XII Media Maratón Fundación de Puertos de Las Palmas 2013, mi crónica

Bonita foto del equipo más disfuncional de la historia. Imposible no coincidir en el color de la camiseta con todos los que éramos, no hay dos colores iguales. Si llega a estar el Sargento de Hierro nos hace correr a todos a pecho descubierto.

Mi temporada de carreras de asfalto realmente terminó con la Maratón de Madrid. Pero justo en el período en que no sabes si ya has recuperado lo suficiente apareció esta carrera, un clásico de las carreras locales. A dos vueltas por zona portuaria, ni es bonita ni se te trata especialmente bien, pero ahí estoy año tras año. 

Esta edición lo tenía bastante claro, me iba a esforzar lo mínimo, necesitaba recuperar algo más desde la maratón, descansar ahora es asegurarte poder llegar mejor más adelante en la temporada. Mi objetivo era salir "a trotarla", a ritmos de rodaje dominical. La primera tirada larga después de la maratón no iba a hacerla a cuchillo, ahora tocaba pasarlo bien. Además de todo, el lunes anterior una gripe me había dado señales de que iba a morir joven, hasta el jueves no fuí persona.

Primera mitad: Let it go
Y así salí, desde atrás, taponado por decenas de corredores, tardando una eternidad en pasar por el arco que una vez más no sirve para nada porque no refleja tiempos netos. Para esto no necesito chip, me controlo los tiempos con un viejo casio vintage y tan feliz. Lejos de ponerme nervioso, casi me sentía feliz taponado por tanto corredor, aquello era vivir la carrera desde otro punto de vista, sin la ansiedad de la salida, sin zigzaguear hasta coger la posición. Aquello me gustaba.

Y así pasó la primera mitad de la carrera, a ritmos para hacer 1hora 40, respiración fenomenal y con la sensación de estar haciendo poco esfuerzo. Aquello era lo que quería, ¿no?

Segunda mitad:Hang Tough

El paso por mitad de carrera fue el punto de inflexión. 10,5 kilómetros de apacible rodaje parecía ya demasiado para una media, pero es lo que buscaba, es lo que dictaba mi cabeza para continuar el proceso de recuperación y minimizar riesgo de lesiones. Miro hacia adelante y veo al Tato, al otro y al de la moto, caras conocidas que siempre tengo por detrás en las carreras. Entonces una voz interior me dijo: "Ya está bien de hacer el gilipollas, o empiezas a correr o te vas al parque a hacer el numerito ese de recuperar en competición. Aquí se viene a correr.". Tuve que hacerle caso, a las voces interiores siempre hay que hacerles caso y más cuando se llaman doña Dignidad.

A partir de aquí me puse a ritmos de 4:20 min/km cuando había ido toda la carrera a 4:40. No iba a hacer ninguna marca decente, eso lo había perdido en los primeros 10K, pero al menos podía maquillar algo aquello. 

Sólo recuerdo ir adelantando a todo el mundo, incluidos el Tato, el otro y el de la moto. Sólo veía caras de gente que ya iba al límite y yo aún tenía gasolina de sobra. En uno de los tramos de ida y vuelta de la carrera me saluda desde el otro lado un banquero con el que tengo relación por el trabajo, va como unos 800 metros delante mía. Me sonríe y no sé si es una risa honesta o me está diciendo simplemente que va delante mía. No, eso sí que no, un banquero no va a quedar por delante. ¿Cómo voy a soportar que en la próxima reunión se pavonee como un pavo real mientras me cuenta su carrera con pelos y señales? De eso nada. Ese fue el último empujón de motivación que me faltaba. A falta de 4 kilómetros se me pone cara de enemigo público y me lanzo a por el banquero, pero voy justo de tiempo para alcanzarlo.

Esto ya era un tema casi personal, en carrera sólo éramos él y yo. Me siento fuerte, es lo que pasa por haber ido media carrera tocándome las pelotas, los ritmos de 4:20 se reducen y dentro de mi cabeza sólo escucho "Yijaaaaaaaa, banquero, banquero, banquero". Pero no es fácil, 800 metros para darle alcance son muchos cuando queda tan poco.

A falta de 2 kilómetros en un tramo de bajada puedo verlo a lo lejos. Va medio muerto, en mi favor supongo que no sabe que voy a por él, en mi contra tengo la capacidad de resurrección de los bancos para salir adelante en cualquier situación por complicada que sea.

Mis piernas continuaban a ritmo de locomotora, a falta de 800 metros le doy finalmente caza.. Paro por un momento a su lado y le digo "ya lo tenemos" aunque realmente quería decirle "ya te tengo", y meto un cambio de ritmo donde ya lo dejo atrás hasta la meta. Entré en 1:36 y poco (tiempo neto) cuando iba los primeros 10K a ritmo de acabar en 1:40.




Carrera absolutamente loca, disfuncional, sin cabeza. Hubiera estado para hacer al menos 1:32-1:33 pero me pudo la cordura que me decía que fuera tranquilo y que perdí en la segunda mitad persiguiendo a un banquero. Genial ver a muchos amigos y hablar con otros a los que sólo veo en las carreras. Ahora llega el verano y las escaramuzas montañeras.
 

Fin de carrera.
Fin de carrera 2.

Share this:

CONVERSATION

42 Comentarios:

  1. Está visto que necesitabas una motivación especial para que esta carrera no pasase sin pena ni gloria.El tato, el otro y el de la moto, te sobraban, el único válido fué "el banquero", te tocó la moral o los.....y te hizo ser tú en los momentos finales.Estupendo grupo,a descansar y a hasta la próxima cita,un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Disfrutaste más aún de la carrera, ya que la hiciste sin presión y con ese pique que siempre viene bien.

    ResponderEliminar
  3. A los banqueros ni agua. Gonzalo for President!

    ResponderEliminar
  4. ¿Pero qué te pasa con el dorsal 117?

    Por cierto... malditos los que pensáis que 1h36 en medio maratón no es una marca ni medio decente (te lo dice uno sigue sin ser capaz de bajar de 1h40)

    ResponderEliminar
  5. Muy bien, me estaba poniendo nervioso leyendo... como me ha gustado esos últimos km a cuchillo.... Genial!!!

    ResponderEliminar
  6. Venga Gonzalo un corredor con tu experiencia debería saber que no se puede salir en una carrera a "tocarse uno las pelotas". Al final sale un miniyo competitivo y pasa lo que pasa...

    ResponderEliminar
  7. Muy buena foto de grupo jaja, sin leer el pie de foto ya habia notado algo especial.
    Genial carrera y el desenlace tremendo. Ya nos gustaria pasar por encima a mas de un banquero.
    Grande.

    ResponderEliminar
  8. Ahí, mirando bien la instantánea, faltan más manos que las del señor que luce el número 117. No desviemos la atención para otro lado.

    ResponderEliminar
  9. Estoy pensando que al final si que tuve liebre en la carrera. Fuiste tu!! Aunque no hasta el final de la carrera. Y todo por culpa del banquero!
    P.d. Te imaginas que el banquero lea tu cronica??! :)

    ResponderEliminar
  10. Claro que sí, a las carreras se va a correr, no a pasearse.
    Así me gusta que no no te gane ni el tato.. y mucho menos el banquero,ja,ja
    No veas lo identificado que me he sentido leyéndote y las risas que me he echado XD
    Ahmm y enhorabuena por la carrera, por supuesto

    ResponderEliminar
  11. Que bueno lo del banquero, ya nos contarás cómo te trata en vuestra próxima reunión, yo creo que te va a querer colar la famosa "comisión por respirar", vigila con cuidado el siguiente extracto bancario.

    ResponderEliminar
  12. La esencia de las carreras es lograr que no te adelante el que va detrás e intentar adelantar al que va delante, ya una vez en carrera hacerlo lo mejor que se pueda, felicidades por esa actitud y por la carrera.

    ResponderEliminar
  13. Pues no sé si sabes que Eoin Flynn (ganador de la media) era banquero antes de trasladarse a Las Palmas...ahí tienes un nuevo objetivo para la próxima carrera.... Enhorabuena...prometo entrenar y acercarme al indecente 1:36:00 alguna vez en mi vida...un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A por Flyyyyynn!! ( la próxima vez seguro ;-) )

    ResponderEliminar
  15. A por Flyyyyynn!! ( la próxima vez seguro ;-) )

    ResponderEliminar
  16. Creo que te voy a copiar la estrategia para el domingo, primera vuelta de paseo y segunda a pasar gente, aunque no creo que me dé a mí para 1h36'.

    ResponderEliminar
  17. Enhorabuena Gonzalo... muy bueno lo del banquero aunque a mi la distracción de esta carrera, a las pruebas gráficas me remito... son las pedazo de hembras runners que no nos dices nada si corrieron o qué.

    Tú ya sabes que la banca siempre gana ;-)

    Saludos y fuerza!

    ResponderEliminar
  18. ¿Iba el banquero de frac, chistera y maletín en la mano del que sobresalen dólares?.. yo es que lo he visualizado así :)

    Es lo que tiene ir la primera parte tocándote aquello, que al final por C o por B (de banquero) te arrepientes y te acabas pegando un calentón bien tonto jajaja

    Buena carrera disfuncional.

    ResponderEliminar
  19. De menos a más, como los grandes y encima al principio sin presión, así d agusto.

    Un abrazazo crack

    ResponderEliminar
  20. Eso es un "Rocky", primero pierdes pero al final ganas. Vi tu entrada ayer pero no quise comentar nada hasta la de Manuel y como ya es costumbre ha hecho mejor tiempo qe tu. En estos tiempos el banquero ya no es banquero, es oficinista de banca acojonado por su curro y según están las cosas en su sector el que no corre vuela.
    Con respecto a la carrera te puedo decir dos cosas:
    1. Si ves a Manuel con las zapas amarillas no te creas que sale a trotar, porque va a cuchillo.
    2. Se te dan bien las carreras de menos a más.
    3. Tienes que lanzarte quizá algo antes y más controlado, ya no tenemos edad de picarnos con un desconocido, eso lo reservamos a los amigos.

    ResponderEliminar
  21. Ya se quien va a ser el pavo Real en la próxima reunión con el banquero. Y le dirás que habías salido a trotar, claro que sí.

    ResponderEliminar
  22. Ainss esos piques :-) normal! jeje enhorabuena por la carrera!!! por cierto, espero que el banquero no lea esta entrada porque sino ya sabes para la próxima carrera!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  23. Di que sí derrote a un banquero siempre que pueda.

    En la próxima reunión le dices aquello de "te vi bien, yo la verdad es que iba de disfrute porque venía de la Maratón".

    Por cierto en las fotos me he tenido que fijar para ver que había un grupo ;-)

    ResponderEliminar
  24. Muy buena entrada. Me he partido, jajaja. Siempre te quedará la duda de que hubieras hecho si la hubieras hecho a tope.

    ResponderEliminar
  25. Si aprietas antes entras delante del cartero...

    ResponderEliminar
  26. jajaja, menudo ataque de risa Gonzalo! me ha encantado el momento "a por el banquero" aunque me temo que despúés de esta crónica has perdido a un amigo, el dorsal 117. Un besazo y felicidades, a seguir así de bien, bestia!

    ResponderEliminar
  27. Vaya lo que me encuentro por aquí. Quien mejor que el dorsal 117 para aclararle sus preguntas.

    Con todo el respeto me gustaría decirle lo siguiente:

    Me ha parecido un poco provocativo sus interrogantes de las fotos, además en las 2 por si quedaba alguna duda.

    Seguro que no estaba mirando o fijándome en lo que usted ha querido pensar.
    Curiosamente, es muy probable que lo estuviera mirando a usted, después de llamar mi atención tras hacer unos movimientos `raros` y repetitivos de un lado hacia otro varias veces seguidas tras la petición de la fotógrafa, al decir `muévanse, hagan algo`. Desde luego que lo hizo muy bien.

    Lo que sí me ha quedado claro es en lo que usted se ha fijado en la foto, y no ha sido precisamente en el dorsal 117. También me ha quedado claro lo -bien- pensado que ha sido en esta ocasión.
    Es evidente que no me ha hecho demasiada gracia aunque entiendo que a muchos sí, seguro que tenía esa intención. Tampoco creo que a las dorsales en las que ha pensado le hiciera gracia, no las fotos sino sus buenos pensamientos y comentarios de las mismas. Igual me equivoco y se han reido más que yo, que poco pero algo me he reido.

    Dicho esto, y como estoy seguro que la intención ha sido darle un toque de humor a su crónica, también me voy a tomar con humor el tema de las fotos. Y aprovechando este humor, quiero decir que han salido todos muy guapas y guapos, incluido usted.

    Y lo más importante, felicidades por la gran carrera que ha hecho y esa persecución intensa, a mi me pasaron unos cuantos en el último km, pero hay uno que me pasó muy fácil y a pocos metros de la meta. Ha resultado estar también en la foto, Aaron dorsal 347, y alguno más apretando por atrás. Cómo se las gastan, ya los tengo `fichaos`.

    Nos vemos en la próxima carrera y si quiere puedo hacerle de fotógrafo, seguro que saldrán mejores fotos para comentar en su crónica. :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Abel, gracias por tomarte la foto con buen humor. Disculpas por la referencia al dorsal. Simplemente fue un momento que captó el fotógrafo y que me hizo gracia. En la próxima nos tomamos un aquarius y nos conocemos.

    ResponderEliminar
  30. Llevo 10 minutos descojonado con el "yiiiija banquero". Por si acaso estos días revisa bien los estractos bancarios, no vaya a ser que...
    En el plano deportivo, que te voy a decir, con la paliza que llevas, meter una marcha mas en la segunda vuelta y adelantar por la izquierda a media lista tiene mucho merito. Crack!

    ResponderEliminar
  31. Gonzalo te paso como un amigo mio... que siempre va a ritmo, y el los ultimos 5km hace el efecto "BORRICO".. cuando esta cerca de la cuadra no ahi que lo pare ji ji.
    Un abrazo y ojo con el banquero que no te enrede en las preferentes :-).

    ResponderEliminar
  32. Que decirte, igual no deberias ir a pedirle ningún credito en los próximos dias. Otra cosa, o habra tiempo neto, pero la llegada es chula, como la de los Ironmanes.

    ResponderEliminar
  33. Pues yo quiero que acudas a carreras cada poco tiempo y de forma competitiva porqué es que lo cuentas con tanta gracia, que echo el rato bueno del dia leyéndote. Tus crónicas de carreras son geniales.

    Cuidado ese banquero resentido no te cruja a comisiones sacadas de birlibirloque!

    ResponderEliminar
  34. Gonzalo, tienes razón, tampoco era para tanto. Perdón si le ha molestado algo de lo dicho pero ya creo que ha quedado claro todo, y no voy a hacer más comentarios sobre esto, que no quería estropear esa gran carrera.

    Nos echamos un aquarius y lo que quiera, que está invitado, pero tendrá que darme algunos consejos para correr una maratón de asfalto que de eso sabe mucho. ;)

    Hasta la próxima, un saludo!

    ResponderEliminar
  35. Lo de la foto con ese colorido es cuanto menos curioso, pues me ha pasado ya varias veces lo que a ti en esta carrera, de comenzar tranquilo y de por cualquier motivo cambiar todo e ir a muerte, si es que el gen competitivo lo llevamos de serie Gonzalo, buena carrera, y mejor cronica, me he echado unas risas que a estas horas vienen de lujo.

    p.d. Ponga un banquero en su vida o en su maraton....

    ResponderEliminar


  36. Estoy con Trotón ¿tu sabes lo que me ha costado bajar de 1.40? Échale un poco de épica que sino parece muy fácil ¿era banquero o bancario?




    ResponderEliminar
  37. Esas son las carreras que se disfrutan Gonzalo, ir de mucho menos a mas, y luego, después de venir de una maratón, vas y te marcas un carreron de lujo, felicidades crack!!!
    Un abrazo-

    ResponderEliminar
  38. Que buena pandilla tienes alli eh Gonzalo???,me alegro que no sea todo perseguir a un banquero,jajaja.Ahora el banquero te tiene fichado, te la tiene guardada y te odia,lo sabes,no???,estate atento pa la siguiente, fichalo bien,ya tienes motivacion extra para futuras carreras por alli,el banquero y tu.Me has recordado a cuando yo tenia entre ceja y ceja a un hombre de 80 años,jajaja.Que abuson soy, pero como corre tambien la gente mayor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Menos mal que te tenemos a ti luchando contra la banca. Me encantan las carreras donde se pierde la cabeza. Bueno, aquellas que acaban bien. Felicidades!

    ResponderEliminar
  40. Siii, siii, "escaramuzas montañeras" ha escrito. Muerte al asfalto (kk), larga vida a la montaña.
    ¿Cuál es la próxima?, by the way. Un besote,

    ResponderEliminar
  41. Jajajaja, qué cachondeíto con el banquero... :) Y qué alegría saber que a todos nos pasa igual, a mí con los de la Funeraria... :)

    ResponderEliminar
  42. Gonzalo me has hecho disfrutar de 10 minutos mientras leía tu magnífica crónica. Como liebre aludida la sonrisa que creíste ver realmente era mi cara descompuesta a falta de 4 km pensando: ¿Qué necesidad tengo yo de esto a mi edad?

    Un abrazo

    Gustavo Nuez

    ResponderEliminar