"Mudstock" Neblina Trail 2014: Mi crónica


Este año se cumplen 20 años del festival Woodstock 94 que a su vez celebraba el 25 aniversario del Woodstock original de 1969. En el festival original aún no había nacido. En realidad nací un par de años después, quizás sea fruto de la generación hippy, aunque nunca lo he preguntado. Pero el Woodstock del 94 sí me marcó. Se realizó del 12 al 14 de Agosto en Saugerties, Nueva York y acudieron 350.000 personas.

Yo estaba en plena época universitaria y sabemos que estos eventos marcan a esa edad. Allí estaba lo mejor de aquella época. El festival fue conocido como "Mudstock" porque el 13 de Agosto cayó una lluvia tremenda que llenó el festival de barro, encima y debajo del escenario. 




Tengo dos recuerdos muy frescos de aquel "Mudstock", a Nine Inch Nails saliendo a tocar completamente llenos de barro y a Primus tocando "My name is Mud" (mi nombre es barro) y desencadenando una brutal guerra de barro en el público.


Nine Inch Nails, Woodstock 94

Este fin de semana tuve mi particular "Mudstock" en el Neblina Trail. A escasas tres semanas de acabar una maratón de asfalto me apunté a esta carrera de 24 kilómetros y 1.500 metros de desnivel positivo. Sin tocar la montaña desde Abril, meterse 24 kilómetros duros de montaña es algo temerario, la montaña hay que entrenarla en el terreno, los grupos musculares que se utilizan son diferentes a los del asfalto.



La carrera salía del pueblo de mis abuelos. A las 9 de la mañana hacía 9 grados, lo cual es frío en estas latitudes, no obstante temperatura fantástica para correr. Me planteé la carrera como entrenamiento de fuerza previo a comenzar el plan específico para la Marató de Barcelona. Viéndolo ahora, quizás haciendo la modalidad de 12K hubiera sido suficiente, ya que al final estuve 3:50 horas para completar la distancia, demasiado. 


Sin ser un experto en el trail, la carrera me pareció dura. Los 1500 metros positivos con sus 1500 negativos hicieron que hubiera largos tramos de subir y subir para a continuación bajar a cuchillo. La zona donde se realiza es muy bonita, pasé allí muchos días de niño. Tres valles muy húmedos de Gran Canaria con un terreno muy pesado y lleno de barro por las lluvias recientes.

Ya en kilómetro seis tenía los pies metidos en agua hasta las rodillas, corriendo el resto de la carrera con los pies completamente mojados, para volver a mojarse completamente sobre el km 20. Me tomé la carrera con mucha calma, disfrutando del paisaje y con el plan de Barcelona en mente. A mitad de carrera ya había desconectado mentalmente y me limitaba a seguir avanzando, pero sin el instinto competitivo.



Al final, una carrera dura, en un entorno frondoso y precioso que espero no me deje mucho daño muscular en el comienzo de un nuevo plan de entrenamiento de maratón en ruta. 

Share this:

CONVERSATION

8 Comentarios:

  1. Si en la variedad está el gusto, tu lo bordas Gonzalo. Y no me refiero solo musicalmente, hasta en las carreras lo aplicas!

    ResponderEliminar
  2. Chapoteando como un cochino y disfrutando como él.
    le pegas a todo... Mola

    Que pases muy Feliz Navidad... y ya nos vas contando BCN jajaja #sinpresión

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, un entreno un lelón largo, pero si lo disfrutaste tanto es que te debió sentar de maravillas.
    ¡Feliz 2015 y felices entrenos navideños para la Marató!

    ResponderEliminar
  4. 1500 positivos son muchos para ir sin entreno de montaña, hiciste bien en desconectar porque te podrías haber fundido, supongo que las agujetas habrán sido épicas, jeje. Felices fiestas Gonzalo.

    ResponderEliminar
  5. Como entreno te queda un poco largo, pero el disfrute no tiene límite.

    Muchas Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Tendrás agujetas hasta en las pestañas, pero esta carrera va a ser un entreno cojonudo de cara al maratón, no tengo dudas, estos entrenos siempre suman. felices fiestas Gonzalo

    ResponderEliminar
  7. Esas carreras con barro son muy duras, pero te fortaleceran mucho si no te quedan secuelas.Felices fiestas,un abrazo

    ResponderEliminar
  8. No está mal disfrutar como un cochino entre un maratón y otro, puede ser una buena terapia.
    Espero que 2015 sean un gran año para ti y para los tuyos y que sigas deleitándonos con tus peculiares entradas, un fuerte Abrazo amigo y Feliz Año.

    ResponderEliminar