El bueno, el feo y el malo de las carreras populares



Seas más nuevo o más veterano, sabrás que dentro de una carrera popular hay diferentes roles según estés en la parte organizativa o en la corredora. Cada uno de estos roles tiene distinta importancia y aprecio por parte de los runners. Sin ellos, las carreras no serían lo mismo. Y también hay que decirlo, este mundo no sería tan divertido. No siempre encontrarás todos los perfiles en cada carrera a la que vayas, pero aquí tienes algunos de los más importantes que encontrarás. Los he puesto de mayor a menor en relación al grado de aprecio por parte de la comunidad runner.


El voluntario: Es el perfil más simpático de todos los que conforman una carrera popular. Normalmente reclutados en institutos y organizaciones vecinales. Aguantan horas de trabajo sin apenas recibir nada a cambio. Haga sol o frío y lluvia ellos siempre están ahí para impedir que te equivoques de camino, para entregarte tu medalla o para darte tu merecido avituallamiento. También se equivocan, pero su voluntariedad hace que sean apreciados por todos. Totalmente recomendables.

El público: Salvo contadas excepciones, el público que encontrarás en una carrera popular tiene siempre relación con alguno de los corredores. Por eso a mayor número de corredores mayor número de público. Normalmente a nadie le interesa un carajo ir a ver una carrera popular, aunque sea importante para tí, no esperes que la gente se manifieste de forma espontánea para animarte. Por eso la mayoría del público está formada por esposas, maridos, hijos, amigos, vecinos y cualquier otra relación que se te ocurra. Nadie más se levanta una mañana de invierno y dice "vamos a la calle a ver pasar la carrera". Pero hay que reconocerles que sin ellos no sería lo mismo, son capaces de aumentar tu ritmo de carrera cuando creías que ya era imposible. No incluyo dentro de la categoría público al que se despierta para pasear al perro y se tropieza con la carrera o al que sale a comprar el periódico. Tampoco incluyo en esta categoría al que mira cabreado desde el coche a que pase el último para que la policía le deje pasar. Un diez siempre para el público.

El corredor: Este es el único perfil que no puede faltar en una carrera. Es el papel principal en esta obra, el que le da sentido a todo. Lo ves entrenando todo el año, aunque él te dice que no entrena. Lo ves a tope de enrgía cuando te dice que ha dormido mal. Te dirá una marca objetivo un 20% menor que lo que él sabe que es capaz de dar. Es él, el corredor popular. Lo podemos dividir en multitud de categorías según velocidad, artimañas utilizadas para recortar tiempo, años de experiencia, ropa que utiliza, etc., pero nunca te falla en una carrera.

Las liebres: Tienen un papel secundario. Son los encargados de marcar el ritmo al amigo o al atleta de élite. Si marcan el ritmo al atleta de élite suelen ser mejor que ellos y desaparecen cuando han hecho su trabajo. En cambio, si son liebres amigas que marcan el ritmo a su hermano, vecino, novia o amigo, entonces suelen ser mejor que el corredor al que ayudan y completan toda la carrera. Son pocas las liebres que te marquen el ritmo que deseas, como van sobrados normalmente te llevan con la lengua fuera y te dicen cosas como "vamos que no queda nada" cuando sabes que queda media carrera. Despiertan sensaciones de amor y odio, por eso están en la mitad de esta clasificación.

El pacemaker: Son los encargados de marcar el tiempo objetivo de llegada a las hordas de corredores que quieren conseguir una marca. Los distingues porque suelen ir con un globo en la espalda que es visible desde lejos. Normalmente son corredores de los buenos que no cobran, y como no cobran y van sobrados les suele importar un carajo llevar el ritmo adecuado. Hay pocos que te claven el ritmo, normalmente van más fuerte de lo que deberían y reducen al ritmo al final, justo lo contrario de lo que vas buscando. Alrededor de ellos generan atascos en los avituallamientos. Los que van pegando tirones son los peores. Tienen pesadillas que siempre giran sobre la idea de que nadie los siga en una carrera.







El Juez de carrera: Estómago agradecido de la federación de turno, encantado de pasar un fin de semana de turismo en cualquier ciudad con gastos pagados. Como saben que pasan desapercibidos se dedican a llamar la atención con acciones infantiles como descalificar a corredores de élite por beber medio metro fuera de la zona permitida o por no llevar la camiseta de su club. Los hay hasta que se atreven a descalificar a populares por escuchar música en el mp3. Normalmente sobran en cualquier carrera.









El organizador: Aunque hay excepciones en carreras humildes y de buen trato al corredor, normalmente el organizador está en la parte más baja del escalafón runner. Aborrecidos por la masa de corredores, ven la carrera como un negocio y negocian duro con proveedores para buscar la forma de hacer la mayor caja posible. Tienen tendencia a subir las inscripciones año tras año. Los organizadores sin escrúpulos recortan gastos destinados a la seguridad de los corredores. Especialistas en vender motos a los políticos, a los que sacan subvenciones con falsos mensajes de repercución turística para la ciudad. Dentro del espectro runner, son lo peor.







Share this:

CONVERSATION

29 Comentarios:

  1. Buen análisis de la fauna que comprende este mundillo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada Gonzalo!!!... Muy acorde con las tertulias de actualidad del twitter

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas campeón , como siempre clavándolo jjjjjj muy buena la entrada.

    Los voluntarios son aquellas personas a los que deberemos estar eternamente agradecidos.SI ellos, nunca habría carreras.

    La trail que organizo junto a mis compis Piratas vale este año 14 euros. Algunos nos preguntan que como se llama pirata. Porque mantendremos el mismo espíritu del año pasado, pero con seguros una buena bolsa (camiseta, buff, agua, fruta, bebida energética, barrita multipower, barrita de chocolate, aquarius + fruta + agua en avituallamiento, bebidas recuperadoras y al terminar arroz + cerveza. Se me olvidaba y con chip).Y lo mejor de todo, con muchas ganas de hacer pasar una jornada inigualable a los que se acerquen.

    Una pena que no estés por la península, si vienes te regalo dorsal más hospedaje......que te parece?

    salu2

    ResponderEliminar
  4. Decir que las fotos son tan grandes como el texto, no es menospreciar tu redacción sino volver a insistir en lo grande que es este blog. Enorme entrada.

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. ¡WOW!!!
    Qué aguda visión. Brillantísima entrada, como para brincar de la carcajada al llanto mientras se lee.
    ¡Sobresaliente!
    Saludos desde México

    http://www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  6. Ingeniosa y divertida entrada, como siempre. Pero esta vez no puedo estar de acuerdo con tu clasificación. Soy más optimista (o ingenua) y creo que todos esos personajes de baja estofa que describes son la excepción y no la regla ;-)

    ResponderEliminar
  7. Bueno... Tengo que defender un poco a los organizadores... No tengo nada que ver con ninguno de ellos ni es algo que me apetezca, creo que hago mejor otras cosas, pero creo que todos somos un poco duros con ellos. Ganar dinero no es un delito ni es algo malo, y hacerlo además colaborando en que otros podamos practicar el deporte que más nos gusta es incluso merecedor de agradecimiento. Los precios suben, como todo, en parte por la demanda, y la demanda somos todos... :)

    ResponderEliminar
  8. Muy buena entrada,hay de todo,gente que lo curra bien preparando sus carreritas para disfrute de los corredores y otros enfrascados de que manera pueden sacar más rendimiento(caja)al evento sin importarles mucho el corredor.Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Buen análisis del mundillo runner.
    También pienso que entre organizadores habrá de todo y siempre son el foco de todas las quejas. Cuando organizas algo, aunque salga perfecto, nunca es del agrado de todos, hablo por experiencia.

    ResponderEliminar
  10. Brillante. Me encantan las entradas tipo listado... Cualquier día me estiro y hago una de estas by Novatillo

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno Gonzalo... detallado y con imágenes excelentes... sigo pensando que deberías estar en nómina del RunnerWorld.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Me sorprende no ver ningún Elvis en las imágenes. De resto, excelente entrada. Creo que has retratado perfectamente a todos los actores de la película.

    ResponderEliminar
  13. Del publico accidental , esta también el que quiere cruzar la acera a toda costa cuando mas corredores están pasando. Y dentro de los organizadores salvaría a los corredores que se meten a organizar los eventos, frecuentemente de pocos dorsales, y trato personalizado.
    Pregunta de Trivial : alguien sabe que a que marca corresponde el símbolo que hay en el edificio donde están todas esas señoritas quasi uniformadas en el apartado de publico ?
    Pista : La marca de ropa deportiva mas "pija" de todos los States.

    ResponderEliminar
  14. Otro gran post! Me he reído un rato :)

    ResponderEliminar
  15. Gran entrada con una clasificación que podría dar lugar a muchas subclasificaciones, desde luego este mundillo da para mucho, bueno, malo y feo.

    ResponderEliminar
  16. Gran entrada!
    Yo incluiría también a los de la Cruz roja o los servicios médicos que haya en cada carrera. Imprescindibles.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por la entrada Gonzalo, me has hecho reír un rato, genial como siempre!

    ResponderEliminar
  18. Muy buena entrada.

    Yo casi siempre soy el bueno e intento no ser el feo, pero lo que de verdad quiero es ser como tú de mayor... malo, malo ;)

    PD: ¿Dónde queda el blogger?

    ResponderEliminar
  19. Muy buena descripción de la fauna que se junta en una carrera popular ;-)
    Me partí la caja con la foto del organizador... Un puntazo!
    Irene

    ResponderEliminar
  20. Nunca he conseguido enganchar a un pacemaker...para mi próxima maratón espero encontrarlo y no soltarlo hasta el final...

    ResponderEliminar
  21. Umhhh, coincido en tu opinión casi casi al 100 %, pero los organizadores de mi tierra se merecen un premio!!
    Te sigo y cada vez más!!

    ResponderEliminar
  22. Falta el Patrocinado, el que asiste a una carrera gracias a una marca deportiva que paga su dorsal y le da algún producto para que lo exhiba, recogiendo en su blog sus impresiones del producto, buenas siempre claro.

    Se le distingue porque siempre está feliz, motivos no le faltan.

    ResponderEliminar
  23. "El Juez de carrera: Estómago agradecido de la federación de turno, encantado de pasar un fin de semana de turismo en cualquier ciudad con gastos pagados"

    De lo mejor que he leido en mucho tiempo. No sabes la razón que llevas Gonzalo...

    ResponderEliminar
  24. Buen resumen del mundo runneril plasmado en un post, con tu permiso me lo llevo a Twitter.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. En pago a tu estimable blog, te paso el enlace a un vídeo cojonudo: "el día después del maratón".

    http://running.es/el-dia-despues-de-una-maraton

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Buenísimo, Gonzalo...sobre todo el Organizador repleto de billetes.
    Por esta zona de Murcia, han subido los precios de las inscripciones y muchos están haciendo el agosto.

    ResponderEliminar
  27. Jajaja! Genial como siempre. Me encanta el rol de público y de liebre de algún amigo, es como más disfruto. A la vista de lo que dices, mejor no me engancho a ningún globo en Berlín que si no acabo mal. MMMMMUA

    ResponderEliminar
  28. Gran post y completamente de acuerdo con el ultimo punto de los organizadores, son unos saca pasta y mas en los tiempos de crisis en los que estamos. La maraton de Sevilla el año pasado costaba 20 euros y este año de golpe 30 euros, como si nada...y es de las mas baratas de España porque la de Madrid ademas de ser un caos con 3 carreras en una es totalmente sangrante para los bolsillos como la de Barcelona, o la Behobia...en fin, supongo que la culpa es nuestra por pagar, oferta y demanda.
    Un abrazo¡¡¡.

    ResponderEliminar