BIX-7, cuando correr es cultura


Dentro de 15 días se celebrará una nueva edición de la BIX-7 en la pequeña ciudad de Davenport en Iowa. Es una carrera de 7 millas (11 kilómetros) poco conocida en España pero muy popular en Estados Unidos. Su primera edición fue en 1975 con 84 participantes y hoy la corren 15.000 corredores. Para una población de 100.000 personas en Davenport, el hecho de que la corran 15.000 corredores es una barbaridad.

En 1974 un corredor local corrió la maratón de Boston y al año siguiente tuvo la idea de organizar una carrera en su zona. La carrera comenzó a hacerse verdaderamente famosa cuando el gran Bill Rodgers se tuvo que quedar en casa por el boicot de Estados Unidos a los juegos olímpicos de Moscú en 1980. En vez de correr en Moscú, Bill Rodgers decidió darse una vuelta por Davenport y participó en esta carrera. Hasta el año 2006, Bill Rodgers había corrido cada edición de la Bix-7.


  
Es este un ejemplo de carrera que comienza siendo pequeña y acaba haciendose famosa con un poco de suerte y por hacer las cosas bien. Mucho más que la carrera en sí, me llama la atención la conexión cultural. La carrera se llama Bix por el gran trompetista de Jazz de los años 20 y 30, "Bix" Beiderbecke. Este genio de la trompeta que murió a los 28 años había nacido en la ciudad de Davenport. En 1971, cuarenta años después de su muerte, se organizó el primer festival de Jazz en su memoria. Una carrera que empezaba en 1975 en una pequeña ciudad era lógico que uniera fuerzas con el festival de Jazz local. Carrera y festival se necesitaban para hacerse más grandes. El Festival y la carrera se organizan en la misma semana y son parte de la misma celebración.


Hoy casi cualquier pueblo organiza una carrera de asfalto o trail para celebrar sus fiestas. Han comprendido que una carrera es una celebración en sí misma y que tiene mucho sentido organizar una como parte de los festejos. Pero son pocos los eventos culturales que tienen una carrera. ¿Por qué no una carrera ARCO? o ¿carrera Alfredo Kraus?, ¿Por qué no una carrera Glastombury o Reading? ¿Y una carrera en el festival Wagneriano de Bayreuth? Eso sería la bomba. Se me ocurren muchísmos eventos culturales que podrían incluir una carrera para crecer. Cultura y Running se necesitan.

Share this:

CONVERSATION

15 Comentarios:

  1. Para mi cultura es leer tu blog, que no dejas de sorprenderme... mi hijo (abogado) se parece mas a ti que a mi, por tu forma de ver las cosas... el abogado es un genio como tu, le gusta la musica, la pintura, correr y todo lo que genere cultura a todos los niveles.

    ResponderEliminar
  2. Te respondo rápido: porque por aquí aún estamos en la adolescencia del running y todavía tiene que llegar ese momento de madurez en el que una carrera se tome a si misma como un evento de calado social y cultural más que una competición deportivo comercial... Otra gran entrada (again).

    ResponderEliminar
  3. El concepto cultura y deporte en este país aún andan muy reñidos.....

    ResponderEliminar
  4. Si un día sales a cenar con Hale Berry lo importante no es el restaurante. Digo cenar por no ser grosero, pero la idea en esencia es esa. La carrera no necesita aditivos. Mi club organiza-ba una carrera en mitad de un parque. Aparecíamos una mañana a las 6 y plantábamos los carteles de meta y llegada y delimitábamos el recorrido con cinta del ayuntamiento. Unas cajas de bebidas al final y poco más. Lo importante es correr, lo demás es lujo occidental y abuso de las cosas. Si este tipo de cosas nos interesa es que estamos saturados y buscamos la novedad más que la esencia.
    Aunque deje de correr seguiré leyéndote.

    ResponderEliminar
  5. Como se suele decir, nos sacan años de ventaja.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la carrera y su historia! la verdad es que es una gran idea, pero aquí la cultura es sinónimo de aburrimiento para muchos...

    ResponderEliminar
  7. ¿Te imaginas una carrera enmarcada en conciertos tipo SONAR o Primavera Sound? No quiero ni pensar en qué estado saldría la gente a correr... ;-)

    Un ejemplo similar a esa carrera lo tenemos aquí con la media maratón de Granollers (población aprox de 60.000 habitantes) en la que participaron 12.000 corredores en 2013. Eso sí, quizás le falte el toque cultural de la de Davenport.

    ResponderEliminar
  8. Gemma, si hay una Maratón en Disney World Orlando que se ha convertido en una de las primeras de Estados Unidos, cualquier cosa es posible. Hasta que un tuburio de indie-poperos sin sangre en las venas como el Primavera Sound tenga una carrera dentro de sus jornadas de conciertos.

    ¿Qué mejor plan que ir, correr por la mañana, ducharte y disfrutar de los conciertos y la cerveza el resto del día?

    No hay celebración multitudinaria que más se parezca a una carrera que un concierto de música.

    ResponderEliminar
  9. Cultura y deporte dos grandes pilares de la sociedad que en nuestro país son mimados.

    (modo irónico off)

    ResponderEliminar
  10. De acuerdo contigo Gonzalo, en que cultura y Running se necesitan , pero que en la carrera hayan participado o participen Joseph Nzau,German Silva, Grete Waitz, Uta Pipping, Joan Benoit Samuelson ( que junto a Bill Rodgers ha corrido todas las ediciones en los últimos 15 años) , Ryan Hall, solo por mencionar unos cuantos también ayuda.

    ResponderEliminar
  11. Como si lo viera, me imagino el precio de la inscripción de una carrera ligada a algún evento cultural, demasiados intereses económicos en juego.

    Otra cosa son las carreras populares en los pueblos aprovechando las fiestas o festejos, cosa que aquí se hace mucho, pero "ese" es "otro" tipo de cultura.

    ResponderEliminar
  12. Yo estoy intentando conseguir que entre los múltiples eventos que organiza Social Point también haya una carrera... :)

    ResponderEliminar
  13. Para mi, ambas cosas van unidas, cultura y running. Desconocía la carrera y su historia, siempre se aprende leyendo de tu blog

    ResponderEliminar