On the road again

Well I'm so tired of cryin' but I'm out on the road again - I'm on the road again (Canned Heat)
Hace 22 años ví a uno de los grandes grupos del blues rock de siempre, Canned Heat, en la antigua sala Revolver de Madrid. En aquella época ya eran leyendas, tipos que había sobrevivido a multitud de circunstancias adversas. Eran dinosaurios y ofrecieron un grandísimo concierto lleno de nostalgia. Yo nunca pude verlos en los 60 o los 70, con lo que a pesar de estar en los 90, la década alternativa, para mí todo era nuevo. Lo mejor de aquel día fue una magnífica versión del "Boogie Chillum" de John Lee Hooker y como no "On the road again", uno de sus clásicos de siempre. 

Ayer jueves salí de nuevo a correr después de la maratón del domingo. En el ipod el mismo playlist de los 42K, ritmo tranquilo y a hacer control de daños. La buena noticia es que todo parece perfecto. Petar en carrera tiene el efecto balsámico de que el daño muscular se minimiza. Cuando vas a tope y te exiges al máximo el daño muscular es grande, en cambio cuando has petado sobre el km 30 y no tienes más opción que bajar el ritmo, el daño muscular es mucho menor. En anteriores maratones he tenido que parar hasta el domingo siguiente, en esta he podido salir el jueves. Ya estoy de nuevo en la carretera.

Uno de mis recuerdos del concierto de Canned Heat de principios de los 90 fue cómo hábilmente pude colocarme en primerísima fila para ver a aquellos monstruos del blues. Con algo de previsión y agilidad me coloqué en la fila de los afortunados. Estar en esta fila en un concierto de Punk-Rock puede ser motivo de preocupación, pero en un concierto de blues es realmente ser bastante afortunado, puedes tocar a los artistas si así lo quisieras.

Y cuando piensas que aquello va a ser una gran noche y vas a tener a los artistas prácticamente tocando para tí, casi como una metáfora de la maratón, aparece algo inesperado y lo pierdes todo en segundos. Aquel concierto había reunido a todas las divisiones de Hell Angels (Angeles del Infierno) de Madrid. Era lógico, era un grupo legendario de la escena americana de los 60 y 70. Habían aparcado sus Harleys fuera y estaban todos poniéndose de cervezas mientras yo esperaba dentro en primera fila como un pardillo. De nuevo, como una metáfora maratoniana, cuando crees que la carrera es tuya, cuando crees que lo vas a conseguir y verás un gran concierto, algo sucede y en cuestión de minutos lo pierdes todo. A falta de 5 minutos para comenzar entró la legión de Hell Angels barrigudos y me echaron de la primera fila. De hecho nos echaron a todos simplemente con una mirada intimidatoria. Aquel no era mi concierto, aquel era "su concierto".

Puede verlo desde algunas filas más atrás y me llevé a casa una lección temprana sobre la vida. La maratón funciona exactamente igual, por mucho respeto que le tengas, cuando piensas que la tienes a veces te deja tirado y lo pierdes todo en cuestión de minutos. Colocarse en la fila adecuada para que no te echen de tu sitio es el secreto del buen corredor de maratón, y de paso del espectador de conciertos en pequeños clubes.

Volvemos a la carretera, apenas seis semanas para el próximo concierto maratoniano. Llegan otros 42K. Esta vez seré yo el que aparque mi Harley en la puerta y eche de las primeras filas a los pringados que piensan que les va a salir la carrera de su vida. Estamos On the Road Again!    

Share this:

CONVERSATION

16 Comentarios:

  1. Sabia lección. A veces dar un paso atrás y ver como el resto que te ha ninguneado se la estampa es la mejor forma de tomarse una revancha.

    Salud y... maravillosa entrada (as usual)

    PD: Temo más por mi integridad física en un concierto de un grupo para adolescentes revolucionadas que en uno de punk rock.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me han echado alguna vez para atrás, pero se va aprendiendo.
    pd. Anda que no me falta para tener una Harley.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, me estoy imaginando la escena..

    ResponderEliminar
  4. Genial Gonzalo como siempre
    Jose Castilla

    ResponderEliminar
  5. La similitud es para enmarcar, esta claro que muchas veces por mucho que uno quiera estar delante.. tiene que recular y encima sin negociación posible.
    Si esta entrenando ya es buena señal... yo llevo tres días parado por trabajo y estoy que me subo por las paredes, tampoco me ira mal, con tanta tralla que nos metemos me servirá para descansar bien.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que estés bastante recuperado y ya andes por los caminos, tú experiencia y sabiduría , hace que sea eficiente el trabajo que realizas.Cuidate, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo me contentare con aparcar mi Harley algunas filas atras. Un abrazo maquina.

    ResponderEliminar
  8. Malditos ángeles.... nunca me ha gustado el juego sucio. El rock también tiene sus reglas que aunque no escritas has de conocer y respetar.

    Maratón y rock son una gran combinación se basan en el ritmo... el ritmo es la vida.

    Saludos tron

    ResponderEliminar
  9. Je, je. Como mínimo no los apartarás con la barriga.
    Gran entrada.

    ResponderEliminar
  10. Yo soy uno de los pringados....jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. SOLO ME PASO PARA DESEARTE FELIZ NAVIDAD, UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  12. Por muy negacionista que seas de mis teoremas, si tienes una media maratón o una 10K a tiro estos días te vas a llevar una buena sorpresa... ;)

    ResponderEliminar
  13. Isidro, Tengo otra maratón a tiro estos días, ¿vale para comprobar tu teoría supercompensatoria? :D

    ResponderEliminar