La ley del tapado


La Real Academia de la Lengua en una de sus acepciones define tapado como "Persona que oculta sus intenciones". Cada vez que se acerca una carrera importante la escena runner se llena de tapados. No falla, cuanto mayor y más importante es la carrera más tapados hay. Todos quieren esconder su estado de forma, a cuánto están haciendo las series, el ritmo medio de los rodajes, etc. Y no hablemos del ritmo objetivo de carrera, ahí los faroles inversos vuelan, todos hablan al menos de 10-15 segundos más lento de lo que verdaderamente saben que pueden dar.

El fenómeno del tapado es algo bastante curioso, es como si quisiera quitarse presión utilizando la técnica del avestruz y así evitando que amigos, compañeros, etc lo pongan bajo los focos y se autoexija más de lo que debería. Es un mecanismo de protección para quitarse presión. Para que lo entendamos bien, el tapado es aquel que en los exámenes del colegio siempre lo llevaba mal, nunca había estudiado y oh sorpresa, sacaba sobresaliente. Si recuerdas a alguno de esos personajes del colegio y hoy en día corre, muy probablemente sea un tapado. 

La gran diferencia entre la élite y los populares no es que la élite entrene más o vivan profesionalmente de correr. La gran diferencia es que la élite utiliza mecanismos intimidadores (dejarse barba, tener pinta de estar enfermo, decir a cómo está haciendo las series en las redes sociales, etc), mientras que el popular prefiere taparse. El popular del montón no puede intimidar a nadie, y hacerlo con los más lentos es algo deleznable, así que lo mejor es esconderse, ocultar sus intenciones y luego hacer una gran carrera. No hay nada como decir "no me lo esperaba" o "me ha salido bastante mejor de lo que pensaba" después de reventar el crono.

Las semanas anteriores a una gran carrera son un caldo de cultivo perfecto para los tapados. No hace falta ser usuario de redes sociales. En un ascensor, en la escalera o en la máquina de café uno puede taparse fácilmente hablando de running. "Sólo pienso en acabar", "No voy bien", "Estoy peor que el año pasado", etc son frases que definen al tapado auténtico.

Taparse es un arte, y como arte hay muchas formas de realizarlo. Pero si tienes dudas sobre si alguien se está tapando o no, hay algunas leyes básicas que aplicará cualquier tapado que se precie. El tapado nunca publicará los ritmos buenos de entrenamiento. Únicamente el día que le sale un mal entrenamiento lo publicará en todas partes e irá diciéndoselo a todo el mundo. Ese día escucharás cosas como "hice mi peor marca en un entrenamiento", "estoy fatal", "no me salen los ritmos, etc.".

Todos tenemos incidencias e inconvenientes en nuestra vida diaria. El tapado también las tiene, pero en su caso las exagerará hasta límites inusitados. Un poco de moco en la semana previa de la maratón será "un trancazo de cuidado" para un tapado. Si el bebé se despierta de noche y protesta un minuto hasta que encuentra su chupa será "el bebé no me dejó dormir en toda la noche". Si ha acompañado a la abuela al ambulatorio a buscar su receta de todos los meses dirá algo así como "tengo a mi abuela enferma y debo de cuidar de ella". Así con todo.

He de admitir que destapar al tapado es de lo más divertido en los días previos a una gran carrera. Hay tipos que llevan entrenando 18 semanas y nadie está fino. Para eso no me sacrifico 18 semanas entrenando, voy a lo que salga y lo digo con valentía. El problema del tapado es que si dice "no he entrenado, voy a lo que salga", nadie le cree porque probablemente se haya tapado tanto anteriormente que nadie pensará que no está ocultando algo.

Si tienes como yo una maratón cerca, mira a tu alrededor y escucha, identificarás decenas de tapados. Si escuchas a alguien decir "he entrenado como una bestia, estoy mejor que nunca y me voy a comer el crono", sácale una foto con el móvil porque quizás no te vuelvas a encontrar a a otro en mucho tiempo.  

Share this:

CONVERSATION

35 Comentarios:

  1. Epoca de maratones = Epoca de batamantas.
    Da igual que sea primavera, verano, otoño o invierno. Es una prenda que se usa todo el año.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, qué buena entrada! ¿Sabes lo que me da más rabia? Cuando las quejas las hace alguien que encima ha subido al podio en la misma carrera de la que echa pestes. Feliz año Gonzalo!

    ResponderEliminar
  3. Deberían hacer una aplicación que midiese el tráfico de entrenamientos colgados a las redes sociales a medida que se acerca una carrera, nos llevaríamos más de una sorpresa y destapariamos a un montón de tapados. me siento identificado con lo del moco/trancazo, esta semana he vendido como enfermedad unos síntomas que no está yendo a más mientras tenía compis que apenas podían correr, respirar o hablar sin caer casi en el desmayo.

    Salud Gonzalo.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada. A mi no me importa demasiado lo que se diga antes de una carrera, cada uno sabe lo que ha entrenado y hasta dónde puede llegar si las cosas le salen como ha calculado. Hay que ser sincero con uno mismo.

    ResponderEliminar
  5. Ja, ja. Yo creo que en los casos graves, en fondo es un rudimentario mecanismo de proteger una baja autoestima, aunque a veces parezca todo lo contrario,

    ResponderEliminar
  6. Podíamos proponer el movimiento: " tapados nunca mais". Cada uno publica en blog el tiempo objetivo al comenzar el plan, una revisión a 4 semanas carrera, y última previsión el día antes.
    El que tenga los 3 tiempos y el tiempo de carrera con una diferencia de menos de 1-2 minutos para 10 km, 3-4 para MM, y 5-8 minutos para maratón, consigue el PIN : "yo no me tapo"
    Se admiten sugerencias de tiempo, vosotros sabéis más. Feliz año.

    ResponderEliminar
  7. Buena entrada , llevas razon me harto de escuchar " No si yo no he entrenado mucho " pero venga va y hace un maraton en un tiempo considerable , saludos

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, que buenísima entrada. Creo que todos hemos leído bastantes bloggers tapandose antes de una carrera y luego....
    Y en las islas hay alguno que otro pero no diré nombre Jajaja

    ResponderEliminar
  9. Muy buena la entrada, la verdad es que desde hace un par de días hasta el 26 de enero van a estar divertidas las redes sociales.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, es verdad¡¡, se crean muchas excusas previas como para justificar una mala actuación, o para hacerse el más guay. No se, yo siempre digo que todos tenemos circunstancias, y en la línea de salida, partimos como iguales, hay que dejar atrás excusas.
    De hecho, he tomado una costumbre, y es cuando habitualmente hablo con un tapadillo, y me empieza a contar su vida, yo siempre le contesto, "joder, pues yo estoy de puta madre, en forma como nunca". Normalmente se van cavilantes....

    ResponderEliminar
  11. Ah y por cierto, en tiempos, yo también era un tapado :-)

    ResponderEliminar
  12. La has clavado jajaja, me ha encantado lo exagerados que son los tapaos, y que nunca publican los buenos entrenos jajaja
    Me imagino que el ambiente runneril está que arde a menos de un mes para el maratón! ya nos contarás qué sucede con los tapaos :)
    Feliz año 2014!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  13. Yo soy de las que creo q nunca he entrenado lo suficiente o que siempre estoy baja de forma o peor de lo que estaba hace unos años, lo peor es que me lo creo :)
    Espero q te vaya genial la maratón

    ResponderEliminar
  14. Buenísimo, hay que ser realmente valiente para decir que vas a comerte al crono.

    ResponderEliminar
  15. Te preparado el móvil para la foto Gonzalo. :-)

    ResponderEliminar
  16. Firmado: el padre de todos los tapados. Cuando Robaina lo lea sus risas las escucharé desde mi casa.

    ResponderEliminar
  17. Los tapados son lo peor que hay. yo conozco unios cuantos de ellos y me desesperan. Otra cosa somos los que vamos claramente sub 4h, a pecho descubierto jajaja

    Hablando en serio, hay un tipo de tapado que no es que está inflando sus tiempos para luego reventarlos y chuliquearse. Hay un tipo de tapado más relacionado con la inseguridad personal que realmente cree que el examen le saldrá fatal, en la carrera le dará flato y que ese bello día terminará mal... de esos los hay, y muchos.
    saludos

    ResponderEliminar
  18. Sosaku dixit! pero a ver quién destapa a un tapado... es una fauna, fenómeno que se da bastante en el mundo runneril,jejejej... como bien dices van cambiando con los modos (antes exámenes), pero es un comportamiento universal,jejej

    Por cierto, nadie se declara tapado? yo no es que no lo sea, sino que soy un corredor lento.. vaya un rulo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Quientuyasabes esta calladito, a ver que dice aquel que acababa de hacer sub 3.20, no hace mucho decía qu se.quedaba satisfecho si llegaba al kilómetro 20

    ResponderEliminar
  20. Yo que soy un pesimista por naturaleza, no le veo mucho sentido a eso de ir de tapado. Creo que todos tenemos una marca clara cuando afrontamos una carrera y no comentarla con los demás no creo que haga que corramos mejor......... ni tampoco peor. En fin, aquí un pesimista valiente. En Sevilla iremos a por un sub 3h45' aunque se que costará y mucho

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Pues yo siempre lo casco todo... así me pasa luego!

    ResponderEliminar
  23. Todos tenemos un poco de tapados, más que nada porque mejor ir con cautela que pegarse el trompazo, pero hay casos tremendos,como bien dices. Eso sí, tú precisamente no sueles dormir con mantas....jajaja

    ResponderEliminar
  24. jejeje gran entrada!! Hay que reconocer que eso lo hemos hecho todos. En el calentamiento de una carrera solo encuentras enfermos y lesionados!!!

    ResponderEliminar
  25. Pués no debo ser un tapado, en las carreras o he cumplido con el objetivo o he fallado en el intento, pero jamás me ha salido una carrera para decir " ufff"no me lo esperaba", Buena entrada,un abrazo

    ResponderEliminar
  26. La primera regla de un tapado es que tiene que tener cierto nivel, de lo contrario más que tapado es un triste...Pero pienso que es mejor el tapado que el faroles!

    ResponderEliminar
  27. Pues yo desde que me marco objetivos más asequibles acabo sorprendiendome . Me parece que soy un semitapado .
    Un saludo

    ResponderEliminar
  28. Yo conozco el caso contrario, uno que siempre alardeaba de lo bien que estaba. Salía fuerte, pero casi siempre acababa ganándole. Es el caso del fantasmón.
    Un inciso, aquí en la península a la chupa le llamamos chupete. La chupa, es la cazadora de cuero :-)

    ResponderEliminar
  29. Yo los llamo los tapadillos, no sé me gustan, son parte de las carreras, muestran su máxima expresión en el maratón, en todos los grupos hay alguno, en el nuestro curiosamente es el que más corre, el más rápido, ya directamente le preguntamos nosotros, siempre tiene alguna dolencia el jodio,

    ResponderEliminar
  30. Para esto sirve un blog personal, para hablar de uno mismo.

    ResponderEliminar
  31. Quizás el tapado lo use como defensa por si después las cosas no le salen bien. Digo, pero lo cierto es que en la línea de salida todos son quejas de lesiones y cuando dan la salida no queda ni Dios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. jajaja la verdad es que sí he escuchado a más de uno en ese plan, y sigo sin entenderlo. Pero me parecen un espécimen interesante para estudiar. Esos que siempre quieren tener una excusa debajo del brazo por si acaso les sale mal la carrera.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  33. Eso de los tapados son leyendas urbanas, no conozco a ninguno ;)

    ResponderEliminar