Momento Suntory

- Para un momento relajado tenga un momento Suntory.
- ¡Corte! ¡Corte! ¡Corte! ¡Corte! ¿Podría hacerlo más lento y con más... intensidad?
- Un momento Suntory. Para un momento relajado tenga un momento Suntory.
- ¡Corte! ¡Corte! ¡Corte! ¡Corte!
(Lost in Translation - Sofia Coppola, 2003)
  

Ayer domingo pasé la mañana en un spa en vez de cumplir con la tirada larga semanal. Sin remordimientos. Como lo sabía con antelación pasé la tirada larga a las 9 de la noche del sábado, lo cual es ya un clásico cuando como yo no tienes el control de tu vida. Es un auténtico placer rodar a esa hora por las calles desiertas de la ciudad, escuchando música relajante, tropezándote únicamente con gente que pasea al perro o parejas de adolescentes que a tu paso hacen como si no estuvieran haciendo nada.

A pesar de estar en época de entreguerras, hay que cumplir con el entrenamiento y tuve que encadenar tres días seguidos, pero se cumplió, aunque llegara a casa a las 10:30 de la noche después de subir a 7 Palmas con nocturnidad. Recomiendo estas tiradas nocturnas, te sientes el dueño de todo lo que pisas, la ciudad es tuya.

Cargado como estaba de los tres días de entrenamiento seguido, se suponía que debía relajarme en el Spa. Este en particular era uno de esos donde vas pasando por salas diferentes de frío, calor o relajación. Según iba cambiando de sala  cada vez me iba agobiando más, aquello no me relajaba en absoluto, me ponía frenético, me daba sensación de estar atrapado. Las salas de relajación eran una auténtica estupidez, una sala llena de divanes con música de pajaritos donde se suponía que debías estar tumbado al menos quince minutos. Cuando llevaba tres minutos mirando hacia el techo y escuchando a los putos pajaritos ya no sabía que hacer, me iba poniendo más y más nervioso por momentos. Y así sala tras sala. Las de calor tenían cierto sentido, pero en líneas generales lejos de relajarme salí de allí más nervioso de lo que entré.

Quizás sea un bicho raro, demasiado curtido en el combate, pero he de admitir que me relaja más una sesión de fartlek que una hora en salas con música de pajaritos. Yo quiero a Van Halen en mi mp3 y que me dejen correr en libertad por caminos desconocidos, no quiero que me encierren y me digan ¡relájate!.

Por curiosidad he estado buscando en internet algo sobre "imposibilidad para relajarse" y he llegado a esta página de Illes Centros de Wellness. Curiosamente habla de nuestro querido amigo "sobreentrenamiento" al que sufrí duramente durante 40 días hace un par de años. Entre un montón de síntomas, dice esta página que si notamos "estado quejoso y fácilmente irritable, ansioso, depresivo, imposibilidad para relajarse, aburrido" que se lo digamos a nuestro entrenador. Tendré que buscarme a un entrenador para comentárselo.

Share this:

CONVERSATION

22 Comentarios:

  1. "Quizás sea un bicho raro, demasiado curtido en el combate, pero he de admitir que me relaja más una sesión de fartlek que una hora en salas con música de pajaritos. Yo quiero a Van Halen en mi mp3 y que me dejen correr en libertad por caminos desconocidos, no quiero que me encierren y me digan ¡relájate!."

    Me siento reflejado con lo que has escrito Gonzalo.

    ResponderEliminar
  2. jeje yo tampoco me relajo en los spas, ni en los jacuzzis. Hace un mes mi novio me regaló un fin de semana en andorra en una habitación con jacuzzi y dos veces que lo probamos, dos veces que me maree y salí más agobiada de lo que entré :) Ya me han dicho que no sirvo para ser pija
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Me ha pasado también pero preparando maratón, el tema de salir a deshora con nocturnidad y a bloque 3 y 4 días... por lo de cerrar semana.

    Saludos y fuerza!

    ResponderEliminar
  4. "me relaja más una sesión de fartlek que una hora en salas con música de pajaritos"
    con lo cual se confirma que hay gente pá tó jajajaj

    ResponderEliminar
  5. Nada comparable a correr por los montes de El Pardo en prmavera, con otra música pero en el fondo muy parecido.

    ResponderEliminar
  6. Los pajaritos en una buena sesión por el campo según va amaneciendo!!!. Lo otro será para otro tipo de personas.

    ResponderEliminar
  7. Me has hecho reir con lo de los pajaritos y con las parejas que disimulan no estar haciendo nada cuando pasas a su lado...real como la vida misma...jajajaj....

    ResponderEliminar
  8. jajaja, es que como si te viera, allí tumbado mirando el cielo y el reloj, y lejos de relajarte tu cabeza pensando mil y una carrera, ruta o entreno.

    " Siegque no pue sé "

    Hombre relajar relaja, pero desde luego unos miles a tope una ducha una cervecita y al sofá también relaja

    ResponderEliminar
  9. ¿Y si cambias los pajaritos relajantes por los de Mª Jesús y su acordeón?
    Fijo que arrancas a correr y ya no paras... jaja

    ResponderEliminar
  10. TU YA SABES DE QUE VA ESTO... OTRA COSA ES QUE TE PONGAS EN MANOS DE UN ENTRENADOR, PARA DECIRLE... COMO SE HACEN LAS COSAS EN CASA DE SOSAKU RUNNER.

    ResponderEliminar
  11. Los spas son básicamente aburridos y para mentes inquietas el aburrimiento provoca el efecto contrario a la relajación... La única opción es pasarse de rosca con el agua caliente o quedarse encerrado mas de la cuenta en la sauna.

    Aunque pensándolo bien...unas horas en un spa pueden resultar divertidas comparadas con una semana en un balneario.

    ResponderEliminar

  12. Jajaja, los putos pajaritos, un spa? los pajaritos los que se ven después de unas series de mil a 3.40 jajaja...que llego a casa y me tengo que poner un taburete en la ducha porque me duermo, eso sí que relaja.

    ResponderEliminar
  13. Jajaj eres el SArgento Highway del Running, si es que no cambias ni en epoca de entre guerras.Saludos.

    ResponderEliminar
  14. jaja me he reído con tu entrada, Gonzalo y pesar que un Spa, teóricamente "relaja" al común de las personas o a "todo el mundo" por eso existen y para eso van las personas allí; pero un runner (parece) que es un "bicho" distinto, jaja y creo encuentra la "relajación" en un buen rato de correr y en la "Actividad misma" NO en la "inactividad" por eso es (eres) distinto a todo el resto del mundo, jeje
    PD. Los putos pajaritos", jajaja ahí ya se ve que estabas bastante histérico

    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  15. jajaja.... nada como una buena siesta, la nuestra de después del entreno.

    ResponderEliminar
  16. Me alegra comprobar que no soy el único bicho raro.
    Prefiero oír a los pajaritos mientras corro por el monte.

    ResponderEliminar
  17. A mí lo de los pajaritos también mientras corro, jajaja. Correr por la noche y correr con lluvia, un auténtico placer, eso no hay spa que lo iguale

    ResponderEliminar
  18. No he ido nunca a un Spa, pero debe ser estresante ir de un lado para otro.Mejor me sentarian unos kilómetros cochineros.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. A mi me gustan pero para un ratito...a los 20 minutos tengo la tensión por los suelos...

    ResponderEliminar
  20. Desde que corro no he ido a un spa ....... tendré que volver, pero me acuerdo de la primera vez que fui a uno ...... había que andar por una piscina con guijarros (más bien eran piedras afiladas) ...... vamos, un "placer" para los pies.

    Lo de la música no nos une precisamente :)

    PD: Lo del entrenador ...... no creo que ninguno se atreva contigo ;)

    ResponderEliminar
  21. Me he reído un rato con tu entrada Gonzalo y me he acordado de mi mujer por lo de la imposibilidad de relajarse, a ella también los spa la ponen nerviosa :) Salir de noche tiene sus ventajas, como salir "al alba" (léase sobre las 5 de la mañana), sobre todo cuando corres en ciudad; la desventaja que tiene es que a esas horas uno normalmente ya llega con las "pilas" bajo mínimos :) con lo que lo subir (y bajar) a 7 Palmas un sábado a las 9 de la noche adquiere tintes épicos (propios del Sosaku!). Tú como no pilles al sargento de hierro me da que llevas complicado lo de tener entrenador :)

    ResponderEliminar
  22. Si es que donde esté un buen Suntory, que se quite el DYC X-DD

    ResponderEliminar