Marathon Islas Canarias 1987


El otro día me tropecé con el documento de arriba que había publicado el gran Pepe "Marcheta" en su página de Facebook. Es una hoja informativa o recorte de periódico de una maratón que se realizaba en esta isla en los años 80 y que organizaba el Club Atlético Insular (CAI). Nada más verlo pensé que aquello estaba cargado de "food for thought" (comida para pensar) como dicen los anglosajones, y le dije a Pepe que escribiría algo sobre aquello.

Hace tres o cuatro años, al acabar la primera o segunda edición de la maratón de Gran Canaria, mientras volvía a casa se me acerca un tipo vestido en chándal con una carpeta en la mano. Me saluda y me pregunta por mi tiempo, y sin hacer demasiado caso a lo que le había dicho me abre la carpeta y me dice "Qué, ¿qué te parece?". Era un diploma de una antigua maratón que se hacía desde el pueblo de Gáldar hasta la ciudad de Las Palmas, por toda la costa, en los años 80. El diploma certificaba que el tipo había hecho una marca sobre las 2:40:00 más o menos, un marcón con aquellas condiciones. He de admitir que el tipo era bastante friki, iba buscando gente con pinta de corredor que ha terminado una maratón para hundirlos enseñándole su marca de hacía 25 años, era un tipo simpático.

Prácticamente no existe información de aquella maratón, es algo que sólo los más viejos del lugar recuerdan y te lo cuentan como el que cuenta batallitas del pasado. Todo lo que gira en torno a esta maratón es bastante misterioso hasta que encontré este recorte publicado por el maestro "Marcheta". Y para acabar de unir las piezas del puzzle, en amarillo aparece marcado el nombre de Carlos Buey López, que para satisfacción de todos sigue corriendo en la actualidad, y es muy activo en redes sociales.  

Saber de dónde venimos te ayuda a ver con perspectiva las cosas, da igual que fuera en la pequeña isla de Gran Canaria o en cualquier parte de la geografía española en la que hay historias similares. En 1987 yo ya corría, tenía 16 años y llevaba un año saliendo a hacer 6 kilómetros por la Avenida Marítima dos o tres veces por semana con un walkman modelo "ladrillo". Qué recuerdos.

Lo primero que me llama la atención de esta maratón "vintage" es su nombre, por un lado los que la crearon la llamaron "Marathon Islas Canarias" adueñándose del nombre de la región entera. Si hoy haces esto cualquiera de las otras islas del archipiélago te denunciaría, sería como si la maratón de Sevilla se llamara Maratón de Andalucia. Lo segundo que me llama mucho la atención es la utilización del nombre en inglés "Marathon" (pronunciese ma-ra-zon). No sé si esto se debe a la influencia extranjera que siempre ha habido en las islas o bien a que el que lo diseñó era un visionario del Marketing, pero mola que se llamara "Marathon Islas Canarias". 

Hay muchísimos detalles que hoy sorprenderían, pero que si lo piensas tienen todo el sentido del mundo en un deporte tan básico como correr.

  • Precio: Gratis. El concepto de pagar por correr aún no estaba extendido. La Administración ponía los cuatro duros que se necesitaban para organizarla.
  • Te podías inscribir hasta media hora antes de la prueba, por si te pensabas hasta última hora lo de correr 42K. Hoy te cierran inscripciones una semana antes o bien se agotan los dorsales desde meses antes. Si ese día te levantabas con fuerza y te "venías arriba" podías ir y apuntarte para correr 42 kilómetros.
  • Hora de salida: 8 AM. Aquí lo hacían mejor que hoy en día donde sólo se piensa en el público que no se tenga que levantar muy temprano. Para una maratón en Canarias cuanto más temprano mejor, si se puede a las 8 mejor que a las 9.
  • Para inscribirte ibas a una tienda de electrónica ("Electro-Radio") y preguntabas por un tal Pedro González porque seguramente otros dependientes de la tienda no sabían ni de que iba esto. 
  • El circuito durísimo, por toda la costa lleno de toboganes. Y con este circuito y camiseta de algodón el ganador se hace 2:25:09, siendo el récord de la prueba 2:24:40. El ganador de la Gran Canaria Maratón este año lo ha hecho en 2:29:12 y lo vemos como un súper-héroe local. Esto nos enseña a ver las cosas en perspectiva.
  • El ganador de la prueba, Vicente Umpiérrez, daba las gracias a la organización y pedía más implicación de los ayuntamientos por donde transcurría la carrera. Se quejaba de que al entrar en Las Palmas no vió ningún policía municipal controlando el tráfico en ningún cruce. Acojonante!
  • Actividades afines: Ninguna (así lo pone la hoja). Directo a lo básico, a correr, sin chorradas.
  • Participantes: 53 hombres y una mujer, Inmaculada Rivero (4:27:30) 
  • Avituallamientos: líquido cada 5K, sólido no hay (ni en meta).
  • Temperatura: 15 grados al comienzo de la prueba y 20 grados al acabar. Se nota que está escrito por gente que sabe de esto, por corredores de verdad. Ponen la temperatura porque saben que es un hándicap para las marcas en esta isla, para no engañar a nadie. No se esconde como en las crónicas de la Gran Canaria Maratón actuales, o peor se utilizan mensajes del estilo "corre una maratón a 21 grados". 
  • Antonio Romera, un corredor que había terminado su primera maratón en 3:52 exponía la soledad del circuito (54 corredores en 42K!) pero daba las gracias a la organización por darle abrigo y líquidos al llegar. Hoy con 4.000 corredores no te dan abrigo y te obligan a estar 20 minutos en cola para coger una botella de agua. 
  • La organización (el CAI Club Atlético Insular) se mostraba sorprendida porque no hubiera policía municipal en las calles de la ciudad.

Mucho respeto el que tengo por estos pioneros, con recursos escasos podían hacer una maratón gratuita, sin mezcla de distancias, con cariño, donde se trataba bien al corredor. Hacer las cosas bien es fácil, únicamente hay que centrarse en lo fundamental.

Share this:

CONVERSATION

27 Comentarios:

  1. Muy curioso el documento, algo había oído de esta carrera Galdar - Las Palmas. Por el artículo se entiende que no era más que una carrera de pueblo, con pocos participantes y limitados recursos, pero eso hace que tenga más mérito que lograran hacer al menos 7 ediciones.

    PD: No sabía que fueras aficionado al fútbol argentino, el CAI es Club Atlético Insular, no Club Atlético Independiente.

    ResponderEliminar
  2. Tú lo has dicho Gonzalo respeto, buena entrada

    ResponderEliminar
  3. Seguro que por esa época podrías haberte inscrito con tus 16 años, pero tu historia como corredor sería totalmente diferente.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante!!!... Muchos piensan que esto del running y las carreras populares es de hace un par de años.. pero el correr con un dorsal en el pecho se lleva haciendo desde hace muchísimo tiempo...

    En este enlace hay vídeos muy chulos de carreras en Gran Canaria de hace mucho tiempo...desde una Media Maratón en Las Palmas en 1993 (con los corredores corriendo junto al tráfico totalmente abierto) a una San Silvestre de Maspalomas en 1989 con bastante público...probablemente más del que hay en el 90% de las carreras que se hacen hoy en día

    http://www.youtube.com/user/micaigc/videos?sort=dd&shelf_id=1&view=0

    ResponderEliminar
  5. Es lo que tiene la masificación... se pierde el 'encanto' y otros hacen negocio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Claramente eran otros tiempos, ahora simplemente es impensable

    ResponderEliminar
  7. Yo corrí mi primer Maratón en 1985 en San Luis Potosí, México. El Maratón Tangamanga de ese año era la 3a edición que se organizaba. No había entonces registros por internet y la inscripción era gratis. Solo se publicaban los resultados de los 10 primeros lugares generales y tal vez los primeros tres por categorías. Debimos haber corrido en aquella ocasión cerca de 500 maratonistas; a diferencia de la Gran Canaria Marathon, las autoridades municipales sí estaban involucradas, había control de tráfico y el abastecimiento, hasta donde recuerdo, era bueno. Agua simple, pues no existía en México el Gatorade ni nada por el estilo. Todos corríamos vestidos como Dios Manda, vestidos de maratonistas, con short corto, camiseta de tirantes y calcetas hasta la espinilla: nada de mallas, singlets de material técnico, dryfit ni qué nada, calcetas de compresión, buffs; por supuesto no existían los geles energéticos ni ninguna de estas necesidades creadas que hoy día están tan generalizadas. Las marcas más extendidas de zapatillas eran la Adidas Marathon y las Tiger, que tenían un solo modelo y que después se convertiría en Asics. Por supuesto no había Garmins ni tampoco chips para cada corredor, pero la ruta estaba certificada por la Federación Mexicana de Atletismo y la distancia era exacta. Era la época del primer boom del running en el mundo, pero aún así, el número de corredores era mucho menor que lo que es actualmente. ¡Qué tiempos!
    Saludos desde México
    www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Hay algo que no ha variado, la temperatura en esas paradisiacas islas. :-)

    ResponderEliminar
  9. Hola.

    Me alegra que el Maestro Quintana haya captado que documentos como éste son de interés general.

    De momento, hago dos aportaciones a los comentarios, con el debido respeto y consideración:

    La carrera de pueblo, se ganó con una marca de pueblo: 2h.25´. El record de la carrera de pueblo se terminó fijando en 2h.24´. Pueblerinos!

    Las siglas CAI, decano de los clubes de atletismo en Canarias en la actualidad, respondieron durante mucho tiempo a CLUB ATLÉTICO INDEPENDIENTE. El CAI rivalizaba con el CAUEI primero y con la sección de atletismo de la Unión Deportiva Las Palmas después.

    Con posterioridad, influenciados por la imperiosa necesidad de conseguir mínimas subvenciones públicas, el equipo cambió la última I. Así, a principios de los años 90, el club CAI era Club Atlético Insular de Gran Canaria (CAI-GC).

    En 1.990, los directivos de la época, encabezados por Pedro González (el de electro-radio), que era el Presidente del Club CAI-GC, llegaron a pedir préstamos personales, avalados por sus propias casas, para que nosotros, una veintena de juniors de 18 años, hiciéramos del atletismo nuestra seña de identidad.

    Así empezamos a viajar, mientras no venían las subvenciones, aquellos señores de cuarenta años se preocupaban de que nosotros tuviésemos pago nuestro billete de avión.

    Yo me crié entre aquellas maratones, en aquella pista. Me crié en esfuerzo y valores, entre pueblerinos de carreras de cincuenta tíos de pueblo a pueblo.

    Larga vida al atletismo de verdad, al que yo debo mi propia esencia.

    Ahora mismo se me están cayendo las lágrimas encima del teclado.

    Gracias Maestro Quintana.
    Pepe Marcheta.

    ResponderEliminar
  10. Cualquier tiempo pasado no sé si fue mejor, pero está claro que cualquier tiempo actual fue más lucrativo. Menudo negociete se ha montado...

    ResponderEliminar
  11. Buena entrada, muy bien detallada.

    Lo único que no comparto (y solo por un motivo lógico) es que te pudieras inscribir in situ. En las carreras todo organizador debe de disponer de un seguro de responsabilidad civil y otro de accidente de cada participante. Si le pasa algo a algún corredor, luego te buscan las cosquillas buscando las perras.

    salu2

    ResponderEliminar
  12. Como se ha desvirtuado todo, parece mentira.

    Gracias por el documento Gonzalo.

    ResponderEliminar
  13. Inma Rivero sigue corriendo a día de hoy, especialmente en montaña. Yo la conozco de hace tiempo de otras lides...

    Tiene un palmarés que ni "todos nosotros juntos"

    Como decían Les Luthiers, cualquier tiempo pasado fue anterior

    ResponderEliminar
  14. Es una pena como se pervierte todo, como olvidamos los orígenes si no quedan documentos como este...Bueno, y quedando documentos también. Una pena.

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno fisgonear en el baul de los recuerdos y encontrar sorpresas como ésta.
    La verdad es que ahora en conjunto es mucho menos auténtico. Hay demasiados intereses en juego y el disfrute de correr no es el objetivo de toda la gente que participa en carreras. Pienso que lo importante es que cada uno tenga en mente el por qué hace lo que hace y sea coherente con sus decisiones.

    ResponderEliminar
  16. Al final se perderá la esencia, espero que todo vuelva a sus orígenes, aunque lo veo complicado, el tiempo dirá.....

    ResponderEliminar
  17. Buenísima entrada Gonzalo, quien volviera a esa época, que bonita maratón sólo 54 personas, una sola mujer, se habrá sentido una súper héroe

    ResponderEliminar
  18. Increíble poder ver ese material. Cómo han cambiado las cosas. Debe ser duro una maratón con sólo 54 personas pero también tiene su lado mágico, no? Y esa única mujer es mi héroe ;-)
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Maravillosa entrada Gonzalo. El documento es magnífico. Me encanta, de verdad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Que grande eres, encuentras un papel viejo y haces una maravillosa entrada, y geniales tambien los comentarios.

    ResponderEliminar
  21. Que tiempos aquellos, como va cambiando todo, el que no cambia eres tu que sigue corriendo,jajaja y que sigas siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Mirar las cosas con tanto tiempo efectivamente sirve para valorar la evolución hasta nuestros días. Normalmente se abandonan las cosas básicas y se tiende a comercializar y adornar de cosas inútiles lo auténtico.

    ResponderEliminar
  23. Me encanta¡¡¡¡¡
    No se si habeis podido leer, la única mujer que corrió, pensaba abandonar en el km 20, por no estar preparada, y decidió en el momento, marcarse un "marathon"¡¡¡¡¡¡
    Que grande.
    Como cambian las cosas...
    Un saludo. Zen.

    ResponderEliminar
  24. Llevas mucha razón, los que llevamos mucho tiempo en esto de las carreras y corríamos hace 30 años sabemos que se ha desvirtuado mucho.Ahora hay otros intereses.Buena entrada, un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Gran entrada Gonzalo, la única forma que tenemos hoy en día de hacer algo similar sería haciendo una Maratón Pirata ........ y cada vez lo veo más cerca.

    ResponderEliminar
  26. Un documento histórico que demuestra que antes también se corría y se hacía por verdadera pasión y con mucha humildad y trabajo.

    ResponderEliminar
  27. Sigue dejándonos info de este tipo, Gonzalo, por favor. No obstante...es mucho mas sencillo cubrir las necesidades de 54 personas que de 6000.

    ResponderEliminar