Cuando la música es tortura


Now I'm a guide for the CIA
 Hooray for the USA!
Baby, baby, make me a loco 
Baby, baby, make me a mambo
(Havana Affair - Ramones) 

Ayer salí temprano como casi siempre a hacer mi tirada larga de los domingos. Música en el ipod y mucha motivación. Cambio la música del ipod según el entreno que toque. Para tiradas largas me gusta llevar conciertos completos que suelen durar aproximadamente lo que dura el entreno. Ayer elegí a los Chili Peppers, una de esas bandas que tuve en mi lista de "grupos-que-no-he-visto" durante muchos años. Concierto en Bulgaria de 2012. Fué ayer un día duro para entrenar, no por la música, sino porque amaneció sin nubes y con el cielo completamente despejado. Cuando comience a preparar Munich eso sí que va a ser duro. Debo ser uno de los tres o cuatro flipa-runners que preparan una maratón en los meses de Julio-Agosto-Septiembre.

Llegué a casa vivo, pero estuve meando amarillo oscuro hasta las siete de la tarde. Sabes que te has exprimido en un entrenamiento cuando por la tarde continúas meando amarillo oscuro. Y hoy leo en las noticias que los Chili Peppers están ofendidos porque la CIA utilizó su música para torturar presos en Guantánamo. Serán cabrones!. Al parecer la CIA confirmó este hecho a Al Jazeera dando incluso el nombre de un preso llamado Zayn al-Abidin Muhammad Husayn Abu Zubaydah al que martirizaron con la música de los Peppers entre Mayo y Julio de 2002 para obtener información. El muy cabronazo aguantó tres meses escuchando Californication!. A mí me gustan los Peppers, pero reconozco que una semana seguida de entrenos escuchándolos sería demasiado duro. 

Para los que hemos crecido en la cultura occidental, que te pongan a los Peppers no es algo tan malo. A mí lo que me freiría los sesos de verdad es que me machacaran con Bisbal o Coldplay y similares. Eso sí me jodería las neuronas, lo cantaría todo, no aguantaría tanta presión. Para un musulmán criado en otra cultura diferente, que le pongan constantemente Metallica, Skinny Puppy, Rage Against the Machine o ACDC a volumen 11 puede ser bastante duro, la verdad.

La música tiene un componente motivador que puede ayudar en carrera, pero cuando tu cerebro está saturado puede tener el efecto contrario. En los últimos kilómetros de una maratón ya no sé ni lo que escucho, no recuerdo nada. Y como vaya justito me dedico a pasar compulsivamente de canción en canción para encontrar algo que me motive, pero nunca ocurre.

En los años de "el jevi no es violencia" muchos grupos eran literalmente en España sacados del escenario a ladrillazos, botellas o vasos de meados. Aquella audiencia estaba formada por tipos duros. Y lo curioso que aquella misma música que endurecía ahora se utiliza para doblegar. Pero la CIA no sólo ha utilizado Heavy Metal para torturar, también ha utilizado cosas como el himno americano, rap o la canción de Barrio Sésamo. ¿Te imaginas escuchar la canción de Barrio Sésamo en tu celda 24 horas al día durante dos meses? ¿duro, no? Entrenamiento mental del que hablan los pseudo-gurús del Running.

Creo que voy a seguir con mi dieta variada musical y continuaré alternando música según el tipo de entrenamiento y mi estado de ánimo. Va a ser lo mejor. 

Share this:

CONVERSATION

12 Comentarios:

  1. Aunque estoy adscrito a los runners a ses grupo de corredores que no llevan banda sonora a cuestas sí que reconozco esea degeneración musical que bien explicas: la repetición acaba convirtiéndose en una tortura. Hasta la canción que más te gusta necesita tomar aire para volver a tus oidos con la misma energía.

    ResponderEliminar
  2. La música puede ser una de las más refinadas formas de tortura, yo casi siempre la programo para mis entrenos de vez en cuando tiro de lo aleatorio y me dejo sorprender otras corro sin música

    ResponderEliminar
  3. Leyendo esta crónica he pensado que debo de renovar la música que llevo en mi equipo, ya me está empezando a rayar y con la falta de tiempo nunca la cambio, al final acabo escuchando la radio y tragándome 15 min de publicidad. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Solamente me gustaría comentarte, que según dicen los expertos, orinar más oscuro de lo normal es un claro indicador de deshidratación.... seguro que obtienes mejores resultados en tus entrenamientos o carreras si te hidratas mejor. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. En la variedad está el gusto, pero yo debo ser un poco masoca, jajaja, cuando me da por una canción la escucho sin parar!

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo cuando tenía 10 años y en un campamento de verano el toque de diana era con la canción: "99 red ballons" , llegué a odiar esa canción con toda mi alma
    Pasados los años encontré una versión algo más punk, y allí está, en una de mis listas de tirada larga.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Correr con música, llevo un año y pico con una entrada sobre mi opinión del tema pendiente. Algún día. El problema es que a veces vas sin ella y el cerebro se empeña en cantar sin parar una que se repite y repite en tu cabeza...¡Bastaaaa! :D

    ResponderEliminar
  8. En dos días las canciones no me llegan y termino por correr sin música, solo usarla en los entrenos que me falta la motivación.

    ResponderEliminar
  9. yo en los entrenos la llevo siempre en aleatoria, pero cuando alguna canción encaja en el km , ritmo y momento, puedo repetirla hasta 5 o 6 veces .

    ResponderEliminar
  10. Hace años que paso del ipod para salir a correr,jajaja... me centro solo en correr, jajaja... pero me canto y encanto yo mismo...

    ResponderEliminar
  11. Yo tengo una lista de reproducción hiperlarga siempre en aleatoria y aún así tengo la sensación de que las canciones se repiten a veces. Nunca hay canciones suficientes para salir a correr

    ResponderEliminar
  12. Últimmente si salgo a correr con música pongo solo David Bowie. Lo he descubierto muy tarde, lo se.

    ResponderEliminar