46

No hay motivación


Lo peor para un maratoniano es acabar una maratón. Después de terminar no hay nada, sólo el vacío, el abismo. Has estado cuatro o cinco meses pensando en una carrera y zas, de repente se acaba y no te queda nada. Por eso es tan común en las crónicas de maratón acabar pensando ya en la siguiente. Sin retos no somos nada.

Cuando acabas un reto ilusionante puedes hacer dos cosas. Por un lado dedicarte a entrenar sin ton ni son, a cómo te sientas cada día pero sin un plan establecido. Por otro lado, no hacer nada, engordar y engancharte al Jack Daniels (el bourbon, no el entrenador). Yo llevo tres meses haciendo lo primero, combinando Tabatas y series largas con el primer entrenamiento que me pasa por mi mente enfermiza, todo menos cochinear. Todo muy "killer".

Tenía que haber corrido alguna maratón en Abril-Mayo, pero el nacimiento de Eva me puso los dos pies en el suelo y me dediqué a preparar las carreras locales con menos tiempo de entrenamiento del habitual. Me planteé hacer tres carreras de asfalto locales durante los meses de Abril y Mayo. La primera ya pasó, fué el 10K de Telde al que llegué "enchufado".

Ahora me tocan dos Medias separadas por dos semanas, la primera el día del trabajo, el 1 de Mayo. Debería ser un reto ilusionante, ir a mejorar marca, hablar con corredores amigos, etc., etc., pero no encuentro la motivación necesaria. Básicamente estas dos Medias no me motivan lo más mínimo, no estoy "enchufado", me cuesta afilar el cuchillo en los entrenamientos, no siento "la magia", me falta motivación.

La motivación la da prepararse una prueba motivante, y para mí ahora mismo lo único que me motiva es LA MARATÓN. Las Medias son esas carreras que te encuentras mientras preparas una MARATÓN.

No sé si es porque estoy en medio de una mudanza o porque se han alineado los astros, pero deseo que mi universo bloguero particular se llene ya de sargentos de hierro, osos panda, katanas, samurais, exprime-limones, cochinos y tabatas. Para aquellos que sonríen con malicia al verme bajo de estado de ánimo decirles que el Otoño llega y en Otoño hay maratones. En el próximo me machacaré como nunca. Siempre lo digo, pero esta vez será especial porque hacía mucho tiempo que no estaba 9-10 meses sin correr los 42,195.     

37

El mito del runner-sexual


Hace algún tiempo la organización Sue Ryder Care hizo una encuesta sobre los hábitos sexuales de 2.000 personas, 1.000 de ellos eran corredores. Los resultados fueron demoledores a favor de los runners. Para empezar, uno de cada 10 runners hacía el amor todos los días. Pero es que el 3% de los runners incluso "doblaban" y lo hacían dos veces al día.

Igualmente asombroso es que un 25% de los runners decían que salir a correr y competir en carreras les ayudaba a flirtear con el sexo contrario. La próxima vez que estés en la línea de salida de una carrera piensa que a uno de cada cuatro le importa un carajo la marca y están allí para ligar. O los runners mienten más que corren o yo no lo entiendo.

En la empresa donde trabajo tenemos a un corredor de seguros externo que nos lleva todo lo relacionado con seguros. Tiene unos 60 años y no es que sea el típico runner, pero se levanta cada día a las siete de la mañana para salir a caminar-correr. Luego compra el pan, el periódico, ducha y a trabajar con alegría. Es digamos una persona que se mantiene bien para su edad. 

El otro día viene a traer unos papeles y lo veo cojeando y le pregunto:

- Hombre, ¿qué te ha pasado?, ¿te has lesionado?

Y me responde: 

- Sí, tengo una especie de tirón fuerte en la pierna que he tenido que ir al fisio ya un par de veces a que me lo arregle.

Como sé que sale a caminar-trotar cada día, con curiosidad le pregunto:

-¿Y cómo fue?

El se pone un poco nervioso, mira hacia atrás para cerciorarse de que nadie nos escucha y me dice en tono bajo:

- Echando un polvo. Ya sabes, a mí edad hay que hacerlo con más empuje.

He de decir que esta anécdota me alegró el día. Y yo pensando que había sido en alguna serie...bueno series sí, pero no de las que yo pensaba.

18

Kathy Martin envía un mensaje


Según Running USA, el 45% de los finishers de carreras populares el año pasado en Estados Unidos tenían más de 40 años. En España pienso que ocurre algo parecido. Cuando voy a correr a mi parque habitual la edad media de los corredores es bastante elevada. En las carreras ocurre lo mismo, especialmente en las de más distancia.

Es un hecho que nos acercamos en general tarde a correr y que cada vez nos hacemos más viejos, eso sí corriendo, siempre corriendo. Hace un par de entradas comenté el caso de Kathy Martin que con 40 años descubrió que tenía condiciones excepcionales para correr y que ahora con 61 bate récords del mundo de su edad.

No me considero un  "stalker" ni el típico pesado acosador de famosos que abunda en internet, pero hace unos días me pudo mi lado más friki y le envié un correo a Kathy Martin diciéndole que había publicado una reseña sobre su historia y que era una inspiración para muchos y bla, bla, bla.

Pues la señora Martin me ha respondido disculpándose por no entender español y no poder leer lo que se ha escrito sobre ella. Pero lo más destacable de esta pequeña interacción son las palabras que nos envía a la gran familia de corredores.

(Traducción libre) " Estoy sorprendida de que hayan encontrado mi historia como inspiradora. Espero que empuje a otros simplemente a salir fuera y moverse y a creer en ellos mismos. Que sean como niños que se diviertan con cualquier ejercicio que deseen practicar, sea ciclismo, montar a caballo, natación. Esto no es una prueba de vestuario para la vida, esto es la vida misma. Saludos, Kathy"

 

29

Kill your idols


"Nosotros tenemos más influencia en sus hijos que tú tienes...pero los queremos" (Comienzo del álbum Ritual de lo Habitual. Jane´s Addiction - 1990)

Leía esta mañana una entrada del blog No le digas a mi madre que corro que me ha hecho recordar viejos tiempos. En esta entrada Novatillo, el cerebro del blog, se sentía algo abrumado al ver crónicas de maratón, de ultras y de otros retos imposibles constantemente en los blogs de running que leía. Literalmente "se sentía pequeño" con su carrera de 10K de este fin de semana.

Los blogs son ante todo un mecanismo de inspiración propia. Uno encuentra en el blog la motivación que necesita para entrenar y para enfrentarse a retos deportivos. Cuando uno empieza con un blog, algo que recomiendo a todos aunque sea para poner sólo los entrenamientos que se hacen, se comienza por escribir para uno mismo. Luego, a medida que nos relacionamos con los demás también escribimos para otros. Al final se acaba generando una bola de nieve de comentarios en los que todos ganamos.

Empecé a leer blogs de running cuando entrené para mi primera maratón en 2009. Buscando información de Mapoma llegué a los blogs de Ana Espirulina, Hita, Risco, etc. Eran mis ídolos. Aquellos blogs me servían para adivinar cómo era el camino del runner, qué se sentía, qué sensaciones había en cada salida a correr, qué gadgets utilizaban. Reconozco que tuvieron mucha influencia en mí. 

El otro día mientras estaba en la parada del bus escolar, un compañero runner de Granada que estaba por casualidad en Gran Canaria unos días de trabajo me saludó y me reconoció por el blog (un saludo desde aquí). Me dí cuenta de que de la misma forma que muchos me habían influenciado, yo también había tenido cierta influencia en otros, y eso me asustaba.

Mi principal objetivo al comenzar con este blog fue divertirme mientras encontraba la motivación necesaria para enfrentarme a retos deportivos. Pero hay un valor añadido aún más importante que es el hecho de que quizás sirva también para animar a otros a correr, y a enfrentarse a retos más elevados de la misma forma que otros blogs me animaron a mí a correr mi primera maratón y cambiar mi vida para siempre. Yo también me sentí pequeño y abrumado como Novatillo.

24

Kathy Martin, triunfando a los 60


Estas historias me inspiran. Todos conocemos a alguien que empezó a correr tarde y que arrasa en las carreras populares con tiempazos sin haber corrido nunca antes. Yo cada vez que me encuentro a alguien así, de los que hacen 1:25:00 en la primera Media que corren en su vida siempre les digo "si te hubieran descubierto con 15 años". Son gente con unas cualidades fisiológicas de transporte de oxígeno, economía de carrera, etc que desconocían.

Al fin y al cabo, la élite se nutre de estos talentos especiales que se descubren en la escuela, los "especiales" se separan para entrenarlos y llevarlos lo más alto posible. En este deporte está muy claro que los que destacan de niño han nacido con condiciones especiales, el entrenamiento te lleva a un tope del cual no puedes pasar y debemos vivir con ello.
Si entrenas duro progresas, pero hasta cierto tope fisiológico con el que has nacido. Es por ello que muchos profesionales caen en el dopaje, para ellos es difícil escuchar "que ya han llegado a su tope y que no pueden progresar más".

Hace bastante tiempo escribí una entrada sobre la hermana
Marion Irvine, la monja fumadora que comenzó a correr con 47 años y que con 51 hizo 3:11 en la maratón de Boston (recomiendo la lectura de aquella entrada). Un talento excepcional descubierto en un convento.

El New York Times me ha descubierto otro de esos talentos excepcionales de descubrimiento tardío. Kathy Martin, una vendedora de casas en Long Island está batiendo récord tras récord en los campeonatos masters de atletismo en Estados Unidos, muchos de los cuales son récord del mundo.
Kathy Martin tiene 60 años.

Con cuarenta años siendo un ama de casa ocupada descubrió su secreto, no sólo era buena corredora, sino una corredora excepcional. Su página web es muy curiosa, es la página de la inmobiliaria Century 21 donde incluye su afición por el running y un viejo anuncio suyo de Nike de hace algunos años que dice "Mira, esa señora de 51 años puede correr la milla en 5:08" (ahora tiene 60).

Kathy continúa con 60 años centrada en batir récords del mundo master.
Este no es el caso de una atleta de élite que ha seguido entrenando toda su vida, es una persona normal que empezó a correr con 40 y descubrió que tenía una cualidad especial.

Kathy con 60 años hizo
3:10:27 en la Maratón de Chicago el pasado Octubre, sólo su tercera maratón y primera en 20 años. Tiene como mejor tiempo en Media 1:22 y en 10K 36:31 minutos.

La verdad es que estas historias son inspiradoras. Aunque sé que nunca podré llegar a esos registros, sí
me confirma que se puede seguir estando sano y disfrutando corriendo después de los 60 que al fin y al cabo es lo que queremos todos. Si no hay lesiones creo que me van a encontrar en carreras populares unos cuantos años más.

54

I 10K urbanos ciudad de Telde 2012, mi crónica. ¿Quién dijo diesel?

Para golpear a ese tipo necesitas velocidad, y tú no la tienes. Y además tienes depósitos de calcio por el paso del tiempo en la mayoría de tus articulaciones; por lo que ahorrar energía está descartado. Así que lo que vamos a conseguir es fuerza ciega y brutal. Golpes pesados y resistentes que confundirán a sus ancestros ¡Vamos a empezar a lastimar unos cuantos ligamentos!"
(Rocky Balboa)


No es buen presagio que te den el dorsal 555 en una carrera. Basta que le pongas rima para que imagines lo que la carrera puede hacer contigo. Si no tienes referencias de ritmos porque se trata de un 10K que hace cinco años que no corres, que tiene un perfil no demasiado llano y que no conoces el circuito, pues es bastante probable que la carrera juegue contigo a su antojo, y no tener el control es lo peor que te puede pasar en cualquier distancia.

A pesar de la media hora que nos tuvieron de pie en la salida por problemas en el corte de calles, me gustó mucho la carrera y la organización con los voluntarios siempre sonrientes. Carrera puramente urbana con infinidad de curvas a derecha e izquierda y primeros 6 kilómetros hacia arriba. A veces te sentías como si fueras un toro en un encierro de San Fermín en esas calles estrechas que son el paraiso de los "recortadores de aceras".

Cuando dejé de ser un jogger para correr de forma más seria empecé a correr carreras de 10K. En aquel entonces mi único objetivo era acabarlas por debajo de 50 minutos, es decir a 5 min/km. La última la había hecho en 2008, sobra decir que el tiempo conseguido hace cinco años no me servía de referencia para la carrera de ayer. No tenía demasiada idea de cómo iba a reaccionar a ritmos altos.

Desde que acabé la Maratón de GC he intentado llenar mi motor diesel de gasolina súper a base de series cortas, largas, cuestas y Tabatas a muerte. Básicamente conseguir "fuerza ciega y brutal". Nunca he sido rápido, he sido más bien resistente y constante, como un motor diesel. No estaba seguro del efecto de la "gasolina" en mi lento pero resistente motor, había hecho un par de tests de 5.000 en el parque romano a 4:11 min/km pero acabando pidiendo la hora. Pensaba que ese ritmo podía mantenerlo otros 5K bajo el "efecto dorsal". Así se lo hice saber a Manuel en el rato que esperábamos hasta que se diera la salida junto con Enrique, quería conquistar el sub-42, pero tenía dudas por ese perfil de los primeros 6K picando hacia arriba.

Se da la salida y en pocos segundos me acelero de forma imprudente. Se salía cuesta abajo y mientras adelantaba a los corredores que me tapaban ví el Garmin por debajo de 3:50 min/km. "Los edificios que bloquean la señal del GPS", pensé. Lo de controlar el 4:10 min/km lo olvidé enseguida, me centré en tirar y vigilar el nivel de esfuerzo. Si el nivel de esfuerzo era soportable había que seguir tirando, todo lo que se pudiera y más. Así hasta el final, estrategia keniata: se sale fuerte y se acaba fuerte, ¿es muy fácil, no?.

Primeros 2-3 kilómetros. Foto de Aarón hablando de correr

Seguí tirando mientras el nivel de esfuerzo era tolerable. Tanta velocidad y sube-baja hizo que me dieran dos brotes de flato, aunque se quitó al poco rato. Pero por un momento pensé que se me iba a fastidiar la carrera. Iba a buen ritmo y cómodo a pesar de las cuestas. En el tramo del km 5,5 al 6,3 más o menos había una cuesta larga tendida que se me atragantó. Gracias a Pancho sabía que sobre el kilómetro 6,5 comenzaba la bajada y psicológicamente se me hizo más fácil el sufrimiento, sabía que si llegaba más o menos entero al 6,5 entonces sacaba el cuchillo y me deslizaba hasta la meta.

En la foto de arriba estoy luchando con una de las cuestas detrás de la chica que ganó en categoría femenina (Manuela Alonso). La tuve todo el rato unos metros delante y no la adelanté en ningún momento. Yo iba a 4:06 min/km y me sorprendió la fuerza de esta chica. Que nadie me malinterprete por favor, pero me sorprendió que no tuviera estampa de fondista sino un cuerpo fuerte más bien de velocista. Enhorabuena si por casualidad llega a esta crónica.

Una vez ya había pasado lo peor sólo quedaba dejarse caer hasta la meta. Iba bien, sin daños aparentes y mantener el ritmo era ahora más sencillo. Me evadía del dolor del esfuerzo con la música (por cierto cargué en el ipod música directamente innombrable, pero es que necesitaba ritmo, era un 10K coño, ya escucharé a Pink Floyd otro día). Me autosugestionaba con mensajes como "sólo queda una serie de tresmil en el Romano" o "sólo te queda un dosmil a 4:06, lo has hecho muchas veces".

A 200 metros de meta ya empiezo a hacer cábalas del tiempo que conseguiría, hasta ese momento sólo me había preocupado por tirar.

A 200 metros de la meta. ¿Haré sub 41?. Foto de Pancho Corriendo tan Pancho

Al final tiempo neto de 40:45 (ahora la rima la hago yo), creo que fue una gran carrera en todos los sentidos. Había magia en el ambiente, cada vez somos más corredores en cualquier carrera, buena gente. El buen ambiente se retroalimenta y se genera una bola de nieve donde todos parecen disfrutar. Yo me fío del que sale a correr, del que se machaca cada día.

La gasolina ha tenido efecto en este viejo y lento motor diesel. ¿y si al final no soy tan diesel como pensaba?. Próxima parada 1 de Mayo, Media Maratón del MACAN.


Josepe, un servidor, Iván, pequeño Iván con su padre Manuel, Pancho, Luisa, Fran, Quique, Alejandro


Pequeño Iván, Manuel, Pepe "marchador", Iván, Aarón

41

Tapados, tapados y más tapados


Tapados. Sólo veo tapados últimamente. Ellos saben quiénes son. Llegan las carreras importantes y a poner excusas. Que si me duele aquí, que si no sé si me acuerdo de correr, que si el polen me mata, que si el calor no es para mí, que si no estoy en forma. Cualquier excusa vale para quitarte presión.

Y no es que ninguno vaya a ganar nada o que quieran esconder sus cartas para sorprender al adversario. En este deporte no hay adversarios a nivel popular, eres tú y tu tiempo. Si engañas te engañas a tí mismo. Esta costumbre de taparse y de mostrarse en público peor de lo que uno realmente es o puede llegar a ser con el "efecto dorsal", es sólo una forma de quitarse presión. Así se gana siempre, si sale mejor de lo esperado pues fenomenal, y si sale peor no pasa nada porque teníamos una excusa.

Concurso literario "Gallo Tapado". Conozco a muchos que sería finalistas con sus historias.

Lo de la Maratón de Madrid de este año está empezando a ser realmente vergonzoso. Y a nivel local igual. En los blogs que sigo habitualmente apenas hay nadie que diga "he entrenado mejor que nunca, voy fenomenal, luego la carrera dictará su ley, pero voy a ir a muerte porque he entrenado bien". El que más y el que menos ha entrenado cuatro meses como una bestia para correr entre tres y cuatro horas y todos tienen alguna excusita de última hora. Porque las excusas siempres son de "última hora", nadie tiene excusas el primer mes, es sólo cuando llega el "momento de la verdad". Casi es mejor no entrenar de forma específica y salir a correr la maratón "a pecho descubierto", así al menos sí tendríamos una excusa creible.


Si tuviera que extrapolar el número de tapados blogueros a los corredores totales de la maratón de Madrid, llegaría a la conclusión de que el próximo día 22 habrá unos 10.000 tapados corriendo. Y me niego a creer eso, prefiero creer que es el blog el que mete presión. De la misma forma que es un instrumento motivador para entrenar, también te genera presión. Como se te ocurra decir la marca a por la que vas la has cagado, vas a tener decenas de ojos pendientes de si lo consigues o no. Es lógico que te conviertas en un "tapado". Y como no digas nada pues te van a salir de la misma forma runners-seguidores sedientos de endorfinas al grito de "a por el 3:20" o "eres carne de sub-40". A eso lo llamo yo presión.

Conversión de gallo en purasangre

Bueno, a ver si todos los que tenemos carreras próximamente damos alguna señal de cordura y control de la situación y nos dedicamos a pensar más de forma optimista. Si hemos entrenado bien correremos bien, coño. Menos miedo, vamos a convertirnos en caballos de carrera en vez de en los gallos tapados que somos últimamente. Y sí, también va por tí, tú sabes perfectamente que también eres un gallo tapado.

24

Crazy Train

No sé bien porqué, pero cada vez que tengo un par de carreras seguidas viene a mi cabeza el Crazy Train de Ozzy Osbourne. Gran canción, para mí siempre ha representado esa comunión de corredores locos que se juntan para participar en una carrera.

El otro día salí a correr con Ozzy. No es que corriera físicamente conmigo, de hecho dudo de que pueda correr algo, sino que lo cargué en el ipod. Tocaba un día de fuego con 9K a 4:31 min/km y luego 4x200 de los que dejan una estela de pólvora quemada en el terreno. Necesitaba tralla para mantener el ritmo y elegí a Ozzy. Podía haber elegido otra cosa pero Ozzy nunca me falla.

El Domingo tengo un 10K de esos de perfil chungo, de los que si te pasas de ritmo pinchas fácilmente y luego ya no recuperas luego. Y luego casi seguido dos Medias separadas por 15 días. Tener tres carreras de asfalto en mes y medio no es normal en una isla en la costa de Africa noroccidental, luego para mí es como una pequeña fiesta, como un gran slam como han dicho los compañeros.

Básicamente es casi como si no fueran tres carreras, es una sola. El domingo me subo al crazy train y no me bajaré hasta el 20 de Mayo. En el video que he puesto estamos en 1989, yo tenía 18 años y ya corría. En aquella época el rock era peligroso y yo también. No hay nada que se parezca tanto a una carrera como un concierto de Rock. Todos abooordooooooo!!!!!, Hollywoooooood!!!! hey, hey, hey, hey!!!!!


37

¿Somos los runners introvertidos o extrovertidos?

Mi tiempo para correr es mío y sólo mío. Entiendo correr como ese momento del día donde estoy solo, con mi música y mis pensamientos. Como a la mayoría, se me ocurren las mejores ideas corriendo. También arreglo los problemas corriendo, es un tiempo de calidad sólo para mí, es mi evasión diaria.

Salir a correr y llegar al sentir "el flow", la evasión de la mente y la sensación de que todo fluye y nada cuesta es algo difícil de explicar a alguien que no corre. No sé si al correr en grupo se puede sentir ese flow, no suelo correr en grupo salvo algún kilometrillo suelto si me encuentro a algún amigo. Prefiero la soledad. Para mí el running es soledad e interiorización casi como un cuadro de Cristino de Vera, el pintor místico.

El otro día Dean Karnazes se preguntaba en su blog si los runners somos primordialmente introvertidos o extrovertidos. Por un lado, correr es un deporte solitario. A pesar de que hablemos de ello con amigos, organicemos salidas, kedadas, nos apuntemos en carreras, etc., principalmente es un deporte solitario. Pero por otro lado cada vez más nos apuntamos en clubs de atletismo y lucimos orgullosos la camiseta del club que nos identifica como miembro de un grupo. Participamos en carreras con amigos y compartimos retos.

Yo me considero más bien una persona introvertida, quizás por ello empecé a correr (que no a competir) hace más de veinte años. Un adolescente ya mayor como era yo no empieza a correr si es extrovertido. En ese caso elige fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte grupal. Yo elegí correr.

Sería interesante saber qué patrones de personalidad seguimos en la comunidad bloguera. Los que corremos y además lo contamos, ¿somos generalmente introvertidos o extrovertidos?

26

Tabata in the morning

Tabata? Todo lo que puedo decirte es mi entrenador gritando "son sólo 20 segundos!!!"

Aprovechando que hoy era festivo salí a hacer por la mañana el entrenamiento de viernes por la tarde. Los viernes toca fuerza, pero como además hoy es Viernes Santo y se celebra la muerte de Jesús con ayuno y abstinencia, pues nada mejor que meterse un entrenamiento de muerte con ayuno y abstinencia de cochino. Para que todo el mundo lo entienda, hoy tocó Tabata y cuestas.

Sobre las nueve de la mañana ya estaba haciendo 3K de calentamiento. Según acababa el tercer kilómetro ya ponía el cronómetro a cero y buscaba alguna canción en el mp3 que me motivara para resistir la caña del Tabata. El Tabata se hace por tiempo no por distancia, así que podemos tirar el GPS a la basura. Son simplemente 20 segundos de correr a muerte como si fuera el último día que puedes hacerlo, y luego descansar 10 segundos. Así ocho veces.

Hoy comprobé que igual que las series son más duras por la mañana que por la tarde, el Tabata sigue los mismos comportamientos. Nuestro cuerpo no está activo al 100% por la mañana y un Tabata a esa hora es droga dura, te deja con los ojos como platos para el resto del día. No hay mejor estimulante que el Tabata, el corazón que se te sale por la boca mientras compruebas que 10 segundos es muy poca recuperación.

No entiendo al que no corre porque no tiene tiempo. Si tres Tabatas seguidos "back to back" son sólo 12 minutos. Sales de casa, te metes tres Tabatas y vuelves en un cuarto de hora. Es muy fácil.

Después del Tabata, tres kilómetros de vuelta a la calma (nunca mejor dicho) y me voy a la cuesta de 250 metros del colegio Salesianos a subirla fuerte seis veces. Hay que ser gilipollas para ponerse a subir cuestas de asfalto un viernes santo a las 9:30 de la mañana. Yo lo soy.

Ahí estuve dándole fuerte seis veces con la instimable ayuda de Blind Melon, uno de los más grandes grupos de rock de la historia. Luego un kilómetro de vuelta a casa y a disfrutar del ayuno y abstinencia de cochino.

30

A ver, ¿quién ha sido el gracioso?

Juro que no conozco a ningún Lolo. Como no sea la guapísima velocista americana Lolo Jones...pero me da que va a ser que no.

No sé si es la crisis o la primavera, pero la gente se está volviendo loca con las búsquedas en Google. Estas son algunas de las palabras de búsqueda de gente que por accidente se ha topado con el blog en las últimas dos semanas:

  • Quiero más dame más
  • Oso gordo
  • costume chicken (nota: "disfraz de pollo")
  • Johnny la gente está muy loca
  • La noche me confunde
  • mono corredor maratón animales
  • Es malo ser un jogger
  • niños trauma tras ver cosas raras
  • Elmo te va a matar (Nota: Elmo es un muñeco de barrio sésamo)
  • Qué zapatillas utilizan los keniatas para correr
  • Corredores de atletismo desnudos

20

Mi semana. ¿alguien más quiere proponerme un entrenamiento?

Otra semanita más sirviendo gasolina en este viejo motor diesel. Por ahora el motor no se queja y aguanta el nuevo combustible. Nunca he metido tanta calidad como en estas últimas semanas y lo mejor es que me gusta. ¿cómo podía hacer rodajes y rodajes de 14-15 kms continuamente? Creo que mi vida runner no va a volver a ser la misma. Estoy seguro de que aunque comience a partir de verano a meter más kms preparando alguna maratón, la calidad va a seguir acompañándome.

El lunes quería hacer un test de 5K, salió un segundo más lento que dos semanas antes (4:12 min/km). Cuando quedaban 100 metros para acabar el 5.000 apareció mi hermano y acabamos juntos el entrenamiento hablando de cosas como que hoy tenía la I circular de Moya (quedó noveno) o que no se apuntaba a ninguna de las próximas Medias porque tenía los 101 de Ronda pero no estaba entrenando. Lo típico.

Al acabar de cochinear durante 3K después del 5.000 hicimos juntos un 1.000 poderoso de esos de los que vas pidiendo paso a todo el que te encuentras por delante. Los dos hermanos como una locomotora en plan "yo tiro más que tú" a 3:56 min/km. Lo típico también en estos casos.

El miércoles el habitual 8x500 con 500 metros de recuperación. Buenas sensaciones, entre 1:52 y 1:55.

El gran RA, único corredor popular que conozco que dobla sesiones habitualmente, me había propuesto ya un par de veces a hacer un fartlek de un minuto. Hasta el momento no me había encajado, pero tenía una deuda pendiente con él y tenía que probar ese entrenamiento. Básicamente el entrenamiento consistía en calentamiento más 30 minutos de cambios de ritmo de un minuto con un minuto de recuperación. Sustituí a mi querido Tabata y las cuestas por este entrenamiento que es más o menos como 15x250 con 1 minuto de recuperación. Sensaciones agridulces y explicaré porqué. Es un entrenamiento bueno para las piernas pero regular para el corazón.

Cuando uno comienza una serie el corazón no se pone de repente al nivel de pulsaciones donde queremos trabajar, tarda unos 40 segundos. Entonces, al hacer cambios de ritmo de un minuto, cuando el corazón está alto de pulsaciones ya tenemos que parar otra vez. Por el contrario cuando hacemos un mil, los primeros 40 segundos el corazón está subiendo de pulsaciones y cuando llega al nivel óptimo estamos trabajando ahí más de tres minutos. Este no es un entrenamiento típico maratoniano. No estuvo mal, pero si quiero que el corazón me salga por la boca prefiero un Tabata que dura sólo cuatro minutos.

Y hoy Domingo día de tirada larga. Al salir me dió alguna clase de pánico a los espacios abiertos que preferí ir al parque romano a dar 20 vueltas antes que salir a hacer un recorrido de una sola vuelta. Hice aproximadamente 20 kms pero no sé exactamente a qué ritmo porque el Garmin se me apagó dos veces a partir del km 15. Me está haciendo cosas raras últimamente, hoy se me apagó dos veces unos segundos, luego me mostraba una pantalla de reinicio de Garmin y se me volvía a encender. ¿será la obsolescencia programada?

La semana quedó así:

  • Lunes: 3K + 1x5000 + 3K + 1x1000 + 1 (5000 a 4:12 min/km, 1000 a 3:56)
  • Miércoles: 3K + 8x500 + 3K
  • Viernes: 3K + 15x250 con 1´rec. + 3K
  • Domingo: 20K

Si alguien quiere proponer algún otro entrenamiento salvaje prometo hacerlo. Pero hoy no, MAÑANA!!!!!!!