Pumping Iron


Me estoy convirtiendo en un viejo cascarrabias, todo me la suda. Ya me da igual cualquier deporte, me importa poco el fútbol, el baloncesto, cualquier deporte organizado de esos que aparecen en portada de los periódicos, los cutre-programas de la tele, la Fórmula Uno...todo me la suda. Prefiero salir a correr un rato, leer un libro, ver una buena película o un viejo documental en la tablet. 

Internet es una jodida maravilla, puedes encontrar joyas que hasta hace pocos años eran imposibles de encontrar. Esta semana he visto "Pumping Iron" un clásico del mundo del culturismo de 1975. Dime, ¿dónde estabas tú en el 75?, ¿dónde coño estabas tú en el 75?. Pues ese año un señor llamado Arnold Swazenegger ya había ganado cinco Mr. Olympias, siendo en 1970 el ganador de la historia más joven de este concurso. Olvídate de los clichés baratos de "Governator" y sus pelis de Hollywood, este tipo merece un respeto, con 23 años ya era Mr. Olympia.


 

El documental se convirtió en clásico casi desde el mismo momento de su salida. Ayudó a popularizar el mundo del culturismo. Relata la carrera de Arnold y sus competidores, especialmente Franco Columbu y Lou Ferrigno "La masa" hacia el título de Mr. Olympia de 1975. Las imágenes de la época son increibles. Gimnasios con poca o ninguna máquina y mucho peso muerto, camisetas de algodón recortadas a tijera, calcetines largos con rayita roja y azul (yo tenía de esos) y zapatillas casi minimalistas con poco drop que eran la moda.

Impresionante ver cómo entrenaban estas bestias. En el caso de Arnold se entrenaba en el famoso Gold´s Gym de Venice Beach en California. O tus bíceps eran tan grandes como mis piernas ahora o allí no entrabas ni de coña. Casi se puede percibir el olor a tigre a través de las imágenes. Parece casi como si estuvieras en una peli de mafiosos de Scorsese, pero todo aquello era muy real.

Este fue el año en el que Arnold ganaría su sexto Mr. Olympia consecutivo. En el documental se ve al final comunicando su retirada de la competición. Pero en 1980 mientras se ponía fuerte para rodar Conan el Bárbaro decidió presentarse otra vez y ganó un último Mr. Olympia.

El documental tiene perlas que merece la pena comentar. En una de ella Arnold habla de las últimas series cuando tu cuerpo está cerca del fallo muscular. Dice que esas son las que de verdad aumentan la masa de tus músculos, las que valen. Casi como en el Running, es el estrés orgánico el que te hace mejorar. En otra imagen Arnold comenta que para ser un campeón debes ser un tipo frío, no te puedes permitir cosas como tener problemas con tu chica. Cuenta que su madre lo llamó diciéndole que su padre había muerto, estaba a dos meses de una competición. No fué al entierro de su padre, al parecer le dijo a su madre que ya no podía hacer nada y que no iba, que se quedaba entrenando. Luego durante los años se ha contado que es verdad que no fue al entierro de su padre, pero que no fué la historia exactamente así, que sólo quería dar imagen de intimidador. Quién sabe, lo cierto y como ya he dicho alguna vez, el killer no sólo tiene que serlo sino parecerlo.



Impagable ver a Arnold sintiéndose campeón de lo sobrado que iba, con una camiseta que decía "ARNOLD IS NUMERO UNO" y fumándose un pitillo al estilo Isidro.

Un documental altamente recomendable, si te aburres alguna noche lo puedes ver en youtube en versión original o en español. Los runners somos poco amigos de los gimnasios, pero es ver esto y te dan unas ganas de salir a un gimnasio a machacarte... 

Te preguntarás qué coño tienen que ver tíos musculosos en taparrabos haciendo posturitas encima de un escenario con el Running. ¿Te dicen algo palabras como Motivación, Trabajo Duro, Entrenamiento, Concentración, Superación, Límites? Entonces Pumping Iron es para tí.



Share this:

CONVERSATION

34 Comentarios:

  1. Le echaremos un vistazo...en el 75 ni había nacido...pero también tuve los calcetines con rayita roja y azul y las paredes con velcro...jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Precisamente, llevo diez días sin pumpear iron y el remordimiento me persigue día y noche.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. creo que un brazo suyo es (era) igual que uno de mis muslos, que bestias!! hace pocos años dijo que se había dopado, eso aunque no le quita merito, si lo baja un poco del pedestal segun mi opinion

    ResponderEliminar
  4. Yo en el 75 no estaba por aquí y creo que probablemente ni sería un proyecto para mis padres. Pero gracias por el documental, me lo apunto para una tarde de estas. Y yo si tuve los calcetines con la rayita roja y azul...

    ResponderEliminar
  5. Yo la última vez que ví un documental de tíos en taparrabos haciendo posturitas y me pilló mi (ex)mujer me pegué una semana explicándolo. Paso.

    ResponderEliminar
  6. recuerdo bien el '75, la voz temblona de Carlos Arias anunciando el passing de Franco y aquel gentío formado por abuelos, madres y niños caminando por el Sáhara en dirección a El Aaiún… pero también recuerdo que por aquella época se estrenó en los cines la historia de un matao que se ganaba la vida en Filadelfia rompiendo dedos a los que se retrasaban en sus pagos al capo italiano local, un boxeador paquete, un saco de carne cuya única función en el ring consistía en encajar golpes para que otros cobraran las apuestas por las peleas amañadas, pero se le apareció un angel en forma de viejo entrenador que lo zarandeó cantándole las 40 …. y aquel tipo-mierda comenzó por levantarse todos los días a las 3am y en esquijama y playeras devorar kilómetros por las desierats calles de su ciudad. Después vendrían los vendavales de golpes en el matadero del cuñado y finalmente el cara a cara con el campeón del mundo en el cuadrilátero … no venció a aquel tipo chulesco pero se había vencido a sí mismo.

    ResponderEliminar
  7. Ser demasiado amiga de los documentales me obliga a reconocer que este le he visto. No puedo decir que me gustara especialmente pero si que me sorprendió. Descubrí que detrás del culturismo a parte de posturitas y cuerpos encantados de conocerse a sí mismos, también hay trabajo, esfuerzo y muchísima disciplina. Es un curioso documento.

    ResponderEliminar
  8. No me gusta nada el culturismo. Tios ciclados hasta la médula, haciendo posturitas, comiendo arroz y pollo y mirándose más al espejo que yo. No le veo la gracia :)

    ResponderEliminar
  9. Que buena entrada Gonzalo, sólo comparable a los bíceps de Arnold! me voy a buscarlo YA mismo!

    ResponderEliminar
  10. Pues yo en el ´75 aun estaba en un huevo de mi padre, pero este documental si lo había visto hace unos añitos, cuando sí seguía todo el tema este de los tochos.Eso sí era culturismo en estado puro, no los Coleman , Cutler & cia de ahora. Me encanta El Roble

    ResponderEliminar
  11. Yo lo vi hace años y me gusto, desde luego internet es una mina pata encontrar documentales curiosos.

    ResponderEliminar
  12. Si ya me molaba el royito killer de tu blog, con esta entrada te acabas de convertir en mi puto idolo blogger. Este documental me lo pasaron como si fuera un tesoro allá por el año 2000 cuando empecé a coquetear con el gimnasio. Aún recuerdo la escena de Lou Ferrigno haciendo trapecio y gritando "Aaarnooooold!!!!!"

    Pd: Cuando dices "pitillo al estido Isidro" querrás decir canutazo al estilo Bob Marley ;)

    ResponderEliminar
  13. Yo es que soy de la cosecha del 77 ;)
    No he visto el documental ese, ignoraba de su existencia porque el tema culturismo no me atrae para nada, es más cada vez que pronuncio "gimnasio" me da el telele :)

    Pero te doy la razón, en aquella época era distinto, pongamos que más "natural" que lo que hoy en día vemos ;)

    ResponderEliminar
  14. Uy, pues yo en el 75 creo que no estaba ni en la mente de mis padres, jeje, soy del 79. Gracias por la recomendación, genial entrada como siempre Gonzalo

    ResponderEliminar
  15. Dentro de unos años veremos en la tablet la historia de Sosaku Runner ;) Tíos duros estos...

    ResponderEliminar
  16. Pues depende de la parte del 75 a la que te refieras, igual ni existía.

    Yo tuve mi época de rata de gimnasio en la universidad, básicamente para coger peso, y recuerdo que las paredes estaban forradas de fotos suyas. Quien iba a decir por esa época que acabaría como gobernador.

    ResponderEliminar
  17. Me he machacado mucho durante años en los gimnasios incluso llegando a ganar algún pequeño concurso, llegue a pesar 115kg en subida y 100 rajado ,y por eso quizá ahora me cueste tanto bajar de peso y correr. Una de las cosas que siempre he admirado de los culturista de antes y sobre todo de Arnold era su abdomen, era el abdomen de un tío supero fuerte sin grasa y hacía dentro. Hoy en día ves a los culturistas y tienen unas barrigas tremendas donde no sé como coño marca la musculatura pero le sale encima del barrigón.
    El culturismo de esos años ha sido el más bonito, hoy en día es carnaza.

    ResponderEliminar
  18. Y cómo ha acabado este señor!?! No lo digo por lo de rico y famoso ;-)

    ResponderEliminar
  19. Las pesas no es deporte, es insano, una exageración, el altius, fortius y tal es otra cosa, a esto le falta algo de respeto por el cuerpo, hay algo que me chirría.
    Si te aburres busca competis de atletismo, maratones olímpicas o haz que escuchas a tu esposa (joder espero que la mia no lea esto) que ganas más puntos que viendo al Arnold. Esta entrada me suena a ¿Te gustan las películas de gladiadores?.

    ResponderEliminar
  20. A mi me mola el rollo este, pero solo para verlo, yo he estado en 10 o 12 gimnasios distintos y en cada uno de ellos creo que no he acudido mas de cinco o seis dias...
    Me gustaron los ejercicios que hacían en uno de ellos, empleando el método tábata, terminaban totalmente exaustos, muchas repeticiones, poco peso y poca recuperación, una pasada...
    El Arnol ha sido siempre el mejor, su forma de entender los entrenamientos es lo que le han hecho diferente al resto...

    ResponderEliminar
  21. Allá cuando tenia 12 o 13 años ése tio era mi dios. El culturismo no fue lo mio, mi tipologia ectomórfica no me ayuda mucho.

    ResponderEliminar
  22. Suscribo palabra por palabra el primer párrafo, es impresionante lo desconectado que estoy de toda la actualidad deportiva, sobre todo fútbol.
    Tu entrada me ha hecho acordarme de Danae, ella seguro que lo ha visto; como se echan de menos sus entradas.

    ResponderEliminar
  23. Jajaja.. Me recuerdas a mi marido, Iván se pasa las noches mientras yo veo mis series el esta viendo vídeos en you tube sobre Running , técnicas de carrera, pruebas de bambas etc, etc, etc
    Ya le pasare este seguro que le gusta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuenas sinceras, por la entrada y por el Blog, llevo tiempo leyendote y da gusto encontrar las mil y un maneras que tienes de acercarnos más si cabe al buen running!! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  25. Jejeje, lo último que se me habría ocurrido en mi vida es que a un tipo como Arnold le compraran su estilo con el cigarrillo entre los dedos con el mío... :D Creo que nunca lo he confesado en la blogosfera pero en su momento yo también trabajé con las pesas, me monté un mini gimnasio en casa y fui muy constante con él... Estuve un par de años o algo más. Y era necesario casi tantas dosis de sacrificio y ganas de superarse como cuando preparamos una maratón. Reconozco que me gusta más correr... Me veo mucho mejor con la cara más chupada que con los pectorales más hinchados... :) Aunque levantar un par de kilos más cuando pensabas que habías llegado a tu límite, y celebrarlo con un cigarrillo y un batido de proteínas era especialmente placentero...

    ResponderEliminar
  26. Vale,

    Hablas de running, metes al Chuache que más me gusta (el que estaba a punto de saltar al estrellato con 'Conan', arrasar con 'Terminator' y desparramarme con 'Commando')y encima me das una lección de superación y sacrificio... Y yo me pregunto si se puede hacer encima buena literatura con ello... y la respuesta es... Gracias Sosaku (otra vez más).

    Salud!

    ResponderEliminar
  27. Hierros de tortura, ufff.

    Por cierto, en mi pueblo los hay muy bestias y una frase muy socorrida en fiestas (con un pedo del carajo) era esa gloriosa de: "Tengo una vena en la po*** que parece el brazo de Suaseneger".

    Pues eso.

    ResponderEliminar
  28. En el 75... un añito tenía el Novatillo
    Chuachenager era in ilo tempore incluso aun más macarra que lo que veo ahora...
    Vaya pendejo...

    ResponderEliminar
  29. Uf, ¡qué grima ver al Sualseneguer con esos musculazos! Y con ese aceite que se echan por encima... No va mucho conmigo, la verdad.
    Pero lo del sacrificio y trabajo duro, eso no lo niego.

    ResponderEliminar
  30. Buena carrera te pegaste en la beer run, y encima el nombre todo un gustaso.

    Yo en le año 75 solo tenía dos añitos, con lo que ha ese señor que sin ser usa - man es governador de california no le tengo demasida simpatía. Que pena que a estos individuos le gusten tanto el money, perdiendo su identidad.

    salu2

    ResponderEliminar
  31. Tampoco soy seguidor de musculares pero como usuario semana de gimnasio valoro el esfuerzo y tesón que hay que tener para machacarse sin parar y sin aparente disfrute.
    Ah, y buena carrera la semana pasada, que no te le hasta hoy. Una pasada estar con los amigos...lástima que estéis tan lejos, joder...

    ResponderEliminar
  32. Mucho esteroide,ahora de hecho es la mitad de lo que era...gran entrada y habra que ver el documental,seguro que tras verlo te salio un entrenamiento inspirador.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Calcetines con rayita roja y azul...y con raquetas de tenis cruzadas. Míticos. Pues yo en el 75 directamente no estaba. Me apunto el documental, del que ya me habían hablado muy bien.

    ResponderEliminar