Mi lado femenino



Si es cierto que todos tenemos un lado femenino, creo que he descubierto el mío. Mi forma de correr maratones es claramente femenina, al menos así lo dice el Wall Street Journal. Acabo de leer un interesante artículo sobre distribuciones estadísticas de los finishers de la maratón de Chicago en los últimos años. Dos profesores analizaron las carreras de los finishers de la Maratón de Chicago entre 2003 y 2011 y llegaron a la conclusión de que el sexo del corredor es una variable fundamental en su forma de afrontar la carrera.   

El estudio al que se refiere el articulista llega a la conclusión que en términos generales hombres y mujeres corren maratones de forma diferente. Mientras el hombre suele salir con una marca en la cabeza y se obsesiona con el ritmo para conseguirla (a costa de coquetear con el fracaso), la mujer simplemente piensa en correr lo más rápido que pueda con mucha más prudencia.

La lógica me dice que en esta conclusión tiene que ver algo el carácter más competitivo del hombre. La estrategia de salir a muerte y aguantar como se pueda los últimos kilómetros es muy del género masculino. Si sale bien te lleva a un marcón, pero si sale mal acabarás sufriendo como un perro viendo como te cae una minutada encima sobre tu tiempo objetivo y cómo has fracasado estrepitosamente.

Del estudio se extrae que la mujer es bastante más conservadora en la estrategia de carrera y eso hace que corra carreras de fondo como la maratón de manera más inteligente. Básicamente, en una muestra tan grande de corredores y donde todos intentan dar el máximo, la distribución de tiempos debería ser uniforme independientemente de si eres hombre o mujer. Los hombres parecen entrar más en los límites del sub 3:00 horas, sub 3:30, sub 4:00, etc., con más obsesión por estar debajo de un tiempo en particular. La distribución de los tiempos de las mujeres no refleja tanto este patrón. 

Al mismo tiempo, del estudio se desprende que las mujeres tienen más tendencia a correr en negativo que los hombres. Salen más lento, guardan fuerzas y acaban haciendo la segunda mitad más rápido que la primera. Así es precisamente como a mí me gusta correr, quizás saliendo a muerte y aguantando como sea pudiera hacer mejor marca, pero el placer de acabar con fuerzas en una maratón y adelantar a todo el mundo es inigualable.

Quizás los finales más fuertes de las mujeres sugieren un exceso de prudencia, un temor a darse contra el muro. Con los años me pasa exactamente lo mismo, mis carreras cada vez más se caracterizan por altas dosis de prudencia inicial y finales sólidos. Creo que definitivamente he descubierto que tengo un lado femenino. 

Share this:

CONVERSATION

39 Comentarios:

  1. Moraleja para la proxima carrera: Correr como una mujer.

    Y es que para mi, es la forma mas acertada de afrontar una "popular".

    ResponderEliminar
  2. A mi personalmente me gustaría correr igual de principio a fin pero se que es imposible. Así que opto por empezar prudente y echar el resto al final de la carrera, aunque mi única experiencia en la maratón no pudiera hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Puede ser una diferencia de género... o de experiencia. Yo también era de los que pensaba que lo mejor era conseguir la ventaja al principio y luego a apretar los dientes para mantenerla, ahora estoy contigo la sensación de tenerlo todo bajo control, de saber que puedes dar un último hachazo en cualquier momento me tiene subyugado.

    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo debo salirme de los estudios porque tengo en mente una marca (un sub-algo), salgo a más de lo que puedo y acabo sufriendo en los últimos km y a un ritmo mucho más inferios.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, somos más precavidas :-P
    Siempre termino las carreras con la sensación de no darlo todo, y sigo sin poder cambiar, pero mejor me quedo así :-)
    Leí en un blog que por que no existe una Josef Ajram versión femenina? es curioso la diferencia de cómo nos plantearnos los retos. Definitivamente somos de Marte y vosotros de Venus o es al revés? :-P
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  6. Yo suelo correr en negativo la mayoría de pruebas, excepto en las maratones q aún no lo he conseguido

    ResponderEliminar
  7. Maratón BCN 2012... 7 minutos + rápido en la 2ª Media... Si tú tienes lado femenino yo soy una supernenaza ;-)

    ResponderEliminar
  8. La mujeres son mas precavidas y me gusta su forma de correr. Buen post.

    ResponderEliminar
  9. Yo debo ser de mentalidad femenina en ese aspecto, mi idea es empezar muy cómodo en el maratón y si en el 28-32 voy cómodo, apretar si se puedey que salga la segunda mitad mucho más rápida que la primera. Asi hice hace dos años y fue la mejor carrera de mi vida

    ResponderEliminar
  10. Entonces me confieso mujer también Gonzalo (incluyendo la Silkepil 5 y varias cremas faciales en mi armario del baño...).

    ResponderEliminar
  11. Pues yo en montaña soy muy muy macho...pero en asfalto, si vemos las dos vueltas al circuito del maratón de Gran Canaria (1:57 + 1:45) soy la hembra mas femenina del mundo :D

    ResponderEliminar
  12. Yo en la teoría muy femenino, pero en la práctica.....

    ResponderEliminar
  13. Quiere decir que mi lado femenino aflora en el Plan de Carrera, pero a la hora de ejecutar dicho plan, me sale lo masculino. Siempre termino por arriesgar más y más pronto de lo planeado.
    Saludos desde México
    http://www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  14. Pues voy a ir eligiendo color de pintauñas. Prefiero ir con prudencia y darlo todo en el último tramo (que no vuelta). Una carrera es para disfrutarla, si después de todo acabas con un mal sabor de boca... mejor que no xD

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón en que es genial ir pasando gente al final, pero para hacer marca hay que arriesgar...

    ResponderEliminar
  16. Pues tenemos que quedar en el próximo Maratón en el que coincidamos para llevar el mismo conjunto XDD

    ResponderEliminar
  17. Los que adelantas al final probablemente los tendrías que haber adelantado antes o lo que es lo mismo, ellos te han adelantado primero y solo les coges al final. Los que no corremos en plano o en cuesta abajo (véase Canarias) no es posible mantener un ritmo/esfuerzo constante, es lo que tiene subir y bajar que no te puedes dosificar en un ritmo fijo, tienes que tener un equilibrio entre desnivel y reserva de fuerzas.
    La marca está asociada a correr de forma algo más "arrojada" que de costumbre y eso no es de género, creo que hombres y mujeres maratonianas funcionamos con el mismo combusible. Puede que ellas no sean tan bobas como nosotros y no se ponen a chuliquearse en ritmos que no son suyos, en lo demás creo que somos muy parecidos.
    Mi cuñada busca ser sub3.00 no me imagino que a eso se salga reservón. Por cierto tiene un blog sobre nutrición:

    http://www.nutritraining.co.uk/app/webroot/wordpressEng/

    ResponderEliminar
  18. Está demostrado que las mujeres son más inteligentes que los hombres de aquí a Lima. Pues era evidente que escogerían la forma más inteligente de afrontar una carrera. Desde mi entrada a tope en esto del running solo he disputado dos carreras y por supuesto he utilizado la táctica de correr a la contra y hacer la segunda parte de la carrera más rápida que la primera. Para afrontar el gran reto, ese al que me enfrentaré dentro de un par de semanas en Valencia, por supuesto que utilizaré la misma táctica. Se que será duro, se que será el esfuerzo más grande que jamás he realizado, pero las sensaciones con las que me quedaré si acabo más fuerte de lo que empecé serán cojonudas independientemente del tiempo que consiga en meta.

    ResponderEliminar
  19. En lo que si estoy de acuerdo es que en el que no arriesga no gana. Viendo mis entrenos de esta semana es evidente que en la Media Maraton que disputé hace nada podría haber hecho mejor marca de haber arriesgado pero el que es de naturaleza cagón....

    ResponderEliminar
  20. yo prefiero empezar de prudente haberlas venir y al final prefiero pasar a cadaveres como solemos decir y no que me pasen estando muerto , pero si voy a por marca me la juego desde principio, saludos

    ResponderEliminar
  21. Pues vaya, el 90% de mis colegas corredores (hablo de los de mi mismo sexo) y yo mismo, corremos como mujeres....estos estudios, no se yo, no se yo....

    ResponderEliminar
  22. Pues yo debo estar rodeado de travestis, porque las mujeres que me rodean salen saco sin importarles petar en el camino, les encanta dar hachazos ( es especial si es su mejor amiga) y a mi me acusan de llegar demasiado sonriente a la meta; eso si, el numerito del tiempo aparentemente les da igual

    ResponderEliminar
  23. Una cosa es salir a disfrutar una carrera y otra ir a por marca, en la segunda si llegas con muchas fuerzas, tal vez has sido demasiado conservador al inicio.
    He corrido carreras acompañando a compañeros más lentos y efectivamente terminar con fuerzas y adelantando cadaveres es una gozada. Pero la satisfacción de haber dado todo de ti mismo desde el inicio es una satisfacción comparable.

    ResponderEliminar
  24. En mi última tirada larga peté al final como un campeón, ¿podríamos llamarlo petar como un machote? Ahi lo dejo...

    ResponderEliminar
  25. La prudencia marca casi todas mis carreras (no se trata de ir de paseo, sino afrontar para lo que ha entrenado uno) y si, la sensación de adelantar al final es agradable, pero la sensación de que nos has dado todo, no lo es tanto. Por lo que debo ser asexual.

    ResponderEliminar
  26. Yo creo que tiene razón, nosotras somos mas conservadoras y precavidas en todo. Le damos mas vueltas a todo, siempre han dicho que las mujeres podemos hacer varias cosas a la vez y vosotros solo una, así que solo os obsesionais con las marcas, solo pensais en numeros.
    Nosotras valoramos mas factores, pero al cruzar la meta todos somos iguales y nos emocionamos de la misma manera
    un beso

    ResponderEliminar
  27. Yo entonces me defino de supermacho, no creo que tenga mas de dos carreras en negativo en todo mi historial y menos Maratones.

    ResponderEliminar
  28. Creo que yo todavia estoy con sexo indefinido. Todavia tengo ramalazos de hombreton, aunque mi lado femenino anda por ahi. Jaja al final un poco de todo no estaria mal. #travestirunner

    ResponderEliminar
  29. Pues yo soy un machote. Salgo a muerte, luego me hundo un poco y me recupero y vuelvo a apretar, pero no tanto como al principio. Me pasa en muchas carreras. Pero no suelo petar del todo.

    ResponderEliminar
  30. Todo depende de lo que busques en el maratón en cuestión, yo sigo pensando que si quieres darle un buen mordisco a la marca personal no hay otra: hay que salir a muerte y después apretar...
    triunfo o fracaso asegurado,
    si lo que quieres es disfrutar del dia M y acabar con buenas sensaciones... pues sí salir tranquilo y luego dar hachazos, aunque también es verdad que a los que deberíamos darle de verdad esos hachazos hace un rato que cruzaron la meta :p

    ResponderEliminar
  31. Hombre Gonzalo... qué poca relación, o ninguna, la foto que encabeza con el texto... yo he picado como un tonto...

    A ver para cuándo un post de sexo y maratones.


    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Las chicas se toman esto de correr con bastante más inteligencia que nosotros, te lo digo yo

    ResponderEliminar
  33. Que listas son las chicas, me concentrare en ser chica para Sevilla, a ver si sale.

    ResponderEliminar
  34. Si quieres una marca, analiza lo que has entrenado y si te salen las cuentas, pañuelo japonés y a correr. El sistema femenino es de joggers y yo creía que estaba entre runners. Muy bueno tu blog

    ResponderEliminar
  35. Cuando recien empeze a correr, le decia a un compa, me gustari correr como mujer....pero como mujer elite, y es que resistencia y prudencia tienen, y bueno yo por mas que trato de mantener la calma y ser prudente, la euforia siempre me gana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Esto sigue en la,línea de que las mujeres son las inteligentes y calculadoras. Seguro que es así, pero me gustaría ver las bases de este estudio, su estrato y las variables. Y sí, to,también soy corredora.

    ResponderEliminar
  37. Habría que proponer a un grupo de hombres que corrieran siguiendo un plan digamos "femenino" y luego comprobar si mejoran sus marcas. A lo mejor nos llevamos una sorpresa. Sospecho que correr al límite es una estrategia menos productiva.
    Sahara Runner

    ResponderEliminar
  38. Mmmm...interesante. En maratón reconozco que corro como has descrito que corren las mujeres pero curiosamente en carreras de 10 kms me sale el lado masculino, salgo a muerte pensando en la marca y acabo sufriendo para llegar.

    ResponderEliminar
  39. Yo soy de los que prefiero fracasar y arrastrarme al final que llegar pletórico en meta pero con la sensación de poder haber logrado algo más. Soy bastante arriesgado, la verdad. Tengo mi lado femenino pero corriendo... Nada de reservas ;-)

    ResponderEliminar