I Maratón de Santa Cruz de Tenerife: Mi crónica




Que se anuncie una nueva Maratón en la región donde vives siempre es una gran noticia. Es una organización compleja la que hay detrás de una carrera de este tipo, además de la incertidumbre de número de inscritos y apoyo popular. En este sentido, tanto en apoyo de la sociedad como en participación, creo que Tenerife ha pasado la prueba con éxito para ser una primera edición. Es una carrera modesta, sin cajones organizados, sin puntos kilométricos, sin excesivo número de voluntarios en la calle, pero desde fuera se percibe la ilusión y el cariño de los organizadores. Las carencias y fallos suelen ser habituales en primeras ediciones, fáciles de mejorar y pulir. Lo importante es que saliera el proyecto y éste ha salido. Tenerife necesitaba una Maratón.

Cuando se anunció ya estaba apuntado a la maratón de Munich sólo cuatro semanas antes. Pero dejar pasar esta primera edición no era opción. Me armé de valentía, me beneficié de los 15€ de oferta de lanzamiento para los 42K y me dije que ya se preocuparía el futuro. Y el futuro llegó. Desde Munich había tenido una semana de descanso total, un par de semanas donde corrí algo incluyendo la Media Maratón de LPANightRun y una semana de tapering. Obviamente iba a correr Tenerife con las rentas del plan anterior.

Además de una celebración deportiva, el fin de semana se convirtió en una celebración de amistad. Nos juntamos muchos corredores de Gran Canaria que viajábamos para correr, era la oportunidad para coincidir también con muchos corredores de otras islas a los que vemos muy poco, sólo en ocasiones como esta.


Al matadero se va con el estómago lleno


La tarde nos dió la bienvenida a Tenerife con lluvia y fresco. Tiempo ideal (para ser Canarias) para correr una Maratón, pero corríamos al día siguiente y podía cambiar. De esta forma los primero que hice al levantarme el domingo de la carrera fue mirar por la ventana. No había rastro de nubes, las lluvias de la tarde anterior habían sido un espejismo. Había amanecido un día magnífico para rodar un spot turístico de Tenerife, pero no necesariamente para correr.

"¿Son cosas mías o el día ha amanecido soleado?"
Vamos al meeting-point y todo son risas y fiestas hasta que nos damos cuenta de que son las nueve de la mañana y ya el calor aprieta.

La inocente felicidad de no saber lo que nos espera
Hace algunos días me preguntaron por mi lista de reproducción musical para esta carrera. Con tantas canciones que sonaron en mi ipod, ha sido fácil utilizar algunas de ellas para identificar puntos kilométricos concretos. ¡Ladies and Gentlemen, mi Maratón de Tenerife!

Salida: Crazy Train (Ozzy Osbourne)
Estamos colocados en los cajones imaginarios (no existían). En un momento dado nos hacen apartarnos para que desfile una comparsa que anima a ritmo de carnaval y hace que la espera pase rápido antes de que me vuelva a subir al "Crazy train" de los 42K. Será mi maratón número 13. Además, terminando Tenerife obtendría la "triple corona", las tres maratones de las Islas Canarias completadas. La estrategia la tenía muy clara. Hace sólo cuatro semanas que había finalizado otra maratón, así que esto va a ser hoy una tirada larga donde se te va un poco la mano. No pienso bajar de 5 min/km en toda la carrera.

Pero hay un detalle que nos preocupa y que comentamos. Hace calor, estamos sudando sin empezar a correr. La carrera empieza a las 9:30 (tarde para el corredor, temprano para el público) y ya cae la gota gorda por el rostro. Quizás en la Media no se note mucho, pero en la Maratón puede ser demoledor. El sol quema a esa hora hasta el punto de que sería necesario ponerse crema protectora (que yo no llevé). Dicen que si en la salida de una maratón ya notas calor, los últimos kilómetros van a ser un infierno, y aquí se cumplió esta máxima.

Km 2: Bad Medicine (Bon Jovi)
No hay demasiados corredores y la carrera se abre pronto. Unos mil corredores en total entre Media y Maratón. La campaña de oferta inicial con precios escandalosamente bajos (15€ para Maratón) ha tenido posiblemente el efecto "Easy Comes Easy Goes" donde muchos se apuntaron a ver si llegaban y no se presentaron. Hay 300 no presentados. Yo me aislo de las alegrías del resto de corredores y pongo el piloto automático sobre los 5 min/km sin obsesionarme mucho. La carrera es muy larga. Me gusta correr maratones, es como una Bad Medicine.

Km 5: Dancing in the Street (David Bowie and Mick Jagger)
Hemos pasado ya las cuestas de la muerte (6% de desnivel durante 400 metros entre otras) y estamos en la parte más urbana del recorrido. En las cuestas intenté no cebarme e ir pendiente del nivel de esfuerzo. Queda mucho, vamos bailar en la calle durante muchos kilómetros.

Este es el perfil criminal de la primera vuelta de la Maratón. Hay que repetirlo.

Km 8: Till the World Ends (Britney Spears)
Sobre el kilómetro 8 salimos de la zona urbana en dirección a San Andrés. Nos queda una recta interminable en falso llano que pica para arriba durante seis kilómetros. Voy eufórico y choco las primeras manitas de los voluntarios. Sigo a mi ritmo de 5 min/km y tengo la sensación de poder seguir así hasta el fin del mundo.

Km 10: Hey Ya! (versión Supersuckers)
Miro a mi derecha y veo un señor que calculo debe de tener por encima de 60 años. Va a mi ritmo. Le miro el dorsal y es de color rojo. Hey Ya! está corriendo la maratón. Paro el ipod y hablo con él.

- ¿Qué número de Maratón está haciendo?
- La diecinueve
- Mis respetos
 
Km 15: Barco a Venus (Mecano)
Este es un kilómetro psicológico porque damos la vuelta en San Andrés. Llegado a este punto me digo que cuando esté aquí en la segunda vuelta ya sólo quedarán unos seis kilómetros hasta la meta. Pero vamos poco a poco, ni nadie ha ido a Venus en un Barco ni nadie ha considerado una maratón controlada en el kilómetro 15.

Km 18: Fighting the World (Manowar)
Los kilómetros pasan y casi ni me entero. El sol sigue pegando en la piel y sé que eso está haciendo que parte de mi sangre que debe transportar oxígeno va a la piel a refrigerarla. Las sensaciones son buenas, he salido a ritmo conservador. Seguimos luchando.

Km 21: Pégate a mí (Loquillo)
El paso por la media es el momento de hacer control de riesgos. No tengo daños aparentes, voy bien de caja. Miro hacia adelante y sólo veo el asfalto solitario. Es la hora en que los héroes, los maratonianos comenzamos la segunda vuelta. Hacia adelante sólo veo la soledad del corredor de fondo (Hay unos 290 maratonianos repartidos en 42 kilómetros). Pero he tenido suerte, he encontrado a un corredor que va a mi ritmo, un oasis es este pozo de soledad en el que se va a convertir la segunda vuelta. Me pego a él y sigo tirando.

Km 25: Don´t stop believin´ (Journey)
Una vez pasas la media hay que contar hacia abajo, miras lo que te queda, no piensas demasiado para que los kilómetros pasen pronto. He superado el tramo de "cuestas de la muerte" y ahora queda lo más fácil. Este segundo tramo de cuestas se me ha clavado en los cuadríceps como puñales, pero se ha superado. Continúo con mi compañero accidental (luego me enteraría que lo sigo en Twitter y no sabía que era él).




Km 28: Wild is the Wind (Bon Jovi)
En el 28 ya empiezas a pensar que no queda tanto, que lo que falta es una salida cualquiera, que lo superas. Pero las sensaciones no son iguales que al principio. A pesar de ir reservón y a ritmo fácil para mí, los kilómetros pesan y la carrera se está convirtiendo en algo salvaje. Pasamos por contrameta y sigo, pero ver caras felices de corredores de la Media y 8K que ya han acabado, y las terrazas llenas en un día fantástico de sol, hace que sea duro continuar desde el punto de vista psicológico. Continuamos.

Km 31: Hit me with your best shot (Pat Benatar)
Las piernas pesan, no puedo seguir el ritmo de nadie, llevo un rato donde ya no puedo bajar de 5:15 min/km. Estamos en zona donde la carrera pica hacia arriba durante varios kilómetros. Muscularmente no tengo demasiadas fuerzas. Es el muro, me ha dado con su mejor golpe. Sabía que esto podía pasar, me digo que soy gilipollas, que si me gusta sufrir. ¿pensaba que se puede correr dos maratones en un mes entre risas? El sufrimiento acaba de comenzar y lo peor es que sé lo que me queda, ya he pasado por aquí.

Km 33: Every Rose has its thorn (Poison)
Estoy en medio del muro, tengo que hacer paradas para caminar. El falso llano en el que me encuentro es el Tourmalet para mis piernas. La Maratón tiene estas cosas, es bonita de correr pero tiene su espina. El sol aprieta cada vez más. La combinación de perfil duro y día de calor excesivo está haciendo mella en todos. El 90% de los corredores que veo tanto hacia arriba como los que vuelven hacia abajo tienen que caminar a ratos. Únicamente los 7-8 primeros de la clasificación que ya he visto bajar iban corriendo, el resto debe caminar. Esta imagen no la he visto nunca en ninguna de mis 12 maratones anteriores.

Km 35: Somebody Save Me (Cinderella)  
Comencé haciendo paradas breves caminando, pero ahora las paradas deben ser un poco más largas. Hasta el final va a ser un Ca-Co (caminar correr) contínuo. Todos lo hacemos, nadie me pasa, no paso a nadie. Estamos en una caravana de cadáveres. Los avituallamientos parecen de montaña, con una decena de corredores parados bebiendo y buscando descanso. En el último avituallamiento me bebí una botella de 33 cc. de un sólo sorbo. No hay nadie para ayudarme, lo que queda es pura cabeza.

Km 36: Sunday Bloody Sunday (U2)
Está siendo un domingo sangriento verdaderamente. Hay muchos corredores que he visto retirarse. Otros caminan torcidos, como zombies. El calor y el perfil nos está destrozando. Casi todos caminan y trotan a ratos. Yo ya no puedo trotar más de 500 metros seguidos antes de parar de nuevo.

Km 37: No Fun (Sex Pistols)
Un poco delante mía una chica casi se cae al suelo retorciéndose de dolor. Los servicios médicos están muy cerca y acuden. Esto no es divertido.

Km 38: If you have ghosts (Ghost)
La cabeza no piensa con claridad como al principio. Debo tener bastante mala cara porque Protección Civil me ha mirado con gesto serio y me ha preguntado si voy bien. Les he dicho que sí sólo porque quedan cuatro kilómetros, porque es evidente que no voy bien. La carrera sigue pareciendo una caravana de fantasmas.

Km 39: Los rockeros van al infierno (Barón Rojo)
Los pensamientos de que el muro me dió duro por correr dos maratones en un mes ya han desaparecido. Todos estamos igual, aunque hubiera llegado fresquísimo también hubiera caído. Hablas con el de al lado que camina igual que tú, el te anima y tú le animas. A ratos tú adelantas mientras trotas y a ratos te adelantan, pero  nadie corre seguido hasta el final. El sufrimiento en común une más que la alegría.

Km 40: Remedy (Black Crowes)
Quedan sólo un par de kilómetros hasta el final, esto sería como un calentamiento cualquier día, pero hoy es una distancia que aún parece casi insalvable. No puedo correr seguido más de 300 metros sin parar. Hace ya rato que cuando llego a 300 metros comienzo a hiperventilar y me preocupo. Me da igual llegar cinco minutos antes o después, mi mentalidad ahora es de finisher, sólo pienso en terminar. Queda poco o mucho según como se mire y no hay otro remedio para este sufrimiento que avanzar.


Km 41: Magic Touch (Aerosmith)
Estamos a mitad del kilómetro 41. Hay algo de sombra por los árboles de la Avenida Anaga. A pesar de que no he podido correr en los últimos 2-3 kms más de 300 metros seguidos, ahora saco mi toque mágico y enfilo meta como puedo. A correr hasta el final, el público hará que no me pare.

Llegando a meta

Meta: Saved by the Bell (Backyard Babies)
He llegado a meta, me ha salvado la campana. Los últimos 10 kilómetros han sido muy duros, todo el mundo caminaba-corría. El sol y el perfil han dinamitado las esperanzas de los maratonianos de hacer un buen crono. Yo he hecho 3 horas y 52 minutos netos, más de media hora que hace un mes. Hay gente que se ha ido más de una hora por encima de su marca normal en maratón. Estoy contento por haber luchado. Hoy hemos hecho historia en la Maratón de Santa Cruz de Tenerife.


Epílogo: Con algo más de fuerzas después de ducharme y mientras tomaba un refresco en una terraza a 300 metros de meta, veía entrar a los últimos maratonianos de la carrera. Pensaba que esos corredores llevaban casi cinco horas sufriendo el asfalto y el sol y me me erizaba la piel. Todos somos compañeros en esto, independientemente del tiempo. Hoy hemos sufrido todos y el sufrimiento une.

La carrera fue una debacle total. Sólo 233 finishers en la Maratón con un porcentaje de abandono en carrera de un 20% (lo habitual es un 5%). El porcentaje de abandonos es como si en Madrid o Valencia abandonan 2.000 corredores, una barbaridad. Es una Media bonita y entretenida pero una Maratón demoledora si hay que dar dos vueltas. Las nueve y media es tarde para comenzar si toca un día de calor como el que tocó. La carrera debe ser algo más "friendly" si quieren que crezcan los inscritos a la distancia reina.

Dentro de la debacle, mi carrera no fue tan mala. A pesar de ir muerto, adelanté 30 puestos del km 21 al 35. Fuí mejorando posiciones desde la Media hasta el final, mi posición en carrera fue siempre en progresión. Es decir, yo iba muerto pero el resto también y un porcentaje muy alto más muerto que yo. Un 20% de abandonos en carrera es demasiado se mire por donde se mire.

En cuatro semanas he hecho dos maratones. En los últimos 12 meses me he cascado cuatro maratones, siendo tres de ellas las tres maratones canarias: Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife. Tres maratones muy duras sólo por la climatología, pero la triple corona ya está en casa y soy feliz. No sé si hay alguien más que tenga las tres completadas, sólo pudo ser alguno de los 233 finishers de ayer. A falta de majors, bienvenida sea la triple corona maratoniana canaria.

La mente viene de fábrica preparada para olvidar lo malo. El dolor durará unos días y luego se irá y sólo recordaré un fin de semana fantástico. Esta Maratón hay que cuidarla para que continúe creciendo.

Nos volveremos a ver pronto, y lo sabes

Share this:

CONVERSATION

33 Comentarios:

  1. Chapeau por tu triple corona canaria. Si hay alguien más serán, en todo caso, poquísimos.
    Lo dicho, chapeau!

    ResponderEliminar
  2. Brutal, Gonzalo. Y todo mi respeto y admiración por esos últimos 10 km terribles que os habéis marcado los que cruzasteis finalmente la meta. Si Sosaku dice que la maratón ha sido dura, no quiero ni imaginar para el resto.

    Salud y felicidades.

    ResponderEliminar
  3. 13 maratón para el bolsillo y de qué manera! Felicidades Gonzalo! ahora a descansar de este mes de locura y a planear la próxima.

    ResponderEliminar
  4. Joder, enhorabuena x 3, por tu triple corona, por tu maratón nº 13 y por haber salido entero de ese infierno. Odio el calor para correr, no me va nada bien y de hecho, lo he pasado mal hasta leyendo la crónica... no quiero ni imaginarme ese sufrimiento que tuvisteis que padecer.
    A lo dicho, trienhorabuena!

    ResponderEliminar
  5. Estimado Gonzalo:

    Como bien sabes, JD considera el calor como el principal enemigo del corredor. Hoy lo has sufrido en tus carnes y ni siquiera la precaución de ir tranquilo te ha librado de ello. Es evidente que no sólo el calor se ha dejado notar, el recorrido también ha influido.

    ¡Enhorabuena! Acabar una maratón nunca es tarea fácil y de todos se aprende.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Encadenar Maratones como bien dices no es el problema fundamental, el calor y seguramente la humedad hacen mucho mas daño en el organismo.

    Aunque mirando la playlist en el kilómetro 15 algo te debió atacar ;-)).

    Felicidades por esa triple corona!!!!.

    ResponderEliminar
  7. Eres GRANDE Gonzalo y además como te he puesto ya por Twitter, sólo 2 titanes han conseguido acabar las tres Maratones de Canarias en el último año y tú eres uno de ellos. Respect!

    En menos de dos semanas te veré por aquí

    ResponderEliminar
  8. AAAAAAAALL ABOAAAAAARRRRRRRDDDDDDDDDD

    Creo que ni con Ozzy en auto-repeat hubiera aguantado. Eres muy grande! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades por la carrera y la crónica!!!....13 maratones y más de la mitad en zona subtropical... Triple corona merecidísima

    ResponderEliminar
  10. GRANDE GONZALO!!!

    has sido un valiente por haberlo intentado y conseguido, meterte dos maratones tan seguidas... pufff.
    ya no por el aspecto físico, creo que el psicológico es el más complicado, despues de los meses de entreno y correr el maratón acaba uno un poco hasta los web de correr y sacar ganas para correr otra...

    Enhorabuena compañero.

    ResponderEliminar
  11. ¡Madre mía, Gonzalo,! ¡Triple corona merecidísima! Aunque yo diría que la maratón de domingo vale por dos...
    A ver si de cara al año que viene, aprenden de los fallos de la edición de 2014 y la salida la adelantan. Hay que ser muy valiente para colgarse ese dorsal rojo de sólo tres números.

    ResponderEliminar
  12. Ya mismo te tienes que hacer con una camiseta de "Yo he corrido las tres maratones de Canarias de 2.014 y tú NO .... y lo sabes". Tienes un año por delante para chuliquearte a tope.... y lo sabes.

    En serio, el calor es lo peor, más que las cuestas, aquí en Madrid creo que fue en 2010 subió mucho la temperatura y la gente caia como moscas y eso que es Abril en Madrid: malas sensaciones, abandonos en grupo y marcas terribles. Pero esto es Maratón y es cera de casa, se corre si o si y coño 15€, es imposible decir que no. (El que no está en este mundo no tiene ni idea de lo que nos pasa).

    Al final todo lo bueno que traias de Alemania te lo has gastado en estas dos chorradas, así que trata de recuperar bien, pero esta vez bien de verdad. Ahora toca rodajes suaves, diezmiles chocamanitas, y cuidarse mucho, hasta que hagas ganas de otra.

    Y juro que me acordé de ti mientras vagueaba en el spa este domingo, lo juro. (ponga Ud. una risa diabolica de fondo).

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena Gonzalo !! otra maratón a la saca. Tienes mucho mérito por correr las tres maratones de Canarias y esta última después de Munich. Un saludo compañero

    ResponderEliminar
  14. ¡Sensacional!, desde luego que tu mente debe de venir de fabrica y sin defectos después de mucho uso..jejej.Estupenda crónica y mi enhorabuena por tu fuerza para terminarla con un estupendo registro.Felicidades,un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena por eaa triple corona, por esa número 13 y por luchar como has luchado! Aunque el playlist,... según que título no animaba mucho! Pero me mola, porque yo también llevo una gran variedad de estilos en el mp3.
    saludos!

    ResponderEliminar
  16. Joooo, qué duros tuvieron que ser esos kms Gonzalo! felicidades por completar otro maratón, como dices, pasado el tiempo se valora mucho más y tener los tres de las Islas no está al alcance de todo el mundo, eres un crack! yo no me hubiera atrevido a hacer lo que has hecho! un besote y a recuperarse bien!

    ResponderEliminar
  17. Una carrera tan dura como la playlist, enhorabuena (again) Gonzalo :)

    ResponderEliminar
  18. Finisher y de los buenos. Lo que sufrimos este fin de semana no tiene nombre, pero acabaste y con nota. Muchas felicidades maestro.

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué grande y qué duro! Felicidades por esa decimotercera, nunca es fácil

    ResponderEliminar
  20. Uffff. todavía me duele el alma de leerte, que manera de sufrir, me has recordado los últimos kms dela GCM. Pero como dices, ahora a recuperar y a recordar los buenos momentos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Bestiajo
    Lo que has hecho sólo está al alcance de pocos. Yo seguro que habría claudicado en algún momento. Pero lo tuyo ha sido un triunfo y de los grandes, nada de baratijas, una medalla que vale lo que pesa
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  22. Tienes unos cojones muy grandes por apuntarte a una maratón en el infierno solo un mes después de haber hecho una. Pero no te llega con eso sino que en un día de lo más caluroso en dicho infierno acabas una maratón solo apta para tipos muy muy duros. Eres un grande y lo demuestras cada día. Enhorabuena por esa triple corona!!!!!!! A seguir batallando, vamos!!!! Un abrazo crack

    ResponderEliminar
  23. Dos maratones tan seguidos y con ese calor.....para mi esas temperaturas son inaguantables.

    De todas formas ¿Britney Spears?¿Mecano?
    Se me ha caido un mito...

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena Gonzalo...vaya sufrimiento de maratón!!! Y si haces la triple corona dos años seguidos??? Te quedan ganas???

    ResponderEliminar
  25. Tienes experiencia en todo tipo de condiciones, de ahí si que se aprende a afrontar nuevas metas. Muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  26. Joder me imagino como has sufrido , pero me quedo con lo bien que lo has sabido llevar y mentalizarte en cada momento , por algo ya ere el gran Gonzalo , a mi me has hecho pensar tengo en mente hacer la maraton de Malaga el dia 7 de Diciembre y estoy bastante reciente , saludos maquina y a pesar de todo un gran crono

    ResponderEliminar
  27. Hay maratones para disfrutarlos, para sufrirlos, para odiarlos, para amarlos y para hacer tu mejor marca. Pero al final, en todos vivimos una experiencia, que es de lo que se trata. Felicidades por ese nuevo maratón.

    ResponderEliminar
  28. Menuda banda sonora!! Enhorabuena por aguantar ese sufrimiento

    ResponderEliminar
  29. Has terminado otra marathón, y es lo más importante, otra experiencia en la distancia. Un abrazo, Gonzalo.

    ResponderEliminar
  30. Podrías haber entrado escuchando un temita de Siniestro Total. Bromas aparte, mis respetos por la triple corona, la carrera y el pundonor.
    Un abrazo, Klass.

    ResponderEliminar
  31. Joder, aún me acuerdo del fresquito de Chicago, el recorrido plano, la cantidad de gente, la carrera de mis sueños... Y no hago más que leer crónicas de maratones épicas que ponen los pelos de punta... :) Correr tres maratones en las islas es una machada digna de mención, ya te podrían invitar si haces además unas crónicas como éstas... :) Te has ganado un buen descanso. Esta vez sí, no hay excusa para tomarte unos días de relax, cochineros y buena comida!

    ResponderEliminar