Agrofashion




Esta Semana Santa la he pasado en una casa rural alejado de todo. Uno de los máximos placeres de las vacaciones es salir a correr o muy temprano o muy tarde mientras "nessun dorma". Por alguna razón que supongo que tiene que ver con la iluminación, en el campo prefiero salir a correr muy temprano y en la playa muy tarde.

Las zapatillas iban dentro de la maleta, y todo el equipo de running, o eso pensaba. Estaba seguro de que lo había metido todo dentro salvo el mp3 y el Garmin que dejé a propósito en casa para sentirme más cerca de la madre naturaleza.

Llega la primera mañana y en silencio sin hacer ruido voy a buscar mi ropa para salir a correr y oh sorpresa, los calcetines de deporte no estaban. ¡Pero si debían estar ahí!. Se me habían olvidado, había que idear un plan B. En un alarde de solucionar problemas en tiempo récord decido coger los calcetines sucios de vestir del día anterior, total se iban a ensuciar igual. Eran de esos calcetines de hilo común, de color azul, de los que utilizamos para vestir. 

Salgo a la calle y comienza a amanecer. El piar de los primeros pajarillos de la mañana da los buenos días a mis calcetines "Punto Blanco". Y ahí estoy yo dispuesto a hacer una horilla de carrera con mis zapas de trail naranja chillón y mis calcetines de hilo azul. 

No se puede decir que hubiera mucho lugareño a esas horas, de hecho apenas vi a nadie salvo cuando pasé por la calle principal de un pueblillo cercano. Los que me vieron seguro que no se percataron de mis calcetines aunque seguro que pensarían "vaya guiri loco este corriendo a estas horas".

El recorrido era pura cuesta. Bajar, bajar, bajar para luego subir, subir, subir. La pendiente era tan fuerte en la subida que a ratos debía caminar. Y los pies tan a gusto, sin protestar, aquella fineza de calcetines les estaba sentando bien. Llego a casa y los pies como nuevos.

Y así un segundo día, mismo recorrido, misma hora, mismos lugareños con cara de sorprendidos, mismos perros ladradores y mismos pajarillos cantando en la mañana. Y por supuesto mismos calcetines de hilo azul. Este pequeño detalle me ha hecho recapacitar que el material de carreras está muy sobrevalorado.


En una carrera de montaña me adelantó en los últimos kilómetros, cuando iba fundido, un corredor mayor con indumentaria de caminante. El señor no tenía ni camiseta técnica ni bastones diseñados por el equipo de la NASA. Simplemente una mochila de ir a merendar al campo y pantalón estilo Coronel Tapioca. Pero el muy cabronazo me metió un hachazo al final, cuando más duele. Fue un golpe duro. Si te adelanta alguien con 700€ de equipo encima siempre puedes utilizar como excusa que "mira lo equipado que va", pero en este caso no había donde agarrarse.

Mucho del equipo que se usa en las carreras, tanto en asfalto como en trail, no cambiaría tu posición en la llegada ni a mejor ni a peor. Probablemente con una camiseta de algodón quedaría igual en carreras de media distancia. El bueno quedará siempre delante y el menos bueno más atrás, con o sin pantorrlleras de compresión. En larga distancia sí es probable que este tipo de prendas técnicas tengan su influencia, pero definitivamente muchos gadgets están sobrevalorados.


Y aprovechando esta entrada, mi humilde homenaje a Francisco Contreras "SúperPaco" que ilustra esta entrada. Con 76 años sigue corriendo ultras con su indumentaria de persona corriente. SúperPaco es de todo menos corriente. El año pasado estuvo en la lava Trail de Lanzarote terminando los 94 kilómetros en 18 horas. Sombrero de paja, palos de madera en lugar de bastones, nada de geles, esas son las credenciales de SúperPaco. Y debajo de esos pantalones de vestir seguro que lleva unos buenos calcetines de hilo azul. 


Share this:

CONVERSATION

19 Comentarios:

  1. SúperPaco seguramente se descojona de todos nosostros (y con razón)

    ResponderEliminar
  2. Gran persona mi paisano. La verdadera indumentaria es la que llevamos bajo la piel y no la de encima.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo hace años que corríamos con lo que había, con lo mismo que usabamos para todo, y esos calcetines blancos hasta la mitad de la tibia eran muy chulos

    ResponderEliminar
  4. Desde luego ahora somos muy sofisticados en la indumentaria,el estilismo parece fundamental. Yo que llevo más de treinta años corriendo,si supieras lo que me he llegado a poner para correr.....¡ y tan felices!.

    ResponderEliminar
  5. Qué grande este SuperPaco, ¡gracias por descubrírnoslo!

    ResponderEliminar
  6. Mi primera gran marca en un 10k lo hice con bermudas, calcetines normales y unas bambas de calle raídas. Desde entonces mi mejora en esa distancia a base de equipación ha sido totalmente marginal. Sí, la indumentaria está sobrevalorada.

    ResponderEliminar
  7. Yo en lineas generales no gasto casi nada en material, y creo que muy pocas cosas ayudan realmente a mejorar nuestras marcas. Que grande es Super Paco, y vaya currículum que tiene...

    ResponderEliminar
  8. esto es como todo, hay ropa buena y necesaria, para según que carreras, que no necesariamente es cara, y otras prendas que son totalmente inútiles y totalmente prescindibles....
    Los calcetines de doble capa en algún ultra han mantenido a raya a las ampollas, pero en alguna ocasión me ha pasado como a ti, de echar mano a la bolsa de deporte y sin calcetines y no ha quedado otra que correr con los calcetines negros de hilo de toda la vida, eso sí bajados por debajo de los tobillos jejeje.

    ResponderEliminar
  9. Si señor con un par ... de calcetines de hilo, ya me ha pasado ver al "primo" de SuperPaco andando por la montaña con zapatillas de esparto, bolsa del super con el bocata y un botellín de agua y parando cada 2 kilómetros a esperar a sus nietos y demás parentela.

    Lo que las piernas no te dan la vestimenta no te presta.

    ResponderEliminar
  10. Soy de la idea que algunos de los nuevos artilugios del mundillo del corredor nos hace ir más cómodos pero eso no es sinónimo que nos haga más rápidos, ni mucho menos.
    Como dicen en mi tierra, no es la flecha sino el indio :-)
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  11. No es lo malo en el nivel de tonta en el que nos movemos si no, a donde llegaremos!

    ResponderEliminar
  12. Al final la cuestión es ir cómodo y bien entrenado

    ResponderEliminar
  13. Varias cuestiones.
    1.- Esta entrada sin la foto de los "Punto Blanco" azul pierde mucha fuerza. Pasa a ser una entrada más.
    2.- Visto como las gasta SuperPaco me pongo a sus pies, aunque lleve unos calcetines blancos de esos con una rayita roja y otra azul.
    3.- El otro día en una entrada tuya hiciste un cálculo rápido sobre cuánto dinero llevaba "puesto encima" la gente en un trail. Salía algo así como medio millón de euros. Sigo impresionado.
    4.- En cualquier caso, habría que volver a lo auténtico, pero mola tanto seguir lo "cool" y lo "fashion" que nos ordenan las modas....

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Pues menos mal que usas calcetines de hilo si llegas a usar "ejecutivos", la experiencia habría sido otra.

    ResponderEliminar
  15. Lo importante es unos calcetines y unas playeras decentes, normales. El resto...más placebo que otra cosa, no te va a hacer ser más rápido, ni mejor.

    ResponderEliminar
  16. Yo no hubiera salido a entrenar, antes muerto que sencillo.

    ResponderEliminar
  17. Creí que como no habías llevado calcetines ibas a salir descalzo y darle al barefoot, jeje.

    ResponderEliminar
  18. Esta claro amigo Gonzalo, pero si no me gustan los coches, no me gusta fumar y no tomo drogas.... tendre que tener algun vicio que se precie... como el running y la gastronomia... no quiero ser el mas rico del cementerio... asi que prefiero llevar calidad en lo que utilizo.

    ResponderEliminar
  19. Súper paco es toda una institución por aquí y del que tenemos mucho que aprender. Es un diésel subiendo pero bajando es muy muy rápido.

    ResponderEliminar