Valencia Maratón 2015, mi cronica



La magia de la Maratón está en que por mucho que hayas entrenado nunca tienes la certeza de lo que va a ocurrir ese día. Hay un último cuarto de carrera donde cualquier cosa puede dar al traste con el trabajo de meses, donde los errores cometidos en la estrategia se pagan. Justo donde el esfuerzo mental se iguala al físico, donde los hombres se separan de los niños.

Llegué a Valencia a las 8 de la noche del sábado, apenas iba a estar 24 horas en la ciudad. Eso hizo que no viera ni la feria del corredor ni los principales enclaves turísticos de la ciudad. La combinación de turismo y correr que tanta satisfacción nos da cuando viajamos, no iba a poder realizarse esta vez. Este era un viaje única y exclusivamente maratoniano, llegar y golpear.

Al no conocer la ciudad, no tenía una idea clara del recorrido. Sabía que era mayormente plano y que transcurría por grandes avenidas, lo cual pude comprobar en el autobús de camino a la salida. Me sorprendió la cantidad de recursos destinados a la promoción de la carrera. La ciudad completamente engalanada con carteles escritos con "corre a animar" para movilizar a los ciudadanos, las vallas metálicas en carrera con el logo de Valencia Maratón, hasta el hotel donde me quedaba tenía los mantelitos del desayuno alegóricos a la maratón. Si Valencia ha doblado sus inscritos en cuatro años además de por un circuito amable, es porque están haciendo las cosas bien. Tienen una gran carrera.

El entorno de salida de la carrera es espectacular. El día ayudaba a hacerlo más fotográfico con mucho sol y temperatura primaveral. Sin embargo, como no todo puede ser perfecto, en mi opinión la salida se hace algo estrecha para lanzar el gran caudal de corredores. Este año la organización introdujo con buen criterio dos oleadas. Viendo las fotos de la salida, la segunda oleada no tuvo demasiados problemas para abrirse pronto, pero en la primera donde yo estaba costó bastante que se abriera la carrera. 




El plan, ¿qué plan?

Mi objetivo en Valencia era rebajar un par de minutos a mi anterior mejor marca personal obtenida este mismo año en Marzo en Barcelona (3:17:19), para hacer 3:15:00. Rascar algo a una MMP es cada vez más difícil así que debía salir muy concentrado. El plan era tener a la vista a la liebre de 3:15 durante toda la carrera e intentar dejarla atrás al final. Me ayudaría a conseguir el objetivo.

La salida. "Start me up"

La salida es estrecha y muy larga. Entré en mi cajón media hora antes de comenzar y ya todo el mundo estaba de pie esperando. Me negaba a estar media hora de pie, así que me senté en el suelo en un lateral del cajón para no gastar fuerzas que luego me serían necesarias.

Minuto de silencio por los ataques de París y se da la salida. No escuché pistoletazo, no sé si lo hubo. No veo a la liebre de 3:15 por ninguna parte, sólo veo a la de 3:30 pero muy alejada. ¿Me habré colocado mal en mi cajón? Por la distancia hasta la salida no lo creo, supongo que las liebres se han colocado demasiado delante. 

La liebre de 3:15 estaba muy adelantada, casi en la misma salida

La salida tan estrecha y en curva hace que la gente camine hasta el mismo arco de salida. Imposible trotar. Tardé dos minutos y medio en pasar por el arco. La liebre de 3:15 ya me debía llevar 1 kilómetro de distancia cuando salí así que el plan soñado se ha ido al carajo desde el minuto uno. Activamos plan B.

Kilómetros 1-5. "You gotta keep em separated"

Me sentí muy agobiado en los primeros cinco kilómetros. Era imposible ponerme en el ritmo objetivo de 3:15:00 (4:37 min/km), demasiada gente para unas calles iniciales no demasiado anchas. Había que ir con mucho cuidado. Sufrí varios amagos de zancadilla, un tipo levanta los dos brazos para saludar a su familia y me da un manotazo en la cara, una chica se cruza para que le saquen una foto y me arrolla. Me costó coger ritmo mucho más de lo deseable. Hasta el kilómetro 5 no comencé a correr a ritmo objetivo. De entrada había perdido ya unos 40 segundos sobre el objetivo de 3:15:00

Kilómetros 5-15. "Welcome to Nowhere Land"

Cuando ya de entrada le das 40 segundos a la maratón de ventaja en esta singular pelea que vamos a tener, tienes la tentación de recuperarlo todo en el siguiente parcial de 5 kilómetros y así ponerte en el ritmo objetivo en el kilómetro 10. Pero eso significaría tener que meter un buen acelerón en pocos kilómetros y lo acabaría pagando con creces al final de la carrera.

Supe mantener la calma y no venirme abajo a pesar del gran tiempo perdido en los kilómetros iniciales. La carrera es muy larga, me dije. Estos son kilómetros de la basura donde nada se decide pero mucho se puede perder si te vuelves loco. Así que continué a ritmo de 4:37 min/km aproximadamente aunque seguía con el tiempo perdido del principio.

En el kilómetro 10 adelanto a la liebre de 3:30. Me cuesta bastante por el mogollón que sigue a la liebre sin despegarse. Es un ejemplo de la inutilidad de las liebres en salidas estrechas donde se tarda mucho en pasar por el arco. A la liebre de 3:15 no la ví y a la de 3:30 la adelanté en el kilómetro 10 cuando iba ya a ritmos de hacer 3:17:00.

Iba demasiado concentrado como para recrearme con los enclaves turísticos de Valencia. Soy incapaz de recordar por donde pasé, sólo recuerdo ser un Terminator frío.

Kilómetros 15-21."Get the party started"

Voy mirando los tiempos de paso de cada parcial 5K que llevo apuntados a bolígrafo en la palma de la mano. Es el camino para llegar al objetivo. El desfase de tiempo inicial apenas ha sido rebajado algunos segundos, pero no hay problema. Soy consciente de que debo ir recuperándolo gradualmente para que la carrera no me pase factura. Estoy tranquilo y confiado. 

Tomo agua en cada avituallamiento y algo de isotónica también. Hay gran cantidad de voluntarios y es casi imposible que te pases uno sin la posibilidad de beber. Acelero un poquito aunque sin demasiadas alegrías, la fiesta puede empezar. Justo antes del paso de la Media veo en el público a Angel "Contador de kilómetros" que salta a la carrera y viene a darme la mano. Me da un subidón que casi hace que me olvide de que tengo que vigilar el tiempo de paso por la Media. Paso por mitad de carrera aproximadamente en 1:37:50, aún 20 segundos alejado de mi objetivo.

Si en la Media no estás en tu objetivo es fácil perder la confianza. Si no has podido pasar al tiempo deseado en los primeros 21 kilómetros, ¿cómo vas a poder recuperar en los siguientes 21 kilómetros? El cansancio hará mella y es más fácil que pierdas algo más. Pero lejos de pensar con esta negatividad, soy bastante optimista. En Marzo hice la segunda Media en Barcelona dos minutos más rápido que la primera, ¿Por qué no voy a poder repetirlo ahora?.

Hago control de daños y soy optimista, estoy bastante fresco a pesar de llevar 21 kilómetros encima. La Media hay que pasarla muy fresco en cualquier Maratón. Lo mejor de todo es que estoy pasando la Media dos minutos antes de lo que la pasé en Barcelona en Marzo. Eso me da mucha confianza.

Kilómetros 21-30. "Simpathy for the devil"

Si quiero bajar de 3:15:00 la clave va a estar aquí, hora de rugir. El final de la carrera lo dedicaremos a resistir, pero el tiempo debo hacerlo en estos kilómetros. Aprieto un poco. Me encuentro bien como para apretar más pero me digo "no te flipes que lo pagas al final". Voy recortando 3-4 segundos por kilómetro sobre el objetivo de 3:15:00. Hace algo de calor, pero no excesivo. La música ayuda.

El paso por el kilómetro 25 ya me sitúa a ritmo de 3:15:00. En el paso por el kilómetro 30 ya estoy por debajo. Cuando paso por el kilómetro 30 soy consciente de que hasta ahí han llegado mis tiradas largas entrenando, a partir de ahora entro en Finis Terrae. Entramos en la "dimensión desconocida", dicen que la maratón empieza aquí.

Tengo los isquios algo tensos y me duele un poco la parte baja de la espalda, pero me encuentro razonablemente bien para estar en el kilómetro 30. No he ido con ningún grupo en toda la carrera. La necesidad de recuperar todo lo perdido al principio de carrera hace que no me haya acoplado a nadie.

El angelito en la oreja derecha me dice "campeón, ya estás por debajo de 3:15. Lo único que tienes que hacer es mantenerte en 4:37 min/km y ya lo tienes. Cuidado con los excesos que la carrera aún es muy larga y lo puedes pagar". El diablillo de la oreja izquierda me susurra "ni puto caso al angelito, estás fuerte, te encuentras bien, revienta la carrera ahora y asegúrate margen para que si pierdes algo al final no se te vaya la marca". Me encuentro bien, hago caso al diablo.

Kilómetros 30-35. "Resistir es vencer"

Me he visto fuerte al pasar por el kilómetro 30, así que sigo apretando y no bajo el pie del acelerador. Estoy a ratos a ritmos de 4:30 min/km. He decidido ir a por la carrera, con valentía. Sin embargo 30 kilómetros en las piernas son muchos.

Aún no noto la ansiedad de los últimos kilómetros de otras maratones, cuando parece que los kilómetros no pasan. Me voy hablando todo el rato. "Sólo quedan 10 kilómetros. Eso es un día de rodaje fácil y recuperador. No me digas que no eres capaz de aguantar así 10 kilómetros más".

Los kilómetros pasan y hay ciertos momentos de crisis, donde el cerebro te pide que bajes un poco el ritmo. Pero me digo a mí mismo que no me puedo rendir tras todo el esfuerzo de los últimos meses de entrenamiento. Recuerdo las primeras series con mucho calor estando de vacaciones en verano, pienso en mi padre que estaría muy orgulloso. Lo que sea con tal de motivarme para seguir. 

Kilómetros 35-40. "Search & Destroy"

El paso por el kilómetro 35 me marca que estoy más de un minuto por debajo de 3:15:00. Me da un chute de autoconfianza. Estoy cansado pero no agotado, el ritmo no baja. Se nota calor a estas horas, pero el ritmo no decrece. Quedan 7 kilómetros para la gloria. Me encuentro bien como para aguantar, empiezo a estar confiado, lo que queda no es nada. Modo "Localizar y Destruir".

En el kilómetro 38 comienzo a agobiarme un poco. "¿Dónde está la puta ciudad de las Artes?, ya debería de verla. Dios que pase ya este sufrimiento". Le doy al ipod hacia adelante cuando salta una canción que no me motiva demasiado. Lo que sea para ayudarme a no desfallecer.


Kilómetros 40-42. "The power and the glory"

Y cuando menos te lo esperas ahí está a la vista la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Qué maravillosa visión, no tanto por su estética sino por el mensaje que recibo de "ya está hecho". Paso el kilómetro 40 todavía algo mejor que el 35 en relación al ritmo que tenía previsto. Sólo quedan dos vueltas al parque Romano, esto lo he hecho miles de veces.

Km 41, el reloj indica que lo voy a conseguir
 
Llega la bajada al Río y aquello es maravilloso. Todo cuesta abajo, el público animando haciendo un pasillo por el que apenas caben dos corredores. Es el Paraíso, el Valhalla maratoniano. Si no te aceleras aquí es porque no tienes sangre en las venas. Qué imagen!

Voy con todo, ya no me guardo nada. Sale el instinto asesino en esta parte final. Voy a hacer una gran marca y lo sé, sonrío. Entro en la Ciudad de Las Artes y las Ciencias y hay muchísima gente a ambos lados. Tiro a tope, debo estar a ritmos de 4:20-4:25 min/kms, como en los exprime-limones cuando haces la última serie después de la tirada larga. Pasas muchos arcos que te confunden sobre donde está la llegada. Giras a la derecha y de nuevo a la izquierda y ahí está la gloria, la alfombra azul encima de las aguas. Manos arriba y tiempo de 3:13:12


Cara de sufrimiento y felicidad en los últimos metros.

 Epílogo

Se cerró el círculo. En 2015 maratón número 15 bajando de 3:15:00. Cuatro minutos menos que mi anterior marca personal obtenida en Barcelona. Ni en mis mejores sueños creí que hubiera hecho esta marca. Corriendo en negativo, haciendo la segunda Media dos minutos más rápido que la primera, aumentando de ritmo cada parcial de forma gradual. Salió la estrategia perfecta, de menos a más. 



Voluntarios de diez, animándote, preguntándote en el guardarropa qué tal te había ido. Valencia tiene una gran carrera que seguro seguirá creciendo aún más en los próximos años. Gran Organización con muy pocas cosas a revisar. Acabarán seguramente haciendo la salida en más de dos oleadas debido a la estrechez de la misma. Un público muy numeroso, una ciudad volcada con el Running, un circuito amable propicio para marcas, Valencia sólo puede seguir creciendo. Una carrera muy recomendable de la que sólo salgo con la pena de no haber podido saludar en persona al maestro Toni Lastra debido a su fallecimiento este año. Siempre quise correr en Valencia para poder estrechar la mano de Toni Lastra. No pudo ser, pero me llevo el recuerdo de la gran carrera que él fundó hace 34 años.

Hasta la próxima!

Share this:

CONVERSATION

43 Comentarios:

  1. Guarda la katana Gonzalo, se merece un descanso después del carrerón que te has pegado. Increíble esa frialdad tras unos primeros km moviditos. Grandísima crónica, felicidades!!

    ResponderEliminar
  2. Máquina total. ¿Y ahora que Gonzalo? ¿A seguir rebajando la marca? Yo digo que..Si se puede!! Pero mientras, a disfrutar de esta que te lo has ganado!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Gonzalo, en primavera a por las 3:10. Tú lo puedes.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Gonzalo, la maratón de Valencia es una gran carrera y tú la has corrido como se merece. Tienes la distancia dominada, sigues progresando y te queda ilusión

    ResponderEliminar
  5. Fabulosa crónica, preciosa estrategia y tiempazo. El sueño de todo corredor es hacer una maratón, y tú ya llevas 15 y mejorando.

    ResponderEliminar
  6. Hola Gonzalo, en primer lugar felicidades por tu gran carrera. Llevo bastante tiempo siguiendo tu blog y hoy me animo a escribirte. Estaba esperando esta crónica con muchas ganas, ya que el domingo en Valencia corrí mi primer Maratón. Lo hice con el objetivo de terminarlo de una manera decente. Para ello he entrenado durante casi seis meses y puedo decir que cumplí el objetivo.
    En cuanto a cómo has ido contando tu preparación, yo he echado de menos más detalle en tus entrenamientos, aunque pueda parecer aburrido a mi personalmente me gustaba ver el detalle semanal de preparación.

    Un saludo, y nuevamente enhorabuena por tu carrera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la próxima lo retomo. Siempre hay alguien al que le aburre. En esta como publicaban algunas entradas en la Maratón de Valencia lo hice más genérico. En la próxima vuelvo a retomarlo. Felicidades, maratoniano!

      Eliminar
  7. Enhorabuena Terminator ;-) Que envidia de estrategia. Me alegra que hicieras ese carrerón por mi tierra.
    Pedazo de 2015, pero ¿por qué no esperar que 2016 sea mejor?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gonzalo ya te lo dije por el caralibro, Valencia y su Maratón te han hecho justicia.

    Este año te has marcado dos MMP y eso es indicación de que tu trabajo es consistente y bien enfocado.

    Lo mejor de todo es que tu límite se antoja lejano y aunque ahora toca disfrutar y saborear lo conseguido, sabes que a no mucho tardar tendrás otra vez ganas de sentir el sabor a sangre en la garganta.

    Un fuerte abrazo Campeón

    ResponderEliminar
  9. Leyéndote estaba reviviendo mi experiencia en Valencia. ¡Muchas felicidades!

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena Gonzalo. Gran carrera, corriendo de menos a más y eso es muy difícil. Muy calculador. Y una excelente crónica.

    ResponderEliminar
  11. Lo sabia!!! te lo dije hace tiempo, valencia te viene como anillo al dedo,
    no hay duda correr de menos a mas para los que somos de este planeta es la forma correcta...
    Me alegro un montón Gonzalo, vaya tiempo!!!
    Muy buena carrera y mejor crónica.
    Enhorabuena !!!!!

    ResponderEliminar
  12. 3.13, aún estoy flipando. Aún me acuerdo de cuando hablabamos de 3.30 y todo eso, me parece increible, ir a por 3.15 y acabar por debajo es la repera, con lo que cuesta rebajar ese tiempo (y lo que acojona salirse del paso por kilómetro previsto).
    Fin de la coba. Te falta una media a cuchillo, blandengue.
    Por cierto, hay un detalle genial en tu última foto, la del corredor tirado en la escalera al que le están quitando las zapas porque él no puede. Lo más.

    ResponderEliminar
  13. Tremendo, todo un MANUAL para los yonkies de la maratón.
    Enhorabuena, enhorabuena, enhorabuena.

    Por cierto, en mi última "la chuleta a boli en la mano" me duró solo hasta la media, jajajaja. He visto gente que se imprime los tiempos en una tira de papel y se lo coloca a modo de pulsera... en la próxima cae...

    Un abrazo, felicidades.

    ResponderEliminar
  14. Plas, plas, plas!!... Bravo Gonzalo!, gran carrera y gran crónica para un marcón!!... Aunque el hecho de que la 2a media te saliera minuto y pico más rápido q la primera, significa q como mínimo aún tienes ese margen de mejora... Q cabrona es esta carrera haces una gloriosa MMP y enseguida piensas donde podrías mejorar....


    Curioso lo q comentas de las liebres, después d mi experiencia en la LPA, he leido algún comentario sobre si las liebres deben salir delante, independientemente del ritmo... Ha quedado clarisimo q eso es un error, deben ponerse, lo más aproximadamente posible donde esté la gente q vaya a ir a ese ritmo

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena!! Te salio bordado, yo salí con un grupo más rápido de mi objetivo y lo pague caro palpando casi 20 min

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena Gonzalo!! Pedazo de marcón que has hecho. La estrategia es perfecta, es así como pienso que se debe correr una maratón. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. La experiencia es un grado para todo en la vida y es evidente que la maratón cada vez tiene menos secretos para ti. No seré yo quien la subestime y se que tu tampoco lo harás, pero se nota como manejas cada vez mejor las situaciones y en cuanto has dejado hacer esas maratones infernales de Gran Canaria y Madrid era evidente que tus MMP llegarían...... y que siga la racha. Espero que este 2016 te traiga pasito a pasito otra gran marca, un 3h10??? Seguro que lo vemos. Un fuerte abrazo sensei!!!

    ResponderEliminar
  18. Joder Gonzalo, que alegría, porque tú lo vales !! Un abrazazo maestro

    ResponderEliminar
  19. Enhorabuena por la carrera Gonzalo, un tiempazo que seguro que volverás a mejorar, por lo que cuentas ni sufriste y perdiste mucho tiempo al principio. Que pena no haberte visto para ponerte cara en persona.

    Lo de las liebres, totalmente de acuerdo, deberían ponerse cada una en la primera fila de su box y quizá hacer boxes cada 15' en este tipo de carreras, pero sobre todo controlando bien las referencias que se dan.

    Lo dicho, enhorabuena, ha sido un placer leerte como bloguero oficial.

    ResponderEliminar
  20. Una de esas crónicas que pone los la piel de gallina... Que da gusto leer, y seguro que te ha dado un gustazo escribir!!!

    Totalmente de acuerdo con lo de las liebres. No me cabe en la cabeza que todo el que quiera hacer una marca lo haga corriendo al mismo ritmo (o más o menos) que la liebre. Cada uno corre los 42 km de manera distinta, la liebre y su enjambre acaban siendo muchas veces un incordio para el que va regulando su ritmo y tiene que cambiarlo para adelantarlos.

    Muchas felicidades por esa carrera soñada. Bajar 4 minutos en maratón es una bestialidad y lo sabes! ;) Ahora a por el 3:10, que lo tienes en las piernas!!!

    ResponderEliminar
  21. Una crónica Majestuosa, como la gran carrera que hiciste. Increíble como corriste con cabeza, frialdad y dosificándote. Y lo has narrado con ese aire de Terminator, que caracteriza a tus crónicas. No se puede pedir más! Muchas felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  23. Enhorabuena Maestro y más que merecidas felicidades.
    Esta crónica es de las que hay que releer de vez en cuando.
    Si no llegaste a ver a la liebre de 3h15 ... como para seguirla ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Te leo y lo que mas me emociona es la inteligencia en carrera. Entrenar duro lo puede hacer cualquiera que quiera sacrificarse. Correr de manera inteligente no. La sangre fría, no perder la calma con los imprevistos de inicio de carrera. Y la sangre fría para hacer una evaluación sensata en los kilómetros finales y ver que tienes a la fiera mordiendo el polvo y decidir lanzar el ataque definitivo. Lo hice dos veces y leyéndote me reafirmo. Correré siempre con el muro en verde mientras mis piernas me lo permitan. Espero tu siguiente asalto sea con una camiseta de Bikila...;) Felicidades.

    ResponderEliminar
  25. Tenía ganas de leer esta crónica con tranquilidad y de disfrutarla. Y tanto que lo he hecho. Mi más sincera enhorabuena no sólo por haber conseguido mejorar tu marca, sino por todos los esfuerzos y sacrificios que has sido capaz de realizar durante el verano, de los entrenamientos metódicos, del afán de superación y de la forma tan minuciosa, objetiva y profesional con la que preparas este tipo de pruebas deportivas. Como persona, aunque no te conozco face to face, me has demostrado que eres muy grande. Pero como deportista, también eres un buen ejemplo a seguir. Sigue dando guerra muchos años, disfruta ahora de la gloria y ve pensando en tu siguiente objetivo...aún no has tocado techo y la barrera de las tres horas...seguro que te tienta destruirla. Un cordial saludo sevillano.

    ResponderEliminar
  26. Muchísimas felicidades Gonzalo!, estaba convencido de que lo conseguirías, estuve todo el tiempo pendiente de tí y mirando el reloj para saber que no tardarías, me alegró mucho encontrarte y poderte animar.Eres un máquina,un reloj....clavastes la carrera.Yo también creo que aún tienes mucho que decir en la maratón.Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Enhorabuena Gonzalo!!!
    Eres un crack mi hermano, muchas felicidades por esa gran carrera que haz hecho, de maestro, y la crónica fantástica.

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena Gonzalo!! gran carrera!!! y excelente crónica!! me ha encantado!! se lee un gran auto control y maestría en la distancia!!! felicidades!!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  29. Te sigo desde hace mucho tiempo, y tu evolución ha sido impresionando. Poco a poco, con mucha cabeza, con maratones mejores y otras peores, pero siempre con mucha cabeza y mucho trabajo, y eso al final ha quedado reflejado en carreras tan impresionantes como esta. Muchísimas felicidades Gonzalo...

    ResponderEliminar
  30. Quería leer esta crónica tranquilamente, hoy lo he conseguido y ha valido la pena.
    Cuando me enfrento a "mi maratón" siempre paso por aquí para reforzar ideas, conceptos y para que me subas la moral y lo haces.
    Enhorabuena Gonzalo, eres un "jrande"

    ResponderEliminar
  31. Enhorabuena maestro! Una carrera fabulosa y una crónica magistral. Darle un mordisco de 4 minutos a tu MMP no es moco de pavo, y eso que no hace mucho que asegurabas que tu mejor marca ya estaba escrita en piedra jajaja. Ahora hay que pensar en sub3:10!!!

    ResponderEliminar
  32. BRAVO¡¡¡¡, plas,plas,plas,plas. FELICIDADES GONZALO¡¡¡¡. Siempre buscando tu mejor version y siempre encontrandola, todo un ejemplo de que si quieres, puedes. Ahora a descansar, como siempre es el premio a tanto esfuerzo. Por cierto, te salio la carrera perfecta, que grande...
    Un fuerte abrazo y a seguir entreteniendonos¡¡¡.

    ResponderEliminar
  33. Enhorabuena bicho...que bueno¡¡¡ Eres un ejemplo a seguir por constancia y tesón.

    ResponderEliminar
  34. Pese a lo imprevisible del maratón, sabía dos cosas: 1. Que iba a salirte un carrerón, esto no me ha sorprendido nada y 2. Siempre tienes una buena crónica. Un gustazo leerte como siempre y sobre todo ver como consigues tus objetivos.

    ResponderEliminar
  35. Tercer intento de escribir comentario!! jajaja! A ver si ahora si... Felicidades Sosaku! Mi mas absoluta admiración por lo conseguido! Vaya crack! Nos vemos en las carreras!!

    ResponderEliminar
  36. Que gusto leer una crónica así
    Te fui siguiendo en la App y cada cinco mil tras la mm veía que la ibas a organizar gorda....
    Impresionante

    ResponderEliminar
  37. Aúpa Gonzalo¡¡¡
    Enhorabuena, corriste de manera muy inteligente durante la carrera y recogiste el fruto al final¡¡¡
    No nos engañemos, correr en negativo, es la mejor manera de disfrutar de un Maratón y de buscar marca¡¡¡
    Leyendo tu crónica, me has inspirado confianza, sabía que ibas a batir ese 3:15. Cuando uno llega al 30 como lo hiciste tú, sabe que lo va a romper¡¡
    Enhorabuena de nuevo

    ResponderEliminar
  38. Grande Gonzalo, estoy justo a 1 mes de enfrentarme a un reto en el que no sé muy bien cómo me metí pero que me ilusiona, pelearme con las 3 horas en la maratón de Málaga. Así que ya estoy alimentando mi cabeza con las experiencias de los demás. Esta crónica tuya, me hace tener aún más clara la estrategia: voy a intentar correrla en negativo (muy ligeramente, pero intentar guardar un poco los caballos en la primera media, y luchar en la segunda). Mi angelito me está diciendo que es una locura intentar esto en mi segunda maratón (oficial), pero el diablillo me dice que "Rocanrol!".
    La respuesta está ahí afuera, dentro de mí...

    Gracias por compartir tu experiencia!

    ResponderEliminar