Running with the Amish




Todos conocemos a los Amish. Son esa comunidad religiosa que se caracteriza por su vida sencilla, vestidos humildes y tradicionales, y su resistencia a adoptar tecnologías modernas. El año pasado leí un artículo de Bart Yasso (sí, el del test de las series de 800) que me gustó mucho sobre su experiencia corriendo con los Amish. Sí, los Amish también corren.

Aparentemente, Yasso no vive demasiado lejos del condado Amish en Pensilvania y desde que es joven cada año acude a ver el espectáculo de la recogida del maiz. Su mujer, consumada maratoniana (128 maratones y 90 ultras) tuvo la oportunidad de correr la Bird-in-Hand Media Maratón que se hacía allí y vino encantanda. A través de su mujer invitaron a Yasso a dar unas charlas a los corredores Amish y acabó corriendo con ellos.

Si lo piensas, salvo en lo de la tecnología, el resto de valores de los Amish son los que llevan al éxito a los corredores. Humildad y trabajo duro son valores que comparten con los japoneses o los keniatas, por nombrar dos paises donde el Running está ampliamente reconocido en la sociedad. Diversos estudios dicen que el americano medio da 5.000 pasos al día, el Amish da 18.425 de media. No es de extrañar que los Amish corran, y además que corran rápido.



Cada vez hay más Amish que corren. Hay familias ya que se han hecho famosas como los Smulker donde corren Medias y Maratones casi todos sus miembros, desde los más jóvenes a los más viejos.

En las comunidades Amish proliferan las competiciones. Las más famosas la Bird-in-Hand y la Berlin Country. El vídeo de abajo es de la Bird-in-Hand (Pájaro en Mano) del año pasado. Es muy curioso ver la mezcla de corredores con prendas técnicas junto a corredores con tirantes y pantalón largo. También me parece bastante entrañable los niños Amish en los avituallamientos, una preciosa combinación de antiguo y moderno, casi como es el Running. Vasos de agua, guitarras acústicas animando el recorrido al ritmo de canciones tradicionales. ¿hay algo mejor que esto?

   


Cuanta más experiencia tengo en carreras, más me gustan las carreras simples y familiares con buen trato para el corredor, y menos me gustan aquellas que están en manos del gran Marketing y la comercialidad. Cuando empiezas a correr es normal que las grandes carreras te atraigan, pero con los años de experiencia valoras otras cosas que no son una medalla y una camiseta técnica molona, comienzas a valorar el ambiente en el que corres y el trato humano.


Puestos a soñar, ¿pueden los Amish dominar el panorama runner americano?. Con esa humildad y capacidad de trabajo quizás sólo necesiten un entrenador adecuado que ayude a generar cantera. Pero yo prefiero soñar con un mundo donde las carreras tengan un precio amable y justo, donde se de un trato familiar a todos los corredores y donde el primero sólo sea mejor que el último en el tiempo conseguido.  
 

Share this:

CONVERSATION

27 Comentarios:

  1. Son buenos lobOs, estos Amish... y yo aki en la Ofi, como un bicho raro...

    ResponderEliminar
  2. Muy curiosa la entrada. En cuanto a tu última frase, yo soy tan ingenuo que estoy convencido de que YA vivo en un mundo en el que los primeros solo son mejores que los demás en el tiempo conseguido.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que los Amish no organizan medias como la de Murcia, que a falta de dos semanas tiene un precio de inscripción de 30E.
    Abrazos Gonzalo

    ResponderEliminar
  4. yo hace tiempo q valoro más las carreras en "petit comite" que las q pasan de 10000 corredores...
    ¡Buena entrada!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que si la cosa se sigue poniendo tan achucha algunos nos veremos corriendo como los Amish, y en vez de carreras haremos quedadas. Ellos lo hacen porque es su cultura y nosotros porque no nos van a quedar más huevos.

    ResponderEliminar
  6. Bajo mi sombrilla6 de marzo de 2013, 11:52

    Normalmente me suelen gustar tus entradas Gonzalo, pero en este caso, me niego a tomar a los Amish como ejemplo en cualquier ámbito, teniendo en cuenta el papel tan denigrante al que relegan a las niñas adolescentes y a las mujeres en su sociedad.

    ResponderEliminar
  7. Cuanto menos curioso sí que es el vídeo.

    ResponderEliminar
  8. Por favor que nadie malinterprete esta entrada. Únicamente me refiero al contexto runner, no invito a vivir como un Amish ni comparto muchos de sus valores. La capacidad de trabajo, la humildad y la vuelta a lo básico si son valores que comparto.

    No olvidemos tampoco que idolatramos a los corredores keniatas cuando en Kenia aún existe la ablación (el 50% ha sufrido ablación), una mujer necesita autorización de su marido para tener DNI, una viuda no puede administrar las propiedades de su marido sin el consentimiento de sus propios hijos, las familias rurales en la mayoría de los casos no educan a sus hijas, etc.

    ResponderEliminar
  9. Qué cosas se aprenden en este blog... pero como dice "bajo mi sombrilla" no me veo haciéndoles la pelota a los Amish corriendo a su lado... primero que evolucionen

    ResponderEliminar
  10. Tus entradas siempre aportan algun dato desconocido para el abuelo runner... eres una fuente de informacion inagotable, por cierto amigo Gonzalo.. una dos preguntas personales de tu a tu:
    Cuando empezarias tu el tapering si el maraton es el dia 17 de marzo y en que consistiria tu tapering.
    Cuantos dias antes del maraton dejarias de hacer pesas... si as trabajado con ella desde que iniciaste tu preparacion.
    Me gustaria tu opinion.. solo la tuya y desde tu forma de hacer la cosas, te dejo mi correo rmg.maier@hotmail.com.
    Muchas gracias amigo Gonzalo.

    ResponderEliminar
  11. Interesante entrada!!!...Lo que no entiendo de los Amish es que vivan y se vistan como si vivieran en el siglo XIX (sin electricidad...sin coche..por supuesto sin teléfono..ordenador...etc) y sin embargo corran con los últimos modelos de ASICS y NIKE...¿No deberían correr descalzos o en alpargatas?...UYUYUYUYUY ya no me hago Amish porque si se es talibán se es talibán en todo

    Un abrazo y genial la última frase

    ResponderEliminar
  12. ...coño y ahora que me fijo el runner de la primera foto va con fivefingers y en la muñeca parece que lleva un Garmin de los gordos...Comorrrrr...su fé no les permite usar una bombilla pero sí usar la máxima tecnología digital?????

    ResponderEliminar
  13. Pancho, no creas, los tipos corrían en alpargatas hace pocos años, pero desde que los minimalistas han puesto de moda las huaraches, las five fingers y todas esas alpargatas a 150€, los Amish han decidido volver a lo "antiguo", es decir a una buena amortiguación :)

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que no hace falta soñar. Afortunadamente alejándose de las capitales todavía podemos encontrar carreras en pueblecitos donde el precio es casi simbólico y lo importante es el ambiente y el trato que te dan. Yo por lo menos cerca de donde vivo puedo disfrutar de vez en cuando de alguna carrera de este tipo.

    Premio al "hachazo Amish" para el del minuto 2'17'' del video!

    ResponderEliminar
  15. Hola, no entiendo al subrayador fosforito ese del primer mensaje. De mi blog lo he borrado.

    Será un/-a amish también?

    keniatas, japoneses y el resto de la élite se basan en tres pilares, dos de ellos son el esfuerzo y la humildad. El tercero, el que marca esa inmensa e irracional, por estratosférica, diferencia entre el nivel amateur (que no popular) y el profesional, puede ser cualquier cosa, incluso eso que estáis pensando vosotros en este momento.

    ResponderEliminar
  16. Desde luego, menos en la vestimenta, en todo lo de,as en lo que respecta a la carrera estan a la ultima, relojes marcando tiempos intermedios, avituallamientos con Gatorade, zapatillas.

    ResponderEliminar
  17. Esto de las carreras esta yendose de madre. Con esos precios y sus camisetas que guardamos a cientos dan ganas de mandar a los organizadores a la m.

    ResponderEliminar
  18. No sólo en running. Ojalá en la vida fuéramos un poco Amish. Buenas reflexiones, amigo.

    ResponderEliminar
  19. Por suerte,todavia hay carreras de esas con las que sueñas y los Amish mientras no corran con otra vestimenta,pocas opciones tendran de destacar.

    ResponderEliminar
  20. A mí la verdad es que me gustan todo tipo de carreras, las multitudinarias y las de 4 gatos. Supongo que esto no le sorprende a nadie.

    Con respecto a los Amish tengo una duda ¿se dejan poner el chip?

    ResponderEliminar
  21. A mi también me sorprende que no corran con alpargatillas... Bueno, el día que vea un amish estilo Harrison Ford me lo pensaré para participar en una de éstas...
    Muy interesante la entrada, Gonzalo.

    ResponderEliminar
  22. Como de costumbre y para no variar, aprendiendo un monton de nuevas cosas superinteresantes con el Tío Gonzalo.

    ResponderEliminar
  23. Totalmente de acuerdo, hay carreras que puede que no tenga mucha parafernalia ni regalos.. porque los recursos son limitados, pero por como te tratan son las mejores.

    ResponderEliminar
  24. Yo ya he expresado mil veces mi opinión sobre el negocio del running, simplemente apuntar que estoy planteandome seriamente volver a federarme el año que viene y correr solo las carreras de la RFEA (mal que me pese darle pasta a su "jefe"). En lo relativo al dato de los pasos del americano medio me recuerda a cierta conversación con Tommypeck en la que me quedo bien claro los extremos del americano que, o está en plena forma o es obeso mórbido...

    ResponderEliminar
  25. Estupenda reflexión,para estas cosas...son únicos lo americanos.

    ResponderEliminar
  26. Las camisas de los Amish son técnicas o de algodón? Debajo llevan mallas? Los calcetines son del Kalenji? Demasiadas dudas. Eso sí,... ¡Qué poco corrían en la peli esa de Ultimo Testigo!

    ResponderEliminar
  27. Pues a mi me parecen una secta donde no van acorde al mundo que le rodea , dejan mucho que desear.
    En cuanto a las carreras ,el precio debe de estar a la altura de la organizacion , o viceversa, pienso que eso de las carrera familiares se acabo hace un par de años.
    Animo

    ResponderEliminar