fácil? Yo creo que esto es lo bonito de la carrera, pasar por situaciones extremas de luchar contra el dolor y contra ti mismo, intentando superarte a cada paso. Lo fácil hubiera sido abandonar al primer síntoma o resbalón, pero ahí estas en lo mas alto, acabando las cosas que se empiezan.
    Muchas Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  39. Estás hecho un campeón, eres un tipo duro. Me gusta tu nueva plantilla

    ResponderEliminar
  40. Bueno una carrera con sufrimiento como punto y final para tu temporada de montaña. Ahora a descansar uno o dos días, no creo que descanses más, y a preparar tu primer maratón de asfalto que por lo que veo es donde realmente te sientes cómodo.

    ResponderEliminar
  41. Buena carrera, sufriendo hasta el final...viendo tu clasificación me doy cuenta que aquí sufre hasta el tato...los que quedan por arriba, los que quedan a mitad (como es tu caso) y los que quedan atrás...
    Pues ya a por los nuevos retos...compartiremos uno...un abrazo...

    ResponderEliminar
  42. Esto en vez de una crónica de una carrera, parece una película de guerra donde el protagonista parece que va a morir de un momento a otro..., en serio, me has hecho sufrir hasta el final. Desde luego los tienes cuadrados...

    Vaya umbral de sufrimiento y vaya manera de sobreponerte una y otra vez...

    Enhorabuena y felicidades por la carrera y por la crónica...

    Saludos y a recuperarse...

    ResponderEliminar
  43. 7 horas son una paliza considerable, la verdad es que no te imagino abandonando, el mini-yo tiene poco que hacer.

    Creo que a todos los "asfalteros" nos pasa igual, cuando vemos un tramo de asfalto en una de montaña es como un oasis, se nos quitan todos los males.

    Me sorprende la poco participación teniendo en cuanta que hace dos años en la de 45km éramos unos 400 corredores. Por los vídeos parece que la gente se decidió más por la de 28km, muchas carrera en el calendario para afrontar más distancia o más dinero.

    Enhorabuena, ahora a por lo que te gusta de verdad, el maratón te espera.

    ResponderEliminar
  44. Enhorabuena finisher! épico total! viendo el perfil en montaña es más dañino las bajas que las subidas! pobres cuadriceps! y con ese perfil uff ufff felicidades máquina!
    Por cierto, me gusta el cambio de look del blog, lo mejor es el mensaje de abajo del todo :-)
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  45. Joder te has ido de madre

    Enhorabuena por la ultra

    Miguel anónimo

    ResponderEliminar
  46. Gonzalo ha estas alturas poco queda que decir.

    La montaña es una maravillosa cabrona, a la que te descuidas te machaca, o te tira, o te ataca en alguna parte de la anatomía. Particularmente no me ocupo de proteger nada ya que siempre encontrará por donde entrar.

    Lo que has ganado este verano con las carreras por montaña es fortalecer aún mas tu capacidad de resistencia, cuando lleguen las Maratones que se preparen que se van a encontrar con alguien muy duro.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  47. Enhorabuena Gonzalo. Carrerón de las buenas que has hecho. Ese mini yo se mueve muy bien en estas pruebas el muy cabrón, pero tu instinto ha podido con él. Con dos coj...

    ResponderEliminar
  48. Cada vez se lo pones más difícil al miniyo. Ahora mismo debe estar en tratamiento

    Enhorabuena !!!

    ResponderEliminar
  49. Vaya carreron Gonzalo,
    despues de 7 horas como se te queda el cuerpo???
    Vas a correr maratones como quien da un paseo jejeje
    Salu2!

    ResponderEliminar
  50. Felicidades! pese a las dificultades y el perfil tan duro, has hecho un carrerón! A seguir disfrutando de estos retos, qué viene ahora máquina? mmmmua

    ResponderEliminar
  51. Sera porque no tienen comida basura!!! como las patatas fritas y las hamburguesas..

    ResponderEliminar
  52. La montaña nos tiene mucha tirria a los de asfalto... :) Y después de sobrevivir a su dureza, ya veo que volver a sentir el asfalto te resucitó. Enhorabuena, correr casi 7 horas en esas condiciones es titánico, como poco.

    En el último libro de running que he acabado, leí esto:

    If you don't think about quitting at least three times during a race, then you aren't running hard enough

    Of course, has corrido más que hard enough. Y esa lucha terrible con la montaña, saliendo justo vencedor, te dará alas cuando vuelvas a tu hábitat natural!

    ResponderEliminar
  53. Que grande!! una crónica espectacular! y un buen repaso a la anatomía humana! jejeje muy bien por remontar psicologicamente de esa manera.
    un abrazo!

    ResponderEliminar