El ikigai runner


Hay palabras que son imposibles de traducir de un idioma a otro. Palabras que recogen la esencia de la cultura de una zona determinada del planeta, conceptos que son difíciles de entender si procedes de otras partes. ¿Cómo le explicarías a un alemán lo que significa "tener duende"?. Los japoneses utlizan "ikigai" para definir la razón de vivir o de existir que tienen las personas. Según ellos, todos tenemos un ikigai y durante nuestra vida nos dedicamos a buscarlo, cosa que no siempre ocurre.

El ikigai es aquello que da sentido a nuestra vida, la respuesta al por qué estamos aquí. Hay estudios universitarios que confirman que las personas que consideran que merece la pena vivir y tienen una razón para ello viven más. Los buenos viven más. Esto se comprobó con miles de encuestas a ciudadanos japoneses a los que se les preguntaba "¿tienes ikigai en tu vida?".

El ikigai de cada uno es diferente. Para unos el ikigai puede estar relacionado con la familia, para otros es un hobby, para otros el trabajo, la búsqueda del éxito, etc. ¿Cuál es el tuyo?, ¿Crees que lo tienes o andas aún buscando?. En una situación extrema, nuestro ikigai debería ser la respuesta a la pregunta "¿Por qué cosa darías tu vida ahora mismo?. Cuando no tenemos ikigai, simplemente se transita por la vida. Las personas sin ikigai tienen mayor tendencia a la depresión.

Tengo la teoría no probada de que los runners de verdad encontramos en el hecho de correr buena parte de nuestro ikigai. Correr cada mañana o cada tarde da sentido a nuestras vidas. Un corredor lesionado te diría que daría cualquier cosa por volver a correr. Cuando miramos hacia el futuro nos vemos corriendo hasta casi el final de nuestros días. Ese sentimiento de sentido de la vida, dar lo que fuera por correr y visualizar tu futuro corriendo es puro ikigai.

Estoy también convencido de que el hecho de por qué tanto corredor comienza a correr después de los 30-40 años es porque se entra en esa etapa de mitad de la vida donde comienzas a hacerte preguntas de por qué  y para qué estás aquí. Miras hacia adelante y necesitas encontrar un significado a lo que haces. Esto no es ni más ni menos que lo que los japoneses llaman "ikigai", "el ikigai runner".

Share this:

CONVERSATION

16 Comentarios:

  1. Desde luego siempre necesitamos algún sitio al que llegar, puede ser el ikigai japones, pues seguramente pero lo que está claro es que si nos paramos perdemos nuestra esencia.

    ResponderEliminar
  2. Eres pura enciclopedia andante, mejor dicho "enciclopedia corriente".
    Muy bueno!!!

    ResponderEliminar
  3. Todos buscamos un objetivo, algo en lo que pensar, algo en lo que apoyarnos, algo en lo que soñar y esforzarnos. Cuando te conviertes en runner, corredor o deportista a secas, tienes un estilo de vida y una forma de verla totalmente distinta, es parte de ti, es parte de tu mundo y, por supuesto te facilita la existencia. Te da algo que todo ser humano debería tener: inquietudes y afán de mejorar o no estancarse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Mi Ikigai es marcarme un par de objetivos en la temporada de runner y los demas ir transitando para hacer una buena puesta apunto.
    Gonzalo tienes alguna maraton en mente para realizar!!

    ResponderEliminar
  5. Bonita teoría esta del ikigai (que por supuesto desconocía y me entero aquí). Muchas veces veo a mi alrededor gente, que como muy bien has definido, sólo "transita por la vida". Y sinceramente me dan pena, porque siempre he pensado que se dejan vida sin vivir...
    Por otro lado, no descarto que aún esté yo en el tránsito de búsqueda de mi verdadero ikigai. El running quizás no sea el ikigai definitivo... quien sabe.
    Buena entrada. De las que te hacen pensar. Me gusta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. San Ignacio de Loyola comienza sus ejercicios espirituales con el Principio y Fundamento, que es como Ikigai pero a lo castellano viejo, que no es poco pensamiento en un país donde pocos saben identificar la diferencia entre capricho, moda, apariencia, apetencia, ikigai, esencia, fin, principio o fundamento. Correr no es Ikigai, porque correr es solo correr, ikigai no es lo que percibes cuando corres o por el hecho de haber corrido o por la circunstancia de ser corredor. La rutina runner es lo aparente, el esfuerzo es el vehículo, la satisfacción es el resultado; vale, es cierto, pero ikigai es lo que transciende a todo eso, lo que le da sentido, lo que uno le pone a correr. Mi ikigai es decir no al no.

    ResponderEliminar
  7. Curiosa coincidencia, la semana pasada mi amiga Laura hablaba del IKIGAI en su blog Japonismo: http://japonismo.com/blog/ikigai-o-la-razon-de-vivir
    Un concepto muy complejo el de IKIGAI. Yo también me veo viejita y corriendo hasta que las rodillas aguanten. A ver dónde me llevan.

    ResponderEliminar
  8. Preciosa entrada. Creo que podría traducirse por lo que algunos educadores llaman "elemento". Por lo que cuentas, coincide plenamente con lo que Ken Robinson describe en su libro "El elemento", uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa entrada. Creo que podría traducirse por lo que algunos educadores llaman "elemento". Por lo que cuentas, coincide plenamente con lo que Ken Robinson describe en su libro "El elemento", uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar
  10. Amén, Gonzalo, de un corredor que no puede correr

    ResponderEliminar
  11. Da que pensar, aunque no estoy de acuerdo en que los buenos viven más, ya sabes que bicho malo...,

    ResponderEliminar
  12. Es como el lado oscuro pero de los buenos, no?

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo claro que mi rollo es el rock,jajajaja

    ResponderEliminar
  14. Te soltaría una chapa de la hostia al respecto.. pero mejor te doy las gracias por el texto, me ha gustado una jartá

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  16. mi ikigay es follar cada dia y muchas veces

    ResponderEliminar