El plan Oktoberfest, semana 5 en revisión


Al fin puedo dar buenas noticias. Han tenido que pasar cinco semanas simplemente para encontrar ritmo. Parece que ya voy entrando en el plan, que tengo el control y que no es el plan el que me controla a mí. Los ritmos son los que son y los que deberían ser a estas alturas y eso al menos son buenas noticias. Las malas sensaciones de la semana anterior han desaparecido para convertirse en sensaciones normales. 

El martes comencé la semana con 16 series de 200 metros, divididas en dos tandas de 8. Son adictivas, te sientes como un pistolero. Bam, Bam, Bam una serie detrás de otra con poca recuperación. Salieron todas entre 42 y 45 segundos. Me gustan cuando las series salen regulares. En principio podría parecer que estas series ultracortas tienen poco que ver en una preparación de maratón, pero te ayudan con la técnica de carrera y te dan algo de chispa quitándote la carbonilla de las piernas. 

El miércoles 12K cochineros para recuperar del día anterior y el Jueves sesión de gimnasio. Y el viernes tocaron series largas con algunas incidencias:

1) El puto Garmin perdió la señal en el calentamiento y ya no la recuperó.
2) Salí de casa a las 21:30 con lo que las primeras series se harían sobre las 22:00.

Cuando haces series a las 22:00 sabes que vas a dormir mal, y así fue. No entiendo por qué hay tan poca gente corriendo los viernes por la noche. ¿Qué hacen? ¿salen de fiesta? con lo bien que está el viernes para hacerse unos dosmiles. Con la jugarreta del maldito Garmin tuve que hacer las series por tiempo ya que estaba en la Avenida Marítima y no tenía las medidas exactas. Al acabar una de las series, me paro, me llevo las manos a la cintura y agacho la cabeza para que la sangre tenga que ejercer menos presión sobre la gravedad. Pasa un señor trotando y me pregunta: 
- "¿Estás bien?"
- "Sí, son sólo series, gracias" 

Queda gente buena por las calles.

Y el domingo tirada larga. Las sensaciones de la tirada larga son clave para ver si estás asimilando bien el entrenamiento. Hice 20 kilómetros progresivos que salieron a 4:51 min/km de media, lo cual es bastante aceptable para estos inicios de preparación. Sensaciones muy diferentes a la semana anterior, notaba que si apretaba las piernas me respondían, tenía el control y eso es importante.

La semana quedó así:

  • Martes: 3K + 8x200 + 1K + 8x200 + 3K
  • Miércoles: 12K cochineros
  • Jueves: Gimnasio
  • Viernes: 5K + 1000 + 2000 + 1000 + 500 + 2K
  • Domingo: 20K progresivos
 Menos kilómetros, más calidad. Muerte al cochinero. Esta semana más.
 

Share this:

CONVERSATION

11 Comentarios:

  1. Esto marcha, y es que era cuestión de tiempo que las buenas sensaciones volvieran, ( agonías!! )
    hacer las series sin garmin machaca mas, es más duro, no sabes el ritmo y mientras corres piensas que vas mas lento de lo que debieras y claro aprietas más de la cuenta, vamos que te exprimiste a base de bien.
    la tiradita del Domingo a 4:50 de media.... pues eso que esto marcha...

    vamos seguimos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ánimo sosaku!
    Es muy posible que tus malas sensaciones hasta ahora se deban a ese dia de gimnasio que has metido, pero que seguro que en el largo plazo te va a cundir mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que las sensaciones vayan para arriba! como dices, esas series cortas parecen contraproducentes para el maratón, pero son la clave para buenas series largas, yo no me las salto nunca! además, me encanta el buen sabor de boca que me dejan, jeje. Me uno a tu club ¡muerte al cochinero!

    ResponderEliminar
  4. Cuánto dependemos de la cabeza... y no lo digo por aquello de agacharla para que fluya más la sangre, para susto del buen paisano trotador... Nosotros queremos creer que tenemos autocontrol sobre nuestros cuerpos y al final es la cabeza la que manda.
    Eso si, cuando nos da mensajes positivos, vaya subidón.

    Ufffff. Soy lento y moriré lento. Creo que nunca me veré en un 16x200 aunque esté troceado en dos bloques. De hecho, creo que mi cabeza no sería capaz de aguantar 16 salidas-llegadas... vaya mérito tenéis.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Otra semana menos para Munich!!...Aún no te leo tu instinto asesino...serán los calores???

    ResponderEliminar
  6. Unos matáis al "cochinero", y yo creo que volvere a el en mi próxima preparación, todavía tengo indigestión de la ultima matanza.

    ResponderEliminar
  7. Hacer comentarios sobre una semana de preparación de un maratoniano más allá del desearle suerte y darle ánimos, exige respeto, conocimientos y cierto grado de sinceridad. Cada uno traza sus planes del modo que cree más acertado, pero en ocasiones hay que echar la vista atrás y ver si lo que se ha hecho en las últimas ocasiones ha sido lo más apropiado y me da la sensación que entrenas mejor de lo que compites, dicho esto con todo el respeto del mundo. Será cosa de controlar cuando estás en pico de forma y si llegas al Maratón desgastado o muy pasado de kilómetros o si eliges carreras en mala época, no lo se la verdad. Lo digo porque hay tiradas largas tuyas que alucino, como la de esta semana: 20k a 4.4 a estas alturas es la leche, y a nada que mantuvieras el nivel te pondrías a 4.30 fácil en ritmo de maratón pero luego en carrera no te sale.

    ResponderEliminar
  8. Pon un cochino en tu vida... Lo agradecerás... :) Ya te veo demasiado rápido otra vez...

    ResponderEliminar
  9. Por un lado lo positivo, buenas sensaciones es lo que buscabas y ahora las tienes, pero me sumo a RA e Isidro, quizas llegues antes de tiempo al pico de forma.

    Muchas veces el ansia de precibir una buena progresión nos lleva a que esta sea demasiado rápida, lo importante y dificil es hacer coincidir la prueba con el punto de rendimiento optimo.

    Ánimo y a por ella.

    ResponderEliminar
  10. Me desconciertan esas series de 200 para Maratón, si las de 1000 me parecen cortas ... me alegra ver que vuelves a esos viernes noche salvajes, ya sólo falta ver alguna Tabata :)

    ResponderEliminar