Tulipanes


Cuando estaba en la universidad tuve que aprender lo que era una burbuja especulativa estudiando tulipanes. Estas flores llegaron a Europa en el siglo XVI y no tuvieron mucho éxito. Pero una mutación accidental, como casi todo en la teoría de la evolución, hizo que comenzaran de repente a verse atractivas. A Holanda le iba económicamente muy bien, y en el siglo XVII los tulipanes se convirtieron en pieza de coleccionista. Los precios subían sin parar, se pagaban auténticas locuras por unos cuantos bulbos de tulipán.

La gente pensó que los tulipanes eran valor seguro, que nunca bajarían de precio, y se dedicaron a comprar tulipanes compulsivamente. Pero llegó el día en que los especuladores comenzaron a notar cierto agotamientoo en el mercado de tulipanes y comenzaron las ventas. El crash estaba cerca y la burbuja no tardó en pincharse.

Estamos en una situación también de auténtica burbuja en el Running. Ultras que venden todos sus dorsales en minutos, carreras que baten récord de inscritos edición tras edición, inscripciones que suben precios cada año, ventas de zapatillas que crecen a dos dígitos, etc. Cada nueva noticia del sector que llega apunta en esa dirección.

Recuerdo hace años cuando era un jogger apacible. No elegí ser jogger, hace 20 años no había sitio para mí en las poquísimas carreras que había. Las carreras estaban diseñadas para competidores, para equipos de atletismo. Para mí aquello era un club donde no me iban a dejar entrar, simplemente disfrutaba con mis 3-4 salidas semanales a trotar.

Y este escenario de burbuja coincide en el tiempo en España con una grave crisis económica. Hay una relación directa, correr es fácil, barato, y hace que olvides tus problemas mientras te entrenas. Hoy se apunta a las carreras hasta el tato, no hace falta que seas corredor para hacerlo. Hace 25 años si te querías apuntar a alguna carrera debías de ser bueno y competitivo, hoy todo eso ha cambiado, basta con tener un mínimo de forma que te permita acabar la distancia elegida.

En un escenario de burbuja, donde parecería fácil que cualquier carrera se autofinancie mediante patrocinadores ávidos de entrar en el sector Running, aún existe la figura de la Administración patrocinando carreras, o incluso organizándolas. Esta organización estatal de carreras es muy de los mejores tiempos de Alemania del Este, Cuba, la Rusia Soviética y los países comunistas, pero en el mundo occidental es algo que carece de sentido. Es necesario buscar nuevas formas de patrocinio, de mecenazgo, de introducción de capital privado en la organización de carreras. Pero no se puede depender de que la Administración aporte dinero, porque eso cambia según cambian las siglas o la coyuntura económica.

En España aún muchas carreras viven de la subvención y eso es un modelo equivocado e injusto según mi parecer. El otro día hablaba con un organizador de carreras y me decía "hoy todos los ayuntamientos quieren organizar su propia carrera". Y todavía hay periodistas (i.e. canarias7 esta misma semana) que piden al Gobierno desde sus páginas que apoye económicamente a una de las majors de trail en las islas, inaudito.

Las instituciones están para favorecer, apoyar, facilitar, reglamentar, pero no para meter las narices en organizar carreras. Eso lo debe hacer la gestión privada, más en época de burbuja como la que vivimos. De otro modo, esas carreras que únicamente viven del patrocinio de las instituciones deben desaparecer, porque es lo que manda el mercado. 

Es fácil usar la demagogia y decir que tal o cual carrera tienen mucho impacto y traen mucho turismo. A eso se contesta también con la misma demagogia. A Canarias, por ser un ejemplo cercano, vienen 12 millones de turistas al año. Pongamos que entre Gran Canaria Maratón, Transgrancanaria y Transvulcania traen a 10.000 corredores y familia, y estoy tirando por lo alto. Eso supone un 0.08% el turismo anual de Canarias. Tiene sentido dedicar el dinero de todos a actividades más productivas para el PIB y que generen más empleo que las carreras ¿no?

A pesar de que existe una burbuja, ésta se produce en un sector minoritario. Aunque creamos que nuestra MMP y nuestros entrenamientos son muy importantes, salvo en las pocas grandes carreras, las calles de nuestros pueblos, ciudades y montes están siempre semivacías cuando competimos. A pocos nos interesa correr, pero a esos pocos nos interesa mucho, como a aquellos que compraban tulipanes.  

PD: Actualización. El Cabildo de La Palma presenta hoy 20 de Enero presupuestos 2014. Destina 400.000€ a emergencia social (que no tiene forma de encontrar patrocinadores privados) y 560.000€ a la Transvulcania.

Share this:

CONVERSATION

24 Comentarios:

  1. Yo incluso añadiría un pequeño matiz... En mi opinión, las instituciones no están para "favorecer", ya que al final para favorecer a uno inevitablemente perjudican comparativamente a otro. Apoyar, facilitar, reglamentar, por supuesto. Pero de ahí no deberían pasar. Lo más importante no es lo que hacen, muchas veces es que no hagan lo que no deben hacer. Como decía aquel presidente, la frase más peligrosa que se puede escuchar es "Hola, soy del gobierno, vengo a ayudar"... :)

    El running y los patrocinadores creo que deberían ser autosuficientes. En muchos casos, ya lo son.

    ResponderEliminar
  2. Maestro Quintana. Hace veinte años, si hubieses tocado aquella puerta semi-abierta del viejo Martín Freire, donde nos entrenábamos los federados, hubieses podido comprobar que, lejos de ser un grupo elitista, éramos un grupo de amigos que nos respetábamos y tratábamos de tu a tu, desde el que nos traía los títulos de Campeón de España individual y nos lo fichaba la Residencia Blume, hasta el que nunca pasaba del 35º puesto en el cross del barrio marinero de San Cristóbal.

    Respecto a la esencia de tu entrada. Primero comer; luego correr.

    Antes que gastar mi parte alícuota de retenciones y cotizaciones, en forma de presupuesto público cabildicio, en traer a "Gebre", preferiría no ver a ningún niño con zapatos rotos y pantalón viejo en el patio del colegio de mis hijos.

    ResponderEliminar
  3. No veo ningún problema en que haya gestión pública y patrocinadores privados, sí me parece mal que haya gestión y patrocinio público. Si una corporación pública es capaz de sacar adelante una carrera y recuperar su inversión ya sea directa o indirectamente ole por sus huevos.

    El porcentaje de tu beneficio frente al total final de toda la actividad económica no creo que sea un parámetro a considerar, si consigues que una actividad sea sostenible, sea running, festival de danza o desfile de papahuevos es lícito organizarla. Siempre si se consigue un beneficio colectivo, que es algo complicado de calcular.

    Otra pregunta ¿si es más beneficioso para una ciudad mantener una actividad (aunque sea con dinero público) que perderla?¿mejor perderla? En mi opinión no.

    Todo esto desmarcado del Gran Canaria Maratón que no creo que sea un buen ejemplo para sustentar mi opinión.



    ResponderEliminar
  4. A mí lo que me da lástima es que como ha sucedido con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ésta se lleve por delante además de algunos de los que se aprovecharon de ella a otros que hicieron las cosas de manera correcta. Veo carreras populares de pequeño formato sufrir las consecuencias de una competencia que ya no respeta ni el día de celebración de una de barrio sin ánimo de lucro.

    Sobre la ayuda pública, todo depende el sentido que ésta tome siempre desde ese principio que José Osvaldo ha dejado patente: primero comer, luego correr.

    Un saludo Gonzalo.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, de acuerdo con lo que comentas, pero el problema que planteas se podría resumir en si un organismo público deber organizar eventos público? Véase concierto, carrera, congreso? O debería cederse la organización del evento a una empresa privada. Te podría dar muchas respuestas, pero normalmente suelen ser 3:
    A) Si se lo puedo adjudicar a alguien de mi entorno, lo hará una empresa privada siempre que pueda sacar beneficio.
    B) Si no puedo adjudicarlo, pero puedo sacar rédito político, la organizará el organismo.
    C) Si A y B son NO, desaparecerá el evento público.
    En época de estrecheces lo difícil no es recortar el gasto, sino saber donde gastar el dinero que tienes.
    Primero comer luego correr Osvaldo FAN.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. El atletismo de club necesita ayuda. Promover atletismo entre niños, jóvenes y veteranos, ya eran buenos o malos' es beneficioso para una sociedad pobre en valores. Es otra historia.

    ResponderEliminar
  7. Esperemos que esta burbuja no nos explote en las narices. Al menos acerca el deporte a mucha gente y crea hábitos saludables. Lo de las inscripciones y las carreras sí que se está yendo de madre, la verdad.

    ResponderEliminar
  8. Hay un detalle que se te ha escapado y es que a los políticos una de las cosas que más les gusta es figurar y aparecer en la foto. Las carreras populares en las que hay un apoyo de alguna administración les da la oportunidad de hacerse varias fotos, dar discursos, etc. simulando que hacen algo que beneficia a muchísima gente y por lo que les tendríamos que estar muy agradecidos.

    Yo opino que es beneficioso que haya muchas carreras pero estoy con el pensamiento general de que deben de estar bien organizadas de base y que, al igual que debería pasar con la música y otras actividades culturales, no me gusta que se mezclen con la política. Creo que cada cosa debe de tener su propio espacio.

    Muy buena entrada, Gonzalo, como siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No se de que os quejáis.

    A nosotros siempre nos quedará Ana Botella diciendo que Madrid tiene muchos maratones y que la San Silvestre es el maratón mas importante del año.

    ResponderEliminar
  10. La gestión pública en lo referente a las carreras...pregunta en la RFEA por qué llevan cien mil años sin cambiar de presidente. En la línea normal de los políticos de este "gran" país....
    Pd: aún no se el motivo de los 4€ Que se pagan por carreras de gestión privada y que se lleva la federación.

    ResponderEliminar
  11. Desde mi punto de vista, el apoyo público a las carreras debería ser "en especie": press-trips para traer periodistas nacionales e internacionales que promocionen la carrera y el destino turístico (dar visibilidad a la prueba y a la ciudad / isla), apoyo en medios (instalaciones, vehículos, helicóptero) o apoyo en recursos humanos (soldados, policías, protección civil). Ese apoyo le cuesta a las administraciones públicas un dinero (en el caso de los periodistas: billetes de avión, transfers, pernoctaciones en hoteles; en el caso de los vehículos: combustibles, mantenimiento; en el caso de las instalaciones: luz, agua; en el caso de los recursos humanos: horas extra, alimentación) y la contraprestación, evidentemente, sería la incorporación del anagrama / logo de la administración en la imagen del evento. Lo que desconozco y sí me gustaría saber es ¿Cúanto tiene que "crecer" una carrera (digamos, un Maratón) para ser autosuficiente? Es difícil conseguir un patrocinador privado FUERTE, como BMW, ING, etc con 800 inscritos en un Maratón (lo de los 5000 es una suma total en todas las categorías). Un ejemplo: el Maratón de Múnich está patrocinado por BMW y la Ciudad de Múnich y tiene unos 10.000 participantes (El día de la carrera sólo hay una prueba: Maratón). ¿Debe ser una institución pública quien organice una carrera? Tengo dos opiniones al respecto: una es que si la institución quiere organizar una prueba deportiva, que destine ese dinero a otras cuestiones de mayor importancia en época de necesidad. La segunda opinión es: si un club o asociación que lleva años organizando una carrera necesita del apoyo público para llevarla a cabo, la institución sí podría apoyarla, pero en los medios que comenté al inicio de mi opinión.

    ResponderEliminar
  12. Bueno las carreras son como las fiestas del pueblo, dejan tras de si más gastos que ingresos,
    aún así no se las puedes quitar "al pueblo"

    ResponderEliminar
  13. Creo que se busca más imagen que otra cosa, hay muchos intangibles difíciles de medir que ayudan a mejora la imagen de las ciudades

    ResponderEliminar
  14. Llevas razón hace 20 años hasta te daba verguenza participar en una carrera con tu modesta camiseta de publicidad porque todos llevaban la de su equipo de atletismo, ahora ese problema no exite. Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Me alucina que el Cabildo organice carreras.
    Aquí vivimos el efecto opuesto. Un Ayuntamiento que no le importa un carajo una carrera donde se pueden juntar 2000 corredores (somos una ciudad de 180.000 habitantes) Y no sólo no la fomenta sino que la torpedea o, sin mala intención, estorba...
    Lo dicho, eso de que Cada ayuntamiento quiere organizar su carrera, visto desde aquí me suena a ciencia ficción
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Aquí se rumorea que la Media Maratón de Santa Cruz no se organizó este año porque el ayuntamiento la quiere organizar completamente y le ha puesto muchas trabas a los actuales organizadores, tantas, que como ya he comentado no se ha organizado. Dicen que esté año lo mismo se organiza en las fiestas de la ciudad, supongo que con "toque" político bastante grande.

    En fin, apoyo de los organismos público tiene que haber, sobre todo porque hay que cortar calles, movilizar agentes de seguridad y este tipo de cuestiones, pero ahí debería quedarse todo.

    ResponderEliminar
  17. Participé hace unos meses en una carrera de por aqui en la que la salida se retrasó más de un cuarto de hora (bajo la lluvia) porque el alcalde del pueblo llegó tarde a la foto de las autoridades. Penoso.
    Es mejor que no haya una participación económica por parte de los ayuntamientos, ya que siempre habrá alguien que saque tajada de alguna parte. Pero sí que soy partidaria de una colaboración o de una "facilitación" en las tareas.

    ResponderEliminar
  18. Al hilo de lo pasado en Burgos con Gamonal se me ha ocurrido que un ayuntamiento esta en el deber de revertir el dinero que recauda en inversiones para y por la ciudadania (aberraciones como la de gamonal aparte). Y poner pasta en una carrera no lo veo descabellado si eso va a revertir de nuevo a la región, me pasa como a Novatillo, eso por aquí no se ve demasiado. Ahora bien, soltar mas de medio millón de euros en la Transvulacia es aberrante y seguramente la corruptela reinante se lleve la mayor parte.

    ResponderEliminar
  19. Medio millón para la Transvulcania? definitivamente hemos perdido la perspectiva. Está claro que correr está muy bien y hay carreras muy mediáticas que pueden atraer al turismo, pero hay prioridades y esas prioridades se llaman educación, sanidad... Si hubiera dinero para todo estupendo, pero como no es así, hay que priorizar. Justamente ayer vi en las noticias que el 75% de las camas en los hospitales canarios están bloqueadas por multitud de enfermos crónicos sin recursos. Al no disponer de servicios socio-sanitarios solo pueden quedarse en el hospital. Y en menor medida es algo generalizado en el resto de España. Genial tu entrada Gonzalo

    ResponderEliminar
  20. Muy interesante la entrada y los comentarios... creo q en toda carrera popular importante es imprescindible un estrecha colaboracion de las autoridades politicas... hasta en Nueva York hace falta su colaboración y todo lo que cuesta poner cientos de policias en las calles tiene q salir de algun lado... eso si, una cosa es colaborar y otra ponerse de salvapatrias a mandar sobretodas las cosas sin tener ni puñetera idea...

    ResponderEliminar
  21. Fantastica la entrada y tu linea de opinión.
    Creo que las instituciones públicas deberían destinar menos dinero y más esfuerzos en llevar a cabo una buena gestión de muchos eventos. Gestión que debería incluir la búsqueda de los fondos necesarios para la celebración de los mismos. En el panorama de las carreras populares está claro que vivimos momentos donde no faltan patrocinios. Es inaudito que ante las necesidades que existen hoy en día, sobretodo a nivel social, un ayuntamiento destine una partida de mas de medio millon de euros a una carrera internacionalmente conocida.

    En mi pueblo (7.900 hab) se celebró las pasadas Navidades la primera San Silvestre. El ayuntamiento no quiso saber nada de la propuesta de tal carrera unos meses antes. Acabo celebrándose por la gestión particular y privada de unos pocos que pusieron su tiempo y dinero. Inscripciones gratuitas y roscon de reyes a la llegada. Supongo que la sorprendente participación de 200 corredores atrajo al alcalde que se presentó en las inmediaciones y trató de hablar en reiteradas ocasiones con el máximo organizador del evento. Veremos a ver en que se transforma esto el año que viene y si el interés tardío del ayuntamiento se traduce solo y exclusivamente en gestión y no en sacar partido de ello.

    ResponderEliminar
  22. El problema no es sólo que un organismo público -en este caso el Cabildo- organice una carrera, es que impida que un ente privado pueda hacer lo mismo, ahí está el problema, el organismo público tiene que estar ahí para facilitar las cosas, no en clara competencia con las empresas privadas.

    En su momento me arrepentí de adentrarme en el farragoso y asqueroso mundo de lo que hay detrás del telón en cuanto a organizadores de carreras y eventos varios.

    Del tema de los presupuestos mejor no hablar, aunque habría que ver en qué se gastan todo ese dinero, el desglose y el retorno de inversión del Cabildo de La Palma con la Transvulcania.

    ResponderEliminar
  23. Estoy de acuerdo contigo en el tema de la ayuda pública. Creo que deben fijarse en otras cosas más importantes, ya que para las carreras estamos nosotros que pagaremos la inscripción y los sponsors que querrán estás allí. La verdad es que tengo curiosidad de ver qué será de todas esas carreras en 2 años, cuando la burbuja explote.
    Salud!
    Irene

    ResponderEliminar
  24. Ya sabes que el dinero público no es de nadie.... Totalmente de acuerdo

    ResponderEliminar