Codopoly, mi crónica


El martes pasado estuve corriendo esta maratón de nombre CODOPOLY. Tenía organizado un viaje en Semana Santa al norte de Inglaterra donde está mi hermano este año y la carrera simplemente surgió, apareció casi por sorpresa. Estuve mirando algunas Medias Maratones tradicionales de asfalto por la zona pero todas estaban ya cerradas, y un día casi por casualidad me topo con una prueba que consiste en correr tres maratones o medias en tres días consecutivos. Para los menos brutos uno de los días estaba abierto para el que únicamente quisiera correr una maratón, y ese era mi caso.

La carrera se desarrollaba en la cuna de la revolución industrial, en una zona rural de prados y pequeños bosques, donde comenzaon las primeras máquinas de hierro. El recorrido era muy simple, una línea punto a punto a la que dabas tres idas y tres vueltas, algo muy típico de un Ironman donde te dan pulseritas para saber cuántas vueltas has dado. El terreno era duro y mayormente de tierra, por una zona donde hace años transitaba un tren histórico.

La Organización había enviado un plano con anotaciones a mano para llegar a donde comenzaba el circuito. Paramos en un pub que debía estar muy cerca de la salida y preguntamos. Allí nadie sabía nada de ninguna carrera. Empezábamos bien. Decidimos caminar un poco y en una zona de arboleda encontramos la carpa de la organización.

Intuía que debía haber muy pocos inscritos. ¿Qué clase de persona corre una maratón un martes día laborable? Más aún, ¿qué clase de friki decide correr tres maratones seguidas de lunes a miércoles?. La lista de inscritos estaba en la mesa de la organización y mostraba 47 inscritos entre las dos distancias. Cojo mi dorsal y paso el tiempo sacando algunas fotos. Hace bastante frío, entre tres y cuatro grados, y allí nadie calienta.


La lista de inscritos

La salida
El baño químico
El perfil medio de la gente que veo por allí es el de corredor veterano curtido en mil batallas. Algunos correrían para completar el COD Triple (tres maratones seguidas), otros como entrenamiento de entre semana para alguna otra prueba y otros por el simple placer de correr 42 kilómetros cualquier día. La carrera convalida para entrar en el 100marathonclub (100marathonclub.org.uk), el club de los corredores con más de 100 maratones en el Reino Unido, así que es probable que haya también algún coleccionista de maratones sumando una más en sus piernas un martes cualquiera.

Entrar en el club de los 100 maratones en el Reino Unido es algo más fácil que en España. Hay decenas de estos pequeños eventos a 100 kilómetros a la redonda de donde vivas. En España nos va más el postureo de los grandes eventos, pero en el Reino Unido todo es más sencillo. Por cada Maratón de Londres hay decenas de pequeñas maratones rurales.

Cuando quedan 5 minutos para las diez de la mañana nos dan un pequeño briefing y nos colocamos en la línea de salida. Somos muy pocos. Hace frío y el cielo está gris, como casi siempre en aquellas latitudes.


Listo para salir. #RunNowBeerLater #BeerRunners




Se sale muy lento y yo estaba decidido a hacer lo que hacía el grupo y además no conocía la zona, así que no me despego del grupo y de su ritmo cansino. El primer tramo transita por un bosquecillo frondoso que de noche tiene que asustar bastante. A ratos parecía que te fuera a salir en jinete descabezado de Sleepy Hollow.

Al poco de salir ya estoy con el grupillo de delante. Hablo con un tipo de la zona y le pregunto que si ha corrido el día anterior. Me dice que no y cuando se entera que soy español me pregunta que si la Maratón de Madrid era ese fin de semana. Le digo que es en Abril y me responde que el año pasado corrió Madrid y Málaga. Quiere impresionarme. Yo no me quedo atrás y le digo que he corrido Madrid tres veces. Esto es una partida de póker. Tiene pinta de galgo veterano con decenas de maratones en las piernas y sé que pronto arrancará, pero voy aguantando mientras disfruto del bello paisaje.


 
Río Severn


La carrera continúa por la ribera del río Severn, el más largo de Inglaterra. Sigue haciendo bastante frío aunque no me impide correr. El terreno es duro, con poca tracción y mucho socavón. Me doy cuenta rápidamente que 42 kilómetros en ese tipo de terreno va a ser duro muscularmente para las piernas. El tipo con el que he hablado antes se va con otros dos corredores y me quedo completamente solo. Bueno, solo es un decir porque al ser una carrera a tres vueltas continuamente te vas cruzando con otros corredores. Todos suben el pulgar cuando se cruzan con otro corredor. En España somos más de mostrar la palma de la mano para saludar, allí todos subían el pulgar así que también empecé a hacerlo yo.



Antes de llegar al punto de giro hay algo que no me cuadra, aquello mide más de 7 kilómetros. Le han metido 500 metros de más al recorrido y como hay que hacerlo 6 veces pues me voy a tragar tres kilómetros más en esta maratón. Es bastante fácil equivocarse. En el giro hay un tipo con su coche y una mesa con bebidas, ositos de goma, patatas fritas y galletas, y es probable que el tipo haya parado "a ojo" 500 metros más lejos.

De todas formas decido esperar a completar la primera vuelta para confirmar el exceso de metros, quizás haya fallado el Garmin. No me he percatado hasta ese momento que los primeros 7,5 kilómetros pican ligeramente hacia abajo. Así que ahora toca volver hacia arriba, entre pastos con ovejas y unas vistas increibles. 



Cuando llego de nuevo a la salida el Garmin marca algo más de 15 kilómetros. Confirmado, esta maratón tiene tres kilómetros más, va a tocar sufrir. Intento pensar en positivo y pienso que mejor así, que si la sorpresa hubiera sido al final hubiera sido peor. Soy un privilegiado por estar allí, por poder correr otra maratón más y por poder disfrutar de aquel paisaje. ¿Qué más da tres kilómetros más?

Cuando llego a "la Media" ya van algo más de 22 kilómetros y medio. Le digo al señor del punto de giro que aquello es más largo que una Maratón y me dice "Ah, sí?". No sé si es que efectivamente no lo sabe o que se está riendo de mí. De todas formas, aquello es una prueba para valientes y nadie se va a quejar porque haya tres kilómetros más. Todo lo contrario, correr tres kilómetros más te permite disfrutar de aquello un buen rato más.

Contrario a lo que pensaba, lo de correr de punto a punto tiene un efecto psicológico positivo. Te lo tomas como una carrera por tramos. Te dices a ti mismo "Vamos, hasta el próximo punto de giro y ya sólo quedará una vuelta". Y así fue. En el kilómetro 37,5 llego por tercera vez al punto de giro donde está el amable señor con su coche. Le doy las gracias por su asistencia en la carrera y giro hacia el final. Ya sólo quedan 7,5 kilómetros auque en tramo más bien hacia arriba. En este punto me da igual que queden 7, 8 o 10 kilómetros, únicamente hay que volver y ya tendré mi medalla en el cuello.

Cuando voy de vuelta y me quedan 5 kilómetros hay corredores que aún bajan. Les quedan 12-13 kilómetros lo cual vuelve a animarme pensando que lo mío es pan comido. Seguimos todos saludándonos con el pulgar en alto y la temperatura ha subido algo. Debemos estar a 7-8 grados. Y casi sin darme cuenta veo de nuevo la caseta donde empieza y termina la carrera.


La llegada

Avituallamiento final
He terminado los 45 kilómetros de esta carrera casi sin darme cuenta. El terreno de tierra con socavones y los tres tramos hacia arriba han tenido impacto en las piernas, pero me encuentro bastante bien, contento y eufórico. Toca abrigarse y ducharse.

Carrera terminada
 A los ingleses le encantan las medallas molonas. Las coleccionan. La de esta carrera es sin duda la mejor medalla que tengo. Este tipo de carreras sencillas, escénicas y con organización familiar te hacen replantearte bastantes cosas como corredor. Correr es algo simple, sencillo y natural. Muchas veces las carreras nos ofrecen detalles innecesarios de los cuales se puede prescindir.

Me gustaría acabar esta crónica con algunas fotos de mis compañeros de esta carrera de un martes cualquiera. Entre todos nos acompañamos para que a pesar de los únicamente 21 finishers, nunca nos sintiéramos solos. Muy grandes todos! A pesar de lo limitado de la Organización, ver las caras de felicidad de los participantes es algo que reconforta. Correr es un deporte para gente feliz.  












Share this:

CONVERSATION

17 Comentarios:

  1. Congratulations sir. Enjoy your journey and run!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Gonzalo, éstos son los maratones que curten al corredor.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Gonzalo, éstos son los maratones que curten al corredor.

    ResponderEliminar
  4. Q alucine, me encanta! Y visto lo visto, esos 3 kms son un regalo para alargar la fiesta! Felicidades, quiero ir!

    ResponderEliminar
  5. "Correr es algo simple, sencillo y natural". Amen.

    Felicidades, Gonzalo

    ResponderEliminar
  6. Que grande Gonzalo, autentico espíritu runner !! La medalla es una pasada !!

    ResponderEliminar
  7. Estas solo las corren los locos de verdad. Felicidades.

    ResponderEliminar
  8. Estas solo las corren los locos de verdad. Felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena tio, ya tenías tu ganas de un maratón así, bueno se puede decir que es un ultra jeje... la verdad es que debió ser una entrañable e inolvidable experiencia y me alegro por ello, un fuerte abrazo socio

    ResponderEliminar
  10. para cuando en Spain? aunque sólo de pensar en permisos, federaciones, carnets plus, seguros,concejales,cronos,exigencias de isotónicas no en vaso, agitado no batido,dopados, quejosos, no, definitivamente no.

    ResponderEliminar
  11. Aúpa Gonzalo¡¡¡
    Pues se puede decir que tuviste suerte de encontrar esta carrera, porque por lo que nos cuentas debió de ser una experiencia única...Eso sí, 45 km's¡¡¡¡ yo casi hubiera preferido que hubiera estado mal medida pero por defecto¡¡¡
    Como bien dices, correr es para gente FELIZ¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Que bonita experiencia!! Estoy completamente seguro que sera una de las que mas recuerdes porque algo tan singular siempre es especial. Enhorabuena crack!!

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena Gonzalo. Esto no cuenta como un maratón más, debería contar como un ultra, ya que la distancia ha sido superior.
    Aunque el tiempo es lo de menos. Tengo curiosidad por saber cuanto has hecho en un "maratón" así.

    ResponderEliminar
  14. Preciosa experiencia, que sencillo y natural es el correr y cuanto postureo le ponemos!!!

    ResponderEliminar
  15. Es un concepto muy interesante la verdad. Es muy de tonto-motivado. Te pilla en un mala tarde y te has apuntado a 100k en tres días del tirón.
    Y veo que ibas en manga corta, preparado para el terrible calor húmedo de la campiña inglesa.

    ResponderEliminar